Avisar de contenido inadecuado

Apocalipsis Capítulo XVI

{
}

Apocalipsis - Capítulo 16

<<Las cosas que sucederán después de éstas>>

Las 7 copas de la ira

Introducción

E n el capítulo anterior, leíamos: << Y el templo se llenó de humo por la gloria de Dios, y por su poder; y nadie podía entrar en el templo hasta que se hubiesen cumplido las siete plagas de los siete ángeles >> (V. 8) . Justamente, de esto trata este capítulo. Trata del desarrollo y detalle de la ejecución de esas últimas plagas que Dios enviará a este mundo enemigo Suyo. A partir de que se da la orden de ejecución de la sentencia (V. 1), ésta se cumple en lo que parece ser un escalonamiento sucesivo, es decir, plaga tras plaga, una detrás de otra, hasta la consecución final de todo ese juicio: El Armagedón (16: 16). Consecuentemente, estas plagas serán enviadas en los últimos días antes de que Jesucristo venga en gloria, y en el momento en que aparece. En cuanto a esto último, comenta Walvoord: <<El periodo de maldad que iniciará el <<desobediente>> (refiriéndose a la Bestia Anticristo), terminará con la Segunda Venida de Cristo, cuando el mundo será juzgado y la maldad, destruida. Este suceso coincidirá con la batalla de Armagedón y los juicios que acompañarán al segundo advenimiento de Jesucristo a la tierra>> .

Recordemos que cuando el séptimo ángel que lleva la séptima trompeta, la haga sonar (11: 15; 10: 7), todas esas siete plagas finales serán derramadas, una tras otra. Para ese tiempo, las dos bestias estarán en pleno auge de su maldad.

Comentario

(V. 1) << 1 Oí una gran voz que decía desde el templo a los siete ángeles: Id y derramad sobre la tierra las siete copas de la ira de Dios>> : En ese momento, la orden es dada para que se derrame sobre la tierra las siete copas anchas, llenas del furor de Dios. Y así se cumplirá:

(V. 2) << 2 Fue el primero, y derramó su copa sobre la tierra, y vino una úlcera maligna y pestilente sobre los hombres que tenían la marca de la bestia, y que adoraban su imagen>> : Juan ve por anticipado como el primero de los siete ángeles derrama la copa. Esa plaga consiste en úlcera maligna y pestilente sobre todos aquellos que tendrán en ellos la marca de la Bestia, y que son consecuentemente, vasallos adoradores de su imagen.

Es curioso aquí el énfasis acerca de los "hombres que tenían la marca de la bestia..." , que sería casi innecesario dado el hecho de que la inmensa  mayoría de la población restante sobre el planeta en ese tiempo pertenecerá al Anticristo; ¿por qué entonces? En mi opinión, esa úlcera maligna y pestilente podría ser consecuencia directa del derrame del interior de la pila de litio o similar que tendrá cada individuo que lleve la marca de la Bestia. Si no es así, sólo cabe decir que esa úlcera será enviada directamente del cielo como un acto soberano de Dios. Sea como fuere, será consecuencia directa de apartarse de Dios y cobijarse bajo el amparo del enviado de satanás.

(V. 3) << 3 El segundo ángel derramó su copa sobre el mar, y éste se convirtió en sangre como de muerto; y murió todo ser vivo que había en el mar>> : Esta vez, la plaga no viene sobre la tierra, sino sobre el mar. En 8: 8, sólo la tercera parte del mar se convirtió en sangre. Esta vez, es la totalidad de la masa marina la que es contaminada, hasta el punto de morir todo ser vivo (animal y vegetal). Esta plaga es análoga a la primera plaga que vino sobre Egipto (ver Éxodo 7: 20-25).

Es curioso pensar en todo el gran esfuerzo que tantas gentes hacen en "salvar el planeta" desde una perspectiva ecológica , ignorando lo que la Palabra dice acerca de esta actual creación y de cómo será casi destruida, no por causa natural, sino espiritual. Es el pecado, desobediencia y arrogancia del hombre lo que hará que la "casa" del hombre, este planeta, casi sea arrasado del todo. Los hombres se esfuerzan en salvar lo que Dios va a destruir, a causa de los hombres. Los hombres ya hace tiempo han olvidado que este planeta no les pertenece a ellos, sino al Creador. Por mucho que se esfuercen los hombres, las instituciones, gobiernos, agencias, O.N.G's, etc. en "salvar el planeta", no lo conseguirán porque el juicio de Dios está en marcha, el librito del Corderito ya está abierto, así como sus sellos, y sólo es cuestión de tiempo. La única solución, no es natural, es espiritual, y es la de arrepentirse de vivir vidas ajenas y de espaldas a Dios, y volverse a Él por medio del único Camino, que es Su Hijo Jesús. No obstante, Dios en su omnisciencia, expresándose en Su misma Palabra, nos dice que esto no ocurrirá tal y como desearíamos.

(V. 4-7) << 4 El tercer ángel derramó su copa sobre los ríos, y sobre las fuentes de las aguas, y se convirtieron en sangre>> : Esta vez la destrucción vendrá sobre las aguas dulces, las cuales se convertirán en sangre, como ocurrió con el Nilo en Egipto también. Está claro que en esos días que vienen, el agua potable alcanzará un valor sin precedentes en el mercado. Parecería que es cruel todo esto, pero no es cruel, sino justo, el mismo ángel que está al cuidado de las aguas exclama: << 5 Y oí al ángel de las aguas, que decía: Justo eres tú, oh Señor, el que eres y que eras, el Santo, porque has juzgado estas cosas. 6 Por cuanto derramaron la sangre de los santos y de los profetas, también tú les has dado a beber sangre; pues lo merecen>> . Hoy en día se perdona lo imperdonable, se dice bueno a lo malo, y se utiliza indiscriminadamente el slogan " vive y deja vivir" y el famoso "haz lo que quieras" . Pero Dios no piensa así. Este mundo es de Dios, y no del hombre; el hombre no puede hacer lo que quiera. Si no se arrepiente, como no lo hará al final de aquellos días que vienen, Dios actuará con justicia, tal y como se expresa el ángel. También lo dice otro ángel que desde el cielo dice lo propio: << 7 También oí a otro, que desde el altar decía: Ciertamente, Señor Dios Todopoderoso, tus juicios son verdaderos y justos>> . Aquí vemos la contestación al clamor de los santos mártires del quinto sello (6: 9-11).

En Ap. 17: 6, veremos que la mujer ramera, que simboliza la falsa iglesia de Jesucristo, y que lleva el siguiente título sobre su frente: Babilonia la Grande, <<está ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús...>> . Esta Gran Ramera, como también se la llama, es (y ha sido) el estandarte del espíritu del Anticristo desde el principio, y lo será cuando la Bestia Anticristo esté visible sobre esta tierra, por lo tanto, es justo que a ella, y a los que están con ella se les brinde sangre para beber. A los que derramaron sangre, y a los que niegan la sangre del Cordero. Como dice Bolainez: <<Esta plaga abarca a la Gran Babilonia y a todo el imperio del Anticristo y sus seguidores, ríos y fuentes de agua...Los apóstatas negaron la sangre de Cristo, burlándose de ella como hacen todas las iglesias apóstatas hoy en día, sectas herejes, ¡Entonces tendrán que tomar sangre para apagar su sed, tendrán que gustar la maldad y la amargura de la apostasía>>

(V. 8, 9) << 8 El cuarto ángel derramó su copa sobre el sol, al cual fue dado quemar a los hombres con fuego>> : Indudablemente, a los creyentes de ese tiempo que se mantengan a la espera de la llegada en gloria de Cristo, no les pasará nada al respecto, pero al resto de la humanidad enemiga de Dios, sí. Se quemarán por efecto del aumento de la radiación solar. No se cómo Dios preservará a los Suyos, pero sabemos que lo hará. No obstante, los impíos serán martirizados por el calor del sol. Es paradójico: Hoy en día las gentes cuentan los días que les faltan para tomar sus vacaciones y ansiosamente dirigirse a las playas para tostarse al sol. Allí se congregan esas mujeres con los pechos descubiertos, sin ningún pudor. Por cierto, no entiendo como los esposos, hermanos, novios, padres, de esas mujeres no sienten vergüenza de que sus mujeres se muestren semidesnudas ante los demás. En el 2003 se organizó en Barcelona una manifestación de hombres y mujeres totalmente desnudos en un número de 3.000, concentrándose en el centro de la ciudad, demandando que la desnudez pública sea algo permitido por la ley. Nadie protestó contra eso; es más, se vio el evento como un acto progresista .  Por eso, pienso que esa plaga tendrá que ver con juicio de parte de Dios contra la desnudez que hoy en día se exalta. Leemos en Salmo 11: 6; << Sobre los malos hará llover calamidades; fuego, azufre y viento abrasador será la porción del cáliz de ellos>> . También en Isaías 30: 26; <<Y la luz de la luna será como la luz del sol, y la luz del sol siete veces mayor, como la luz de siete días, el día que vendare Jehová la herida de su pueblo, y curare la llaga que él causó>> . Juicio contra los impíos, y misericordia para el remanente de Dios.

Se sabe que inexplicablemente, el sol está produciendo una mayor radiación hoy en día. La cantidad de radiación que emite el Sol durante los momentos de baja actividad se incrementó desde los años 70 en casi un 0,05 por ciento por década, según un estudio realizado por científicos de la NASA, que auguran que la Tierra podría afrontar un sustancial cambio climático de continuar esta tendencia. <<... los registros históricos indican que la radiación solar se ha incrementado desde finales del siglo XIX>>, explicó Richard Willson, del Goddard Institute for Space Studies y de la Columbia University, en un artículo presentado en la página de Internet del Goddard Space Flight Center (GSFC) de la NASA. El sol da más calor.

(V. 9) << 9 Y los hombres se quemaron con el gran calor, y blasfemaron el nombre de Dios, que tiene poder sobre estas plagas, y no se arrepintieron para darle gloria>> : Al blasfemar el nombre de Dios, implícitamente reconocen que el castigo viene de Dios, pero lejos de arrepentirse se endurecen más. Dios estaría dispuesto a detener esa plaga, si hubiere un arrepentimiento. Pero en Su Omnisciencia, sabe que no será así. Para entonces, el hombre, a modo de Faraón, está demasiado endiosado.

(V. 10-11) << 10 El quinto ángel derramó su copa sobre el trono de la bestia; y su reino se cubrió de tinieblas, y mordían de dolor sus lenguas>> : ¿Dónde estará el trono de la Bestia Anticristo? ¿Dónde estará su cuartel general? No hay que ser dogmáticos aquí. Algunos dicen que en la antigua Babilonia, es decir, el actual Irak. Lo veo improbable. La Palabra nos enseña que cada vez que Babilonia (la de Irak) se levante, será destruida (ver Jer. 51: 53), como le ha ocurrido al régimen de Saddam Hussein. Siendo Europa el centro político y económico del mundo en ese tiempo, siendo ese hombre, el que encarna a la Bestia, el jefe del Imperio Romano renacido, es lógico pensar en la ciudad de Roma como su sede política, aunque no descarto otras posibilidades, como Barcelona, u otra ciudad portuaria mediterránea, como comentaré en Ap. 18.

<<... se cubrió de tinieblas...>> : ¿Qué serán esas tinieblas que incluso hacen que se muerdan las lenguas de dolor? Pienso que serán literales; además comunicarán gran impotencia, junto con el efecto de las plagas anteriores. Dios les hará sentir que sin Él, el hombre no se puede sostener. El ser humano es necio por naturaleza, a causa de la caída. No se para a pensar que vive en medio de un equilibrio que sólo Dios puede proporcionar. Si se alterara aunque sólo fuera un detalle de ese equilibrio, desapareceríamos de este planeta. Por ejemplo, la temperatura del sol en su fotosfera es de más de 6.000 grados centígrados, y la tierra se encuentra en la distancia exacta para que la vida en ella tenga el calor necesario, ni más, ni menos. Si la radiación del sol fuera algo mayor, todos nos quemaríamos, y si fuera algo menor, nos congelaríamos. No obstante el hombre impío cree que no hay nadie por encima de él.

(V. 11) << 11 y blasfemaron contra el Dios del cielo por sus dolores y por sus úlceras, y no se arrepintieron de sus obras>> : La reacción no será la de quebrantamiento y consiguiente arrepentimiento, sino la de blasfemar Su Nombre. La humanidad impía estará demasiado endiosada para entonces, más que ahora ¡que ya es decir! Dice Walvoord: <<Las Escrituras refutan paladinamente la idea de que los malvados se arrepentirán enseguida cuando se vean confrontados con la amonestación de las catástrofes como juicio de Dios>> . Dios trata por un igual al justo que al impío, en el sentido de que, cuando ambos caen, son amonestados. La diferencia, es que el justo se levanta de las siete veces que cae, mientras que el impío, no, aunque se le añada castigo o plaga (Prov. 24: 16).

(V. 12-16) Armagedón

(V. 12) << 12 El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Eufrates; y el agua de éste se secó, para que estuviese preparado el camino a los reyes del oriente>> : Curiosamente, el río Eufrates significó el límite oriental del territorio que Dios le dio a Israel (Gn. 15: 18; Dt. 1: 7; Jos. 1: 4), así como el límite oriental del imperio romano. El sexto ángel arroja su copa sobre el gran río oriental llamado Eufrates para que se secara. Tal acción parece complementaria con la sexta trompeta (9: 13-19). Como vimos, del mismo río Eufrates son desatados cuatro demonios poderosos destinados a matar a la tercera parte de la humanidad. El sentido de todo esto, es que el Armagedón (como lo conocemos), no será una sola batalla ( gr. Máje) , sino una guerra (gr. Pólemon) , tal y como consta en 16: 14; una guerra que empezará cuando sean desatados esos cuatro demonios junto al Eufrates. Entonces, pasados días de confrontación, el sexto ángel con la copa de la ira, verterá ésta sobre el río, de modo que se seque y puedan pasar los ejércitos de los dirigentes del Oriente (16: 12). Por lo tanto, la sexta trompeta y la sexta copa van una detrás de la otra en cuestión de tiempo ( Khronos) . Dice así Boláinez: <<Creo que esta sexta trompeta y la sexta copa están entrelazadas, siendo la segunda una ampliación y consumación de las hordas del mal, dirigiendo a los reyes de la tierra para la batalla final>> . Parece que así va a ser.

<<... para que estuviese preparado el camino a los reyes del oriente>> : Podemos asegurar con total seguridad, que hoy en día las naciones del oriente tienen, por lo general, un peso específico claro en el orden internacional en todos los ámbitos. Hace sólo unos setenta años atrás, sólo se vislumbraba. Dice Stedman, refiriéndose a los países orientales: <<Uno de los fenómenos de nuestro tiempo es el aumento de poder que han conseguido estas naciones en estos últimos años, convirtiéndose en grandes fuerzas militares y económicas. El resurgimiento de Japón de entre la confusión en sólo 40 años es una de las recuperaciones más asombrosas, de las que ha dejado constancia la historia. Japón se ha convertido en una potencia económica mundial...>> , y añadiríamos que, no sólo Japón, sino China, Corea del Sur, el sureste de Asia en general, etc. Hasta la India dispone ya de la bomba atómica. Mencionando un poco más a Stedman, éste cita a Rudyard Kipling, el poeta inglés, el cual dijo lo siguiente: <<El Este es el Este y el Oeste es el Oeste, y nunca los dos se unirán, hasta que la tierra y el cielo se encuentren pronto ante el gran trono del juicio de Dios>> . Es decir, que llegará un momento en que el occidente y el oriente se reúnan ¡y será en la batalla de Armagedón!

( V. 13, 14) << 13 Y vi salir de la boca del dragón, y de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos a manera de ranas; 14 pues son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso>> : Esta vez, ya es la batalla final, y es el propio satanás, su hijo de perdición, y su falso profeta, a modo de "trinidad satánica", los que, cada uno de ellos convocan con sus milagros fraudulentos a los dirigentes de todo el mundo para la gran batalla. Lo hacen a través de enviar espíritus inmundos parecidos a batracios (ranas o sapos) ( bátrajoi, en gr.) . Las ranas avanzan dando saltos, y así cubren las distancias. Esos espíritus, también darán grandes saltos, evitando caer allí donde la gente de Dios esté en ese tiempo. También las ranas son muy precisas a la hora de cazar sus presas. Esos demonios serán precisos a la hora de convencer al resto de los dirigentes mundiales. Los batracios en general son animales inmundos, según la Ley mosaica. Esos demonios son verdaderamente inmundos.

El motivo de reunir a <<los reyes de la tierra en todo el mundo>> , es para destruir al pueblo de Dios en Israel. Querrá el diablo dar el asalto final al Israel de Dios que está en su tierra. El diablo sabe que se juega el todo por el todo con ese acto. En su necedad, orgullo y vanagloria, cree que tiene posibilidades de vencer; pero no es así. La reunión de todos los ejércitos de los reyes de la tierra tiene como ulterior propósito el <<reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso>> . Así pues, no es el diablo, ni su hijo de perdición, ni su falso profeta los que convocan esa batalla, sino el mismo Dios del Cielo, en realidad. Esto está claramente detallado por el profeta Joel: << Porque he aquí que en aquellos días, y en aquel tiempo en que haré volver la cautividad de Judá y de Jerusalén , reuniré a todas las naciones, y las haré descender al valle de Josafat, y allí entraré en juicio con ellas a causa de mi pueblo, y de Israel mi heredad, a quien ellas esparcieron entre las naciones, y repartieron mi tierra...>> (Joel 3: 1-3). El valle de Josafat, es el valle de Jezreel; la llanura de Har Meggido, es decir, Armagedón (ver 16: 16).

(V. 15) << 15 He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza>> : He aquí otra advertencia, básicamente para los creyentes, a no seguir la corriente de este mundo, la cual desembocará en el Anticristo. Creo que primeramente esta es una advertencia a los cristianos de este tiempo, los cuales tienden a seguir al hombre. Este es el principio de la apostasía justamente. Debemos seguir aguardando la venida del Señor la cual se producirá como ladrón en la noche (ver Mt. 24: 43, 44) tal y como la Palabra nos enseña. Aquí hay una clara advertencia: Serán arrebatados, aquellos que teniendo el entendimiento, aman y esperan la venida del Señor. Pablo dijo así: << Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida >> . ¿Cuántos realmente amamos Su Venida? Esto es clave para averiguar si realmente el Espíritu Santo arde en nosotros, o no. Los primeros cristianos vivían con ese anhelo; tristemente hoy en día, muchos cristianos están más pendientes de otras cosas, que de las cosas del Reino y de la venida del Rey.

<<... Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza ...>> : Entendemos que los que no aman Su venida porque sus corazones están llenos de las cosas y afanes de esta vida, no serán sacados de este mundo cuando venga el Señor en las nubes, porque no están velando (Lc. 21: 36), y consecuentemente, no guardan sus ropas, que indican aquí la justicia de Cristo de la cual estamos revestidos, y andan desnudos. Jesús lo explicó en la parábola del Sembrador, diciendo: << El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa>> (Mateo 13: 22). Cuando en el que se cree cristiano, y que piensa estar revestido de la justicia de Cristo, la Palabra se hace infructuosa, es decir, no lleva fruto de justicia, espiritualmente anda desnudo. Será avergonzado cuando se de cuenta de que se ha quedado aquí, y sus verdaderos hermanos han sido sacados de este mundo, para recibir al Señor en las nubes. De ahí la amonestación del Señor.

(V. 16) << 16 Y los reunió en el lugar que en hebreo se llama Armagedón>> : Por otro lado, lo que les espera a los que rechazan a Cristo, es justamente el Armagedón; sea en el lugar geográfico, o no. El Armagedón también supone la destrucción total del resto de este mundo enemigo de Cristo.

La pregunta obvia no nos la hemos formulado hasta ahora ¿contra quién irán a pelear todas las naciones? La respuesta nos la da el profeta Zacarías: <<He aquí, el día de Jehová viene, y en medio de ti serán repartidos tus despojos. Porque yo reuniré a todas las naciones para combatir contra Jerusalén ; y la ciudad será tomada, y serán saqueadas las casas, y violadas las mujeres; y la mitad de la ciudad irá en cautiverio, mas el resto del pueblo no será cortado de la ciudad. Después saldrá Jehová y peleará con aquellas naciones, como peleó en el día de la batalla>> (Zacarías 14: 1-3). A consecuencia de la gran apostasía que se manifestará en Israel, es decir, la multitud de judíos que decidirán seguir a la Bestia Anticristo, antes que a Su Dios y a Su verdadero Mesías, Dios vendimiará las uvas, fruto de la vid, que como vimos, es símbolo de Israel (releer Ap. 14: 17-20). Todas las naciones vendrán a Israel a destruir a Israel, porque ese es el propósito del diablo. No obstante, como ya hemos leído, la destrucción no llegará a su consumación y el pueblo fiel al Señor no sufrirá mal alguno, el Señor saldrá a escena y destruirá a los ejércitos de las naciones convocadas por el diablo.

(V. 17-21) La séptima copa

Tras la sexta copa, viene seguidamente la séptima. No fue así en los anteriores sexto sello y sexta trompeta, que hubo un paréntesis antes del séptimo sello y la séptima trompeta respectivamente. Aquello fue debido a la misericordia y la paciencia de Dios. Pero ahora, en el tiempo de las copas de la ira, ya no hay tiempo para la paciencia, ya que la justicia ha entrado en escena. No existe intervalo alguno entre la sexta y la séptima copa; ésta última acontece, trayendo consigo, y derramando de ella el resto de las plagas, las cuales podemos ver en este pasaje. Todo parece indicar que el resultado de la sexta copa engrana con la séptima, y el contexto es Armagedón y sus consecuencias.

(V. 17) << 17 El séptimo ángel derramó su copa por el aire...>> : Esta vez, este ángel derrama su copa sobre el aire ¿por qué? Satanás es el "príncipe de la potestad del aire" (Ef. 2: 2). Esto tiene un doble sentido. Tiene el sentido espiritual, y es, confrontación directa con las huestes espirituales de maldad en las regiones celestes (Efesios 6: 12c); y tiene el sentido natural, esto es, probablemente guerra nuclear. Satanás fue echado del tercer cielo (donde está Dios); será echado del segundo cielo, el espacio exterior, (Ap. 12: 7-9); y será aquí echado del primer cielo (la atmósfera terrestre). Todas esas convulsiones de tipo espiritual tienen siempre una manifestación en lo natural; en este caso, guerra abierta a todo nivel, incluso guerra atómica. Hay que entender que el Armagedón no sólo es una guerra en la intervienen hombres, sino que sobretodo interviene Dios contra satanás; en lo espiritual es una guerra invisible pero todavía más real y devastadora que la que acontecerá en el mundo físico. Todo lo que ocurre en el aire (lo espiritual), tiene consecuencias directas en la tierra (lo natural). Otro aspecto a tener en cuenta, es que, es la última oportunidad que el diablo va a tener. Después de este evento, si pierde (como será el caso), sabe que será apresado y encerrado en el abismo por mil años (Ap. 20: 1-3). Respecto a la posibilidad de guerra atómica, dice Ray C. Stedman: <<Es posible que este juicio describa una guerra nuclear, que produzca enormes nubes de radiación sobre la tierra, de modo que el aire resulta literalmente envenenado>>

<<... y salió una gran voz del templo del cielo, del trono, diciendo: Hecho está>> : Al ser lanzado el contenido de la copa, se comunica desde el centro de la santidad de Dios el cumplimiento y consumación de su ira santa. Esa voz es la voz del mismo Dios. Ya las cosas no van a ser las mismas de aquí en adelante; se acabaron los tiempos de ignorancia de Dios y de pecado como siempre fue hasta ese momento. Dios va a reinar sobre la tierra de hecho, por fin, y lo hará a través de Su Cristo. 

( V. 18) << 18 Entonces hubo relámpagos y voces y truenos, y un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande, cual no lo hubo jamás desde que los hombres han estado sobre la tierra>> : Esta es la manifestación de la presencia directa de Dios. Este episodio nos hace recordar el acaecido en el Sinaí cuando Israel estaba en el desierto (Ex. 19), pero esta vez el cuadro será todavía más sobrecogedor, ya que será a escala mundial. Se nos anuncia el mayor de los terremotos; mayor que el de 8: 5, (si no es el mismo). Es un terremoto, consecuencia de la convulsión del planeta, o que convulsiona el planeta.

(V. 19) << 19 Y la gran ciudad fue dividida en tres partes, y las ciudades de las naciones cayeron; y la gran Babilonia vino en memoria delante de Dios, para darle el cáliz del vino del ardor de su ira>> : La gran ciudad, que no puede ser otra sino Jerusalén (ver 11: 8), será dividida en tres partes. También Zacarías nos relata qué ocurrirá: < < Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está en frente de Jerusalén al oriente; y el monte de los Olivos se partirá por en medio, hacia el oriente y hacia el occidente, haciendo un valle muy grande; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el sur >> (Zacarías 14: 4) No creo que debamos entender ese evento como de destrucción, sino como consecuencia de la venida en gloria de Cristo, porque el que pone los pies sobre el monte de los Olivos es Él.

<<... y las ciudades de las naciones cayeron>> : En cambio, en este caso la cosa cambia. Esas ciudades serán las importantes controladas por el régimen del Anticristo. Estas sí caerán. << y la gran Babilonia vino en memoria delante de Dios, para darle el cáliz del vino del ardor de su ira>> : Esta es la capital, donde reside el régimen del Anticristo. Esta tendrá un pago especial, y se verá en detalle en el cap. 18.

(V. 20) << 20 Y toda isla huyó, y los montes no fueron hallados>> : Actualmente es sabido que el nivel del mar está subiendo inexorablemente a causa del desprendimiento de enormes bloques de hielo de los casquetes polares, debido al calentamiento del planeta. Venía la siguiente noticia en el diario "El País", del domingo 26 de septiembre de 2004: <<La Agencia de Protección del Medio Ambiente de EEUU calcula que las aguas marinas han subido hasta 30 centímetros en el último siglo>>. De seguir esa tendencia que va en aumento constante, las costas y las islas serán en mayor o menor modo anegadas por el mar. Esto es lo que ya se puede percibir, pero aún va a haber mayores cuestiones, ya que las potencias de los cielos serán conmovidas. El Señor Jesús ya lo profetizó: << Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas , y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas ; desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria>> (Lucas 21: 25-27) . Sin duda también, a causa del efecto del terremoto mencionado, la devastación será muy notable.

En el sentido espiritual, no habrá posibilidad de que nadie enemigo de Dios escape refugiándose en lugar aislado alguno ( islas ); así como que la arrogancia soberbia ( los montes ) podrá librar a nadie de la justa ira de Dios.

(V. 21) << 21 Y cayó del cielo sobre los hombres un enorme granizo como del peso de un talento; y los hombres blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo; porque su plaga fue sobremanera grande>> : En la ley mosaica, los pecadores que pecaban grave y conscientemente, eran apedreados hasta morir. La mujer adúltera de Juan 8: 1-11, iba a ser apedreada por una turba muy justa en su propia opinión. Esta vez va a ser el mismo Dios el que va a apedrear a una humanidad impía e impenitente. Lo hará con grandes bloques de granizo de un peso de unos 45 Kgs. La respuesta de los hombres no será la de arrepentirse humillándose ante Dios, sino la de blasfemar a Aquél que puede librar del mal. Y es que en ese tiempo, y como ya podemos más que atisbar, la humanidad, sobretodo la del llamado primer mundo, se habrá endiosado. El que se cree dios (enseñanza abiertamente clara de la llamada Nueva Era que tanto gusta a tantos), menosprecia al verdadero Dios, como le ocurrió a Faraón. Este es el terrible mal que está surgiendo en estos tiempos, tiempos finales, preludio de las <<cosas que han de suceder después de estas>>

{
}
{
}

Comentarios Apocalipsis Capítulo XVI

hola me gustó el estudio sobre el apocalipsis saludos cracias
abran abran 13/04/2011 a las 23:00

Deja tu comentario Apocalipsis Capítulo XVI

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre