Avisar de contenido inadecuado

Apocalipsis Capítulo IV

{
}

Apocalipsis - Capítulo 4

Antesala de las <<cosas que sucederán después de éstas>>

Visión de la Autoridad Celestial

 

Introducción

Con este capítulo, comienza la tercera y última sección del libro de Apocalipsis, la que tiene que ver con <<las cosas que han de ser después de éstas>>. ¿Cuáles son las cosas que han sido después de las que vienen?, evidentemente las que atañen a la era de la Iglesia (caps. 2 y 3). Veremos que los capítulos 4 y 5 constituyen como una especie de prólogo a los juicios que siguen a continuación ya en el marco de los últimos siete años antes de la venida en gloria del Señor junto con su Iglesia glorificada (ver 6: 16). A diferencia de los capítulos 2 y 3, donde la Iglesia recibe la atención de este libro, en este capítulo 4, la atención se volcará hacia el Señor y la adoración que recibe en el Cielo, de todo lo cual Juan, es espectador y testigo.

Comentario

(V. 1-3) Juan fue llevado ante el Trono

<< 1 Después de esto...>> : En griego, <<metá taúta>> . Como ya hemos adelantado, se refiere a todo el proceso de la Iglesia sobre este planeta, sintetizada en las siete cartas del Señor enviadas por Juan a las siete iglesias del Asia Menor. En ese momento, en la economía de Dios, la época de la dispensación de la Iglesia, en la cual todavía estamos (y no queda mucho a mi entender), ya ha quedado atrás. El vocablo iglesia , tan prominente en los capítulos 2 y 3, ya no vuelve a surgir hasta el 22: 16. Veámoslo: <<Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias...>> . Esto está al final del libro, y a modo de epílogo, el Señor reafirma su intención de hacer saber a la iglesia las cosas que acontecerán. No obstante, como decimos, la palabra iglesia ya no sale más a lo largo del libro, ¿por qué?, porque ya no está en medio de las <<cosas que han de suceder después de éstas> >, porque ya no está en la tierra, porque está en el Cielo. Solamente aparece el vocablo Esposa, refiriéndose a la Iglesia glorificada, y como tal, está con el Señor (Ver Ap. 19: 7; 21: 2; 21: 9; 22: 17). Así pues, la Iglesia sólo aparece al principio del libro, luego se va con el Señor (Ver 1 Ts. 4: 13-18), y reaparece en el libro a punto de entrar en las Bodas (19: 7, 8), después de haber pasado como individuos por el Tribunal de Cristo en los Cielos (Ver Ro. 14: 10; 2 Co. 5: 10). A continuación, comentando sobre 4: 1, cito al editor y comentarista Herb Vander Lugt, que dice: <<Desde este punto en adelante, el centro de la visión de Juan es lo que guardaba el futuro, no sólo para él, sino también para nosotros. Hoy en día vivimos en la era de la Iglesia. Comenzó el día de Pentecostés y terminará con el Arrebatamiento: El acontecimiento del cual habló Jesús en Juan 14: 1-4, y que Pablo describe en 1 Tesalonicenses 4: 13-17. El hecho de que la iglesia no se mencione en el resto del libro de Apocalipsis, nos da razones para creer que ya no estará en la Tierra cuando se desencadenen esos impresionantes acontecimientos>>

Enoc y Elías

La Biblia nos ofrece un par de paralelismos o tipos de arrebatamiento. Sólo prestemos atención al caso de Enoc y del profeta Elías. Ambos escaparon de la muerte y fueron directamente al cielo. De igual modo será la Iglesia sacada de este mundo antes de que se empiecen a cumplir las profecías finales referentes a Israel y a su papel en los muy últimos días. Sigue comentando Vander Lugt al respecto: <<Esto explica por qué las referencias a la Iglesia se sustituyen con referencias a Israel y a los judíos: <<La raíz de David>> (5: 5); los 144.000 de las doce tribus (7: 1-8); las medidas del templo (11: 1); la ciudad santa (11: 2); el monte Sion (14: 1); y la montaña de Meguido (el Armagedón de 16: 16)>>.

(V.1) << 1 Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá, y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas>> : Juan es invitado a subir al <<centro de control del universo>>, al mismo Cielo donde reside el Consejo de Dios. Se le abre una puerta o acceso a la misma presencia de Dios. A partir de ese momento, proféticamente, acaba la era de la Iglesia en este mundo. La primera voz que oyó, evidentemente fue la del Señor Jesucristo (ver 1: 10). El Señor no sólo llama a Juan, sino a todos sus condiscípulos (la Iglesia) a estar con Él para siempre (ver 1 Ts. 4: 17). El Señor está muy interesado en que la Iglesia sepa las cosas que han de acontecer una vez ésta ya no esté en este mundo.

(V. 2) <<Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado>> : Instantáneamente, ya estaba en el Cielo. Pablo enseña que el Arrebatamiento de la Iglesia se producirá de igual manera, <<en un abrir y cerrar de ojos> > (1 Corintios 15: 52). En el caso de Juan, seguramente fue sacado de su cuerpo y llevado su espíritu al Cielo. En el caso de la Iglesia, todos sus componentes seremos trasladados a los cielos a recibir al Señor en las nubes, transformándose nuestros cuerpos mortales en cuerpos glorificados en el proceso de ascender.

Dios, en control

<<... un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado>> : De las 62 veces en que sale en el N.T. el vocablo <<trono>>, 47 son salidas del testimonio de Juan. Ya la mención del trono de Dios se hace patente justo al empezar el libro (ver 1: 4b). Diecisiete veces se menciona el trono en los capítulos 4 y 5. En estos mencionados capítulos, el trono es símbolo del poder absoluto con que Dios gobierna y ejerce dominio, aun durante el periodo más nefasto de la humanidad, la Gran Tribulación, sobre todo lo que en la Tierra está ocurriendo. ¡Dios tiene el control absoluto sobre todo y todos!

(V. 3) << 3 Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda>> : Ezequiel, una vez describe algo parecido: <<Y sobre la expansión que había sobre sus cabezas se veía la figura de un trono que parecía de piedra de zafiro; y sobre la figura del trono había una semejanza que parecía de hombre sentado sobre él>> (Ezequiel 1: 26) . No obstante, Juan también nos habla de Alguien que estaba sentado en el Trono, pero rehuye el describirlo en su forma, y sin embargo lo describe siguiendo un cuidado simbolismo. Lo compara a dos piedras preciosas de profundo simbolismo en su color y en su aspecto: El jaspe y la cornalina. La primera y última de las doce piedras preciosas que llevaba el sumo sacerdote en el pectoral era una piedra sárdica o cornalina y un jaspe (ver Exodo 28: 17-20).

El jaspe

El jaspe que aquí se menciona en primer lugar, es una piedra preciosa translúcida, de dureza diamantina, como de cristal de roca. Esa transparencia nos habla de santidad, de pureza y de perfecto conocimiento; y es duro, hasta el extremo de romper todas las resistencias.

La cornalina

La cornalina o sárdica, también llamada rubí, es roja, símbolo aquí de la ira de Dios en el juicio que se prepara contra los rebeldes. En Exodo 28: 17, figuraba en primer lugar, representando a la tribu de Rubén, mientras que el jaspe figuraba en último lugar, representando a la tribu de Benjamín. El que está sentado en el trono esta listo para juzgar con verdad, rotundidad y total justicia.

(V. 3b) <<... y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda>> : Nótese que el arco iris está alrededor del trono; lo cual resulta en un círculo completo. Esto nos habla de la inquebrantable fidelidad de Dios, la cual está por encima de todas las resistencias, rebeldías e infidelidades de los hombres. Este arco iris difiere del natural que consta de siete colores. Lo compara con la esmeralda, piedra de color verde, que nos habla de la esperanza y de la misericordia divina. En su ira, Dios se acuerda de Su misericordia (ver Habacuc 3: 2).

(V. 4-8) Juan narra lo que ve en la sala del Trono de Dios

(V. 4) << 4 Y alrededor del trono había veinticuatro tronos; y vi sentados en los tronos a veinticuatro ancianos, vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas>> : ¿Quiénes son esos 24 ancianos, cada uno de ellos sentado en un trono? Son gobernantes espirituales. Tienen ropas blancas, que simbolizan santidad. Tienen dignidad real ya que llevan coronas de oro en sus cabezas y están sentados en tronos. Están vinculados con la labor sacerdotal (ver 5: 8), cosa que no se puede decir de los ángeles. Son la representación del conjunto de todos los vencedores (los llamados a serlo) mencionados en los capítulos 2 y 3, una vez ya han sido resucitados (o arrebatados); llevados al Cielo, juzgados (el Tribunal de Cristo), recompensados y entronizados. Son los vencedores , porque la palabra corona , se traduce de la palabra griega stéphanos que designa la que lleva en su cabeza el vencedor . Conque son de oro estas coronas, no sólo nos habla esto de la victoria prometida y conseguida, sino además del elemento de realeza anteriormente mencionado. Son victoriosos y glorificados. son reyes sacerdotes: Son la Iglesia glorificada. Juan tiene el privilegio de ver antes de que ocurra en el tiempo, la glorificación de los santos vencedores de todos los tiempos, representados aquí por estos 24 ancianos.

(V. 5)   << 5 Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios>> : Los relámpagos y los truenos son en la Biblia manifestaciones del poder y de la majestad de Dios (ver 8: 5; 11: 19; 16: 18; Exodo 19: 16; S. 18: 8-16). En este caso, el poder y la majestad fluían directamente del Trono; de la misma presencia del Rey de reyes. Juan ve también siete lámparas ardiendo, y explica que esas siete lámparas son los siete espíritus de Dios. Ese es el Espíritu Santo, ya mencionado en 1: 4, recordemos: << 4 Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir , y de los siete espíritus que están delante de su trono>> .

(V. 6) << 6 Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás>> :

El vidrio, en la antigüedad, no era como el actual; era opaco, oscuro y carísimo. Sólo los verdaderamente potentados podían adquirirlo. En otras palabras, el vidrio de entonces era señal de gran valor. Un << mar de vidrio >>, por tanto, representaría un mar en calma, tranquilo, constituido por los elementos que la humanidad ansía tener y no tiene, porque son muy caros, porque sólo pueden venir de la presencia de Dios: Verdaderas, paz y seguridad. Nótese que ese mar está delante del trono de Dios ¡Qué diferencia este mar celestial comparado con el mar de las naciones, que es tempestuoso, agitado por olas traidoras y tormentas destructoras!

Los cuatro seres vivientes

<<... y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás>> : No son animales esos <<seres vivientes>>, en cuyo caso en el griego sería <<Thería>> , que se traduce por bestia . Es evidente que esos seres vivientes son seres creados, aunque angelicales. La palabra griega que se traduce por << ser viviente >> es <<zóa>> . Esta palabra puede aplicarse a todo lo que vive; aplicable incluso a la vida eterna. Pudieran ser serafines (ver Isaías 6: 2), ya que tienen seis alas cada uno, seres angelicales santos muy próximos a Dios. También podrían ser querubines, según los describe el profeta Ezequiel (ver Ezequiel 1: 4: 11; 10), aunque esos seres santos sólo tienen cuatro alas. Desde donde está Juan, los ve en medio del trono; esto es, en frente del trono, y rodeando el trono. Estando llenos de ojos, pueden continuamente ver y escudriñarlo todo, ante ellos, y detrás de ellos. Aquí vemos un claro ejemplo de delegación de funciones por parte de Dios, en este caso, a seres angelicales santos.

(V. 7) << 7 El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando>> : Juan intenta comparar lo que ve con lo que conoce. No siempre es fácil. Ya Ezequiel, algunos siglos antes intentó lo mismo cuando vio lo mismo que Juan veía (ver Ezequiel 1: 4-11). Como ya dijimos, no debemos caer en la trampa de pensar que esos seres vivientes son animales, aunque Juan nos los describa así. Hay innumerables cosas que desconocemos, que están en los Cielos, y que un día conoceremos. Nuestra capacidad de comprensión y asimilación aquí en la tierra y en nuestra mente actual, es demasiado limitada. Esta es la razón por la cual Dios prohibió a Israel el hacerse imagen de las cosas que están en los Cielos (ver Exodo 20: 4), porque fácilmente se puede idolatrizar lo creado por Dios, aun lo santo que está en los Cielos, pero que no es el mismo Dios. Lo que sí podemos destacar aquí, es que Dios cuenta con Su creación que le es fiel y leal para el desempeño de diversas funciones.

(V. 8) << 8 Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir>> : Leemos en Isaías 6: 2, 3 <<Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban. Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria>> . Esto es lo que vio Isaías tras declarar que previamente vio al Señor sentado en el trono (Is. 6: 1). Específicamente el profeta nos dice que eran serafines.  Seres celestiales de elevado rango desempeñando su función: La de la adoración. En el Libro de Enoc , vemos que se nos divide a los seres celestiales, llamémosles, angelicales, en cuatro grupos diferentes: Los Serafim, Querubim; Ofanim, y el resto de los ángeles. En ese orden de importancia. Al igual que los serafines que vio Isaías, éstos que vio Juan también adoraban a Dios de igual modo.

(V. 9-11) La coordinación en la adoración

<< 9 Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos, 10 los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo: 11 Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas>> : La iniciativa parte de los seres vivientes que están rodeando el trono. Cuando proceden a adorar, entonces los 24 ancianos (que representan a la iglesia glorificada), hacen lo mismo; además, arrojando sus coronas ante Dios, dando con eso a entender que todo lo que son y han recibido les viene de Dios exclusivamente. ¿Por qué los primeros en adorar son los seres angelicales, y luego los seres humanos? Quizás la razón sea porque Dios creó antes a los seres angelicales que a los hombres, y los primeros ya llevan adorando a Dios en los Cielos mucho tiempo; antes que los hombres que son redimidos y serán resucitados o (y) transformados .

{
}
{
}

Comentarios Apocalipsis Capítulo IV

Fueron muy excelentes>
Oswaldo A. Gómez. Oswaldo A. Gómez. 03/02/2011 a las 21:55
apocalipsis capitulo 4 :  son tan distintas las interpretaciones que tenemos, que esto no es para crear una contienda con usted.. yo lo respeto mucho ya que he leido sus escritos ..creo que usted es un hombre de DIOS y con más razón le respeto todavia..
LA INTERPRETACIÓN DEL APOCALIPSIS QUE YO RECIBÍ DEL SEÑOR ES MUY DIRENTE A LA DE USTED Y MIRE QUE YO NO ESTUDIE ESTE TEMA A LA LIGERA YA QUE HACE MUCHOS AÑOS , CASI 30 YA QUE ME DEDICO FERVIENTEMENTE AL ESTUDIO E INTERPRETACIÓN DE LOS TEXTOS PROFETICOS ..TENGO 42 AÑOS Y DESDE MUY PEQUEÑO ESTUDIO LAS ESCRITURAS .

PERO QUIERO IR AL PUNTO : YO ENTIENDO QUE APOCALIPSIS CAPITULO 4 ES LA PARTE MÁS DIFICIL DE INPERPRETAR ..PERO YO LA HE INTERPRETADO GRACIAS A DIOS ...

APOCALIPSIS NO ES UN LIBRO INDEPENDIENTE , O SEA QUE NO SE PUEDE INTERPRETAR APOCALIPSIS SIN TENER LOS SENTIDOS ESPIRITUALES DE DIOS ..QUIERO DECIR QUE PARA INTERPRETAR LA REVELACIÓN HACE FALTA UN CRECIMIENTO ESPIRITUAL ,DEJANDO DE SER UN NIÑO EN CRISTO ,PARA MIRAR LAS COSAS MÁS SERIAMENTE..

SE DEBE TENER CONOCIMIENTO GENERAL DE TODA LA BIBLIA , PARA NO EQUIVOCARSE..PERO NO SERIA UN CONOCIMIENTO INTELECTUAL ,SINO UN CRECIMIENTO ESPIRITUAL ..

APOCALIPSIS CONTIENE LA PARTE PROFETICA QUE DEBIA SER INTERPRETADA POR LOS QUE MÁS CRECIDOS ESTABAN EN LA IGLESIA DE ENTONCES, Y HOY ES LO MISMO ..

CREO QUE LOS MÁS CRECIDOS ESPIRITUALMENTE EN LA IGLESIA SERIAN LOS LIDERES , AL MENOS ESO SUPONEMOS , SIN EMBARGO YO VÍ LIDERES MUY CARNALES ...

CREO QUE ESA MISIÓN DE REVELAR LO REVELADO , ES TAMBIEN HOY UNA OBLIGACIÓN DE LOS QUE MÁS RESPONSABILIDAD TIENEN EN LA IGLESIA , POR HABER RECIBIDO MAS DONES DEL ESPIRITU ..EL PUEBLO SIN PROFECIA PERECE , DE ESTO ESTOY SEGURO..

PARA MI EL CAPITULO 4 DE REVELACIÓN DESCRIBE LOS HECHOS DE LA REVELACIÓN QUE SOLO LE FUE MOSTRADO JUAN..Y NO VEO EN NINGÚN LUGAR DEL CAPITULO EL HECHO DE LA ASCENCIÓN O ARREBATAMIENTO DE LA IGLESIA , SOLO VEO A JUAN EN EL ESPIRITU DELANTE DE LA CORTE CELESTIAL . NO SE DONDE ESTÁ EL ARREBATAMIENTO. 

PARA MI SU INTERPRETACIÓN ES CONFUSA ..TAL   VEZ  SI YO TOMARA LOS TEXTOS DE OTROS LIBROS  LOS CUALES USTED TIENE ,PODRIA COMPRENDER UN POCO MEJOR LO QUE TRATA DE DECIR ..PARECE UNA INTERPRETACIÓN EXTRAÑA ...

NO CREO QUE PROVENGA TOTALMENTE DEL ESPIRITU DE DIOS ESTA INTERPRETACIÓN , NO DIGO QUE USTED NO DEA DE DIOS, SINO QUE CREO QUE USTED SE DEJÓ LLEVAR UN POCO POR OTROS ESCRITORES ...O INTERPRETÓ ERRONEAMENTE EL APOCALIPSIS , LO QUE PODRIA HABER SUCEDIDO YA QUE NO SOMOS PERFECTOS Y EN PARTE CONOCE..





EL TEXTO DE APOCALIPSIS 4,1 DICE " Y HABLANDO CONMIGO" , NO DICE QUE LA IGLESIA ESTABA ALLÍ ..DIOS HABLABA CON JUAN , NO CON LA IGLESIA ..ES A JUAN A QUIEN LE DICE " SUBE ACÁ"
EL ARREBATAMIENTO DE LA IGLESIA NO APARECE AQUÍ ..Y EL HECHO DE QUE LA IGLESIA SEGÚN USTED NO SE NOMBRA ESTO NO QUIERE DECIR QUE YA FUE ARREBATADA , SI NO APARECE NO QUIERE DECIR QUE FUE ARREBATADA AL CIELO ¿DONDE ESTÁ EL VERSICULO O EL TEXTO AQUÍ QUE MUESTRE EL ARREBATAMIENTO ? NO PODEMOS SUPONER ..EN LAS ESCRITURAS ES O NO ES, NO PODEMOS SUPONER QUE FUE O SERÁ...

NOTE USTED QUE EN EL VERSICULO 2 JUAN DICE " Y AL INSTANTE YO ESTABA EN EL ESPIRITU " NO DICE QUE ESTABA ALLÍ TAMBIEN LA IGLESIA ARREBATADA ..

ADEMÁS LAS 7 IGLESIAS SEGÚN YO PUDE VER ,NO SON REPRESENTANTES DE LAS FUTURAS IGLESIAS DEL MUNDO ,EN NINGÚN LADO DICE QUE ESTAS 7 IGLESIAS SEAN REPRESENTANTES  .. LAS CARTAS FUERON ENVIADAS A CADA UNA DE ELLAS EN PARTICULAR..LAS  7 IGLESIAS PERTENECEN A LAS COSAS QUE SON Y NO A LAS QUE SERÁN COMO LO DA A ENTENDER USTED..

LA VISION DE LAS 7 IGLESIAS CORRESPONDE A LAS COSAS QUE SON ( CAPITULO 2 Y 3 ) ..NO CORRESPONDE A LAS COSAS QUE SERÁN DESPUES, DANDO USTED A ENTENDER QUE ESTAS 7 IGLESIAS SON REPRESENTANTES LA LAS IGLESIAS DEL MUNDO ACTUAL ¿ENTOCES EN QUE QUEDAMOS? ..USTED SE CONTRADICE ¿ NO LO CREE? 

ESTAS 7 IGLESIAS PUEDEN SER TOMADAS COMO EJEMPLO PARA NOSOTROS ,PARA NO COMETER EL MISMO ERROR , PERO NO SON IGLESIAS ACTUALES ,,PORQUE PERTENECEN A LAS COSAS QUE SON Y NO ALAS QUE SERÁN ...


NOTE USTED QUE LOS 24 ANCIANOS SE POSTRAN DELANTE DEL TRONO Y SI USTED DICE QUE ESTOS 24 ANCIANOS SON REPRESENTANTES DE LA IGLESIA ¿COMO ES QUE PUEDEN REPRESENTAR A LA IGLESIA QUE YA ESTA PRESENTE EN EL CIELO SEGÚN SU VISIÓN ?
YO CREO QUE PARA REPRESENTAR A ALGUIEN, ESE ALGUIEN NO DEBE ESTAR PRESENTE , PERO COMO USTED DICE QUE LA IGLESIA ESTABA ARREBATADA EN EL CIELO, AL LADO DE DIOS ,,ENTOCES ESTOS ANCIANOS ¿ QUE HACEN REPRESENTANDO A LA IGLESIA, SI   LA IGLESIA  SEGÚN USTED ESTÁ AHI CON ELLOS  ? ...SE CONTRADICE NUEVAMENTE ...
LOS 24 TRONOS CORRESPONDEN A LA CORTE CELESTIAL , SON ANGELES DE JUICIO , QUE SIEMPRE SE SIENTAN PARA JUZGAR ..PODEMOS VERLOS EN EL LIBRO DE DANIEL 7,9 ..JUNTO A DIOS ..SON ANCIANOS DE DIAS ... ANGELES ANTIGUOS , DE LOS MAS VIEJOS DE LA CORTE CELESTIAL...TIENEN LA CATEGORIA DE " TRONOS"  DE LA CORTE DE DIOS ..LEAMOS COLOSENSES 1,16 ..ESTOS TRONOS FUERON CREADOS POR CRISTO Y PARA CRISTO ..

¿COMO SE ENTIENDE LA ACTITUD DE LA CORTE CELESTIAL DE ADORAR A DIOS Y A JESUCRISTO DICIENDO  :  # Y CON TU SANGRE NOS HAS REDIMIDO PARA DIOS DE TODO LINAJE Y LENGUA Y PUEBLO Y NACIÓN # apoc 5,9 ...
SI SOLAMENTE NOSOTROS FUIMOS LIMPIADOS CON LA SANGRE DE CRISTO ¿ COMO ES QUE LOS ANGELES DICEN SER LIMPIADOS TAMBIEN ? NOTEMOS QUE HABLA DE PUEBLOS Y NACIONES , POR LO CUAL SE SOBREENTIENDE QUE HABLAN POR LA IGLESIA REPRESENTANDO AHORA SI A LA IGLESIA QUE NO ESTÁ ALLÍ ANTE DIOS , PUES NO APARECE AQUÍ ... NOTEMOS QUE LOS ANGELES TAMBIEN DICEN :  REINAREMOS SOBRE LA TIERRA COMO REYES Y SACERDOTES ....  SEGÚN APOCALIPSIS 1,6 LOS REYES Y SACERDOTES SOMOS NOSOTROS " LA IGLESIA DE JESUCRISTO" ..

Deja tu comentario Apocalipsis Capítulo IV

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre