Avisar de contenido inadecuado

Apocalipsis Capítulo XVII

{
}

Apocalipsis - Capítulo 17

<<Las cosas que sucederán después de éstas>>

La Gran Ramera y su condenación

Introducción

Conviene recordar antes que nada, que los sucesos referidos entre los capítulos 6 y 18, no siempre guardan un orden cronológico. Hay que entender que lo que el ángel que tenía una de las siete copas de la ira (1:1) le dice a Juan en los caps. 17 y 18, no se cumple al final del cap. 16 como pudiera parecer, sino mucho antes, en el periodo de los siete años finales. La destrucción de la Gran Ramera se producirá en algún momento entre el inicio y el auge del gobierno de la Bestia Anticristo junto con sus diez mandatarios, como se verá.

Ahora bien, ¿quién o qué es esa Gran Ramera, llamada también aquí con  el título de, Babilonia la Grande? Antes de responder a esa pregunta, debemos entender el hecho de que vamos a manejar material sensible; vamos a hablar de religión sobretodo. La religión implica creencia, tradición, y sentimientos muy personales, por lo tanto, es un asunto delicado. Por ello, con todo lo que vamos a decir, no pretendo, ni mucho menos, ofender a nadie. En todo ello, tendremos que hacer un ejercicio de discernimiento, o separación, entre la Institución religiosa y las personas.

La religión ritual es el esfuerzo humano, inspirado por Satanás, para llegar a Dios. La religión ritual es el engaño del maligno con el cual el hombre pretende congraciarse con un Ser superior con su sola justicia. Poco después del Diluvio Universal, después de que el hombre empezara de nuevo a multiplicarse sobre la tierra, paulatinamente fue alejándose de Dios de nuevo. Satanás conoce a la perfección la profecía bíblica. Sabía que un día Dios tomaría forma de carne, y que nacería de una virgen en esta tierra; también que moriría en una cruz, porque Jesús vino a buscar y a salvar a la humanidad de la perdición eterna y el infierno, creado éste para satanás y sus demonios. El diablo odia a Jesús, y se ha propuesto destruir la obra de Dios, el Evangelio de la gracia. Por esto, astutamente estableció su propio <<cristo>>, <<otro evangelio>>, y <<otro espíritu>> para confundir y engañar a la humanidad. El Enemigo de nuestras almas decidió desarrollar un sistema religioso oculto que controlaría el mundo; un sistema en el que la gente podría creer; matar por él, y morir por él.

El hombre es un ser espiritual, satanás se ha aprovechado de ello, y desde el tiempo de la construcción de la torre de Babel (Gen. 11), después del Diluvio, ha estado enseñando al hombre a cómo "llegar" a Dios a través de las diferentes religiones. Pero el hombre ¡no puede llegar a Dios porque es un ser caído! La religión le ha servido siempre a satanás para atar al hombre a sí mismo, mediante un ideal imposible de alcanzar: Llegar a Dios. Desde Génesis capítulo 11, el hombre sin Dios intenta llegar a Dios inventando toda una serie de tradiciones, mandamientos y liturgias. La Gran Ramera resume el ejemplo de todas las religiones inútiles, encabezadas por la única de ellas que es mayoritaria, que osa llamarse a sí misma, la única y verdadera iglesia de Jesucristo, y que no hay salvación fuera de ella; esto es el catolicismo romano y su papado. No podemos negar, ni esconder de la vista el hecho de que, sin duda alguna, la Iglesia Católica es la falsa iglesia de Jesucristo por antonomasia (eso no significa que no pueda haber personas sinceras que amando al verdadero Jesucristo, están todavía en su seno). Respecto a la afirmación que asegura no haber salvación fuera de esa institución, el Concilio Ecuménico Vaticano II, sentenció así al respecto: <<Este santo Concilio enseña...que la Iglesia (Católica)...es necesaria para la salvación...Por tanto, no podrían ser salvos los que, sabiendo que la Iglesia Católica fue fundada como necesaria por Dios mediante Cristo, rehusaran o entrar en ella o permanecer en ella>> (Flannery, op. Cit, tomo 1, pp.365-366).

Ahora bien, ¿por qué la Biblia no nos lo dice por nombre, y en cambio nos habla de Babilonia la Grande...(17: 5)? En el tiempo de Juan no existían todavía los llamados papas, ni tampoco el catolicismo romano. La enseñanza que da Roma de que Pedro fue el primer papa es falsa por necesidad. No fue sino hasta principios del siglo VII que empezó a surgir la figura del pontífice romano, tal y como se entendería hasta el Concilio Vaticano I, cuando a todos los extravagantes y blasfemos títulos papales, se le sumó el de la infabilidad . Así pues, Bonifacio III (606-607) fue el primer obispo de Roma coronado como <<Sumo Pontífice>>. En la época de Juan, Roma era la ciudad del emperador romano. Es más, Juan se asombra en sumo grado cuando en visión ve que en el nombre de Cristo esa aparente iglesia estaba <<ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús>> (17: 6), cosa que ocurrió más tarde. No obstante, existe la explicación que aclara el por qué del sustantivo Babilonia aplicado a Roma:

Babilonia-Pérgamo-Roma

La primera ciudad construida después del Diluvio fue Babilonia. Allí Satanás empezó a levantar su centro de operaciones. Babilonia, cuna de la religión imposible. Incluso después de la dispersión de los pueblos por toda la tierra, Babilonia seguía siendo el centro de la religión. Una vez Babilonia como ciudad fue destruida (Jer. 51), los sacerdotes babilónicos fueron forzados a dejarla, y se trasladaron a la ciudad de Pérgamo (Asia Menor), donde estuvo ubicado su cuartel general durante varios años. En esa ciudad, la Biblia dice que se hallaba el trono de Satanás, recordémoslo, (ver Apocalipsis 2: 13 a). Cuando el rey de Pérgamo - Atalo III - que tenía el título de <<Papa>>, murió en el año 133 a.C., dicho rey hizo testamento para que este oficio fuera trasladado a Roma.   Los etruscos que llegaron a Italia desde Lidia, introdujeron la religión mística babilónica con sus ritos allí. Lidia estaba ubicada cerca de la ciudad de Pérgamo. Los etruscos, antecesores de los romanos, pusieron un <<Papa>> sobre su sacerdocio que tenía poder sobre la vida y la muerte. Años más tarde Roma aceptó ese <<Papa>> como su gobernador civil. El emperador Julio César fue constituido <<Sumo Sacerdote>>, soberano de la orden etrusco-babilónica, y de esta manera fue heredero de los derechos y los títulos que habían sido trasladados a Roma.  Por lo tanto el primer César romano llegó a ser la cabeza del sacerdocio babilónico. Roma llegó a ser sucesora de Babilonia, a través de Pérgamo, como el centro religioso para su culto (Ap. 1: 12-13). Este mensaje de Jesús fue revelado al apóstol Juan en la isla de Patmos, alrededor del año 94 d.C. En este tiempo el trono de Satanás estaba en la ciudad de Pérgamo, como dijimos. Fue al final del siglo IV d.C., que el obispo de la Iglesia en Roma - Dámaso I - fue elegido para obtener el ministerio papal sobre la religión babilónica. ¡He aquí la conexión!: De Babilonia a Roma. La Roma religiosa lleva el título en su frente, sin lugar a dudas: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA (17: 5). Escribe el mártir Watchman Nee: <<Dios reconoció a Jerusalén como el centro de adoración (religioso), así como el centro del dominio terrenal (político). El error de la Iglesia Romana es presumir que Dios la ha establecido a ella en lugar de a Jerusalén, haciéndose ella misma, con ello, un centro político y religioso. Lo que Jerusalén es con derecho en el reinado del milenio, Roma ya lo ha asumido hoy. "La madre de las rameras". Siendo ella misma una gran ramera, todo lo que sale de esta mujer son rameras>> . Roma es la Jerusalén que el diablo ha escogido para sus planes de confundir al mundo y de brindarle otro evangelio. Al contrario que con el cristianismo bíblico, el "cristianismo" de Roma nunca jamás tuvo contratiempo alguno a lo largo de la historia. Por contra, ha imperado sobre naciones, reyes, emperadores. Incluso hoy en día, como ya apuntamos, el papa es la persona más valorada de este mundo. El catolicismo romano es un sincretismo formado por diversas creencias, sería una mezcla de judaísmo, paganismo, filosofía platónica, aristotélica, etc., idolatría, y suficiente cristianismo aparente para que parezca respetable.

Poder temporal

Una de las dos pretendidas columnas sobre las cuales se basa la Roma religiosa es la llamada: Poder temporal. Esa es la base del papado, sin ella, los papas no habrían tenido sentido. El poder temporal , no es sino poder económico, político y militar. El poder temporal del papado significa que el papa debe controlar a través de su religión a toda persona y sus propiedades. Los papas, siempre se han basado en el poder de este mundo. El Vaticano siempre ha estado obsesionado con las empresas y el poder de este mundo, y la historia lo certifica. Cristo dijo a sus discípulos: << Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo...>> (Juan 15: 9). La iglesia papista sí es de este mundo. El << poder temporal >>, poder que ningún apóstol ni discípulo verdaderos de Jesucristo tenía, ni tiene, lo codicia la Roma religiosa, ¿la razón?, porque ella sí es de este mundo. La Iglesia de Roma es la fuerza financiera, acumuladora de fortuna, y propietaria de bienes más grande que existe. Es la más grande poseedora de riquezas materiales que se pueda imaginar; más que cualquier corporación, banco, fideicomisario gigante, estado o gobierno del mundo entero. El papa, como dirigente visible de esta sorprendente máquina de hacer riqueza, es consecuentemente el individuo más acaudalado de este siglo. Nadie puede realmente calcular cuanto vale en términos de billones de dólares (Cortinas de Humo, J.T.C. pag. 73). La enciclopedia católica, muy ufanamente nos informa de que <<tan sólo el palacio Vaticano necesitaría bibliotecas completas para describir los fabulosos tesoros artísticos que acumularon los pontífices en dos milenios...>> . Por cierto, hablando del papado, incluso un autor clásico como Navarro de Palencia, en su <<Historia del papado>> , expresa con mucha claridad lo siguiente: <<San Pablo...tan cuidadoso al enumerar las jerarquías y los oficios de la iglesia cristiana en su periodo de formación, menciona y habla de apóstoles, profetas, evangelistas, doctores, pastores, sin hacer la más pequeña referencia a la denominación del pontificado, institución gentílica del politeísmo romano que copiando la jurisdicción máxima del pontifex, de esta última religión, pretende figurar a la cabeza y como jefe de todos los citados oficios y jerarquías>>. El papado ha sido el instrumento de engaño del enemigo para que, en el nombre de Cristo, hacer dinero y poder, y que millones de almas se hayan perdido para siempre. No es de extrañar que el juicio que ha de venir sobre esa institución y los que obstinadamente se aferran a ella, sea sin precedentes.

En este capítulo nos tomaremos la libertad de ampliar bastante el comentario cuando así lo veamos pertinente, dada la importancia de los asuntos a tratar.

Comentario

(V. 1-7) La Gran Ramera

(V. 1) << 1 Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo...>> : Uno de los siete ángeles portadoras de las copas de la ira le va a comunicar algo a Juan. ¿Por qué ha de ser justamente uno de los que llevan las copas?, porque es evidente de que el mensaje que va a dar dicho ángel tiene que ver con juicio de Dios.

<<... Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera ...>> : Anticipadamente, el ángel le va a mostrar la sentencia de condenación contra la Gran Ramera. Nótese aquí que esa mujer, no es adúltera, sino fornicaria.

<<... la que está sentada sobre muchas aguas>> : Esas muchas aguas son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas (ver 17: 15). Esa mujer ramera tiene control (está sentada) sobre muchos millones de personas en todo el mundo; este el caso de la iglesia de Roma, su papado, su religión, su poder y su dinero.

(V. 2) << 2 con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación>> : No podríamos decir esto de otras religiones multitudinarias sobre la tierra, como el Islam por ejemplo, ni del hinduismo, ni del budismo, etc. La religión (o ramera) con la que más el poder secular (reyes, mandatarios, militares, etc.) ha fornicado, es decir, ha mantenido relaciones ilícitas ante Dios, ha sido y sigue siendo la institución católico romana; más que cualquier otra. Desde los emperadores como los reyes, hasta los simples mandatarios locales, todos, se han fortalecido ante el pueblo llano, enseñoreándose de él con los efluvios del vino del catolicismo romano. En el nombre de Dios (del dios católico) se han cometido las más horribles atrocidades, y se ha oprimido al pueblo. Este ha sido, entre otros, el fruto del contubernio entre la iglesia de Roma y las instituciones.

(V. 3) << 3 Y me llevó en el Espíritu al desierto; y vi a una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez cuernos>> : El ángel traslada a Juan a un lugar apartado, tranquilo, eso significa en este caso el desierto, desde donde poder observar, reflexionar y entender lo que le va a mostrar a continuación. Allí ve en visión una mujer. A la verdadera Iglesia de Jesucristo se la representa también como a una mujer, sólo que es una mujer virgen y pura, la desposada de Jesucristo. Esta no es así, es ramera y lujuriosa, la perteneciente a este mundo. Lo primero que le llama la atención a Juan es el hecho de que esa mujer no está sola, sino que con ella hay una bestia; pero no está al lado de ella, sino que ella monta a esa bestia. La mujer que está viendo está sentada, esta vez no sólo sobre muchas aguas, sino sobre una bestia. Así que está sentada sobre muchas gentes, y al tiempo sobre esa bestia. Esto nos habla de que ejerce dominio, dirigiendo a las muchedumbres, y también a esa bestia; ahora bien, ¿quién es esa bestia? La descripción de esa bestia es igual a la de 13: 1, esa bestia es el Anticristo, por lo tanto, la mujer en cuestión cabalga sobre el Anticristo. Así pues, ejerce dominio sobre las gentes, y ¿sobre el Anticristo también?; por un tiempo, sí. Como veremos, hasta que la Bestia Anticristo tome su lugar de predominancia en el mundo junto con sus diez mandatarios (17: 12, 12), se mostrará como una persona muy religiosa y acatadora de los ritos, liturgias y tradiciones romanistas, mostrando una extrema y extraña sujeción al papa de Roma. De todos modos, esta ha sido la característica de todos los mandatarios europeos desde el surgimiento del papado.

(V. 4) << 4 Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación>> : Púrpura y escarlata, son los colores que definen la jerarquía romana, y que vienen del tiempo de los césares. Lo que esa mujer lleva consigo es lo que lleva consigo la institución del Vaticano sobretodo. Respecto a estas cosas dice elocuentemente Lacueva: <<El modo como la mujer va vestida y aderezada coincide de modo sorprendente con la pompa ostentosa de los altos dignatarios de las iglesias oficiales, no sólo de Roma, sino también la llamada Ortodoxa y, aunque en menor grado, de la iglesia Anglicana (tanto más cuanto más "alta"). La púrpura cardenalicia es ya una frase proverbial. Lo mismo puede decirse del aderezo de oro, peras y piedras preciosas que con tiaras, mitras y pectorales han estado cubiertos (en especial, hasta el Concilio Vaticano II)>> . Así que aquí la Palabra nos está diciendo que esta mujer que encarna la religión pseudo cristiana por excelencia, maneja dos poderes: La autoridad, no sólo sobre los pueblos, sino sobre los dirigentes políticos y militares, porque va vestida de los colores tradicionales, púrpura y escarlata de los césares de la antigua Roma, y el dinero, fruto de acumular incontables tesoros (oro, piedras preciosas, perlas). 

<<... tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación>> : Lo que contiene ese cáliz para dar a los poderes civiles y también al pueblo, siempre ha sido: Abominaciones y fornicación espiritual, ritos paganos, idolatría, mentira, falsedades, espiritismo (rezo a los muertos), mezcla de cristianismo e idolatría, sincretismo vario, fábulas (la de Santiago, o el Pilar en España, por ejemplo), filosofía humanista, transacciones políticas y económicas con los reyes y emperadores, contubernios, guerras, asesinatos, muertes de "herejes", pactos con inicuos, simonías, adulterios, herejías, engaños, hipocresías, falsedades, doctrinas de demonios, deificación del hombre (doctrina de la infabilidad ) etc. etc. etc. La historia del papado está repleta de todo eso. Dice la Palabra en Romanos 1: 18; << Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad >>. Ninguna como la iglesia de Roma ha detenido tanto con injusticia la verdad. Llamándose a sí misma baluarte de la verdad, ni lo es, ni lo ha sido, ni lo será, y desde que existe, no ha dejado de intentar impedir que la verdad llegara a las gentes sobre las cuales ha estado sentada durante siglos; por tanto, y como veremos, la ira de Dios caerá implacable sobre esa abominable institución. Doy como ejemplo de eso, los esfuerzos titánicos que Roma siempre ha hecho para detener y destruir la Reforma, llevando a muchos evangélicos a la muerte a través de su nefanda Inquisición. Deteniendo la verdad, por ejemplo en Sevilla (España), levantando los ritos paganos e idolátricos de las procesiones de la Semana Santa como respuesta al incipiente auge del Evangelio en esa ciudad en el tiempo de la Reforma; hasta devastar las iglesias y matar a los misioneros. El mismo espíritu del imperio romano, es el que lleva en la sangre esa mujer ramera: ¡ Roma vincit !; y esto es porque cabalga con la fuerza del poder político-militar. De hecho, el espíritu del imperio romano sólo cambió de estrategia cuando vino a convertirse en la Roma religiosa,  refugiándose en el seno de los reyes y emperadores. Pronto resurgirá en este mundo por muy poco tiempo, capitaneado por la Bestia Anticristo en todo su "esplendor".

(V. 5) << 5 y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA>> : Nos dice que la mujer ramera en su frente llevaba un nombre escrito, el cual era un misterio. Ese nombre, es en realidad un título, y es el que en mayúsculas podemos leer, y que pasaremos a analizar. Pero antes, entendamos que al llevar ese título sobre su frente, significa que a esa mujer le corresponde dicho título. Ese título es como un sello: el sello del mundo.

Como ya sabemos que esa Gran Ramera (17: 1) es la Roma religiosa (ver 17: 18) o el Vaticano y su infraestructura, el contenido de ese título es su esencia. Como dice Watchman Nee: << Al decir Babilonia la Grande, en vez de simplemente Babilonia, se intima que esta Babilonia es mucho más grande que la Babilonia real del pasado>> . Por lo tanto, ahondemos un poco más en lo que significó Babilonia la cual es el mundo bajo el maligno (1 Juan 5: 19b). Cuando Juan fue inspirado a escribir su libro, la antigua Babilonia, como ciudad en la actual Irak, ya hacía mucho tiempo que había dejado de existir. Ni casi ruinas había. Para más información leer Isaías 13: 19-22; Jeremías 51: 62. La ciudad fue destruida, pero la religión de la ciudad, no. Ahora bien, ¿Qué relación existe entonces entre aquella Babilonia y la llamada la GRANDE? ¿Por qué la Biblia nos recuerda a la Babilonia antigua, cuna de la religión apóstata? Para dar respuesta a este misterio , deberemos volver la vista atrás, a partir del tiempo de la incipiente Babilonia, y ver que se gestó allí. Después del Diluvio, dice la Biblia que <<tenía entonces toda la tierra una sola lengua y unas mismas palabras>> (Génesis 11: 1). Emigraron del oriente y fueron todos a otro lugar. Dice así el relato bíblico: <<Y aconteció que cuando salieron de oriente, hallaron una llanura en la tierra de Sinar, y se establecieron allí >> (Génesis 11: 2). Fue en esa tierra, Sinar, donde la ciudad de Babilonia fue construida. Esa tierra se llegó a conocer más adelante como Babilonia y Mesopotámica. Los ríos Tigris y Eufrates habían almacenado ricos depósitos de tierra que podían producir grano en abundancia. La desventaja es que estaba poblada de fieros animales salvajes que mataban a muchos. Aquellas gentes pedían que surgiera alguien que les librara de ese mal. Así que, en un momento dado, entró en escena un formidable cazador. Este fue Nimrod. La Biblia nos dice: <<Y Cus engendró a Nimrod, quien llegó a ser el primer poderoso en la tierra. Este fue vigoroso cazador delante de Jehová; por lo cual se dice: Así como Nimrod, vigoroso cazador delante de Jehová >> (Génesis 10: 8, 9). Este <<poderoso>> cazador cautivó las mentes de aquellas gentes. Según <<La Historia antigua a la luz de la Biblia>>, p. 54, <<Nimrod era tan poderoso y era tan grande la impresión que causó en la mente de los hombres, que el oriente está lleno actualmente de tradiciones de sus extraordinarias proezas>>. Nimrod era un hábil estratega. Organizó la protección de las ciudades a base de murallas, y así fue estableciendo su propio reino. La Biblia certifica estas palabras: <<Y fue el comienzo de su reino Babel, Erec, Acad y Calne, en la tierra de Sinar>> (Génesis 10: 10). Este fue el primer reino que hubo después del Diluvio. No hay nada que criticar en cuanto a todo esto hasta aquí. El problema es que Nimrod no fue un hombre en nada temeroso de Dios. La palabra que emplea la Biblia en el hebreo original para <<poderoso>>, se traduce realmente por <<tirano>>; así como la misma palabra Nimrod significa rebeldía . Nimrod enseñó a las gentes a rebelarse contra Dios. Cuando la Biblia dice de Nimrod: <<Este fue vigoroso cazador delante de Jehová>> (Génesis 10: 9),  este << delante de>> , en realidad habría que traducirlo mejor por: contra; <<contra Jehová >>. Nimrod, seguro de su poder sobre todos, levantó, satánicamente inspirado, un nuevo culto religioso. Fue un rey-sacerdote, levantando idolatría, cometiendo abusos y atrocidades de la peor clase. El inició todo el culto idolátrico del Oriente. Satanás le usó como él quiso, ya que al rebelarse contra Dios, se puso enteramente en las manos del Enemigo de nuestras almas. Bajo Nimrod, la astrología se desarrolló y se sentaron las bases para la magia negra y blanca. El desarrolló el culto a Moloc, tan difundido entre los cananitas y desgraciadamente, entre Israel en un tiempo. Finalmente, Nimrod murió asesinado, y el pueblo lo lloró. Pero su culto religioso que había iniciado, la religión babilónica, prosiguió. Su mujer, Semiramis, fue la gran sacerdotisa en tiempos de Nimrod y después de él. Esta dijo que Nimrod era el <<dios-Sol>>, o Baal (Señor). No contenta con ser suma sacerdotisa, Semiramis, se proclamó a sí misma diosa y demandó que se le sacrificaran niños. Semiramis capitalizó la rebelión del hombre contra las leyes de Dios sobre el matrimonio. Promovió el celibato, una cubierta religiosa para luego cometer adulterio, fornicación, homosexualidad, sodomía y lesbianismo. Este celibato, supuestamente separaba a los sacerdotes y los hacía "santos"; les hacía como superiores al resto de los hombres y mujeres que contraían matrimonio y tenían hijos. Semiramis era una bruja, físicamente bella y poderosa, completamente rendida a Satanás, el cual la usó para sus fines de destrucción de la humanidad. Más tarde, quedó embarazada, aunque decía que era virgen; y dio a luz un hijo ilegítimo, le llamó Tammuz, y declaró que ese hijo era en realidad el mismo Nimrod renacido. Semiramis, la reina-madre , conocía la profecía de que de una mujer nacería el Mesías (ver Génesis 3: 15). Semiramis decía ser el <<espíritu de Dios>> encarnado en una madre humana. Su símbolo era la luna. De esta << madre-virgen >> pronto aparecieron por todas partes estatuas de ella cargando al pequeño << dios-sol >>; el cual decía que era el << salvador>>.

Satanás, serpiente astuta

Satanás tiene una característica: Es astuto. Imitando las cosas de Dios, reproduce réplicas blasfemas pero recubiertas de un halo de falsa religiosidad, adornadas de sacralidad que confunden al que es ajeno a la Palabra de Dios. Es un maestro del disfraz y del engaño. No en vano el Señor Jesús le llama el <<padre de toda mentira>>. Satanás sabía mucho del plan divino; fue así que comenzó a falsear lo que Dios iba a hacer en Su tiempo, siglos antes de la venida de Jesús. La " diosa" Semiramis reclamaba que su hijo fue concebido de una forma sobrenatural, y que él era la simiente prometida, el <<salvador del mundo>>. Al tiempo reclamaba la misma adoración, no sólo para el hijo, sino para ella como su madre.

Las historias de Nimrod, Semiramis y Tammuz circularon por todo el mundo. Ese culto se hizo popular y empezó la mitología. Según la cultura, se adoptaron diferentes nombres, y llegaron a ser la <<sagrada familia>>. Semiramis llegó a ser conocida como la <<Reina del cielo>>. Satanás utilizó a sus demonios para que produjeran <<apariciones>> por todo el mundo de esa <<virgen-madre>>, las cuales llamaron y llaman, "milagros". Estas visiones y apariciones han ocurrido en las religiones paganas bajo los nombres de Venus, Diana, Isis, etc. y posteriormente en el catolicismo romano, a través de la denominada <<virgen>>, como la de Lourdes, Fátima, Pilar, Rocío, Lanka, Medjugorke, y miles más. Satanás lo ha hecho considerando no sólo las culturas, sino también las razas; fomentando apariciones en Africa (Dozule, Ruanda), Japón (Akita), India, Italia, Egipto, Ámsterdam, hasta en Nueva York; en definitiva, en cada rincón del mundo. Quien piense que Satanás no tiene poder para hacer esas cosas se equivoca mucho (ver Apocalipsis 13: 15; 16: 13, 14). Satanás usa esos trucos para engañar a muchos. A muchos ha engañado ya, y sigue haciéndolo. Todos ellos, son personas que no buscan al verdadero Dios, sino que eclécticamente, buscan lo que les conviene.

Religión de misterio

Volviendo a Babilonia, decir que la mayor parte de la idolatría babilónica era reflejada a través de símbolos , por eso era una religión de misterio . El becerro de oro era un símbolo de Tammuz, el < <hijo >>. El sol era el símbolo de Baal o de Nimrod, y el fuego era su representación. La cremación de inciensos y el encendido de cirios o su equivalente, era práctica común de la religión de Babilonia, así como en la católica y ortodoxa. Una vez los hombres fueron dispersados por toda la tierra a raíz del suceso de la torre de Babel (Génesis 11), sus cultos idolátricos fueron con ellos a todas partes. ¡En todas las religiones de la tierra se encuentran evidencias del culto babilónico! Babilonia fue la madre , o la precursora de todas las falsas religiones que se desparramaron por toda la tierra. El mismo Herodoto en su << Historia>>, cuenta que la idolatría se originó en el área de Babilonia. La religión de Nimrod y Semiramis se extendió por doquier y también llegó a Egipto. Pronto el culto al sol se convirtió en la religión del imperio. Allí, los dioses de Babilonia recibieron nombres egipcios. Además, los sacerdotes egipcios practicaban la transubstanciación . Afirmaban tener poderes mágicos que les permitían convertir a su gran dios sol, Osiris, en una hostia de pan, así como en el catolicismo (de ahí que la oblea católica sea redonda, como el sol). En su rito religioso, los fieles se comían a su dios para nutrir sus almas. El nombre de la trinidad egipcia era: Isis, Horus y Seb. Ahora observemos bien las iniciales de esos nombres: IHS, estas son las siglas de los jesuitas. Respecto a la mitra , usada por los papas, cardenales y obispos, esta es una prenda de cabeza alargada que tiene forma de boca de pez mirando hacia arriba. Esta es una prenda que no encontramos en el Antiguo Testamento en los sacerdotes de Israel, ¿de dónde viene entonces? Pues viene de los antiguos sacerdotes babilónicos. Representaba a Dagón, el dios-pez (ver Jueces 16: 21-30). Añade Lacueva, diciendo: <<llevaban sobre esa especie de mitra el título de "guardián del puente"; el equivalente en Roma fue el de "Pontifex Máximus", sumo pontífice, usado por el César y...de ahí pasó al obispo de Roma>>.

Ahora ya entendemos mejor las palabras y el sentido de las mismas del apóstol Juan: <<BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA>> (17: 5). La Iglesia de Roma es la heredera del culto babilónico emprendido por Nimrod y Semiramis, llevado al punto más sublime del engaño por mezclarlo directamente con el mensaje del Evangelio, anulando su poder y bendición, al convertirlo en una simple religión ritualista. ¡No hay peor mentira que la que se parece a la verdad! El cristianismo verdadero fue perseguido a muerte por satanás a través de los césares romanos. El cristianismo verdadero fue perseguido a muerte por satanás a través de los papas romanos, siglos más tarde.

Etimológicamente, Babilonia viene de Babel, y significa confusión . No es ninguna equivocación decir que la religión de Roma es sencillamente confusión . Ha mezclado el bien de Dios con el bien del hombre (humanismo); la iglesia con el estado; la iglesia con el mundo, sigue añadiendo Nee: <<la ley con la gracia, las tradiciones de los hombres con la Palabra de Dios; los paganos con los cristianos; el judaísmo con el cristianismo; las promesas de Dios a la Iglesia con Sus promesas a los judíos; lo carnal con lo espiritual; lo terrenal con lo celestial; el rechazo presente con la gloria futura. De hecho es el centro de todas las confusiones. ¡Cuán profunda es, verdaderamente, su confusión!>>

<<... MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA>> : La iglesia de Roma lleva ese título sobre su frente: madre de las rameras espirituales. Ella engloba todo el mover religioso contrario a Cristo, y esto será más constatable cuando la apostasía sea todavía más evidente en este mundo. El propósito de satanás es el de frenar el avance del Evangelio como sea. Aquí es donde intervienen las diferentes ramerillas. En cuanto a esto último, tenemos el caso tan claro del surgimiento del << santo Oficio>> , es decir, la Inquisición, que tuvo su auge como respuesta a la Reforma y que intentó aniquilar, no sólo las doctrinas reformadoras bíblicas, sino a los mismos reformadores y consiguientes misioneros. Cuando el Vaticano perdió gran parte de su poder temporal e influencia directa sobre reyes y emperadores (más aun cuando muchos países adoptaron modelos democráticos de gobierno, abandonando la monarquía absolutista y adoptando el modelo de la república), tuvo necesariamente que cambiar de táctica. Ya no podía a las claras detener, forzar e incluso matar o hacer matar a sus adversarios como solía hacer; ahora debería utilizar la astucia y la sutileza del engaño. Cuando Norteamérica experimentaba un verdadero y glorioso avivamiento espiritual; cuando el Evangelio, por manos de Charles Finney y otros era predicado con unción y gracia, que hacía que las gentes se entregaran al Señor, arrepentidos de sus pecados, las iglesias evangélicas crecían por doquier, y Roma no podía quedarse impasible. ¡Algo había que hacer! Un desconocido llamado Charles Taze Russell, muy influenciado por las ideas escatológicas de los Adventistas, y preso de un orgullo espiritual que le llevaba a decir que su comentario sobre la Biblia era el único inspirado, y que no se podían entender bien las Escrituras sin él, emergió de la nada. Pronto empezó a tener éxito entre muchas personas religiosas que sin estar afianzadas en Cristo, buscaban la fecha del advenimiento del Mesías. Russell les dio una  fecha, 1914, y esto hizo crecer su popularidad. Nacían los << Testigos de Jehová >>. El énfasis de esa secta era el de hacer hincapié en la Biblia, sin embargo, sus doctrinas la contradecían abiertamente. Ese era un gran problema. Pasaron algunos años, le siguió a Russell el falso juez Rutheford, y luego otros hombres y el problema todavía no se había solucionado; de alguna manera había que acomodar las Escrituras a las doctrinas de la llamada Torre del Vigía. Los jesuitas siguiendo el principio hegeliano , para intentar frenar el poder del Evangelio en los Estados Unidos, ayudaron a levantar otra fuerza para contrarrestarlo. Así pues, dado que los <<testigos>> tenían éxito, apoyaron secretamente esa falsa creencia que se opone directamente al Evangelio, ¿cómo?, ayudando a la traducción de sus "escrituras". Claramente, los jesuitas tomaron parte en la traducción del << Nuevo Mundo>> , es decir, la " Biblia" de los Testigos de Jehová. Los siguientes nombres de sendos jesuitas constan en el prefacio de la edición de 1950 de la " Traducción del Nuevo Mundo ", y son: José Mª Bover S.J. y A. Merk S.J. (<<La Crisis>>, Chick Publications). La <<Torre del Vigía>> está más ligada al Vaticano de lo que muchos creen. Es una de sus rameras. Según el ex jesuita Alberto Rivera, la francmasonería, los Illuminati, los testigos de Jehová, el mormonismo, los unitarios, la cienciología son sólo algunos de los grupos que los jesuitas han formado o han ayudado a formar como la antítesis del Evangelio de nuestro Señor Jesucristo. Añade el Dr. Rivera: <<Estas son algunas de las abominaciones espirituales que han producido los jesuitas. Esto se nota en que estas sectas, como formas del catolicismo, tienen el mismo subyacente patrón básico en sus doctrinas, prácticas religiosas y estructura>>(<<La Fuerza>>, pág. 25, Chick Publications). De acorde al testimonio del Dr. Rivera, cualquier cuerpo religioso o sociedad secreta que se esté formando es inmediatamente visitado por jesuitas encubiertos. Cualquier organización nueva intentará ser influenciada por esos visitantes simpáticos e inteligentes que las ayudarán a formarse y a moldearse (<<La Fuerza>>, pág. 25, Chick Publications).

BABILONIA LA GRANDE, la que está sentada sobre siete colinas es la MADRE... de las RAMERAS. ¿Cuáles son esas rameras? Ya hemos hablado someramente de unas pocas. Según el Dr. Rivera, indudablemente otra de ellas es el Islam . ¿Qué tendría que ver el Vaticano con el Islam? Mucho, según Rivera. Una cosa sí se sabe: Los papas de Roma siempre han querido llevar su sede de Roma a Jerusalén, cuna de la verdadera Iglesia cristiana, de ahí el por qué de las Cruzadas. Para ello deberían destruir la fuerza judía ortodoxa que todavía existía en Jerusalén y aledaños. Roma ha aborrecido a los judíos porque estos siempre se han opuesto con éxito a que el papado se instaurara en Jerusalén; por otro lado, la profecía debía cumplirse, y al Vaticano nunca le ha gustado esa profecía: Babilonia la Grande está sentada sobre siete montes , esto es, Roma: <<Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se sienta la mujer>> (Apocalipsis 17: 9), y este no es el caso de Jerusalén. Según Rivera, los informes que llegaban a Roma allá por el año seiscientos es que los beduinos rechazaban el catolicismo-romano. El plan originado en Roma fue el siguiente: Unir a los hijos de Ismael con una nueva religión que pudiera controlar. Por aquel tiempo, las tribus árabes estaban eternamente divididas; en cuanto a creencia, eran idólatras. Cada una adoraba a su propio ídolo; no obstante tenían algo en común, lo que denominaban << la casa de Dios >>, llamada la Kaaba en La Meca. Decían que fue construida por Abraham y su hijo Ismael. Dentro de la Kaaba había 360 ídolos. Los espías del obispo de la ciudad que <<reina sobre los reyes de la tierra>> , Roma, buscaban un líder potencial para levantar esa nueva religión. En la tribu de Quraysh hallaron a un joven brillante. Su nombre era Mahoma. Usaron a Khadijah, hermosa mujer y católica cercana a Mahoma, la cual sería el anzuelo para la operación. Enamoró a Mahoma, casándose con él. Alrededor del 610 d.C., Mahoma dijo que tuvo una visión. El ángel Gabriel, nada menos, se le apareció para decirle que él (Mahoma) iba a ser el mensajero de Alá. Waraquah, la que fuera prima de Khadijah, interpretó e influenció las visiones de Mahoma. Alá no era más que uno de aquellos ídolos de la Kaaba ; el que pertenecía a la tribu de Mahoma. Dos papas secretamente financiaron la máquina militar musulmana a cambio de Jerusalén, pero cuando los musulmanes capturaron Jerusalén en nombre del profeta Mahoma, se desentendieron completamente del papa. De esta manera, el Vaticano vio frustrado su deseo de trasladar su sede a Jerusalén hasta la fecha. Así nació el Islam. Furiosa, Roma, años más tarde, planeó destruir, no sólo a los judíos, también a los islamistas de Jerusalén a través de las nefastas Cruzadas.

Nos faltaría tiempo y espacio aquí para ir desgranando de qué manera BABILONIA LA GRANDE ha sido, es y será, hasta su destrucción, la madre de las rameras religiosas y de un sin fin de abominaciones sobre este planeta, pero hagamos un esfuerzo...

Ecumenismo, Concilio Vaticano II y Trento

El Segundo Concilio Vaticano que se inició en el año 1962, tenía como finalidad modernizar la Iglesia Católica y Romana, pero modernizar en la forma exterior; en la forma simplemente de presentación al mundo, pero no en el fondo, dado que eso es imposible. La prueba está en que las doctrinas que se definieron en el Concilio de Trento todavía están en vigor. En el Concilio de Trento, los jesuitas fueron el poder predominante. Los documentos del Concilio de Trento se basaron en la constitución de Ignacio de Loyola, una manera nueva y efectiva de intentar destruir el protestantismo . En el Concilio de Trento, las dos columnas que sustentan a Roma: La Sucesión Apostólica y el Poder Temporal , fueron solidificadas. El comienzo del movimiento ecuménico en el Concilio Vaticano II celebrado después de la Segunda Guerra Mundial, ha llevado a muchos a creer que las doctrinas del Concilio de Trento ya no tienen vigencia, pero en absoluto es esto así. El Papa Juan XXIII dijo: <<Acepto completamente todo lo decidido y declarado en el Concilio de Trento>> ¡no podía ser de otro modo! La Constitución Dogmática << Lumen Gentium>> , publicada por el Vaticano II, es el texto más ensalzado por ser el más trascendental logro del Concilio. Este importante documento afirma claramente que no define ninguna doctrina o dogma nuevos. Por tanto, las doctrinas expresadas en el Concilio de Trento todavía tienen vigencia. Roma no puede volverse atrás de todo lo que ha venido declarando como dogma anteriormente, si quiere seguir existiendo como es. Ella dice de sí misma que es "Semper Eadem" (siempre la misma). A raíz del Vaticano II, Roma pretende aglutinar a todos los movimientos religiosos bajo su manto, y eso incluye a la Iglesia Ortodoxa, auténtica rival a muerte; a los protestantes, antes llamados herejes y anatemas, ahora, después del Vaticano II, " hermanos separados" . De ahí, todo ese énfasis ecuménico exagerado, y esas bellas palabras de la " unidad de los cristianos" . En realidad, lo que busca Roma no es la verdadera unidad de los cristianos ya que es imposible que personas con diferentes creencias (aquí estoy hablando de doctrinas básicas), puedan tener un mismo Señor, una misma fe, un mismo bautismo, un mismo Dios y Padre (Efesios 4: 5, 6), en definitiva, un mismo evangelio. Entre los verdaderos cristianos, es la Palabra de Dios la que nos une, tal y como el Espíritu Santo la inspiró. Roma, tiene su propia palabra. Probar que Roma no busca la verdadera unidad en la fe de Cristo es muy fácil. Tomemos el ejemplo de Latinoamérica. A pesar de todo el movimiento evangélico que surge por todo ese continente, se continúa practicando y exportando mucha variedad de espiritismo afro-brasileño, afro-cubano, etc. El candomblé , la santería, umbanda , kimbanda, macumba, así como el vudú  y otras tropelías satánicas crecen al amparo del catolicismo-romano. Eso no es ningún problema para el Vaticano, porque mientras el hechicero del vudú se confiese católico-romano, y así todos sus seguidores, pues está bien, no hay problema. En realidad, el concepto de unidad que Roma tiene es muy particular. Unidad para Roma significa tener a todos bajo su paraguas; bajo su control. La finalidad es que todos se llamen católicos y reconozcan al papa aunque decidan seguir practicando sus cultos satánicos. La finalidad de todo esto es muy clara: Levantar una macro-iglesia universal , donde el papa sea la cabeza visible e incluya a todas las religiones, porque según Roma, cualquiera que siga su religión con fe , Dios al final tendrá misericordia de él y le salvará. En otras palabras, <<cree lo que quieras, que mientras lo creas con sinceridad estarás agradando a Dios>>. Detrás de esta abominación , sólo está el deseo de codicia y ambición sin límites de poder que Roma siempre ha tenido. El mismo espíritu de poder y conquista que la Roma antigua tenía, sigue estando en la Roma religiosa a través de las edades. La Roma antigua, dentro del espíritu de su célebre pax romana, permitía las idiosincrasias socio-religiosas de las naciones que conquistaba; así era mientras esas gentes reconocieran a Roma como su autoridad final. Lo mismo está ocurriendo con la Roma religiosa. Y lo que con la Inquisición no pudo conseguir, ahora, a través del ecumenismo pretende hallarlo. El Ecumenismo es un engaño disfrazado de buenas intenciones. Es la esencia de BABILONIA LA GRANDE. Los movimientos que intentan unir a evangélicos con católico-romanos devienen de un plan perfectamente orquestado por los jesuitas. Muchos líderes evangélicos, sobretodo de origen anglosajón, desconocedores de la realidad de Roma, han caído en su trampa, creyendo que son sus hermanos en Cristo, pensando que están trabajando codo con codo para unir la Iglesia de Cristo. Dice Walvoord al respecto: <<Ofrece un triste comentario sobre el cristianismo contemporáneo el hecho de que está mostrando un deseo presuntuoso de regresar a Roma, a pesar de la evidente apostasía de Roma del verdadero cristianismo bíblico>>.

Roma está encantada con esa ingenuidad, porque le está así facilitando mucho su labor. Para los cristianos evangélicos, <<evangelismo>> significa llevar a la gente a Cristo; para la jerarquía católico romana no obstante, significa llevar a la gente al seno de la Iglesia de Roma. El obispo católico romano, perteneciente al movimiento carismático Tom Forrest, líder del movimiento ecuménico evangelístico << Evangelización 2000>> desde el Vaticano compartió lo siguiente con un grupo de líderes católicos carismáticos: <<Nuestra labor es la de hacer verdaderos cristianos llevándoles al seno de la Iglesia Católica. Así pues, la evangelización nunca es completamente exitosa, sólo es parcial, hasta que el convertido es hecho miembro del cuerpo de Cristo por ser llevado al seno de la Iglesia Católica.  Escuchad las palabras del papa Pablo VI. Este es un documento que cada uno de vosotros deberíais tener en vuestras casas, llamado "Sobre la evangelización del mundo moderno". Esto es lo que el papa dice: "El compromiso de alguien al que se acaba de evangelizar no puede quedar como algo abstracto (‘¡Oh, soy cristiano', esto es demasiado abstracto). Debe dársele una forma visible y concreta a través de ser parte de la Iglesia Católica, nuestro sacramento visible de salvación". Me gusta decir estas palabras, y las voy a decir otra vez: "¡Nuestro sacramento visible de salvación!". ¡Esto es lo que la Iglesia (católica) es, y si eso es lo que es la Iglesia (católica), debemos estar evangelizando hacia la Iglesia! No, no debéis solamente invitar a alguien a ser cristiano, les invitáis a ser católicos. ¿Cuál es la importancia de esto? Primeramente, existen siete sacramentos, y la Iglesia Católica tiene esos siete sacramentos. En nuestros altares tenemos el cuerpo de Cristo, bebemos la sangre de Cristo. Jesús está vivo en nuestros altares, somos uno con Cristo en la eucaristía. Como católicos tenemos a María, y esta Madre nuestra, Reina del Cielo, está rezando por nosotros hasta que nos vea en la gloria. Como católicos tenemos el papado, una historia de papas desde Pedro hasta Juan Pablo II, tenemos la roca sobre la cual Cristo edificó su Iglesia. Como católicos, me encanta esto que voy a decir, tenemos el purgatorio, ¡gracias a Dios! Yo soy una de esas personas que nunca llegarían a ver a Dios sin él. Esta es la única manera de ir. Así pues, como católicos, nuestra labor es usar esta década antes del 2000 evangelizando a todos y cada uno tanto como podamos para llevarles al seno de la Iglesia Católica>> Este es el "evangelio" romano. Así pues también, esta es la verdadera realidad del tan manido ecumenismo . El problema para Roma, como venimos diciendo, es cuando se levantan cristianos verdaderos que declaran seguir a Cristo sólo a través de Su Palabra, la Biblia, y no reconocen al papa romano como cabeza de la Iglesia. El cardenal D'Allen declaró que el enfoque protestante en la autoridad de la Biblia, era un obstáculo para la unión ecuménica de todas las iglesias del mundo. D'Allen declaró: <<La Reforma fue una revuelta protestante que molestó la unidad de la Iglesia. La unión se llevará a cabo cuando los rebeldes acepten la autoridad del papa y abandonen la autoridad de las Escrituras. Roma no puede aceptar algo que quede por debajo de esto>> : Este es el concepto de ecumenismo que el Vaticano tiene. Claramente se nos dice que el papa está por encima de la Palabra de Dios; lo que dice un hombre, por encima de lo que Dios dice. Mucho más explícito fue la Conferencia Nacional de Obispos del Brasil. Un informe reciente decía lo siguiente: <<Pasmados ante el asombroso crecimiento de las "sectas" evangélicas en el Brasil, los líderes de la Iglesia Católica Romana han amenazado con lanzar una guerra santa contra los protestantes a menos que no fomenten que la gente abandone el redil católico...En la 31ª Conferencia Nacional de Obispos del Brasil...el obispo Sinesio Bohn lanzó a los evangélicos una seria amenaza..."Vamos a declarar una guerra santa, no les quepa la menor duda"-anunció-. "La Iglesia Católica tiene una estructura pesada, pero cuando nos movamos, aplastaremos a cualquiera que esté debajo de nosotros"...Según Bohn, una guerra total no pude evitarse a menos que las 13 iglesias protestantes y denominaciones más grandes firmen un tratado...<eso> requeriría que los protestantes detuvieran todos los esfuerzos evangelísticos en Brasil. A cambio de eso, dijo Bohn, los católicos resolverían paralizar toda persecución dirigida a los protestantes>> (Revista Charisma, mayo de 1994) . A pesar del cacareado ecumenismo , el obispo en cuestión, admite que la persecución hacia los protestantes sigue siendo la política oficial de Roma.

BABILONIA LA GRANDE la ecuménica

Por lo tanto, ¿ha cambiado Roma? No, sólo ha cambiado su estrategia. Las metas siguen siendo las mismas que ya fueron, sólo el procedimiento ha cambiado. El papado sabe que son ya muchos cientos de millones en todo el mundo los que se llaman evangélicos. Países e incluso continentes enteros son evangélicos o protestantes, aunque sea por tradición solamente. Ahora Roma apuesta por la integración . Actuando en base a su espíritu de ramera, no le importa fornicar con cualquier religión y secta, con el fin de atraparla bajo su poder de seducción. Uno de los títulos de esa iglesia es el de "Madre"; "la santa madre iglesia de Roma" . Como tal "madre", dice sentirse madre, y abraza en su seno a todas las corrientes filosóficas, políticas y religiosas que se quieran poner bajo su amparo. Este es un eufemismo, porque en realidad lo que pretende Roma es controlar todo aquello que parece diferente a ella. Y esta política de integración, por tanto, no sólo va dirigida al mundo protestante. El papa no sólo reza con los protestantes . Juan Pablo II, se reunió con el Dalai Lama, el dirigente del budismo tibetano, y con otros dirigentes de religiones satánicas en Asís, Italia en 1986 (sobre todo a partir de entonces, se llamó a Asís o Asisi << ciudad de la paz >>). En esa reunión histórica se unió en un círculo para rezar y meditar con encantadores de serpientes de Togo, chamanes y médicos brujos de Africa, gurús hindúes de la India, monjes budistas de Tailandia y religiosos protestantes liberales de Gran Bretaña. Muchos católico-romanos sinceros, se asombraron al escuchar al papa declarar, en esta reunión inter-religiosa en Asís, que << existen muchos caminos a Dios>> (<<Aviso Final>> Grant. R. Jeffrey, pág. 176). El apóstol Pedro, del cual Juan Pablo II dice ser <<sucesor>>, dijo hablando de Jesucristo: <<Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres , en que podamos ser salvos>> (Hechos 4: 12), ¡Sólo Jesucristo es el Camino! (Jn. 14: 6). Este evento volvió a producirse tres años más tarde, esta vez en Roma: <<LIDERES DE TODAS LAS RELIGIONES TIENEN UN ENCUENTRO EN ROMA>> : El Vaticano se encuentra dando los últimos retoques para llevar a cabo la reunión inter-religiosa (Fuente: Weekend News Today Source - EWTN, Sep. 24, 1999). El Vaticano está dando los últimos pasos de preparación para la Reunión Inter-Religiosa que deberá celebrarse el próximo mes de Octubre, los días del 24 al 28. Líderes de todas las religiones se encontrarán en Roma para estudiar la contribución en común que los creyentes pueden hacer a favor de la humanidad en el próximo siglo. El encuentro incluirá una visita a Asís, la ciudad de la paz. Este evento inter-religioso, se realizará en la víspera del Jubileo. Tal como el Consejo Pontificio para el Diálogo Inter-religioso ha declarado, Juan Pablo II ha requerido que en este año de preparación antes del 2000, dedicado a Dios Padre, "se reflexione sobre la relación entre Dios y los hombres , al promover relaciones diversas entre las religiones" (énfasis nuestro). ...La Asamblea, constará de 200 personas: 80 cristianos de diferentes denominaciones y 120 de otras religiones...La Asamblea incluirá a las religiones animistas tradicionales africanas, religiones americanas e hindúes, religiones monoteístas, y algunas nuevas religiones japonesas >> (énfasis nuestro).

Estos líderes de todas las religiones que se encontrarán con el papa en Roma para ver lo que los creyentes pueden hacer <<en favor de la humanidad >>, ¿a qué clase de creyentes se refiere? Hablando de religiones, cada una sobre la tierra es diferente y opuesta en sus creencias a las demás. Los musulmanes tienen un dios: Alá; los hindúes tienen millones (cada hindú tiene su propia colección de dioses porque son idólatras). Los animistas africanos veneran los ríos, los árboles, las piedras, etc., porque creen que detrás de cada uno de esos elementos se esconden << fuerzas invisibles >> (que no son otra cosa sino demonios). De vuelta a los musulmanes, estos tienen su libro sagrado, el Corán; en cambio los católicos tienen su sagrada tradición y la Biblia (por ese orden). Unos creen que se reencarnan (hindúes); otros van al cielo, otros al Nirvana (budistas, los cuales no creen que haya Dios), otros al paraíso (musulmanes). Para unos es pecado una cosa (matar las vacas para los hindúes; comer cerdo para los musulmanes), para otros, es otra diferente. En definitiva, esos <<creyentes>> sólo tienen algo en común: ¡Nada! No he mencionado el cristianismo, porque seguir a Cristo no es una mera religión sino una mantener y desarrollar una relación de amistad con Dios a través de Cristo mediante la asistencia del Espíritu Santo, ¡nada tiene esto que ver con la religión, que no es más que obra de hombres! ¿Qué interés tendrá Dios Padre en que se <<promuevan las relaciones entre las religiones >>, como Juan Pablo II dijo pretender? Dios Padre envió a Su Hijo al mundo para que por la fe en Él el mundo fuera salvo (Jn. 3: 16, 17, 18; Ro. 5: 1; Ef. 2: 8, 9). Las religiones son sólo obstáculos satánicamente inspirados para tratar de entorpecer la labor del verdadero Evangelio; y ahí tenemos a ese papa motivando y ayudando a que eso sea así.

El 8 de julio de 1980, la Associated Press , indicó que el papa Juan Pablo II no se opone a las sectas espiritistas basadas en el vudú africano que saturan el catolicismo romano. Piensa que una vez catolizados estas sectas ayudarán a promulgar la religión. Durante su visita de febrero de 1993 al Africa, este papa predicó su mensaje de unificación con las religiones animistas, es decir, con las religiones que rinden culto directamente a los demonios (<<Aviso Final>> Grant. R. Jeffrey, pág. 176). . Tuvo reuniones con muchos practicantes de vudú y con adivinos. La agencia de noticias Associated Press  informó sobre la visita del papa al país africano de Benin con los siguientes titulares: <<El Papa se reúne con creyentes de vudú>>. El periódico informó: <<El papa Juan Pablo II, el martes pasado, buscó algo en común con los creyentes en el vudú, sugiriendo que no traicionarían su fe tradicional convirtiéndose al catolicismo>> (Ibid, 177). En otras palabras, podían retener el vudú estando unidos a la iglesia católico-romana. Estos adoradores del vudú creen en muchas deidades (que son demonios) y utilizan serpientes en sus rituales. Juan Pablo II, tiene en su agenda crear una macro iglesia universal desde la cual él (o más bien su sucesor), dirigir involucrando en ella a cualquier tipo de creencia y culto. Por eso, explicó a los brujos del vudú, que como ellos adoran a sus ancestros, los católicos también tienen devoción <<a sus ancestros en la fe, desde los apóstoles hasta los misioneros>> . Según el informe de Associated Press , los brujos recibieron calurosamente al papa. Sossa Guedehoungue, dirigente de la comunidad vudú de Benin exclamó: <<Jamás había visto a Dios, pero hoy cuando he visto al papa, me he dado cuenta que he visto al Dios bueno, que reza por todos los que practicamos vudú>>(Ibid). Queda claro: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA.

Les recordamos aquí a los que todavía están en su seno las palabras inspiradas del apóstol Pablo: <<No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial (diablo)? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos?...>>  (2 Corintios 6: 14-16)

(V. 6) << 6 Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús; y cuando la vi, quedé asombrado con gran asombro>>

{
}
{
}

Comentarios Apocalipsis Capítulo XVII

y los demas versiculos no estan?? la otra parte del capitulo Muy bueno todo
Carlos N. Carlos N. 13/05/2013 a las 20:22

Deja tu comentario Apocalipsis Capítulo XVII

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre