Avisar de contenido inadecuado

Benedicto XVI en amistad con el mundo islámico.

{
}

 

EL NUEVO PEREGRINO: LOS PRIMEROS PASOS DEL PAPA

Benedicto XVI tiende "puentes de amistad" con el mundo islámico

 

<b>TODOS JUNTOS. </b>BENEDICTO XVI CON LIDERES DE DIVERSAS RELIGIONES EN LA SALA CLEMENTINA DEL VATICANO. (Foto: Reuters)

 


Lo dijo en un encuentro con representantes de otras religiones. Y habló de los progresos en el diálogo entre cristianos y musulmanes. El islam supera hoy los 1.000 millones de fieles y sigue en expansión.


Sergio Rubin. VATICANO ENVIADO ESPECIAL
srubin@clarin.com






Al día siguiente de ser electo, Benedicto XVI llamó a redoblar los esfuerzos en favor de la unidad de los cultos cristianos. Durante el fin de semana, subrayó el peso de las raíces judías del cristianismo. Ayer, envió fuertes señales hacia el islam, la religión que más crece en el mundo. Al recibir a los líderes de otros credos que asistieron a la misa de iniciación de su pontificado, Joseph Ratzinger aseguró que la Iglesia Católica seguirá tendiendo "puentes de amistad" con las demás religiones. En ese sentido, se congratuló por "los progresos registrados en el diálogo entre musulmanes y cristianos".

A lo largo del pontificado de Juan Pablo II no sólo mejoró sustancialmente el diálogo con los judíos, sino con los representantes del islam. El Papa polaco fue el primero que visitó una sinagoga y también el primero que entró en una mezquita. Además, dignatarios católicos se sumaron durante estos años a los esfuerzos de los dirigentes islámicos para aclarar que el islam es una religión de paz y no de guerra y que los fundamentalistas -que los tienen todas las religiones, subrayan- son una ínfima minoría. Como había ocurrido en los funerales de Juan Pablo II, una nutrida delegación de islámicos asistió el domingo a la misa de iniciación del pontificado de Benedicto XVI.

El Papa cree que el acercamiento entre las religiones no es sólo por una cuestión de buenos modales, sino porque las confesiones religiosas pueden contribuir de un modo relevante a la paz mundial. Sobre todo, cuando algunos pretenden fogonear enfrentamientos apelando a diferencias religiosas. Ayer, el Papa lo dijo con todas las letras: "Nuestros esfuerzos para conseguir un diálogo mayor contribuyen a la construcción de la paz sobre bases sólidas", dijo. Por eso, aseguró que "la Iglesia quiere construir puentes de amistad con los seguidores de todas las religiones y buscar lo verdaderamente bueno de cada persona y de cada sociedad como un todo".

En una clara condena a quienes utilizan argumentos religiosos para sostener la violencia, Benedicto XVI afirmó que "todos los pueblos, especialmente aquellos que se identifican con una tradición religiosa, deben deben estar comprometidos con la paz". Hablo de la necesidad de "un diálogo sincero y serio". El islam supera hoy los mil millones de fieles y se cree que, en pocas décadas, llegará a los 2.000 millones, o sea, sumará tantos miembros como hoy tiene todo el cristianismo (el catolicismo y los demás cultos cristianos). Su presencia es cada vez más importante en Europa, donde la inmigración es fuerte y sus familias tienen muchos hijos.

Horas después de ser elegido Papa, hace una semana, Benedicto XVI envió también un mensaje al gran rabino de Roma, Ricardo Di Segni, en el que expresaba su voluntad de "continuar el diálogo" y "fortalecer la colaboración". "Confío en la ayuda del Altísimo para continuar el diálogo y fortalecer la colaboración con los hijos e hijas del pueblo hebreo", agregó. El domingo, en la misa, se refirió a los judíos como "hermanos con los que se está estrechamente unidos por un gran patrimonio espiritual común". No son pocos los que creen desde el islamismo y el judaísmo que la Iglesia puede jugar un papel mediador entre ambas comunidades.

En cuanto a la relación con los demás cultos cristianos, el Papa llamó a potenciar los esfuerzos en favor de la unidad. "Tenemos un fuerte deseo de nuevos esfuerzos sin vuelta atrás para reafirmar la aspiración de la unidad de los cristianos", dijo.

Los gestos ecuménicos e interreligiosos de Benedicto XVI buscan, para algunos observadores, borrar la imagen de duro hacia el ecumenismo y el diálogo interreligioso que le quedó luego de que se le atribuyera ser el autor de una frase de un documento vaticano difundido en 2000 que despertó revuelo en las demás confesiones religiosas. La frase decía: "Sólo en la Iglesia católica se encuentra la salvación".

{
}
{
}

Comentarios Benedicto XVI en amistad con el mundo islámico.

Existen pocas diferencias entre cristianos e islámicos (musulmanes).  Ambas son religiones monoteístas. El nombre con que se designa a Dios  -Alá- es propio de la lengua árabe. En inglés se le llama God, en hebreo Jehová, etc. pero es el mismo Dios para las dos y también para los hebreos.

Para el Islam,  Jesús nació de María virgen pero no es Dios sino un profeta. El Islam no acepta la trinidad, sino un Dios único. 

Cuando se menciona a los musulmanes, erróneamente se les denomina "infieles" ya que son los más fieles a Dios. Practican su religión apasionadamente, ayunan y se postran por amor a Dios. 
 selina dibandi selina dibandi 30/04/2012 a las 06:04

Deja tu comentario Benedicto XVI en amistad con el mundo islámico.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre