Avisar de contenido inadecuado

El amor al dinero es la Raíz de todos los males.

{
}

Millonarios pero infelices

 

 

"No te afanes por hacerte rico; Sé prudente, y desiste. ¿Has de poner tus ojos en las riquezas, siendo ningunas? Porque se harán alas Como alas de águila, y volarán al cielo" (Prov. 23:4,5). 
 

LOS RICOS TAMBIÉN LLORAN...¡Y SANGRE!

Magnates, artistas y herederos que lo tienen todo para ser felices, excepto la felicidad. La fallecida Cristina Onassis, la modelo Naomi Campbell, Whitney Houston, el niño prodigio Macauley Culkin, Maradona o la princesa Estefanía de Mónaco son un claro ejemplo de que el dinero no da la felicidad.


Aunque parezca que es más fácil vivir la vida acompañados de mansiones, flamantes coches, o trajes de alta costura la historia demuestra que no es del todo cierto. Los millonarios suelen ir acompañados de un hastío de la vida que nunca les abandona.


Llevan vidas vertiginosas, plagadas de excesos. Gran parte de ellos sufren graves adicciones o son víctimas de la enfermedad de la anorexia o la bulimia. El amor tampoco les sonríe, relaciones interesadas, matrimonios que se suceden sin éxito y violencia de género.


Es el caso de la reina de los noventa que ahora muestra la imagen de la desesperación, Whitney Houston. La que fuera ídolo de masas hoy aparece sobre sus escasísimos kilos y su demacrada cara revela que no pasa su mejor momento. La bella cantante, según afirmó la revista "Nacional Enquirer" y miembros de su propia familia que temían por su vida, es adicta al alcohol y a las sustancias más letales como el crack ( clorhidrato de cocaína mezclado con cristales) y la heroína.


MALTRATADA.

Además la millonaria artista padece el síndrome de Diógenes (enfermedad psicológica que provoca que los que la padecen se encierren entre cuatro paredes acumulando basura a su alrededor).


También, y por si fuera poco, ha sido víctima de malos tratos físicos y psicológicos por parte de su ex pareja, el músico Bobby Brown, quien llegó a ser arrestado por su comportamiento conyugal. Con Bobby, la actriz y cantante mantuvo una turbulenta relación durante catorce años, de la que nació su hija, Bobbi Kristina.


No mucho más afortunada es Naomi Campbell. Una de las diez modelos mejores pagadas del mundo. Pero con la pantera negra llega el escándalo. Sus desencuentros con la justicia son su pan de cada día.


Una de las primeras contiendas judiciales de la top model tuvo lugar en febrero de 2001, cuando el tabloide británico "Daily Mirror" publicó unas fotos de la maniquí abandonando un centro de rehabilitación de drogadictos .


Más recientemente la conocida como "diosa de ébano" despidió de malas maneras, profiriendo toda clase de palabrotas, a su asistente personal en un vuelo aéreo, provocando que los pasajeros se quejaran a la compañía del comportamiento de la Campbell, que perturbaba su tranquila travesía.


En noviembre, además, fue arrestada por causar un escándalo en frente de la casa de su ex novio, al que la temperamental modelo insultó a grito pelado a altas horas de la madrugada, alterando el orden de un barrio residencial londinense.


Aunque éste no tiene vistas de ser el último arrebato de la bella top, que parece incapaz de encontrar la paz interior. Tampoco es afortunada en cuestiones sentimentales. Una larga retahíla de novios han pasado por su vida, acabando, en la mayoría de los casos, como el rosario de la aurora.


DROGAS, ALCOHOL E INFELICIDAD.


Y es que aunque aparentemente los ricos y famosos llevan una existencia rodeada de lujos y glamour, la realidad demuestra lo contrario. Su compañera de pasarela Kate Moss, no es mucho más feliz.


Hace ya dos años que confesó su adicción a las drogas y el alcohol. La justicia ha puesto en tela de juicio su papel como madre, debido a sus continuos excesos y su novio, el cantante de "Babyshambles", Pete Doherty, no se encarga de dar estabilidad a la guapa modelo.


Escándalos constantes, portadas de todos los diarios e infidelidades provocan que Moss pase por continuas depresiones.


Otro multimillonario incapaz de ser feliz es Michael Jackson, quien a pesar de poseer los caprichos más estrafalarios arrastra graves complejos y aparentes desequilibrios.


Las rarezas comenzaron ya en la adolescencia, cuando abandonó la banda que poseía junto a sus hermanos, los "Jackson 5". Familia con la que a día de hoy no mantiene una relación idílica. Famosas son sus peleas con Latoya o Janet.


No menos populares sus operaciones de estética para mutar el color de su piel o su afición a hacerse amigo de niños pequeños, motivo por el cual el vocalista fue denunciado y juzgado por abuso de menores, aunque finalmente fuera exonerado de todos los cargos.


SUICIDIOS Y SOBREDOSIS.


A Kurt Cobain o Maradona también le persigue la desgracia. El primero no fue capaz de sobreponerse de sus depresiones y adicción a los psicotrópicos y murió a los 27 años dejando huérfanos a miles de jóvenes de la "Generación X". En la actualidad es el muerto que más beneficios produce. Su viuda, Courtney Love, odiada por los fans de "Nirvana" ya que la acusan de no haber querido al músico, es la beneficiaria de las ganancias de Cobain.


En cuanto al argentino, el Dios del fútbol mundial, continúa siendo una leyenda viva. Aún así no ceja en su empeño de autodestruirse y malgasta su fortuna en continuas juergas de lo más perjudiciales para su salud.


En varias entrevistas ha confirmado su desengaño vital y la infelicidad de que es víctima desde que la fama llegó a su vida.


La realeza no se libra de las tragedias. Ejemplo claro de ello son las princesas de Mónaco, Carolina y Estefanía. Matrimonios que nunca cuajan, playboys que se aprovechan de ellas, infidelidades... .


Sobre todo Estefanía ha conocido el lado más amargo de la vida. Su madre muere en plena adolescencia de la princesa cuando se dirigen de París a Mónaco en coche, la princesa debe soportar los rumores que la culpabilizan como causante del accidente, ya que se comenta que es Estefanía la que va al volante sin poseer aún el carnet de conducir.


Más tarde se lanza a un sinfín de "affaires" amorosos fallidos. Hasta que contrae matrimonio con su guardaespaldas, Daniel Ducruet. Cuando todo parece haberse calmado es testigo de cómo su matrimonio se hace añicos en todas las portadas de la prensa sensacionalista.


Ducruet es protagonista de unas tórridas escenas junto a una bailarina de "striptease". Estefanía, desolada, intenta rehacer su vida sentimental sin éxito. Se casa en dos ocasiones más, aunque en estas ocasiones el amor tampoco dura. Además la relación con su hermana Carolina es nula y ha perdido a su padre, su único báculo.


Por su parte, Carolina no es más afortunada. El divorcio de Philippe Ducruet a una tempranísima edad, la viudedad de su gran amor, Stefano Casiraghi, dejándola sola con tres niños, un cáncer, que consigue superar, o los rumores de que su actual marido Ernst de Hannover es aficionado a la bebida, no contribuyen a una vida tranquila.


Los niños prodigio tampoco destacan por llevar vidas ejemplares y plenas. El protagonista de "Solo en casa", Macaulay Culkin ha sido víctima de su éxito. Su carrera se ve truncada a causa de la lucha mantenida por su custodia entre sus padres, que no quieren perder a la gallina de los huevos de oro.


En 2004 es detenido en por posesión de drogas, 17,3 gramos de marihuana y sustancias peligrosas obtenidas sin receta médica, como antidepresivos.


Además existe el rumor de que en su infancia sufrió abusos por parte del cantante Michael Jackson, afirmaciones que el actor negó reiteradamente durante su testimonio judicial, en 2005.


Acostumbrado a vivir deprisa, a los 18 años contrae matrimonio con Rachel Miner, de quien se divorcia en 2000, ante la negativa del actor a formar una familia.


MILLONARIAS DESGRACIADAS QUE YA NO ESTÁN.

El paradigma de los ricos desgraciados es Barbara Hutton, a quien se apodó "Pobre niña rica", libros, películas y series se han fijado en su trágica historia. La heredera del Imperio comercial "Woolworth" lo intentó todo para ser feliz, por desgracia para ella nunca lo logró.


Sufrió anorexia y bulimia, en sus últimos años de vida se alimentaba sólo de vodka y antidepresivos. La mujer más rica del mundo nunca fue amada por sí misma y sí muy envidiada sin fundamento. Sus maridos se aprovecharon de su riqueza y consiguieron acuerdos de separación sustanciosos y denigrantes para Barbara, que acabó sus días en una suite del hotel Ritz de París, sola.


Cristina Onassis, hija del naviero griego Aristóteles Onassis introdujo la tragedia como ingrediente principal de su existencia. Al igual que Diana de Gales, que tras sufrir años de infidelidades de Carlos de Inglaterra vivió el asedio constante de la prensa y el rechazo de la realeza que la tildaba de insegura, desequilibrada y loca.


Ningún hombre fue capaz de llenar su vacío. Traicionada por su amante James Hewitt se refugió en las obras de caridad y en su faceta como madre, convirtiéndose en la reina de los corazones del pueblo. Las masas supieron ver la tortura que vivía la guapa y rica princesa.


La muerte la encontró en el Puente de Alma (París) cuando parecía que su vida cobraba sentido junto al multimillonario Dodi AlFayed, hijo del magnate dueño de los almacenes Harrods, en Londres.

Si desea obtener la felicidad, lea la Biblia... 

{
}
{
}

Comentarios El amor al dinero es la Raíz de todos los males.

NO ENTIENDO NADA DE LO Q HAN ESCRITO

JESUS JOSE MARIA JESUS JOSE MARIA 07/07/2010 a las 00:08

Deja tu comentario El amor al dinero es la Raíz de todos los males.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre