Avisar de contenido inadecuado

Babilonia la madre de las Falsas Religiones.

{
}

Babilonia, Cuna de Falsas Religiones

 

El Principio de Falsas Religiones

 

  • El Principio de Falsas Religiones
  • Principio de Babilonia. Nimrod, su primer rey.
  • Un poderoso cazador Un rebelde en contra de Dios.
  • Su esposa Semíramis. Su hijo Tammuz, falsificación.
  • Un relato bíblico e historia de cómo la Babilonia pagana se dispersó entre las naciones y fue absorbida por el Imperio Romano y, finalmente mezclada con la cristiandad en Roma.
  • Una mezcla que produjo la ruina

1. Principio de Babilonia. Nimrod, su primer rey.

Volvamos las páginas del tiempo al período pasado, poco después del Diluvio. En aquellos días el hombre comenzó a emigrar desde el oriente. «Y aconteció que al ir viajando al oriente, hallaron una llanura en la tierra de Shinar y quedáronse a morar allí» (Gén. 11:2).

Fue en esta tierra de Shinar que la ciudad de Babilonia fue construida, y esta tierra se llegó a conocer más tarde como Babilonia y aún más adelante como Mesopotamia. Aquí los ríos Tigris y Eufrates habían almacenado ricos depósitos de tierra que podían producir grano en abundancia. Sin embargo, existían ciertas desventajas, las cuales tenían que afrontar las gentes que habitaban esa tierra. Esta estaba sobrepoblada de animales salvajes, los cuales eran un peligro constante para su seguridad y paz (Ex. 23:2930). Obviamente, cualquier persona que pudiese proporcionarles protección contra estas bestias salvajes, recibiría gran clamor de parte de su gente.

2. Un poderoso cazador Un rebelde en contra de Dios.

Y así en este punto, un hombre grande y poderoso, cuyo nombre era Nimrod, apareció en escena. Se hizo famoso como un gran cazador de bestias salvajes. La Biblia nos dice: «Y Cush engendró a Nimrod: éste comenzó a ser poderoso en la tierra. Fue un vigorozo cazador delante de Jehová; por lo cual se dice: Así como Nimrod, vigoroso cazador delante de Jehová» (Gén. 10:8-9). Estos versos contienen un significado muy importante, el cual es raramente notado: es el hecho de que Nimrod fue un «poderoso cazador», lo cual le hizo famoso dentro de aquellas gentes primitivas. Como lo declaran las Escrituras, se volvió poderoso en la tierra, era un líder famoso en los sucesos del mundo, «Nimrod era tan poderoso y era tan grande la impresión que causó en la mente de los hombres, que el oriente está lleno actualmente de tradiciones de sus extraordinarias proezas.»

Habiendo obtenido gran prestigio entre las gentes, Nimrod estableció un sistema para obtener mejor protección. En vez de pelearse constantemente con las bestias salvajes, ¿por qué no organizar a la gente en ciudades y rodear éstas de murallas para resguardarse? Entonces, ¿por qué no organizar estas ciudades en un reino y escoger un rey para que reine sobre ellos? Evidentemente, este era el pensamiento de Nimrod, ¡porque la Biblia nos dice que organizó dicho reino! «Y fue la cabecera de su reino Babel y Erech y Accad y Calneb, en la tierra de Shinar» (Gén. 10:10). Y así el reino de Nirrirod fue establecido como el primer reino mencionado en la Biblia.

Todos estos adelantos hechos por Nimrod pudieron haber sido buenos, pero Nimrod fue un «reinan. te no temeroso de Dios». La Escritura dice que era «poderoso». No solamente indica que se hizo famoso y poderoso políticamente, sino que la expresión también tiene un significado hostil. Esta expresión viene del hebreo Gibor, que significa «tirano», mientras que el nombre Nimrod significa rebeldía. Como lo dice la Enciclopedia judía, Nimrod fue aquél quien hizo a las gentes rebelarse en contra de Dios».'

Esta misma naturaleza rebelde de Nimrod puede verse también en la expresión de que era un poderoso cazador «ante Jehová». La palabra «ante» en este caso, también denota un significado hostil. En otras palabras, Nimrod se estableció «ante Jehová», la palabra «ante» como traducción de la palabra en hebreo, que significa «contra» Jehová.2

Pero no solamente estaba Nimrod contra el verdadero Dios, sino que también era un sacerdote de idolatría diabólica y de atrocidades de la peor clase, tal como hemos de verlo. Finalmente, Nimrod, el rey-sacerdote de Babilonia, murió. De acuerdo a las leyendas, su cuerpo fue cortado en pedazos y quemado y los pedazos fueron enviados a varias áreas. Prácticas similares se mencionan en la Biblia (Jc. 19: 29 y 1.0 S. 11:7). La muerte de Nimrod fue muy lamentada por la gente de Babilonia. Pero aun cuando Nimrod había muerto, la religión babilónica, en la cual él tuvo una parte tan prominente, continuó y se desarrolló aún más, bajo el liderazgo de su esposa.

3. Su esposa Semiramis. Su hijo Tammuz, falsificación

Después de la muerte de Nimrod, su esposa, la reina Semiramis, lo proclamó como el dios-Solar. Más tarde, cuando esta mujer adúltera e idólatra dio a luz a un hijo ¡legítimo, proclamó que su hijo, Tammuz de nombre, no era más que el mismo Nimrod renacido. Ahora, la reina-madre de Tammuz, sin duda que había escuchado la profecía de la venida del Mesías, que nacería de una mujer, pues esta verdad era muy conocida desde el principio (v. Gén. 3:15). Satanás había engañado primero a una mujer, Eva; pero más tarde, a través de una mujer, habría de venir el Salvador, nuestro Señor Jesucristo. Satanás, el gran falsificador, sabía también mucho del plan divino. Fue así que comenzó a suplantar falsedades acerca del verdadero plan, siglos antes de la venida de Jesús.

La reina Semiramis, como un instrumento en manos de Satanás, reclamaba que su hijo fue concebido de una forma sobrenatural y que él era la semilla prometida, el «salvador del mundo». Pero no solamente era. el pequeño adorado, sino que también la mujer, la madre, lo era también igual (o más) que el hijo. Corno podremos ver en las páginas siguientes, Nimrod, Semiramis y Tammuz fueron usados por Satanás para producir una falsa religión -que a veces parece ser como la verdadera-, y su sistema corrompido llenó al mundo.

La mayoría de la idolatría babilónica era acarreada a través de símbolos -por eso era una religión misterio-. El becerro de oro, por ejemplo, era un símbolo de Tammuz, hijo del dios-Solar. Como se consideraba que Nimrod era el dios-Solar o Baal, el fuego era considerado como su representante en la tierra. Se encendían candelabros y fuegos ritualistas en su honor, como lo veremos más adelante. También se simbolizaba a Nimrod por medio de símbolos solares, peces, árboles, columnas y animales.

Siglos más tarde, Pablo dio una descripción que detalla perfectamente el camino que la gente de Babilonia siguió: «Porque habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios ni dieron gracias; sino que se hicieron tontos en sus razonamientos y su necio corazón fue entenebrecido. Diciéndose ser sabios, se hicieron necios y tornaron la gloria de Dios incorruptible, en algo semejante a la imagen del hombre corruptible y de aves y de animales cuadrúpedos y de serpientes..., los cuales cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y sirviendo a la creación en vez de al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén... Por esto Dios los entregó a afectos vergonzosos» (Rom. 1:21-26).

4. Un relato bíblico e historia de cómo la Babilonia pagana se dispersó entre las naciones y fue absorbida por el Imperio Romano y, finalmente mezclada con la cristiandad en Roma.

Este sistema de idolatría se esparció de Babilonia a las naciones, pues fue de este sitio de donde fueron los hombres dispersados sobre la faz de la tierra (Gén. 11:9). Como salían de Babilonia, llevaban consigo su idolatría babilónica y sus símbolos misteriosos. Por lo cual, hasta hoy en día encontramos evidencias de esta religión de Babilonia, ya sea de una o de otra forma, ¡en «todas» las religiones falsas de la tierra! En verdad, Babilonia fue la madre -la precursora- de las falsas religiones e idolatrías que se desparramaron por toda la tierra. Como lo declaran las Escrituras, «porque todas las naciones han bebido del vino de su fornicación» (Jer. 51:7 y Apoc. 18:13).

Además de la prueba escrita de que Babilonia fue la madre, el nido de religiones paganas, también tenemos el testimonio de conocidos historiadores; por ejemplo, Herodoto, el viajero mundial e historiador de la antigüedad. El presenció la religión-misterio y sus ritos en numerosos países y menciona cómo Babilonia fue el nido original del cual todo sistema de idolatría proviene.'

Bunsen dice que el sistema religioso de Egipto fue derivado de Asia y «del Imperio primitivo de Babel». En su conocido trabajo titulado Nínive y sus ruinas, Layard declara que tenemos el testimonio unido de historia profana y sagrada, que la idolatría originó en el área de Babilonia el más antiguo de los sistemas religiosos.

Cuando Roma se convirtió en un imperio mundial es un hecho conocido que ella asimiló dentro de su sistema a dioses y religiones de todos los países paganos sobre los cuales reinaba.3 Como Babilonia era el origen del paganismo de estos países, podemos ver cómo la nueva religión de la Roma pagana no era más que la idolatría babilónica que se desarrolló de varias formas y bajo diferentes nombres en las naciones a las que fue.

Teniendo todo en cuenta, notamos que fue durante el tiempo del dominio de Roma que el verdadero Salvador, Cristo Jesús, nació, vivió entre los hombres, murió y resucitó de entre los muertos. Entonces ascendió al cielo, envió al Espíritu Santo y la Iglesia del Nuevo Testamento fue establecida en la tierra. ¡Y qué gloriosos días fueron esos! Basta solamente con leer el libro de los Hechos para ver cuánto bendijo Dios a sus genes en esos días. Multitudes se añadían a la Iglesia, la verdadera Iglesia. Grandes hechos y maravillas se hacían como confirmación de Dios a su Palabra. La verdadera cristiandad estaba ungida por el Espíritu Santo, y barría a la idolatría como el fuego en la pradera. Rodeaba las montañas y cruzaba los mares. Hizo que temblaran y temieran los tiranos y reyes. ¡Se decía de aquellos cristianos que habían volteado al mundo de arriba para abajo! Así era su mensaje y su espíritu, lleno de poder.

5. Una mezcla que produjo la ruina

No habían pasado muchos años cuando comenzaron a proclamarse algunos hombres como «señores» sobre el pueblo de Dios, tomando el sitio del Espíritu Santo; en vez de conquistar por medios espirituales y verdaderos -como lo habían hecho en los primeros días-, éstos empezaron a sustituir la verdad e implantar sus propias ideas y métodos. Se comenzaron a hacer intentos por unir el paganismo con la cristiandad, inclusive en los días cuando el Nuevo Testamento era escrito, porque Pablo menciona que «... el misterio de iniquidad ya está obrando» (II Tes. 2:7). El nos previene que ha de venir una «apostasía» y que muchos «apostatarán de la fe, escuchando a espíritus de error y a doctrinas de demonios» (II Tim. 4:1). ¡Estas son las doctrinas falsas de los paganos! Para el tiempo en que Judas escribió el libro que lleva su nombre, le fue necesario amonestar al pueblo a que «luchen tenazmente por la fe que ha sido una vez dada a los santos», porque algunos hombres se habían metido disimuladamente y estaban tratando de cambiar la verdad que había sido dada por Cristo y los apóstoles, por falsedades (Jud. 1:34).

El cristianismo se encontró frente a frente con el paganismo de Babilonia establecido en diversas formas en el Imperio romano. Aquellos cristianos rehusaron tener algo que ver con esas costumbres y creencias. Como resultado de esto, sufrieron muchas persecuciones. Demasiados cristianos fueron acusados falsamente, arrojados a los leones, quemados en estacas y torturados en muchas otras formas. Pero después comenzaron grandes cambios a sucederse. El emperador de Roma profesó haberse convertido. Se dieron órdenes imperiales por toda Roma para que las persecuciones cesaran. Se dieron grandes honores a los obispos. La Iglesia comenzó a recibir aceptación y poder. ¡Pero se tenía que pagar un alto precio por todo esto!

Se hicieron muchas concesiones al paganismo. En vez de que se separara la «Iglesia» del mundo, ésta se hizo parte de él. El emperador, mostrando favoritismo, demandó un sitio de preeminencia en la iglesia, puesto que en el paganismo los emperadores eran considerados como dioses. De ahí en adelante, comenzaron a surgir mezclas de paganismo con cristianidad, como lo saben todos los historiadores.

Tan alarmante como pueda parecer, el mismo paganismo que se originó en Babilonia y se había ya esparcido por las naciones, fue simplemente mezclado con el cristianismo -especialmente en Roma. Esta mezcla produjo lo que hoy en día se conoce como la Iglesia Católica Romana, como han de probar las páginas siguientes.

No es nuestra intención tratar de ridiculizar a nadie con cuyas creencias no estamos de acuerdo. Al contrario, es nuestro deseo sincero que este 1ibro sea un llamado a toda persona que tiene una fe genuina -no importa su afiliación religiosa- para abandonen las doctrinas babilónicas y sus conceptos, ¡y regresen a la Biblia y a la fe que una fue dada a los santos!

***

CULTO A LA MADRE E HIJO

  • La Reina Semiramis y su hijo-dios, Tammuz.
  • Cómo se desarrolló su adoración bajo distintos nombres y formas en varios países.
  • Cómo se mezcló con otras doctrinas de la Iglesia caída.
  • Títulos paganos aplicados a María.

1. La reina Semiramis y su hijo-dios, Tammuz.

Uno de los ejemplos más sobresalientes de cómo el paganismo babilónico ha continuado hasta nuestros días, puede verse en la forma en que la Iglesia Romana inventó el culto a María, para reemplazar el antiguo culto a la diosa-madre de Babilonia. Como dijimos en el capítulo anterior, después de la muerte de Nimrod, su adúltera esposa dio a luz a un hijo del que afirmó había sido concebido sobrenaturalmente. Proclamó que éste era un dios-hijo; que era Nimrod mismo, su líder, que había renacido y que tanto ella como su hijo eran divinos. Esta historia era ampliamente conocida en la antigua Babilonia y se desarrolló en un culto bien establecido, el culto de la madre y el hijo. Numerosos monumentos de Babilonia muestran la diosa madre Semiramis con su hijo Tammuz en sus brazos.

2. Cómo se desarrolló su adoración bajo distintos nombres y formas en varios países.

Ahora, cuando el pueblo de Babilonia fue disperso en las varias áreas de la tierra, llevaron consigo el culto a la divina madre y al dios-hijo. Esto explica por qué todas las naciones en tiempos pasados adoraban a la divina madre y a su hijo de una u otra forma, ¡aun siglos antes de que el verdadero Salvador, nuestro Señor Jesucristo naciera en este mundo! En los diversos países donde se extendió este culto, la madre y el hijo eran llamados de diferentes nombres debido a la división de los lenguajes en Babel, pero la historia básica seguía siendo la misma.

Entre los chinos, se llamaba «Shingmoo» o «Santa Madre», y a la diosa madre se representa con un niño en los brazos y rayos de gloria alrededor de su cabeza. Los germanos veneraban a la virgen «Hertha» con un niño en los brazos. Los escandinavos la llaman «Disa» y también la representan con el niño en los brazos. Los etruscos la llamaban «Nutria»; en India, la «Indraní», que también era representada con un niño en los brazos (véase ilustración), y también, entre los druidas, adoraban a la «Virgo Paritura» como a la «Madre de Dios».

La madre babilónica era conocida como «Afrodíta» o «Ceres», por los griegos; Nana, por los sumerios, y como «Venus» o «Fortuna» por sus devotos en los viejos días de Roma; su hijo era conocido como «Júpiter». La ilustración muestra a la madre y al hijo como Devaki y Cris1ma (Krishna).

Por algún tiempo, Isi, la «gran diosa» y su hijo Iswara, han sido venerados en la India, donde se han erigido grandes templos para su culto. En Asia la madre era conocida como «Cibeles», y su hijo como «Deoius». «Pero no tomando en cuenta su nombre o lugar -dice un escritor-. Era la esposa de Baal, la reina-virgen del cielo quien dio fruto sin haber concebido.»5

Cuando los hijos de Israel cayeron en apostasía, ellos también se descarriaron con este culto de la diosa-madre. Como podemos leer en el libro de Jueces 2:13, «Y dejaron a Jehová y adoraron a Baal y a Astaroth». Astaroth era el nombre bajo el cual la diosa era conocida por los hijos de Israel. Da vergüenza el pensar que aun aquellos que conocían al Dios verdadero, se alejaban de El y adoraban a la madre pagana. Pero eso es exactamente lo que hicieron. Uno de los títulos bajo el cual era la diosa conocida por los israelitas, era el de «Reina del Cielo», como leemos en Jeremías 44:17-19. El profeta Jeremías los reprendió por venerarla, ¡pero ellos se rebelaron a pesar de su advertencia, y fue así como trajeron sobre sí mismos una plena destrucción por la mano de Dios!

En Efeso, la gran madre era conocida como «Diana»; ¡el templo dedicado a ella en esa ciudad era una de las Siete Maravillas del Viejo Mundo! Y no solamente en Efeso, sino también a través de Asia y del mundo entero era venerada la divina madre (Hch. 19:27).

En Egipto, la madre babilónica era conocida como Isis, y su hijo como Horus. Nada es más común, en los monumentos religiosos de Egipto, que el infante Horus sentado en el regazo de su madre (véase ilustración).

El culto a la madre y al hijo era conocido también en Inglaterra en tiempos pasados, pues en 1747 se encontró un monumento religioso en Oxford, de origen pagano el cual exhibe a una mujer alimentando a un infante. «Así vemos -dice un historiador-, que la virgen y el hijo eran venerados en tiempos anteriores desde China hasta Bretaña... y aún en México la madre y el hijo eran venerados.»

3. Cómo se mezcló con otras doctrinas de la Iglesia caída.

Este culto falso se esparció desde Babilonia a varias naciones, con diferentes nombres y formas; finalmente, se estableció en Roma y a través del Imperio romano. Dice un notable escritor de esta época: «El culto a la grandiosa madre... era muy popular en el Imperio romano. Existen inscripciones que prueban que los dos [madre e hijo] recibían honores divinos, no solamente en Italia -especialmente en Roma- sino también en las provincias, particularmente en África, España, Portugal, Francia, Alemania y Bulgaria».'

Fue durante este período de culto prominente a la madre divina, que el Salvador, nuestro Señor Jesucristo, fundó la verdadera Iglesia del Nuevo Testamento; ¡y qué gloriosa era la Iglesia en esos días!

Pero la que una vez fue conocida como la «Iglesia», abandonó su fe original en el tercer y cuarto siglos y cayó en la gran apostasía que los apóstoles habían anunciado. Cuando vino esta «apostasía» se mezcló mucho paganismo en medio de la cristiandad. Se aceptaban en la Iglesia a paganos no convertidos y en numerosos casos se les permitía continuar muchos de sus ritos y costumbres paganos sin restricción alguna; en ocasiones se hacían algunos cambios con el fin de que estas creencias paganas parecieran similares a una doctrina cristiana.

Uno de los mejores ejemplos de esta clase de paganismo lo podemos tener en la forma en que la iglesia profesante permitía a los paganos el continuar el culto a la diosa madre ¡solamente con una poca diferencia y con otro nombre! Había muchos paganos que se sentían atraídos al cristianismo, pero era tan fuerte en sus mentes la adoración a la diosa madre, que no la querían abandonar. Entonces los líderes de la Iglesia buscaron una similitud en la cristiandad con el culto de los idólatras paganos para poder atraerlos en gran número y así añadirlos a ella. ¿Pero a quién podrían usar para reemplazar a la diosa madre del paganismo? Pues claro que a María, la madre de Jesús; era la persona más lógica que podían escoger. ¿Por qué, entonces, no permitir que los paganos continuaran sus oraciones y devociones a su diosa, llamándola con el nombre de Ma. ría, en lugar de los nombres anteriores con los cuales ellos la conocían? Esto le daba al culto idólatra de los paganos la «apariencia» de cristianismo y de esta forma, ambos bandos podían estar satisfechos e incorporarse así a la Iglesia romana.

Y es esto exactamente lo que sucedió. Poco a poco, el culto y doctrinas que habían sido asociados con la madre pagana, vinieron a ser aplicados a María. Así, el culto pagano de la «madre» continuó dispersándose dentro de la Iglesia profesante.

Es obvio que este culto a María no era sólo la veneración que se merece la más bendita entre las mujeres, la madre humana del divino Salvador, sino que, al contrario, no era más que una continuación del viejo culto pagano a la madre. Porque a pesar de que María, la madre de Jesús, era una buena mujer, dedicada y temerosa de Dios, y fue escogida especialmente para engendrar el cuerpo de nuestro Salvador, no fue nunca considerada como una persona divina o como diosa por la verdadera Iglesia primitiva. Ninguno de los apóstoles, ni Jesús mismo, dieron alguna vez a entender que se debería venerar a María. Como lo indica la «Enciclopedia Británica», durante los primeros siglos de la Iglesia no fue puesto ningún énfasis en María.' No fue sino hasta la época de Constantino, la primera parte del siglo iv, cuando alguien empezó a ver a María como a una diosa. Pero aun durante ese período, tal idolatría era denunciada por la Iglesia, lo cual es evidente en las palabras de Epifanio, quien denunció a ciertas mujeres de Tiro, Arabia y otros sitios por rendir culto a María como a una diosa verdadera y hacerle ofrendas en su capilla. Pero unos años más tarde, el culto a María no solamente era permitido por lo que es actualmente conocida como la Iglesia Católica, sino que vino a ser una de sus doctrinas principales y lo continúa siendo hasta hoy día.

Como Roma había sido por mucho tiempo el centro del culto a la diosa del paganismo, no debemos extrañarnos de que éste fuera uno de los primeros sitios donde el culto a María se estableció dentro de la «iglesia». Este es un hecho que revela abiertamente que el culto a María fue el resultado directo de la influencia pagana.

Otra ciudad en donde el culto idólatra-pagano a la madre era popular fue Efeso, y ahí también se hicieron intentos por mezclarlo con la cristiandad. En Efeso, desde tiempos primitivos, la diosa - madre era llamada Diana (Hch. 19). En dicha ciudad los paganos la veneraban como la diosa de la virginidad y la maternidad. Se decía que ella representaba los poderes generadores de la naturaleza, por lo cual se la representaba con muchos senos. Una torre de Babel adornaba su cabeza.

Cuando se tienen creencias durante siglos, por lo general no es fácil abandonarlas. De modo que cuando llegó la apostasía, líderes de la iglesia de Efeso razonaron que si permitían a los paganos continuar su adoración a la diosa-madre, los podrían atraer a la «iglesia». Así, entonces, en Efeso se incorporó el culto a la diosa pagana y se mezcló con el cristianismo. Se sustituyó el nombre de Diana por el de María y los paganos continuaron orando a la diosa-madre. Conservaron sus ídolos con la imagen de ella y la iglesia profesante permitió que los adorasen junto con Cristo. Pero no es mezclando de esta forma el cristianismo con el paganismo el camino de Dios para ganar convertidos.

Cuando Pablo llegó a Efeso todavía no se había infiltrado el paganismo. La gente era verdaderamente convertida y en esos días al convertirse al cristianismo destruían las imágenes de la diosa-madre (Hch. 19:24-27). ¡Cuán trágico fue que esta iglesia aceptara y aún adoptara la idolatría abominable de la diosa-madre disfrazándola bajo el hábito de la cristiandad! Finalmente, cuando el culto a María se hizo una doctrina oficial de la Iglesia Católica, en el año 431 d. de C., fue precisamente en el Concilio de Efeso, la ciudad de la Diana. Es obvia la influencia pagana que indujo al Concilio a tomar esta decisión.

4. Títulos paganos aplicados a María.

Otro sitio del culto idólatra a la diosa-madre fue Alejandría (Egipto). Aquí era conocida bajo el nombre de Isis. Cuando el cristianismo se propagó hasta Alejandría, se hicieron convenios similares a los que se habían adoptado en Roma y Efeso. El culto idólatra-pagano a la madre fue cuidadosamente inyectado a la «cristiandad» por los teólogos de la iglesia en dicha ciudad. Ahora, el simple hecho de que haya sido en ciudades como Alejandría, Efeso y Roma donde la idolatría pagana se mezcló primeramente con la cristiandad, muestra de manera definitiva la continuación directa del antiguo paganismo.

Esto prueba más aún que el culto a María no es más que el antiguo culto popular a la diosa-madre pagana y se puede confirmar notando los títulos que se le confirieron a María así como la forma ritual de sus cultos.

Por ejemplo, María es frecuentemente llamada «la Madonna». ¡Este título no tiene absolutamente nada que ver con María, la madre de Jesús! En cambio, esta expresión es la traducción de uno de los títulos por los cuales la diosa babilónica era conocida, y Nimrod vino a ser conocido como Baal. El título de su esposa, la divinidad femenina, sería el equivalente a Baalti. En castellano esta palabra equivale a «mi Señora»; en latín, Mea Domina, y en italiano, en una forma bien conocida, es Madonna.

Entre los fenicios, la madre-diosa era conocida como «Nuestra Señora de los Mares» y aún este título se aplica a María a pesar de que no hay absolutamente ninguna conexión entre María y el mar en los evangelios.

Las Escrituras claramente indican que sólo hay un mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre (I Tim. 2:5). A pesar de esto, el catolicismo romano enseña que María también es «mediadora», y es por esto que las oraciones a ella forman una parte muy importante en el culto católico. ¿Pero cómo fue que María vino a ser conocida como «Mediadora»? Nuevamente tenemos la influencia del paganismo, pues la madre-diosa de Babilonia tenía nombres como «Mylitta», que significa «la mediadora». Y así esto también pasó a la iglesia apóstata, ¡la cual hasta hoy en día habla de María como mediadora!

Otro título que proviene del paganismo y fue aplicado a María es el de «Reina del Cielo». En ningún lugar del Nuevo Testamento se dice que María la madre de Jesús sea o tuviera que ser nombrada reina del cielo; pero este título lo poseía la diosa-madre pagana que era adorada siglos antes de que María siquiera hubiera nacido. Sí, hacía mucho tiempo, en los días de Jeremías, que el pueblo adoraba a la «reina del cielo» y practicaba ritos que eran sagrados para ella. Como podemos leer en Jeremías 7:18-20, «Los hijos recogen la leña y los padres encienden el fuego y las mujeres amasan la masa para hacer tortas a la "reina del cielo"». Y en este contexto, es interesante notar que actualmente las mujeres de Paphos (Cipre), hacen ofrendas a la virgen María, como reina del cielo, en las ruinas del antiguo templo de Astarté.

Como hemos visto, el nombre de la diosa-madre en Egipto era Isis y su hijo Horus (Osiris). Pues bien, uno de los títulos por los cuales Isis era conocida también, era el de «Madre de Dios». Más tarde este título fue aplicado a María por los teólogos de Alejandría. Nuevamente este era un intento obvio para hacer aparentar a la cristiandad semejante al viejo paganismo con la adoración a su diosa. Bien sabemos que María era la madre de Jesús, pero solamente en el sentido de su naturaleza humana. El título católico y el significado original de éste trascendieron y pusieron a la sencilla y humilde madre del Señor en una posición exaltada ajena al Nuevo Testamento. Y en la misma forma se sigue instruyendo a los católicos actualmente.

El culto a Isis no fue limitado a Egipto. Se introdujo en Roma en el año 80 a. de C. cuando Sulla fundó un colegio isiaco allí. Y para mostrar hasta qué punto estaba mezclado el paganismo con la «cristiandad» romana, necesitamos solamente mencionar -el hecho de que Isis era adorada en un templo «que estaba situado en las colinas vaticanas, donde hoy está localizada la Basílica de san Pedro, el centro de la Iglesia que adora a la «madre de Dios» en aquella forma.

Aquí encontramos que los títulos «reina del cielo», «nuestra señora de los mares», «mediadora», «madonna», «madre de Dios» y otros más -que antes se atribuían a la diosa-madre pagana- fueron poco a poco aplicados a María. Tales títulos indican claramente que el supuesto culto a María de hoy es en realidad una continuación del culto a la diosa pagana. Pero existen todavía más pruebas que se pueden observar en la forma en que se representa a María en el «arte» de la Iglesia apóstata.

Tan bien fijada en la mente pagana estaba la imagen de la diosa-madre con el niño en los brazos, que cuando los días de la apostasía llegaron, «la antigua estampa de Isis y de Horus fue finalmente aceptada, no solamente entre la opinión popular, sino por sanción episcopal, como el retrato de la virgen y su hijo». Se adjuntaron representaciones de Isis y su hijo en un marco de flores. Esta práctica también fue aplicada a María, quien casi siempre es mostrada en la misma forma, como bien lo saben los estudiantes del arte medieval.

La diosa egipcia Isis era frecuentemente representada como parada en la «Luna creciente» con «doce» estrellas alrededor de su cabeza. Incluso esto fue adoptado para María, pues en casi todas las iglesias católicas romanas del continente europeo, se pueden ver cuadros de María en la misma forma. La ilustración que se acompaña (impresa tal como está en el Catecismo Oficial de Baltimore, EE.UU.), ¡muestra a María con las doce estrellas alrededor de su cabeza y la Luna creciente bajo sus pies!

Para satisfacer las mentes supersticiosas de los gentiles, líderes de la Iglesia apóstata trataron de hacer a María similar a la diosa del paganismo y exaltarla a una superficie divina, para competir con la madre-pagana. Y de igual manera se hicieron estatuas de María -a pesar de que las Sagradas Escrituras prohíben tal práctica-. En algunos casos, las mismas estatuas que habían sido veneradas como Isis (con su hijo), fueron simplemente cambiadas de nombre y se dieron a conocer como María y su hijo Cristo, de modo que continuara el antiguo culto. «Cuando el cristianismo triunfó -dice un autor-, estas pinturas y figuras se convirtieron en la Madonna y su hijo, sin interrupción alguna: ningún arqueólogo podría actualmente asegurar si alguno de esos objetos representa a la una o a la otra.»

Todo esto demuestra a qué grado se han rebajado los líderes apostatas para tratar de unir el paganismo con el cristianismo. La mayoría de esas figuras con distintos nombres han sido adornadas con joyas en la misma forma en que lo están las imágenes de las vírgenes hindú y egipcia.

María, la madre de Jesús, no era rica; al contrario, era pobre. Entonces, ¿de dónde vinieron las joyas y coronas que se ven en las supuestas estatuas de ella? Obviamente, tales representaciones no son cristianas; son de origen anterior al cristianismo.

Y así por compromisos unos muy evidentes y otros mis disimulados, el culto a la antigua madre de los paganos fue continuado dentro de la «Iglesia» de la apostasía con el nombre de María, a quien se sustituyó en lugar de la otra. ¡Y este cambio ha venido engañando al mundo entero!

***

 

 

CULTO A MARIA

Tal vez la prueba más significativa de que el culto a María no es otra cosa que la continuación del culto pagano a las diosas de diversos nombres y no a la bendita madre del Señor (siempre bien amada pero no adorada por los verdaderos cristianos), es que en la religión pagana la madre era adorada tanto como su hijo o más. Aquí hay una clave muy importante para ayudarnos a resolver el misterio contemporáneo de Babilonia. El verdadero cristianismo enseña que el Señor Jesús, y solamente El, es el Camino, la Verdad y la Vida, que solamente El entre todas las criaturas de la tierra, ha podido vivir una vida sin mancha de pecado; y El es quien debe ser exaltado. Nunca su madre. Pero el catolicismo romano, demostrando la influencia del paganismo en su desarrollo, exalta a la madre también y en muchas formas, la madre es más honrada que el mismo Hijo.

Bien sabemos que muchos han de tratar de negar que la Iglesia Católica atribuye una posición divina a María. Pero al viajar alrededor del mundo, ya sea en una majestuosa catedral o en una capilla provinciana, la estatua de María ocupa el puesto primordial. Al recitar las oraciones del Rosario y del «Ave María», se repiten éstas nueve veces más que el «Padrenuestro». Se acepte o no, el nombre de María es más importante en el catolicismo. En forma similar a la Babilonia del pasado, la diosa-madre es glorificada hoy en día en la Babilonia del presente; solamente que se usa el nombre de María en vez de otros nombres bajo los cuales era conocida la diosa. Al católico se le enseña que la razón por la cual se debe orar a María, es porque ella lleva las peticiones de sus adoradores a su hijo Jesús, y como es su madre, El contesta la oración para complacerla. Con esto se deduce que María tiene más compasión, más comprensión y más bondad que su Hijo, el Señor Jesús. Ciertamente, tal suposición es una blasfemia y va completamente en contra de las enseñanzas de las Escrituras. Sin embargo, esta idea es frecuentemente repetida en los escritos católicos.

Un notable escritor católico romano, Alfonso Ligorio, escribió que las oraciones son más efectivas cuando se dedican a María, en vez de a Cristo. Y el hecho de que sus escritos lleven el sello de aprobación de la Iglesia Católica, es evidente, ya que fue canonizado como «santo» por el papa Gregorio XIV en 1839 y fue declarado «Doctor» de la Iglesia Católica por el papa Pío IX.

En una parte de sus escritos, Ligorio describe una escena imaginaria en la cual un pecador ve dos escaleras colgando del cielo. María está a la cabeza de una y Jesús en la otra. Cuando el pecador trata de subir por la de Jesús, ve la cara furiosa de El ~ cae derrotado. ¡Pero cuando sube la escalera de María, lo hace rápida y fácilmente, y es bienvenido por ella, quien lo introduce en el cielo y lo presenta a Cristo! Entonces todo va bien. Esta descripción es para demostrar cuánto más fácil y efectivo es el ir a Cristo a través de María.

Este mismo escritor católico dijo que el pecador que se aventura a ir directamente a Cristo, puede encontrarse con la presencia de su ira. Pero si va a orar a la «virgen», ella sólo tendrá que mostrar a Jesucristo «los senos que le dieron de mamar», y su furia se calmará inmediatamente.' Ciertamente tal idea va contra las Escrituras. El caso es que las Escrituras nos dan una ilustración que niega rotundamente esta aseveración: «Bienaventurado el vientre que te trajo y los pechos que mamaste», dijo una mujer a Jesús; pero El le contestó diciendo: «Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios y la guardan» (Lc. 11:27-28).

Obviamente, la idea de que Jesús era persuadido a contestar una oración porque María le mostrase los pechos que mamó, es contraria a las Escrituras. Pero tal idea de los pechos no era extraña en los cultos de la diosa-madre pagana. Se han descubierto imágenes que muestran frecuentemente sus pechos desproporcionados con su cuerpo, de una manera extraña. 0, como en el caso de Diana, ¡para demostrar su «fertilidad», se le ilustra con unos cien senos!

El catolicismo ha intentado aún más exaltar a María a una posición netamente divina con la nueva doctrina de la «Inmaculada Concepción». Tal enseñanza no es otra cosa que un esfuerzo más para hacer a María semejante a la diosa del paganismo, pues en los viejos mitos, ¡la diosa también se creía que había nacido de concepción sobrenatural! Estas viejas fábulas variaban, pero todas hablaban de incidentes sobrenaturales en conexión con su entrada al mundo. Enseñaban que era superior a todo mortal ordinario, que era divina. Y así, poco a poco, era necesario enseñar que María también entró a este mundo de una manera sobrenatural, ¡para hacer que las enseñanzas acerca de ella concertaran con las del paganismo!

El elemento sobrenatural en las enseñanzas de la Iglesia Católica Romana sobre María, es de qué ella nació sin pecado original. Pero de este nacimiento no nos dicen nada las Escrituras. Acerca de María, la Biblia dice que fue una mujer virtuosa y temerosa de Dios, favorecida y escogida por El, una virgen, pero tan humana como usted y yo. Y, como humana, era miembro de la raza caída de Adán. Como las Escrituras declaran, «Por cuanto todos pecaron, están destituidos de la gloria de Dios». La única excepción de esto es nuestro Señor Jesucristo. Como todo el mundo, María necesitaba de un Salvador y esto fue plenamente admitido por ella misma, cuando dijo: «Y mi espíritu se alegró en Dios, mi salvador». Obviamente, si María necesitaba de un Salvador, entonces no era salvadora. Si necesitaba de un Salvador, ella necesitaba ser salva, recibir perdón, ser redimida como todos nosotros. En resumen, la divinidad de nuestro Señor no radica en el hecho de que su madre haya sido una persona exaltada o sobrehumana. No; al contrario, es divino porque El es el único Hijo de Dios, concebido por obra y gracia del Espíritu Santo. Su divinidad viene del Padre celestial, no del carácter sobrehumano del instrumento que Dios usó para su entrada en el mundo.

Debemos comprender que fue Jesús quien nació de concepción sobrenatural, no su madre. La idea de que María era superior a otros seres humanos, fue enfáticamente rechazada por el mismo Jesús. Un día, mientras predicaba: «... su madre y sus hermanos estaban fuera. Y le dijo uno: He aquí tu madre y tus hermanos están afuera, quieren hablarte. Y Jesús respondió al que esto le decía: "¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?" Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: "He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hiciere la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ese es mi madre, y hermano y hermana"» (Mt. 12:46-50). Claramente podemos ver que si servimos al Señor, si hacemos su voluntad, estamos en la misma categoría espiritual que María. Ciertamente, esta unidad en Cristo nos enseña igualdad a los ojos de Dios y rechaza la idea de que María fuese una persona sobrenatural.

Sin embargo, el romanismo adoptó del paganismo la idea de orar a la divina-madre, de modo que tuvo que enseñar que María era una persona sobrenatural; de lo contrario, ¿cómo podría ella escuchar las oraciones que le dirigen cada día los católicos de todo el mundo, recitando el Avemaría, el rosario, las letanías de la virgen bendita y otras más? Multiplique el número de estas oraciones por el número de católicos que las recitan cada día. ¿Se ha imaginado que María tendría que escuchar 46.296 peticiones por segundo? Y esto es un cálculo conservador. Está claro que nadie más que Dios puede hacer esto. Sin embargo, los católicos creen que María escucha todas estas oraciones y entonces, por necesidad, ¡tienen que exaltarla a una posición divina, sea bíblica o no!

Tratando de justificar tan innecesaria exaltación de María, los líderes católicos han buscado algún fundamento bíblico para sostener esta creencia. Las palabras de Gabriel a María «Bendita tú entre las mujeres» (Lc. 1:28) han sido frecuentemente referidas a este respecto. Seguramente que las palabras de Gabriel indican que María fue favorecida de Dios; pero no la hicieron una persona divina, simplemente porque fue «bendita entre las mujeres», pues mil trescientos años antes fue pronunciada una bendición similar a Jael, mujer de Heber Cineo (Jc. 5:24). La Biblia, sencillamente, nos demuestra que María era «bendita entre las mujeres», pero esto no significa que debemos adorarla, orar a ella o hacerla una diosa.

Antes de Pentecostés María estaba reunida con los discípulos esperando la promesa del Espíritu Santo. Leemos que los apóstoles «perseveraban unánimes en la oración, con las mujeres y con María, la madre de Jesús y con sus hermanos» (Hch. 1:14). Ciertamente, las Escrituras no dicen que los discípulos estaban orando a María; la ilustración que acompaña -tal como es vista en los catecismos católicos- intenta dar a María una posición central. Pero como sabe todo estudiante bíblico, los discípulos en esa ocasión no estaban mirando a María; estaban buscando que el Cristo resucitado, quien había ascendido al cielo, les enviase el don del Espíritu Santo. Nótese también que en el dibujo, no solamente están los discípulos mirando a María, sino que también el Espíritu Santo (en forma de paloma) se ve volando sobre ella. De acuerdo a las Sagradas Escrituras, la única persona sobre quien el Espíritu Santo descendió en esa forma fue sobre el mismo Jesús, no sobre su madre. Por otra parte, y aunque parezca increíble, la diosa-virgen pagana, bajo el nombre de Juno, era frecuentemente representada con una paloma en su cabeza, como también lo eran Astarté, Cibeles e Isis. Y así, la influencia pagana en tales cuadros, aparece de un modo bien claro.

Otro intento por glorificar a María -exaltarla a un plano que la Escritura no le otorga- puede notarse en una doctrina católica, conocida como la perpetua virginidad de María. Esta enseña que María continuó virgen toda su vida. Pero tal doctrina no fue nunca enseñada por     Cristo o por sus discípulos. Como lo explica la Enciclopedia Británica, la doctrina de la perpetua virginidad de María no fue enseñada sino hasta cerca de trescientos años después del regreso de nuestro Señor al cielo. No fue sino hasta después del Concilio de Calcedonia, en el año 451, que esta infundada suposición fue aprobada oficialmente por Roma.

Al contrario de las enseñanzas católicas, la Biblia muestra claramente que María no continuó como virgen a través de toda su vida. La Biblia enseña que nuestro Señor Jesucristo nació de la virgen María -concebido en virginidad y nacido sobrenaturalmente (Mt. l:23)-. Enfáticamente creemos en el nacimiento virginal de Jesús. Pero después del nacimiento de El, María dio a luz a otros hijos, los hijos naturales de su unión con José, su esposo.

En Mateo 1:25 leemos que Jesús fue el hijo «primogénito». La Biblia no dice que María haya parido a un solo hijo, sino que nos dice que Jesús fue su primer hijo. El hecho de que Jesús fuera el primogénito, indica que después nacieron de María otros hijos. Siempre en el lenguaje lógico normal, un primero requiere un segundo. Pero fuera de esta línea de razonamiento, las Escrituras no dejan lugar a dudas del hecho de que María tuvo otros hijos después del nacimiento de Jesús. Sus nombres son anotados en la Biblia, como sigue: «Jacobo, José, Simón y Judas» (Mt. 13:55). Además de estos hermanos, el versículo siguiente menciona a las hermanas de Jesús. Las gentes de Nazareth dijeron: « ¿... y no están todas sus hermanas con nosotros?» La palabra «hermanas» está en plural, de modo que sabemos que tuvo por lo menos dos hermanas. Pero si nos fijamos un poco más, veremos que el pasaje indica que Jesús no sólo tenía dos hermanas, sino que por lo menos tenía tres. Notemos que el versículo habla de «todas» sus hermanas. Por regla general, cuando nos referimos solamente a dos personas, decimos «ambas» y no «todas» ellas. Esto, definitivamente, implica que la expresión se refiere a tres o más hermanas. Si entonces añadimos tres hermanas y cuatro hermanos además de Jesús, resulta que María, tuvo ocho hijos.

El Señor Jesús nació de María sobrenaturalmente, por un nacimiento virginal, los otros siete hijos que ella tuvo, nacieron normalmente; fueron engendrados por su esposo José. Pero la actitud católica es que José conservó a María como virgen por el resto de su vida. Sin embargo, ella fue virgen según las Escrituras «solamente» hasta después del nacimiento de Jesús. José no la conoció hasta que parió a su hijo primogénito y lo llamó Jesús. José no conoció a María hasta después del nacimiento de Jesús. Pero más tarde, José y María tuvieron unión matrimonial y dieron a luz a varios hijos tal como lo enseñan las Escrituras. Estudiando lo que la Biblia enseña, nos damos cuenta de que la doctrina de la perpetua virginidad de María es completamente falsa.

Durante los días de la apostasía -para hacer más clara la identificación de María con la madre-diosa que las naciones venían adorando hacía cientos de años-, algunos exagerados admiradores de María comenzaron a enseñar que el cuerpo de María nunca sufrió corrupción, sino que ascendió a los cielos al igual que Jesucristo y que allí sentada hoy en día, como la «Reina del cielo» para recibir culto y oraciones. No fue sino hasta este siglo que la doctrina de la ascensión de María se proclamó oficialmente como una doctrina de la Iglesia Católica Romana. Fue tan sólo en el año 1950 que el papa Pío XII declaró que el cuerpo de María no sufrió corrupción, sino que fue llevado al cielo. Obviamente, dicha doctrina de la ascensión de la virgen, no es parte de la doctrina del Nuevo Testamento.

He aquí las palabras de uno de sus admiradores. San Bernardo, que favorecen la posición católica en este aspecto «En el tercer día, después de la muerte de María, cuando los apóstoles se juntaron alrededor de su tumba, la encontraron vacía. El cuerpo sagrado había sido llevado al paraíso celestial. La tumba no tuvo poder sobre alguien inmaculado. Pero no fue suficiente que María haya sido recibida en el cielo; ella no era cualquier ciudadano ordinario; tenía aún mayor dignidad que el más alto de los arcángeles. María había de ser coronada reina del cielo por el Padre Eterno; ella había de tener un trono a la mano derecha de su hijo. Ahora, día tras día, hora tras hora, ella está orando por nosotros, obteniendo gracia para nosotros, preservándonos del peligro, protegiéndonos de la tentación, llenándonos de sus bendiciones».

Bien puede decirse que el culto a María en su plenitud, está basado en esta creencia de que ella ascendió a los cielos. Pero la Biblia no dice nada en absoluto de tal «ascensión de María». Al respecto, Juan 3:13 dice: «Y nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo, el Hijo del Hombre, que está en el cielo, nuestro Señor Jesucristo». El es quien está sentado a la diestra de Dios Padre. El es quien es nuestro Mediador. El es quien nos llena de bendiciones, ¡no su madre!

La Biblia no dice nada de orar a una mujer, sea María o cualquier otra. Este culto falso es repetidamente prohibido en la Biblia. Las verdaderas oraciones deben ser dirigidas a nuestro Señor mismo. «Porque hay un Dios asimismo un mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre» (I Tim. 2: S). La simple idea de «orar a María» como mediadora y como «reina del cielo», no es más que un paganismo disfrazado con el nombre de María.

Junto con las oraciones a «María» está el rosario, el cual, como hemos de ver, es igualmente de origen pagano. Como un instrumento, el rosario es una cadena con quince series de pequeñas bolitas; cada serie está marcada por una bola más grande. Los bordes de la cadena se juntan con una medalla con la efigie de María. De esta medalla cuelga una cadena corta al final con una cruz.

Los objetos en el rosario son para contar oraciones, las cuales son repetidas una tras otra. Tal instrumento -muy bien conocido- forma parte importante del culto católico. Pero como tantas otras cosas en la Iglesia Católica, el rosario no es un instrumento cristiano sino una invención pagana. Mucho antes de que existiera una Iglesia Católica, el rosario era ya usado comúnmente en casi toda nación pagana.

Se encontró un medallón en Citium (Chipre) que había sido colonizado por los fenicios, el cual tiene un círculo de cuentas que se semejan al rosario. Este rosario fue usado en el culto a Astarté, la diosa-madre, cerca de ochocientos años antes de Cristo. Este mismo «rosario» se puede ver en muchas de las monedas encontradas que se usaban en Fenicia.

Los bramas han usado desde hace mucho tiempo rosarios con cientos de canicas. Los adoradores de Vishriu dan a sus hijos rosarios de 108 canicas. Un rosario similar es usado por millones de budistas en la India y en el Tíbet.1 Los musulmanes constantemente oran por los noventa y nueve nombres de Alá con su rosario Tasbih de 99 canicas. Los adoradores a Siva tienen un rosario con el cual repiten, si es posible, todos los mil ocho nombres de su dios.

Cuando los misioneros católicos visitaron la India, Japón y México por vez primera, sitios éstos en los cuales el nombre de Cristo jamás se había escuchado, ¡se sorprendieron al encontrar rosarios usados por los paganos! Los adoradores del demonio en el Tíbet y China usan rosarios para sus rituales. Los rosarios son frecuentemente nombrados en los libros sagrados de los hindúes.' El rosario era usado en la Grecia asiática y tal es el objeto con canicas visto en las estatuas de la diosa Diana.' Escritos de dos y tres siglos antes de Cristo mencionan el uso del rosario dentro de varias religiones paganas. Y no solamente estaba el rosario en evidencia en todos estos países y dentro de todas estas religiones que hemos mencionado, sino que también era usado en los días del paganismo en Roma, en donde las mujeres se adornaban el cuello no solamente por razones ornamentarias, sino como recordatorio de oración en sus religiones paganas. La palabra «collar», Monile, significa « recordatorio »,3 es decir, medio para recordar.

Nadie puede negar el hecho de que el instrumento del rosario era usado en la época precristiana y por religiones no cristianas. Incluso la misma Enciclopedia Católica, dice: «En casi todos los países nos encontramos con algo similar al rosario para contar las oraciones».

De todas maneras, ni Cristo ni los apóstoles enseñaron nunca a orar empleando algún instrumento u objeto para contar las oraciones. El memorizar oraciones y luego repetirlas una y otra vez mientras que contamos las canicas, realmente se convierte en un ejercicio de memoria en vez de una expresión espontánea del corazón. Considerando que su uso no tiene base bíblica y que su origen proviene de tribus aborígenes paganas, el rosario no es más que otro ejemplo de cómo el paganismo fue mezclado con la religión católica.

La oración más frecuentemente repetida y la principal del rosario, es el «Avemaría», que se dice de la siguiente forma: «Dios te salve, María; llena eres de gracia, el Señor es contigo; bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén».

Recitar el rosario completo ocupa quince minutos. Requiere la repetición del Avemaría 53 veces, del Padrenuestro 6 veces, 5 misterios, 5 meditaciones de los misterios, 5 glorias y una repetición del llamado «Credo de los Apóstoles». Bien, notemos en dónde está puesto el énfasis. ¿Cuál es la que se repite más frecuentemente? La oración a María. El caso es que el Avemaría es repetido nueve veces más que el Padrenuestro. Pero, preguntamos, ¿es más importante o efectiva una oración compuesta por hombres* y dirigida a María nueve veces, que una oración enseñada por Jesús y dirigida a Dios mismo? Tal énfasis en la «madre» indica claramente la mezcla del paganismo, en el sistema de Roma.

El repetir una oración una y otra vez es indicado en la Biblia como una práctica del paganismo. Por ejemplo, oraciones repetidas se ofrecían a Diana en conexión con su culto en Efeso. Estas oraciones consistían de una corta frase religiosa, repetida una y otra vez; tal como podemos ver en Hechos 19:34. En este pasaje, los idólatras de la diosa-madre «... todos gritaron casi por dos horas: grande es Diana de los efesios». Todos gritaban esto una y otra vez, y al igual que estos adoradores de Diana, usaban frases repetidas en su culto, asimismo hoy día, la misma clase de oración no bíblica continúa en la Iglesia Católica aplicada a María. Pero Jesucristo se oponía radicalmente a la práctica de repetir oraciones una y otra vez y así lo expresó: «Y cuando ores -dijo, no uses vanas repeticiones como lo hacen los gentiles, porque ellos se imaginan que han de ser oídos por su uso de muchas palabras. No os hagáis, pues, semejantes a ellos, porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad antes que vosotros pidáis» (Mt. 6:743). En este pasaje nuestro Señor, en términos claros, nos pide no orar repitiendo la misma oración una y otra vez. Jesús declaró enfáticamente que esto era ritualista. Debemos creerle y obedecerle a El.

De todas las oraciones del rosario, la única que es tomada directamente de la Biblia, es el «Padrenuestro». Pero aun esta oración no debe repetirse una y otra vez, pues es a continuación de habernos dicho El que no usáramos repeticiones y muchas palabras como lo hacen los paganos, que dice en el siguiente versículo: «De esta manera debéis orar: Padre nuestro, que estás en los cielos... ». Y les dio a los apóstoles esta oración breve como ejemplo. En el mismo párrafo en que les indicó no repetir palabras en vano, el Señor Jesús dio esta oración como algo opuesto al tipo de oraciones de los paganos; sin embargo, en desobediencia directa a las Escrituras, los católicos son enseñados a repetir esta preciosa oración una y otra vez en lugar de imitarla. Y si el Padrenuestro no debe repetirse, cuánto menos debemos repetir la más breve oración hecha por hombre y dirigida, no a Dios, sino María, la madre humana de Jesús.

***

SANTOS, SANTORAL Y SIMBOLISMOS

Además de las oraciones y devociones ofrecidas a María, los católicos romanos también dan honores y oración a varios «santos». Estos santos, según la Iglesia Católica, son mártires o gentes notables de la «Iglesia» que han muerto y los Papas los han designado como «santos». En este capítulo hemos de ver, sin lugar a dudas, que la idea de orar a los santos no es más que una continuación de viejas devociones que los paganos daban a los dioses y diosas de su religión, desde tiempos atrás. Pero antes de abordar estas evidencias, fijémonos en las Sagradas Escrituras y veremos lo que ella

{
}
{
}

Comentarios Babilonia la madre de las Falsas Religiones.

Me parece que la información que he encontrado aquí es bastante acertada y útil para todo aquel quwe busca la verdad. Me he preguntado tanto por qué es que temas como estos no se predican en la mayoria de iglesias. Creo que el mundo sería un poco mejor si todos comprendieramos que la Biblia es la verdad absoluta de YHWH. BENDICIONES Y GRACIAS.
HUGO MARCELO ARROYO HUGO MARCELO ARROYO 17/03/2009 a las 02:07
Gracias, está especificado y tiene autor. Podrían escribir algo acerca del momento en que empezó esta idea del papa.
Alet Alet 27/04/2009 a las 19:58
:-)  muy bueno y concreto. gloria a Dios por darnos a conocer todo lo que esta oculto y nos hace errar el camino verdadero. DIOS ES GRANDE!!!1
laura laura 21/07/2009 a las 02:46
LA VERDADERA DOCTRINA CRISTIANA Y LA SALVACION DE SU ALMA.
A) CARACTERISTICAS DE LA IGLESIA VERDADERA.
B) CARACTERISTICAS DE LA IGLESIA FALSA.
CRUZADA PARA REAFIRMAR LA SALVACION DE NUESTRAS ALMAS, CONOCIENDO LA VERDAD SOBRE LA DIFERENCIA ENTRE LA IGLESIA CRISTIANA CON SANA DOCTRINA Y LA IGLESIA CON FALSA DOCTRINA. ESTE MENSAJE NO ES UNA CRITICA A LA IGLESIA, ES UN MENSAJE ESPECIAL DE EXHORTACION PARA LOS MINISTROS CRISTIANOS.

¿Será mi iglesia de Sana Doctrina?

¿Usted se preguntará? ¿Porque es importante saber en dónde me debo congregar?

La respuesta es porque los hermanos que asisten a una iglesia con falsa doctrina no serán salvos, ni ellos como ovejas que escuchan la falsa doctrina, ni tampoco sus Ministros que predican falsamente. Lea por favor lo que el Apóstol Pablo le recomienda a Timoteo, en 1ra. Timoteo 4:16 ¨CUÍDATE A TI MISMO Y CUIDA SIN DESCANSO LA PUREZA DE TU ENSEÑANZA. HACIÉNDOLO ASÍ ALCANZARÁS TU PROPIA SALVACIÓN, Y TAMBIÉN SE SALVARÁN LOS QUE TE ESCUCHAN.¨ Es obvio entonces, que quienes hacen lo contrario de lo que dice 1ra. Timoteo 4:16, no encontrarán su salvación; ni los Predicadores que enseñan falsamente, ni sus seguidores que los escuchan. De allí la importancia de este mensaje.

A) CARACTERISTICAS DE LAS IGLESIAS CON VERDADERA DOCTRINA:

1) La conducta de los Predicadores debe ser igual a la conducta requerida por la Biblia, en otras palabras, los Ministros deben de hacer o practicar lo que predican, poniendo el buen ejemplo bíblico y no solo predicando bien, bonito y gracioso. El verdadero Ministro debe ser Siervo de Dios que se despoja de todo para servir a Dios y a las ovejas y no se aprovecha y despoja a las ovejas. Además, debe ser un buen administrador de los misterios de Dios. Véase lo que dice el apóstol Pedro en 1ra. Pedro 4:10 ¨CADA UNO SEGÚN EL DON QUE HA RECIBIDO, MINISTRELO A LOS OTROS, COMO BUENOS ADMINISTRADORES DE LA MULTIFORME GRACIA DE DIOS.” Además los dirigentes no deben de ser Nicolaítas porque Dios aborrece a los Nicolaítas. Véase Apocalipsis 2:6 y 15. Los Nicolaítas son dirigentes de iglesias que se comportan como capataces, patrones o dueños de las ovejas de Cristo. Veamos lo que dice 1ra. Pedro 5:3.: ¨NO TRATÉIS A QUIENES HAN SIDO ENCOMENDADOS A VUESTRO CUIDADO COMO SI FUERAIS SUS DUEÑOS, SINO GUIADLOS DÁNDOLES BUEN EJEMPLO CON VUESTRA PROPIA CONDUCTA.¨

2) Los Lideres deben de guardar y obedecer los mandamientos que dejo nuestro Señor Jesucristo en el Nuevo Testamento. Explicando bien a sus ovejas sobre la diferencia que existe entre las etapas de la ley de Moisés y la ley de Cristo. San Pablo le aconseja a Timoteo en 2ª.Timoteo 1:13.¨TOMA COMO NORMA LA SANA DOCTRINA QUE HAS OÍDO DE MÍ SOBRE LA FE Y EL AMOR SEGÚN CRISTO JESÚS.¨
La ley de Dios a través de Moisés fue para los Antiguos Israelitas, y la ley de Dios traída al mundo por nuestro Señor Jesucristo es para todas las naciones. Romanos 1:5. Dice: ¨Y DERRAMÓ DIOS SU MISERICORDIA SOBRE NOSOTROS POR MEDIO DE JESUCRISTO, QUE NOS HA DADO EL ENCARGO DE INVITAR EN SU NOMBRE A TODAS LAS NACIONES A CREER EN DIOS Y PRESTARLE OBEDIENCIA.¨ Y en 2da.Corintios 10:6. Dice: ¨UTILIZARÉ ESTAS ARMAS FRENTE A CUALQUIER REBELDÍA, HABIÉNDOLAS UTILIZADO ANTES CONTRA VOSOTROS MISMOS PARA LOGRAR QUE VUESTRA OBEDIENCIA A CRISTO SEA PERFECTA.¨

3) Los Ministros deben de enseñar y practicar principalmente la doctrina de la Gracia y de la Fe en nuestro Señor Jesucristo y no practicar o poner en vigencia los mandamientos del Antiguo Pacto. Debemos de entender que ya no estamos bajo la ley Mosaica, ahora estamos bajo la ley de la Gracia y de la Fe en Nuestro Señor Jesucristo. Hebreos 13:10. Dice: ¨DE NUESTRO ALTAR, QUE ES LA CRUZ DONDE CRISTO FUE INMOLADO, NO TIENEN DERECHO A COMER LOS SACERDOTES DEL ANTIGUO PACTO, LOS QUE SIRVEN AL SANTUARIO POR MERA OBEDIENCIA A LA LEY MOSAICA.¨ Además, en Hechos 13:39. Dice: ¨ESTO ES, QUE A TODO EL QUE CREE EN JESÚS, DIOS, LIBERÁNDOLE DE TODA CULPA, LE DECLARA JUSTO, ALGO QUE NUNCA PUDO HACER LA LEY DADA POR MOISÉS.¨ (Versión CST-IBS)

4) Los mandamientos de la ley de Moisés aunque son Santos y dados por Dios ya no están vigentes para nosotros los cristianos, de acuerdo a lo que reiteradamente escribió el apóstol Pablo en sus epístolas, por lo que las iglesias cristianas verdaderas no deben poner en vigencia esos antiguos mandatos. Hebreos 7:18 Y 19. Dice: ¨ASÍ QUE, LA LEY DE MOISÉS HA QUEDADO ANULADA, PORQUE RESULTÓ INÚTIL. ESA LEY NO PUDO HACER PERFECTA A LA GENTE. POR ESO, AHORA ESPERAMOS CONFIADAMENTE QUE DIOS NOS DÉ ALGO MUCHO MEJOR, Y ESO NOS PERMITE QUE SEAMOS SUS AMIGOS.¨ Y Hebreos 7:28. Dice: ¨A LOS SACERDOTES PUESTOS POR LA LEY DE MOISÉS LES RESULTA DIFÍCIL OBEDECER A DIOS EN TODO. PERO DESPUÉS DE DARNOS SU LEY, DIOS JURÓ QUE NOS DARÍA COMO JEFE DE SACERDOTES A SU HIJO, A QUIEN ÉL HIZO PERFECTO PARA SIEMPRE.¨ Dios sabia que el primer pacto era solo una guía para llegar al pacto perfecto. Véase Hebreos 8:7 dice: “EFECTIVAMENTE, SI ESE PRIMER PACTO HUBIERA SIDO PERFECTO, NO HABRIA LUGAR PARA UN SEGUNDO PACTO.” (Versión Biblia Al Día). Es preciso hacer notar que tanto en el nuevo como antiguo testamento Dios le dijo a Moisés que levantaría un profeta dentro del pueblo de Israel y que si alguien no le hiciere caso sería eliminado del pueblo santo. Véase Hechos 3:22 y 23 que dice: MOISES DIJO: EL SEÑOR VUESTRO DIOS HARA SURGIR PARA VOSOTROS, DE ENTRE VUESTROS PROPIOS HERMANOS, A UN PROFETA COMO YO; PRESTAD ATENCION A TODO LO QUE OS DIGA. PORQUE QUIEN NO LE HAGA CASO SERA ELIMINADO DEL PUEBLO”. Y Deuteronomio 18:18 y 19. dice: “POR ESO LEVANTARE ENTRE SUS HERMANOS UN PROFETA COMO TU; PONDRE MIS PALABRAS EN SU BOCA, Y EL LES DIRA TODO LO QUE YO LES MANDE. SI ALGUIEN NO PRESTA OIDO A LAS PALABRAS QUE EL PROFETA PROCLAME EN MI NOMBRE, YO MISMO LE PEDIRE CUENTAS”. (Versión Biblia Al Día).

5) Las ofrendas autorizadas por el apóstol Pablo dentro de las iglesias cristianas deben de estar destinadas exclusivamente para: a) Socorrer a los hermanos pobres y los grupos que han caído en adversidades, que incluyen a los hermanos en la fe, huérfanos, viudas, ancianos, niños desprotegidos, enfermos y otros que evidencien su necesidad por haber sufrido algún desastre natural o personal. 1ra.Corintios 16:2 Dice: ¨CADA PRIMER DÍA DE LA SEMANA CADA UNO DE VOSOTROS PONGA APARTE ALGO, SEGÚN HAYA PROSPERADO, GUARDÁNDOLO, PARA QUE CUANDO YO LLEGUE NO SE RECOJAN ENTONCES OFRENDAS.¨ Esta ofrenda autorizada por el apóstol Pablo no fue para él, por el contrario fue destinada para socorrer a los cristianos pobres de Jerusalén, quienes sufrieron hambruna debido a la invasión Romana. b) La verdadera Iglesia Cristiana solicita también ofrendas para poder divulgar las Buenas Nuevas del Reino de Dios y la salvación de las almas a través de Cristo. Fuera de los incisos (a) y (b), la palabra de Dios debe de ser dada gratuitamente como lo dice el Apóstol Pablo en: 1ra.Corintios 9:18. ¨PERO ENTONCES, ¿EN QUÉ CONSISTE MI PREMIO? PUES NADA MÁS QUE EN SENTIRME SATISFECHO DE PREDICAR EL EVANGELIO DE CRISTO GRATUITAMENTE, ES DECIR, SIN SER CARGA PARA NADIE NI ABUSAR JAMÁS DE MIS DERECHOS.¨ Los derechos que menciona aquí el apóstol Pablo no se refieren a cobrar por predicar dentro de una iglesia, más bien se refieren al derecho que tiene el evangelizador o misionero que va a predicar el evangelio a otro país u otra área lejana, de que se le cubran sus gastos de viaje por parte de la iglesia que lo envía.
6) La verdadera Iglesia Cristiana está representada en el Apocalipsis 12.1 por la mujer vestida de sol, con la luna bajo sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. (Versión Reina Valera 60). Vestida de sol porque es una iglesia de luz (verdades) y no de tinieblas (mentiras). La luna representa la luz de Dios en medio de la oscuridad del mundo de pecado. La corona representa el Reino de Dios y las doce estrellas representan los doce fundamentos de la verdadera iglesia que son los doce apóstoles de Cristo, (Véase Apocalipsis 21:14). Por el contrario la falsa iglesia o iglesia apóstata, está representada en el Apocalipsis por la mujer ramera, la cual prefirió los deleites del mundo y desechó la sana palabra de Dios. Apocalipsis 19:2 dice:”PORQUE DIOS JUZGA CON JUSTICIA Y DE ACUERDO CON LA VERDAD. CASTIGO A LA GRAN PROSTITUTA QUE ENSEÑO A TODO EL MUNDO A ADORAR DIOSES FALSOS. FUE CASTIGADA POR HABER MATADO A LOS SERVIDORES DE DIOS”. (Versión BLS).
La principal rebeldía de la falsa iglesia cristiana es la desobediencia al nuevo pacto entre Dios y los hombres, que es el evangelio de Cristo. Favor de notar que los apóstoles de Jesucristo y los primeros cristianos fueron mártires por predicar el evangelio de Cristo y no por predicar la ley de Moisés que hasta hoy en día siguen predicando y practicando las iglesias falsas. La gran prostituta representa la infidelidad de la falsa iglesia hacia los mandamientos que dejo nuestro Señor Jesucristo en el Nuevo Testamento. Ella prefirió los deleites del mundo que constituyen el amor al dinero, riquezas materiales, lujurias, alianzas con gobiernos paganos, corruptos, despojo e injusticias en contra de sus seguidores, y toda clase de maldades. Cristo dijo en Mateo 6:24 “NADIE PUEDE SERVIR A DOS PATRONES: NECESARIAMENTE ODIARA A UNO Y AMARA A OTRO, O BIEN CUIDARA AL PRIMERO Y DESPRECIARA AL OTRO. USTEDES NO PUEDEN SERVIR AL MISMO TIEMPO A DIOS Y AL DINERO.” (Versión BL95). En otras palabras no podemos ser verdaderos cristianos si aún amamos las riquezas y la prosperidad de éste mundo. 

7) En la verdadera iglesia cristiana se debe respirar un ambiente de amor de Dios, de justicia, de gratitud, de piedad, de caridad hacia el prójimo, el servicio gratuito de dones espirituales hacia los hermanos necesitados, la misericordia, la bondad, la fe, poniendo en práctica incluso el amor a nuestros enemigos y la certeza de llegar al Reinado de Nuestro Señor Jesucristo. 1ra.Pedro 1:22. Dice: ¨Y AHORA QUE POR LA OBEDIENCIA A LA VERDAD, QUE ES CRISTO, Y MEDIANTE LA ACCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO, HABÉIS PURIFICADO VUESTRAS ALMAS Y LAS HABÉIS DISPUESTO AL MÁS SINCERO AMOR FRATERNAL, AMAOS UNOS A OTROS ENTRAÑABLEMENTE, CON ABSOLUTA PUREZA DE CORAZÓN;¨. Los actos de fe y obediencia a Dios según el Nuevo Pacto son: a) Bautizo en Agua. (Mateo 3:11) b) La Santa Cena, como sello del Nuevo Pacto. (1ª.Corintios 11:23,24 y 25) c) El lavado de pies entre hermanos, como acto de humildad. (Juan 13:14). d) El uso de velo o mantilla por parte de las hermanas mujeres cuando oren o adoren a Dios, como obediencia al orden de Dios. (1ra.Corintios 11:10)

B) CARACTERISTICAS DE LAS IGLESIAS CON FALSA DOCTRINA:

1) Los falsos Ministros predican bien, pero no hacen lo que dicen. Como dice el refrán: Predican pero no se convierten. En Mateo 23:2 Y 3. JESÚS LES DIJO: ¨EN LA CÁTEDRA DE MOISÉS SE HAN SENTADO LOS ESCRIBAS Y LOS FARISEOS. HACED, PUES, Y OBSERVAD TODO LO QUE OS DIGAN; PERO NO IMITÉIS SU CONDUCTA, PORQUE DICEN Y NO HACEN.¨ También, alaban a Dios pero su corazón está lejos de él, Jesús les dijo en Mateo 15:9. ¨DE NADA SIRVE QUE USTEDES ME ALABEN, PUES INVENTAN REGLAS Y LUEGO LAS ENSEÑAN DICIENDO QUE YO LAS ORDENÉ.¨ (Versión BLS). A continuación algunas reglas inventadas por los religiosos: a) COBERTURA: La Biblia no menciona en ninguna parte que las denominaciones sean cobertura de los cristianos, como dicen muchos líderes. b) PADRE ESPIRITUAL: Solamente a nuestro Dios se le puede llamar así y no a ningún Ministro, Diacono o Servidor como acostumbran algunas iglesias. (Vea Mateo 23:9). c) PACTOS: En la Biblia solo existen pactos hechos por Dios con los hombres y no pactos hechos por los hombres con Dios; en otras palabras cuando le dicen a usted haga un pacto con Dios y siembre su diezmo, le están mintiendo. d) DON DE LENGUAS: Es muy común que le digan que si no habla lenguas no tiene al Espíritu Santo; no es cierto, porque el Espíritu Santo da los dones como él quiere y no como la persona lo desea. (Vea 1ra. Corintios 12:4 al 31). e) PASTORA: La palabra Pastora como Ministro de una congregación no aparece en la Biblia, por el contrario se les prohíbe a las mujeres predicar dentro de la congregación. (Véase. 1ra.Corintios 14:34 y 35). f) PASTOR: En el Nuevo Testamento se le da el titulo de Pastor mayormente a nuestro Señor Jesucristo. (Véase Juan 10:11 al 16. Versión BLS). Los títulos verdaderos para un dirigente Cristiano son: Anciano, Presbítero, Ministro, Siervo de Dios. (Véase 1ra. Timoteo 5:19 y 4:6, 2da. Y 3ra. Juan 1:1, Hechos 14:23 y 13:5, Colosenses 1:7 y 1:25, Romanos 15:16). g) RAPTO DE LA IGLESIA ANTES DE LA TRIBULACION: De acuerdo a la Biblia el rapto de la mayoría de cristianos será después de la tribulación. (Véase Mateo 24:29, 30 y 31; y Apocalipsis 7:14). Los pocos cristianos que realmente guardan los mandamientos del nuevo pacto serán los únicos que no pasaran la Gran Tribulación. (Véase Apocalipsis 3:10). h) GRAN TRIBULACION DE SIETE AÑOS: En ningún pasaje de la biblia aparece esta frase, más bien la palabra de Dios específica que la gran tribulación durará tres años y medio o 1,290 días (Véase Daniel 7:25, 12:7, 12:11, 12:12 y Apocalipsis 12:6 y 12:14). i) CINCO MINISTERIOS: En ninguna versión de la Biblia aparece la frase ¨Cinco Ministerios¨ como lo enseñan algunos religiosos. Nota: Efesios 4:11 solo describe el recto orden de dones dados por Cristo a sus seguidores durante la historia de la iglesia cristiana. Allí mismo en Efesios 4:12 se lee que existe un solo ministerio para la edificación del cuerpo de Cristo. j) ARBOL DE NAVIDAD: La idolátrica adoración en altares bajo los árboles los aborrece Dios (Véase Deuteronomio 12:2, 16:21, 1ª. Reyes 14:23, 2ª. Reyes 16.4, y 17:10, Isaías 57:5, Ezequiel 6.13, 2ª Crónicas 28:4, y Jeremías 2:20, 3:6, y 3:13.) k) TEOLOGIA DE LA PROSPERIDAD: Esta frase no aparece en ninguna versión del Nuevo Testamento, o sea que no es parte del Nuevo Pacto entre Dios y los Hombres; por lo tanto, no es válida para nuestros días. Además, Nuestro Señor Jesucristo predicó todo lo contrario, y le dijo al joven rico que si quería la vida eterna debía compartir sus riquezas con los pobres. (Véase Mateo 19:21, Lucas 6:20, y 12:33). Asimismo, Nuestro Señor Jesucristo no acumuló riquezas cuando vivió en éste mundo. (Véase Mateo 8:20). l) PARE DE SUFRIR: Los verdaderos cristianos consideran que sufrir en este mundo por la causa de Cristo constituye gozo para alcanzar la vida eterna. (Véase Hechos 5:41). El verdadero cristiano debe entregar su vida a Cristo y adecuarse a las circunstancias que le toca vivir. Vea lo que dice el Apóstol Pablo en Filipenses 4:12. “SE LO QUE ES VIVIR EN LA POBREZA, Y LO QUE ES VIVIR EN ABUNDANCIA. HE APRENDIDO A VIVIR EN TODAS Y CADA UNA DE LAS CIRCUNSTANCIAS, TANTO A QUEDAR SACIADO COMO A PASAR HAMBRE, A TENER DE SOBRA COMO A SUFRIR ESCASEZ.” (Véase también 1ª. Pedro 3.17, Revelación 2.10 y Juan 12.27). m) PROFETAS: De acuerdo a lo que dice nuestro señor Jesucristo en Lucas 16:16. La enseñanza de los profetas terminó hasta Juan El Bautista, por consiguiente, los denominados profetas de hoy, no lo son, son falsos. (Todo el mensaje de Dios está escrito ya en la Biblia, no hay nada que profetizar).

2) Los supuestos Pastores en la actualidad hacen de la Biblia una mezcolanza entre el Antiguo y Nuevo Testamento, lo cual dificulta el entendimiento. Sus objetivos son lograr confundir y mantener controlados a sus seguidores; contraviniendo lo que Cristo dice en Lucas 16:16:”HASTA LA EPOCA DE JUAN EL BAUTISTA, LA GENTE HA TENIDO QUE OBEDECER LA LEY (DE MOISES) Y LA ENSEÑANZA DE LOS PROFETAS. DESDE ENTONCES, SE ANUNCIAN LAS BUENAS NOTICIAS DEL REINO DE DIOS, Y TODOS LUCHAN POR ENTRAR EN EL. (Versión BLS).
Por las palabras de nuestro Señor Jesucristo, es obvio entonces que después de Juan El Bautista ni la ley de Moisés sigue vigente, ni se pueden continuar agregándose profecías. Sin embargo, Cristo dejo en claro que todas las profecías del Antiguo Testamento si se cumplirán hasta el final de los tiempos. Véase Lucas 16:17. Que dice:  SIN EMBARGO, ES MAS FACIL QUE DESEPAREZCAN EL CIELO Y LA TIERRA, A QUE DEJE DE CUMPLIRSE EL DETALLE MAS INSIGNIFICANTE DE LA LEY.” (Versión BLS). En otras palabras, aunque la ley de Moisés y la enseñanza de los profetas ya están concluidas, las profecías del Antiguo Testamento que aún no se han cumplido, continuaran cumpliéndose hasta el final de los tiempos.

3) Los líderes falsos no respetan el Nuevo Pacto entre Dios y los hombres que es el Nuevo Testamento, el cual fue predicado y revelado por el Hijo de Dios; que es Nuestro Señor Jesucristo. No predican sobre la gracia de Cristo porque no les conviene financieramente. Incumpliendo así la sana doctrina. 2ª.Juan 1:9. Dice: ¨TODO AQUEL QUE HABIENDO PERDIDO EL RUMBO SE APARTA DE LA ENSEÑANZA DE CRISTO Y NO PERSEVERA EN ELLA, SE APARTA TAMBIÉN DE DIOS. PARA TENER AL PADRE Y AL HIJO ES PRECISO PERMANECER FIELMENTE EN LA ENSEÑANZA DE CRISTO.¨

4) Sus equivocados dirigentes ponen en vigencia antiguos mandamientos de la ley de Moisés, los cuales eran para los antiguos Israelitas y no para nosotros los Cristianos que actualmente debemos vivir en fe y gracia en nuestro Señor Jesucristo.
Romanos 7:4 Dice:”VOSOTROS, HERMANOS MIOS, AL MORIR CRISTO EN LA CRUZ MORISTEIS TAMBIEN EN LO QUE RESPECTA A LA LEY MOSAICA; PERO AHORA, AL VOLVER A LA VIDA JUNTAMENTE CON EL POR SU RESURRECION, HABEIS PASADO A PERTENECERLE. PORQUE EL RESUCITO DE ENTRE LOS MUERTOS PARA QUE PODAIS PRODUCIR BUENOS FRUTOS, ACEPTABLES A LOS OJOS DE DIOS.” (Versión CST-IBS). Y Romanos 10:4.Dice:”DIOS YA NO NOS ACEPTA POR OBEDECER LA LEY; (DE MOISES) AHORA SOLO ACEPTA A LOS QUE CONFIAN EN CRISTO, LA LEY LLEGO A SU CUMPLIMIENTO.”(Versión BLS). Y Efesios 2:14 al 15. Dice: ¨CRISTO ES NUESTRA PAZ. ÉL, DERRIBANDO EL MURO DE SEPARACIÓN LEVANTADO ENTRE JUDÍOS Y GENTILES, HIZO DE AMBOS PUEBLOS UNO SOLO. CON SU MUERTE PUSO FIN A LAS ENEMISTADES ORIGINADAS EN LOS MANDAMIENTOS Y ORDENANZAS DE LA LEY MOSAICA; PUES, TRAS ABOLIR AQUEL SISTEMA LEGAL, HIZO PARTE DE SÍ MISMO A AMBOS GRUPOS, Y CREÓ UN ÚNICO Y NUEVO HOMBRE. ASÍ SE PRODUJO LA PAZ. (Versión CST-IBS). Y Gálatas 5:4. Dice: ¨AQUELLOS DE ENTRE USTEDES QUE TRATAN DE SER JUSTIFICADOS POR LA LEY DE MOISÉS, HAN ROTO CON CRISTO; HAN CAÍDO DE LA GRACIA.¨ En otras palabras, las personas que practican la ley de Moisés se han apartado de Cristo; además, este versículo nos enseña que no podemos estar en ambos pactos a la vez, como lo hacen la mayoría de Iglesias, ahora debemos estar únicamente en el nuevo pacto de la gracia y fe en nuestro Señor Jesucristo y ya no más con la ley de Moisés. El Antiguo Testamento solo fue una guía con profecía para llegar a Cristo. Véase lo que dice: Gálatas 3:24 y 25. DE MANERA QUE LA LEY HA SIDO NUESTRA GUÍA PARA LLEVARNOS A CRISTO, A FIN DE QUE FUÉRAMOS JUSTIFICADOS POR LA FE. PERO AHORA QUE HA VENIDO LA FE, YA NO ESTAMOS BAJO UNA GUÍA, (Versión Reina Valera 95).

5) Reiteramos, que los mandamientos específicos de la ley de Moisés aunque son Santos y dados por Dios al pueblo de Israel ya no están en vigencia para nosotros, porque Cristo los resumió y los convalidó para todas las naciones. La enseñanza tergiversada de la iglesia actual se asemeja por ejemplo a: Que catedráticos de la universidad continuaran obligando a sus alumnos a practicar cursos específicos de la escuela primaria o secundaria. ¿Ilógico verdad?. A pesar de la incongruencia explicada, la mayoría de iglesias cristianas falsas continúan poniendo en práctica esos antiguos mandatos. Ejemplos: El Diezmo, Las Primicias, El Séptimo Día, El Día de Reposo o Guardar el Sábado, La Circuncisión y otros inventados, que solo les interesan a los falsos Ministros. Gálatas 3:10. Dice: ¨EN CAMBIO, LOS QUE PARA SALVARSE SE AFERRAN A LA LEY MOSAICA, ESTÁN BAJO LA MALDICIÓN DE DIOS, COMO DICEN LAS ESCRITURAS: "MALDITO AQUEL QUE NO CUMPLA TODAS Y CADA UNA DE LAS DISPOSICIONES ESCRITAS EN EL LIBRO DE LA LEY". Nota: La ley de Moisés consta de 613 disposiciones y ninguna persona común ha podido cumplirla, ni siquiera los antiguos Israelitas; solamente nuestro Señor Jesucristo pudo cumplirla, para poder pasar al Nuevo Pacto. Gálatas 3:25-26 Dice: ¨PERO AHORA QUE ESTAMOS YA EN LA ETAPA DE LA FE, NO NECESITAMOS MÁS DE LA TUTORÍA DE LA LEY MOSAICA, PUES AHORA, POR LA FE EN CRISTO JESÚS, TODOS SOMOS HECHOS HIJOS DE DIOS.¨

6) Los falsos dirigentes en la actualidad continúan pidiendo diezmos en todos los servicios por predicar el Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo; contraviniendo el mandato de Cristo en Mateo 10:7 Y 8. Que dice: ¨QUE LAS PREDICAS Y DONES DEBEN DE SER DADOS GRATUITAMENTE, ASÍ COMO LOS ENVIADOS LOS HAN RECIBIDO DE GRATIS. Además, el Apóstol Pablo dice en: 2ª. Corintios 11:7. ¿CUÁL FUE MI PECADO? LO ÚNICO QUE HICE FUE ANUNCIARLES LA BUENA NOTICIA DE DIOS SIN COBRARLES NADA; ME RESTÉ IMPORTANCIA, PARA DÁRSELA A USTEDES.¨ Recordemos también que nuestro Señor Jesucristo únicamente uso la palabra Diezmo para desenmascarar las maldades que hacían los Fariseos. Jesús les dijo: En Mateo 23:23 «¡AY DE VOSOTROS, ESCRIBAS Y FARISEOS HIPÓCRITAS, QUE PAGÁIS EL DIEZMO DE LA MENTA, DEL ANETO Y DEL COMINO, Y DESCUIDÁIS LO MÁS IMPORTANTE DE LA LEY: LA JUSTICIA, LA MISERICORDIA Y LA FE! ESTO ES LO QUE HABÍA QUE PRACTICAR, AUNQUE SIN DESCUIDAR AQUELLO. Ponga mucha atención que nuestro Señor Jesucristo le da mayor importancia a la Justicia, la Misericordia y la Fe y no al Diezmo. Algunos Ministros con el afán de continuar poniendo en práctica el Diezmo, dicen que el mismo no tiene su origen en la Ley de Moisés, sino en el Diezmo que Abraham le entregó a Melquisedec Rey de Salem, descrito en Génesis 14:20; pero este acto no tiene nada que ver con lo que hoy realizan los Ministros en las iglesias, por las siguientes razones: a) El Diezmo que Abraham le entrego a Melquisedec fue voluntario y no regido por ninguna ley como lo presentan hoy día los Ministros. b) Este Diezmo dado por Abraham a Melquisedec fue practicado por una victoria o botín de guerra en favor de Abraham y no por el ingreso generado por el trabajo de Abraham. En otras palabras esta ofrenda de Abraham al Sacerdote Melquisedec pudo haber sido del 5, del 15 o hasta del 100%, si así lo hubiera deseado Abraham y no por eso podríamos convalidar esa regla dentro de las iglesias en la actualidad. c) Además, Abraham le dio el Diezmo a un Sacerdote Inmortal y no a hombres mortales. Véase Hebreos 7:8 que dice: ¨ EN EL CASO DE LOS LEVITAS, LOS DIEZMOS LOS RECIBEN HOMBRES MORTALES; EN EL OTRO CASO, LOS RECIBE MELQUISEDEC, DE QUIEN SE DA TESTIMONIO DE QUE VIVE.¨ (Versión NVI).

7) Los falsos guías religiosos continúan solicitando ofrendas a la congregación para la compra de terrenos y para la construcción de grandes templos, contraviniendo así la palabra de Dios, la cual dice: Que Dios no habita en templos hechos por manos de hombres. Hechos 17:24. Dice: ¨EL DIOS QUE HIZO EL MUNDO Y TODO LO QUE EN ÉL HAY, PUESTO QUE ES SEÑOR DEL CIELO Y DE LA TIERRA, NO MORA EN TEMPLOS HECHOS POR MANOS DE HOMBRES, y Hebreos 9:11. Dice: ¨PERO AHORA CRISTO YA HA VENIDO, Y LO HA HECHO COMO SUMO SACERDOTE DE LOS BIENES PROMETIDOS. PORQUE ÉL ENTRÓ EN EL SANTUARIO CELESTIAL, MÁS AMPLIO Y PERFECTO, QUE NO FUE HECHO POR MANOS HUMANAS NI PERTENECE A ESTE MUNDO.¨ En otras palabras los verdaderos cristianos actualmente tenemos nuestro templo y Sumo Sacerdote en el cielo y no en la tierra. Recordemos también que Dios no envió a su Hijo Jesucristo al mundo para construir templos y mucho menos para vender libros u otras cosas.

8) Los aparentes líderes cristianos actuales realizan cultos solo dentro de los templos y hacen de estos sendos mercados, en donde se puede comprar desde comidas y bebidas hasta onerosos servicios educativos, vendidos por sus colegios adjuntos. Estos falsos líderes no visitan ni apoyan los servicios dentro de las casas como lo hacían los apóstoles en la Iglesia Primitiva. Veamos lo que dice: Romanos 16:5. ¨SALUDAD TAMBIÉN A LA IGLESIA QUE ESTÁ EN SU CASA. SALUDAD A MI QUERIDO HERMANO EPENETO, QUE ES EL PRIMER CONVERTIDO A CRISTO EN ASIA.¨

9) Algunos líderes se hacen llamar ¨APÓSTOLES¨ desobedeciendo lo que dice la palabra de Dios, en donde se explica que los únicos verdaderos apóstoles son los que fueron seleccionados y nombrados directamente por Cristo para fundamentar su iglesia. Véase lo que dice: Efesios 2:19 AL 22. ¨DE MANERA QUE YA VOSOTROS NO SOIS EXTRANJEROS NI GENTE AJENA, SINO MIEMBROS DE LA FAMILIA DE DIOS, CONCIUDADANOS DE TODOS LOS CREYENTES EN CRISTO. HABÉIS SIDO EDIFICADOS SOBRE EL FIRME FUNDAMENTO DE LOS APÓSTOLES Y LOS PROFETAS, Y TENÉIS EN EL PROPIO CRISTO JESÚS LA PRINCIPAL PIEDRA ANGULAR. EN ÉL, BIEN COORDINADOS, TODOS LOS CREYENTES SOMOS PARTE DEL MISMO EDIFICIO, QUE VA CRECIENDO PARA SER UN TEMPLO CONSAGRADO AL SEÑOR. VOSOTROS, PUES, UNIDOS EN ÉL, SOIS JUNTAMENTE EDIFICADOS PARA MORADA DEL ESPÍRITU DE DIOS.¨ Es obvio que si la iglesia se asemeja a un edificio que va creciendo y los apóstoles son su firme fundamento, no pueden haber más fundamentos o Apóstoles que los que inicialmente se edificaron juntamente con Cristo. Los edificios actuales no tienen más que los primeros fundamentos. Lo anterior se confirma en Apocalipsis 21:14. En donde dice: ¨LA MURALLA DE LA CIUDAD SANTA DESCANSA SOBRE DOCE CIMIENTOS EN LOS QUE ESTÁN ESCRITOS LOS NOMBRES DE LOS DOCE APÓSTOLES DEL CORDERO.¨ La ciudad a la que se refiere el versículo anterior es la Nueva Jerusalén o Jerusalén Celestial que es el símbolo de la Iglesia. Lo anterior confirma que no puede haber más Apóstoles dentro del pueblo de Dios que los seleccionados y nombrados directamente por Cristo. De acuerdo al Nuevo Testamento existen tres requisitos fundamentales para que a alguien se le pueda llamar Apóstol: 1) Haber sido escogido, nombrado y enviado directamente por nuestro Señor Jesucristo. 2) Haber sido testigo del ministerio publico de Cristo, desde su bautizo por Juan el Bautista hasta su resurrección y ascensión al cielo. 3) Que cada uno de los doce Apóstoles estén destinados a ser Jueces y Gobernadores de cada una de las doce tribus de Israel o pueblo de Dios en el Reino de Cristo. Resumiendo, se puede afirmar que ningún apóstol de Jesús ordenó a otros cristianos como apóstoles, a excepción de Matías debido al suicidio de Judas Iscariote. Veamos que dice la Biblia de como eligieron al apóstol que sustituyó a Judas el traidor: Hechos 1:22 al 26. Dice: ¨AHORA, POR LO TANTO, ES MENESTER QUE ENTRE TODOS LOS QUE SIEMPRE HAN ESTADO A NUESTRO LADO ELIJAMOS A UNO, PARA QUE JUNTO CON NOSOTROS SEA TESTIGO DE LA RESURRECCIÓN DE JESÚS. TOMEMOS, PUES, A ALGUIEN QUE DESDE EL PRIMER MOMENTO Y HASTA EL ÚLTIMO HAYA ESTADO CON NOSOTROS, ESTO ES, DESDE QUE JUAN BAUTIZÓ AL SEÑOR Y HASTA EL DÍA EN QUE FUE RECIBIDO EN EL CIELO. LA ASAMBLEA SEÑALÓ ENTONCES A DOS PERSONAS: A JOSÉ BARSABÁS, LLAMADO POR SOBRENOMBRE JUSTO, Y A MATÍAS. LUEGO ORARON: "SEÑOR, TÚ QUE CONOCES EL CORAZÓN DE TODOS LOS HOMBRES, MUÉSTRANOS CUÁL DE ESTOS DOS HAS ESCOGIDO PARA TOMAR EL MINISTERIO Y APOSTOLADO QUE JUDAS, POR SU TRAICIÓN, PERDIÓ PARA IR AL LUGAR QUE LE CORRESPONDE". ECHARON SUERTES, Y LA SUERTE CAYÓ SOBRE MATÍAS, CUYO NOMBRE QUEDÓ UNIDO DESDE AQUEL MOMENTO AL DE LOS ONCE APÓSTOLES¨. Nótese que si Cristo hubiera permitido que la iglesia tuviera más apóstoles que los nombrados por él, entonces no hubiera habido necesidad de elegir solamente a un candidato y por el contrario se habrían elegido a los dos, tomando en cuenta que ambos cumplían con el requisito de haber sido testigos del ministerio de Jesús. En conclusión, los Ministros que después de más de 2,000 años de la fundación de la iglesia cristiana se hacen llamar apóstoles, no lo son, son falsos.

RECOMENDACIÓNES: Por lo que escudriñamos aquí podemos deducir que casi no existen las iglesias con sana doctrina, por lo que nuestra recomendación es que exhortemos a nuestros dirigentes a que recapaciten en su conducta para poder alcanzar la sana doctrina, al fin y al cabo sin nada venimos al mundo y así también nos vamos de regreso. Nosotros los cristianos evangélicos somos los que más nos acercamos a una sana doctrina y no es justo que por unos pocos amantes de las cosas materiales nos vayamos todos al infierno. Si no fuera posible que nuestros dirigentes recapaciten, que es lo más probable, entonces la única salida es que todos los cristianos organicemos grupos de adoración a Dios Padre y a Nuestro Señor Jesucristo en nuestras casas; como lo hacían los primeros cristianos y yendo evangelicemos a todos los que podamos. Debemos compartir la Palabra de Dios actualizada en el Nuevo Testamento con nuestra familia y vecinos. Y para estar en obediencia y respeto a Dios, es necesario que los grupos no se desvíen a constituirse en negocios y tampoco permitir que haya líderes con intereses de vivir del evangelio o de andar vendiendo predicas de la sagrada palabra de Dios. Si realmente queremos salvar nuestras almas de la condenación, debemos de actuar cumpliendo la palabra de Dios traída al mundo por el Hijo de Dios. Recordemos que nuestro Señor y Salvador Jesucristo regresará muy pronto y se llevará con él a quienes hayan sido fieles a su doctrina. Les animamos a seguir a nuestro Señor Jesucristo para poder alcanzar nuestra justificación delante de Dios, porque no hay otro nombre dado a los hombres en donde podamos ser salvos. Este mensaje tiene únicamente el interés de confirmar la salvación de nuestras almas y no tiene ningún objetivo religioso, sectario, político, o lucrativo. Si usted es un líder de una Iglesia Cristiana tome el mensaje como una exhortación de la Palabra de Dios y circule la información a otros Ministros, Dios les bendecirá.

Juan Garcia Juan Garcia 26/07/2009 a las 02:26
la    madre  de la falsedad   ke hoy en dia practimos  casi  todo el mundo entero   ,................rechasemoslos. 
hilario hilario 18/09/2009 a las 21:15
oye de verdad buenisimo este material lo habia necesitado por un buen tiempo atras es apoteosica esta informacion. que bueno que la iglesia la conozca muy bien de seguro qu le enseñare en mi congregacion
EDUARDO OSPINO EDUARDO OSPINO 16/01/2011 a las 23:56
Aqui se dicen muchas verdades pero están entreveradas con mentiras y además se utilizan para favorecer los puntos de vista contrarios a los únicos mandamientos de DIOS versiones modernas de la biblia que han sido intensionalmente adulteradas justamente para apoyar el punto de vista "antinomianista" de los falsos cristianos actuales. Segun el libro de los Hebreos en las versiones antiguas en el Cap. 9 versículos 8 al 11 dice que en el" Nuevo pacto" DIOS escribirá sus leyes en la mente y el corazón de ellos (los cristianos) . no dice que quitaría la ley. Además en todo el libro de Hebreos el real tema de discusión sobre el nuevo y el viejo pacto es LA SANGRE: de toros y machos cabríos de la antigua "ley ceremonial" en el viejo pacto, y la de CRISTO en el nuevo pacto. lo que cambia es eso, no las mandamientos.  sorprende tanto argumento en contra de la "antigua ley"  para finalmente acabar obedeciendo cosas que los papas heredaron en nombre de Cristo a las iglesias "evangélicas" actuales.
Yo estoy buscando la verdad y lo único que encuentro es cientos de iglesias evangélicas que solo hablan de las epístolas del apostol Pablo y no solo eso, evitan intencional y calculadamente versículos que el mismo escribe respecto a la vigencia de los mandamientos por ejemplo: "luego por la fe invalidamos la ley? EN NINGUNA MANERA, sino que CONFIRMAMOS la ley" Romanos 3:31, " porque no son los oidores de la ley los justos ante DIOS sino los HACEDORES de la ley serán gustificados. Romanos 2:11. Cuando alguien dice una doctrina usando versículos que contradicen a otros versículos, está diciendo enseñansas falsas, pues el mismo Pablo dice que "la escritura NO PUEDE CONTRADECIRSE".  Además he visto que los mal llamados evangélicos o mejor dicho ,  los que lo son solo de nombre: hablan tantos argumentos auticontradictorios respesto de la Ley,  cuando se menciona el tema del Sábado, pues cuando se nombra cualquier otro de los nueve mandamientos no dicen nada, absolutamente nada. SI ALGUIEN ES ACUZADO DE SER LEGALISTA, DE DEPENDER DE LAS OBRAS DE LA LEY, POR GUARDAR EL SABDO. ENTONCES TAMBIÉN DEBERÍA SERLO EL QUE NO ROBA O NO ADULTERA O NO MATA... Además mi estimadísimo Bismark , se te olvidó decir que la costumbre de reconocer al día DOMINGO como el día del señor es uno de los mas claros legados que Babilonia dejó a los falsos cristianos  cuando el Emperador  católico Constantino en el 7 de marzo del año 321DC  fue el que ordenó que los cristianos ya no guerden el día sabado sinó el domingo. tu también aunque no lo creas estás "BEBIENDO EL VINO DE BABILONIA".  


 
Anónimo Anónimo 09/07/2011 a las 03:04
Acertado, bien documentado y de escritura no aburida.
Es preciso que estas verdades  sean también enseñadas a nivel de escuela dominical  para que nuestros niños e hijos mantengan siempre el evangelio eterno sin mancha o arruga
Fernando Fernando 05/08/2011 a las 19:45
La verdad es inconstante. Lo que es cierto espiritualmente para vos puede no serlo para tu vecino. Y solo respetando esas diferencias podremos construir un mundo basado en el Amor.
Mariano Mariano 25/10/2011 a las 05:29
buenisimo el material y tambien es ciero un comentario q leí acerca de que otro punto que heredaron muchas religiones de Babilonia es el domingo como dia de reposo xq en ningun verciculo de la biblia se mensiona ese cambio pero si en el ultimo capitulo del libro de isaias se mensiona q en el cielo se seguira guardando el sabado... tambien apocalipsis habla de ¨Babilonia la madre de las rameras¨ lo q significa q hay una madre y sus hijas. La madre: La iglesia catolica y sus hijas: todas las iglesias q tienen algo de ella, EL DOMINGO COMO DIA DE REPOSO! esto es claro...
Se de una religion q guarda el sabado y ya he leído la biblia una vez y la estoy por treminar de leer por segunda vez y a esta religion no le encuentro un punto en dicordia con lo que dice la biblia...
Anónimo Anónimo 27/03/2012 a las 00:15
EXCELENTE! pero,... que paso con la continuación de SANTOS, SANTORAL Y SIMBOLISMOS? Termina en "Pero antes de abordar estas evidencias, fijémonos en las Sagradas Escrituras y veremos lo que ella..." Les agradecería que subieran el final, MUY INTERESANTE. Gracias
Antonella Antonella 08/09/2013 a las 19:53

Deja tu comentario Babilonia la madre de las Falsas Religiones.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre