Avisar de contenido inadecuado

Apártate de mí,señor,porque soy hombre pecador

{
}

 

¡Soy hombre pecador!
...Lo cual viendo Simón Pedro, se derribó de rodillas á Jesús, diciendo:
Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador. (Lucas 5:8)

 

LECTURA BIBLICA: Lucas 5:1 Y ACONTECIO, que estando él junto al lago de Genezaret, las gentes se agolpaban sobre él para oir la palabra de Dios. 2 Y vió dos barcos que estaban cerca de la orilla del lago: y los pescadores, habiendo descendido de ellos, lavaban sus redes. 3 Y entrado en uno de estos barcos, el cual era de Simón, le rogó que lo desviase de tierra un poco; y sentándose, enseñaba desde el barco á las gentes. 4 Y como cesó de hablar, dijo á Simón: Tira á alta mar, y echad vuestras redes para pescar. 5 Y respondiendo Simón, le dijo: Maestro, habiendo trabajado toda la noche, nada hemos tomado; mas en tu palabra echaré la red. 6 Y habiéndolo hecho, encerraron gran multitud de pescado, que su red se rompía. 7 E hicieron señas á los compañeros que estaban en el otro barco, que viniesen á ayudarles; y vinieron, y llenaron ambos barcos, de tal manera que se anegaban. 8 Lo cual viendo Simón Pedro, se derribó de rodillas á Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador. 9 Porque temor le había rodeado, y á todos los que estaban con él, de la presa de los peces que habían tomado; 10 Y asimismo á Jacobo y á Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Y Jesús dijo á Simón: No temas: desde ahora pescarás hombres.

Pedro, Jacobo y Juan eran pescadores de oficio. Sabían todas las maneras de llevar a cabo su trabajo del cual vivían.

Por experiencia, sabían que a veces había pescas buenas y otras veces no se conseguía nada, por mas que se intentara toda una noche. En este caso, era una noche de trabajo inútil, pues no pudieron atrapar ningún pez.

Llegaron a la mañana con sus redes vacías. Pero Jesús entró en el barco de ellos, y para asombro de estos expertos pescadores, El dijo: ¡ Echad la red para pescar.!

No faltó el reproche inmediato de Pedro diciendo que lo habían intentado toda la noche, no obstante accedió y dijo:
-En tu palabra echaré la red. ¡Delegando toda la responsabilidad en Cristo, pues según el, ya lo había intentado.!

Entonces... ocurre el milagro: ¡No solamente salieron peces, sino que eran tantos, que la red se rompía.!

A duras penas, con la ayuda del otro barco pudieron traer las redes con los peces a tierra.

¿Cual fue la reacción de Pedro.? ¿Que surgió de su corazón.? Su declaración fue: ¡Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador. !

No pensó en la ganancia que le daría los peces. Tampoco en elogiar el milagro del maestro.

Sino que su razonamiento fue mas profundo, pues pensó en la condición de su corazón, en su vida, la cual el mismo se autodefinió como un pecador. En el milagro reconoció al hacedor del mismo, su poder, divinidad y santidad.

No se conformó con ver con complacencia las redes llenas, sino que levantó sus ojos y miró a Aquel por cuya Palabra, fue hecho.

Pedro se reconoció pecador, e indigno tan siquiera de estar delante de la presencia del Señor, pues le dice:
-Apártate de mí.

EL vio a Cristo con los ojos de la fe, lo vio como el Hijo de Dios, y no solamente como aquel que llenó una red de peces.

¡Oh, si la gente de hoy en día vería a Jesús de esta misma manera.. que distintas serían sus vidas!

Pero tristemente muchos quieren ver en Jesús, como aquel que va llenar sus redes de peces, es decir, que piensan solo en beneficios materiales.

Muchos predican un falso evangelio que consiste solo en beneficios de Jesús. Para ellos la red llena de bendiciones materiales, es el tema principal.

Nos preguntamos: ¿Porque hay tan poca verdadera entrega de corazón a Cristo hoy día.? ¿Porque hay menos reconocimiento de pecados.? ¿Quién se siente sucio e indigno de estar delante de la presencia del Señor como lo hizo Pedro.?

La generación actual tiene la vista tan fija en los beneficios de una red llena de materialismo, que no puede levantar su mirada para ver a Jesús.

Y porque no conocen a Cristo, no abandonan sus pecados, pues si vieran al Señor con los ojos de la fe, podrían ver Quien es El, que es todo-santidad.

Y por contraste se verían a si mismo, ni mas menos como miserables pecadores que necesitan de la misericordia de Dios.

Estimado amigo/a:

¿Donde está puesta tu mirada en esta historia.? ¿En la red de peces... o en Jesús.?

Si tu cristianismo solo consistió en los beneficios externos que puedes recibir de Dios, aún no has visto al Salvador y tampoco el estado de tu corazón.

Te invito a levantar tu mirada, y ver a Aquel que murió en la cruz por tus pecados. Siente la santidad del Hijo de Dios que se entregó por ti, y reconoce en este día que eres pecador. ¿Sabes cual fue la respuesta de Cristo a Pedro, una vez que este se humilló.?

Le dijo: No temas, desde ahora pescarás hombres.

De la misma manera si encuentras hoy al Salvador, sabrás que el valor de ser creyente, no son las cosas materiales de este mundo, sino que puedes ganar a otros para Cristo, como pescador de hombres.

Pero antes que nada, que primero El "te pesque" a ti hoy.

Mateo 13:47 Asimismo el reino de los cielos es semejante á la red, que echada en la mar,
coge de todas suertes de peces

Por Alejandro Riff

Textos Selectos:

Hechos 20:24 Mas de ninguna cosa hago caso, ni estimo mi vida preciosa para mí mismo;
solamente que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús,
para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.

{
}
{
}

Comentarios Apártate de mí,señor,porque soy hombre pecador

EL REINO DE DIOS ES CRISTO MISMO
ALELUYA

Lucas 17:20-24
Preguntado por los fariseos, cuándo había de venir el reino de Dios, les respondió y dijo: El reino de Dios no vendrá de modo que pueda observarse, ni dirán: Helo aquí, o helo allí; porque he aquí el reino de Dios está entre vosotros. Y dijo a los discípulos: Días vendrán cuando desearéis ver uno de los días del Hijo del Hombre, y no lo veréis. Y os dirán: Helo allí, o helo aquí. No vayáis, ni corráis detrás. Porque como el relámpago que al fulgurar resplandece desde un extremo del cielo hasta el otro, así también será el Hijo del Hombre en Su día.
CUANDO LOS FARISEOS INTERROGARON AL SEÑOR ACERCA DE LA VENIDA DEL REINO DE DIOS, ÉL RESPONDIÓ QUE EL REINO DE DIOS NO VIENE DE MODO QUE PUEDE OBSERVARSE. ESTO SIGNIFICA QUE EL REINO DE DIOS NO ES VISIBLE NI OBSERVABLE, SINO QUE ES INVISIBLE, YA QUE NO SE PUEDE PERCIBIR CON LOS OJOS FÍSICOS.
 EN LA RESPUESTA QUE EL SEÑOR DIO A LOS FARISEOS SE EXPRESA QUE EL REINO DE DIOS ES EN REALIDAD EL SALVADOR MISMO. ES POSIBLE QUE EL SEÑOR LES ESTUVIERA DICIENDO: “NO PODÉIS VER EL REINO DE DIOS, PERO ESTÁ ENTRE VOSOTROS AHORA MISMO. AUNQUE EL REINO DE DIOS ESTÉ AQUÍ AHORA, NO TENÉIS LA PERCEPCIÓN ESPIRITUAL PARA VERLO. NECESITÁIS OJOS ESPIRITUALES PARA VER LAS COSAS ESPIRITUALES, PARA VER EL REINO DE DIOS. EN REALIDAD, EL REINO DE DIOS ES UNA PERSONA MARAVILLOSA. CON VUESTROS OJOS FÍSICOS PODÉIS VER LA EXISTENCIA FÍSICA DE ESTA PERSONA, PERO NO TENÉIS LA VISTA ESPIRITUAL PARA PERCIBIR SU REALIDAD ESPIRITUAL. LA REALIDAD ESPIRITUAL DE ESTA PERSONA ES EN REALIDAD EL REINO DE DIOS. POR LO TANTO, OS DIGO QUE EL REINO DE DIOS ESTÁ ENTRE VOSOTROS AHORA, PERO NO PODÉIS PERCIBIR ESTA REALIDAD ESPIRITUAL”.
 LOS VERSÍCULOS DE 22 AL 24 COMPRUEBAN QUE EL REINO DE DIOS ES EL SALVADOR MISMO, QUIEN ESTABA ENTRE LOS FARISEOS CUANDO ELLOS LE INTERROGARON. DONDEQUIERA QUE ESTÉ EL SALVADOR, ALLÍ ESTÁ EL REINO DE DIOS. EL REINO DE DIOS ESTÁ CON ÉL, Y ÉL LO TRAE A SUS DISCÍPULOS. ÉL ES LA SEMILLA DEL REINO DE DIOS QUE SERÍA SEMBRADA EN EL PUEBLO ESCOGIDO DE DIOS PARA DESARROLLARSE HASTA SER EL REINADO DE DIOS. DESDE QUE ÉL RESUCITÓ, ESTÁ DENTRO DE SUS CREYENTES
JUAN 14
20 En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros. 
 
POR ESTO, EL REINO DE DIOS HOY SE HALLA EN LA IGLESIA
ROMANOS 14
17 porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo.

GRACIA   Y   PAZ
 
JAIME BARBOZA  SALAS JAIME BARBOZA SALAS 11/03/2010 a las 23:08
amigos necesito su ayuda aunque simpre hago oracion a cristo mi señor y salvador no puede apartarme del pecado de la carne, ayudenme hermanos ya que siempre prometo a mi señor no pecar vuelvo a pecar n la carne y cuando lo hago pasa un tiempo y despues se me olvida pero vuelvo a caer y creanme hermanos ya no soporto ser un pecador yo le pido a cristo mi seños trabajar para el mediante la prediccion pero aunque siento que ya estoy preparado para predicar la palabra no me ha llamado diso para hacerlo estoy arrepentido pero hermanos siempre caigo y me abooresco a mi y mi persona por ser un pecador que no meresco la misericordia de dios que hago hermanos le pido su ayuda para que oren por mi para que no caiga en las garras del pecado
saludos hermansos
jorge garcia jorge garcia 24/03/2011 a las 05:02

Deja tu comentario Apártate de mí,señor,porque soy hombre pecador

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre