Avisar de contenido inadecuado

El catolicismo Romano una Fe en crisis.

{
}

El Catolicismo Romano

Una Fe En Crisis

 

Entrevistas con

Católicos y ex-católicos

 

 

 

 

 

 

Este texto contiene índices que corresponden a los 2,655 párrafos numerados del Catecismo oficial publicado por la Iglesia Católica Romana en los tiempos modernos.

 

Por ejemplo [2131] indica que en el párrafo 2131 del Catecismo puede encontrarse información relacionada con el tema.

 

 

Introducción

Narrador

El histórico Concilio Vaticano Segundo se concluye con pompa y fastuosidad.  El Vaticano II es considerado uno de los más importantes concilios en la historia de la Iglesia Católica. Produjo 16 documentos designados para modernizar el papel de la Iglesia en el mundo.

La bendición final fue dada para toda la congregación y el mundo entero: "Etae in Pace". Id en paz.

Con esas palabras el Papa Pablo VI concluyó el Concilio Vaticano Segundo.  Nadie sabía lo que estaba a punto de acontecer.

Las décadas después del Vaticano II han sido turbulentas.  Su futuro sigue siendo incierto a pesar de su larga historia.  Plagada de problemas, la Iglesia Católica Romana es una iglesia en crisis.

Se han planteado diferentes causas de la crisis, ¿pero no será que el problema real está entretejido en las mismas doctrinas de la Iglesia Católica Romana?

José Borrás, ex sacerdote

Mi nombre es José Borrás.  Soy ex religioso de las Escuelas Pías en la ciudad de Albacete.  Conocedor de que unos protestantes estaban distribuyendo propaganda en mi parroquia, decidí refutar sus doctrinas con el estudio del Nuevo Testamento.  Un año después, yo dejé la Iglesia Católica para seguir al Señor como Él enseña en el Nuevo Testamento.

Rocío Pestaña Segovia, ex monja

Me llamo Rocío Pestaña Segovia, nací en Madrid, España.  Durante nueve años viví como monja en el monasterio del Sagrado Corazón de Jesús de religiosas clarisas de Cantalapiedra, Salamanca.  Recuerdo que teníamos en el centro del convento, en el claustro, un pozo en el cual me gustaba sentar, orar, hablar con el Señor, y pedirle que me diera de esa agua espiritual de la cual Él le habló a la mujer samaritana y le decía, "Dame de beber, dame de beber".  Yo trataba de buscar esa agua por mí misma por medio de prácticas religiosas, el cumplimiento de los sacramentos, de todas las ordenanzas de la Iglesia Católica y del convento.  Pero no me sentía satisfecha, no llenaba mi sed.  Finalmente tuve que salir del convento, y después de 7 años encontré la salvación y el perdón de mis pecados en Cristo Jesús, fuente de aguas vivas.

Miguel Carvajal, ex sacerdote

Yo soy Miguel Carvajal Díaz.  Yo estudié en este convento por varios años para prepararme para ser sacerdote Franciscano.

Tenía grandes inquietudes, la necesidad muy grande de buscar a Dios, de tener una respuesta sobre los dogmas, pero no lo encontraba.  Pero gracias a Dios que había alguien que me hablara del evangelio y yo finalmente le recibí al Señor Jesucristo como mi Salvador personal, salí de aquí y ahora estoy predicando el evangelio del Señor Jesucristo.

María del Pilar Solís Díaz, ex monja

Mi nombre es María del Pilar Solís Díaz.  Este fue mi hogar por muchos años, en especial diecinueve años que pertenecí a la congregación de Hijas de María Inmaculada de Guadalupe. Entré a la vida religiosa, queriendo conocer y servir al Señor de tiempo completo.  El año que hice mis votos perpetuos, empecé a estar enferma de ataques epilépticos.  Recurrí a muchos médicos y también hice oración a los santos y a la Virgen de Guadalupe, pero sin ningún resultado. No recibí la salud. Salí de la vida religiosa enferma, y un amigo mío me recomendó ir a una comunidad cristiana. Allí escuché por primera vez que sólo en Jesucristo tenemos la salvación, que sólo en Él tenemos la sanidad.

 

Narrador

Estos y miles más como ellos han vuelto a examinar su fe Católica Romana: los mandamientos, el papel de María, la Misa y aun el mismo camino para ir al cielo. ¿Cómo se comparan las doctrinas de la Iglesia Católica Romana con las de la Sagrada Escritura?

***

 

Las Imágenes

[2129-2132]

Narrador

Un aspecto único de la devoción Católica Romana es la veneración de los santos y el uso de objetos sagrados como, por ejemplo, las estatuas [2131].

José Borrás, ex sacerdote

El problema con las imágenes es que la gente, especialmente el pueblo y la gente sencilla, acude a las imágenes y ora a ellas y cree que ellas le van a conceder las cosas que ellos le piden, y eso va en contra de lo que enseña la Palabra de Dios.

Narrador

Exodo 20:3-4 en la Biblia Católica dice: "No tendrás otro Dios que a mí.  No te harás esculturas ni imagen alguna de lo que hay en lo alto de los cielos, ni de lo que hay abajo sobre la tierra, ni de lo que hay en las aguas debajo de la tierra."

La Iglesia Católica tiene su propia lógica acerca de ese mandamiento, y así ella se permite el lujo de esconder ese segundo mandamiento: "no te harás imagen," como una coletilla al final del primero, en vez de ponerlo en su lugar como el segundo mandamiento [2084-2141].

Miguel Angel Tiscar, ex sacerdote

Empiezan: "Amar a Dios sobre todas las cosas" el primer mandamiento.  El segundo: "No tomarás el nombre de Dios en vano," y así por el estilo, pero no se dice: "No te harás imagen, ni semejanza ni nada de lo que hay en los cielos ni en la tierra ni debajo de la tierra." Y como falta un mandamiento, entonces el último lo dividen en dos.  La Iglesia Romana dice: "No desearás la mujer de tu prójimo" el noveno.  El décimo: "No codiciarás nada que sea de tu prójimo," y todo eso está en la Palabra de Dios en el décimo.

 

Narrador

Miguel Ángel Tiscar fue ordenado sacerdote en la catedral de Toledo, España. ¿Y por qué han omitido el segundo mandamiento?

Miguel Angel Tiscar, ex sacerdote

Y a través de peregrinaciones, y de santuarios, y de vírgenes, y de santos, y de imágenes, tratan de camuflar la cosa del dinero, pero al fin y al cabo es dinero, dinero y dinero.  Y repito, es la Palabra de Dios la que dice: "El amor al dinero es la causa de todos los males."

Narrador

Aunque está claro lo que dice la Escritura, siguen las tradiciones de la Iglesia.

***

 

María

[487-511, 963-975, 2673-2682]

Narrador

Los cien años anteriores al Segundo Concilio Vaticano han sido designados como el siglo Mariano.  De la mayor importancia fue la proclamación de la Inmaculada Concepción por el Papa Pio IX en 1854.

Muchos católicos no comprenden bien la doctrina de la Inmaculada Concepción, y aún menos entre ellos se dan cuenta de que contradice las Escrituras.

Entrevistador

¿Puede explicar la Inmaculada Concepción?

Mujer Católica

No, no le sabría contestar.

Entrevistador

¿Puede explicar la doctrina de la Inmaculada Concepción?

Álvaro Salazar, sacerdote católico romano

Nosotros pensamos que nuestra Señora fue cubierta por el Espíritu Santo y fue así como ella concibió a su hijo sin el... la participación de un hombre, fue propiamente el Espíritu Santo quien intervino, por eso es que Jesús es el Hijo de Dios, y por eso es que ella es corredentora.

Narrador

¡Ni siquiera el sacerdote explicaba correctamente la Inmaculada Concepción!

Rocío Pestaña Segovia, ex monja

Es simplemente el Papa definió que María fue concebida sin pecado original [491]

Narrador

Juan Sanz Pascual fue ordenado sacerdote en España en el seminario de Madrid Alcalá.

Juan Sanz, ex sacerdote

Desde el principio de su ser en el vientre de su madre ella es sin mancha, sin pecado original, esto es lo que significa Inmaculada Concepción, que fue concebida sin pecado original.

José Borrás, ex sacerdote

Ahora, esa doctrina de la Inmaculada Concepción va en contradicción con lo que dice la Palabra de Dios.  En Romanos 3:23, la Palabra de Dios dice: "Por cuanto todos pecaron."

Miguel Angel Tiscar, ex sacerdote

Ella dice, y no podemos decir que María es embustera ni mentirosa.  Ella dice "en Dios mi Salvador," luego, ¡fue salva!

Narrador

La proclamación del Papa de que María nunca había pecado suscitó otras cuestiones.  Si como la Biblia dice que la paga del pecado es la muerte, y María no pecó, ¿murió?  Y si murió, ¿se descompuso su cuerpo en el sepulcro?  Todos querían saberlo, pero tanto las Escrituras como la tradición católica guardaban silencio acerca de esto.  Cuatrocientos obispos y miembros de las órdenes religiosas enviaron solicitudes a Roma pidiendo respuesta.  Ocho millones de laicos católicos también firmaron peticiones.  Finalmente, en 1950 el Papa Pio XII proclamó que Dios había tomado corporalmente a María al cielo.  Esta doctrina es conocida como la Asunción de María [966].

Miguel Ignacio Morales, sacerdote Católico Romano

La virgen no murió, se durmió, y entonces al despertar de su sueño los ángeles vinieron a llevarse su cuerpo y su alma al cielo, y hoy es la fiesta de la Asunción.  La virgen entró en cuerpo y alma al cielo, como Jesucristo entró después de la resurrección.

Narrador

¿Y cuál es la fuente de la doctrina de la Asunción de María?

Alvaro Salazar, sacerdote Católico Romano

La Asunción de María viene a través de la doctrina de la Iglesia como a través de los Papas, fue evolucionando.

Juan Sanz, ex sacerdote

La doctrina de la Asunción de María, la Iglesia Católica Romana, pues sí, se basa, se basa en falsas tradiciones también, no en la Palabra de Dios.

José Borrás, ex sacerdote

La Inmaculada Concepción, la virginidad perpetua de María y la Asunción de María a los cielos son no leyes eclesiásticas, sino dogmas y como tales tienen que ser creídas por toda persona que quiera ser considerada como buena católica y permanecer dentro de la Iglesia Católica. [83, 88]

Narrador

Cuando las prácticas religiosas del pueblo llegan a ser la fuente de la doctrina, el sentimiento popular es elevado a la categoría de revelación divina, y con ello se hace inevitable la distorsión de la verdad.  Los relatos bíblicos de María la presentan como una humilde y fiel sierva de Dios, pero la tradición católica ha confundido su posición con la del mismo Cristo.  Se alega que ha aparecido con un papel muy poco característico de promover su propia gloria.  En 1917 se apareció en Fátima y allí anunció: Dios quiere establecer en el mundo la devoción a mi inmaculado corazón.  Mi inmaculado corazón será vuestro refugio y el camino para conduciros a Dios.

Hombre católico

Pues tenemos fe en las imágenes.  Para mí, sí, es como si Dios.  Por ejemplo, la Virgen de Guadalupe es la madre de... la virgen María es la madre de Jesús y pues, para mí, ¡es Dios!

Mujer católica

Ya le digo que me acuerdo más veces a lo mejor en los momentos de esos de la virgen casi que de Jesús, que también y para mí es lo fundamental y pero... no sé que a lo mejor recurro más veces a ella.

Narrador

La Iglesia Católica declara que María es la mediadora de todas las gracias [969].

Miguel Ignacio, sacerdote católico romano

A Jesús por María, muy fácil, que el camino más fácil es para llegar a Dios, María, que María es como una escalera, entonces subimos por la escalera a Jesús.  María es la escalera.

Antonio Arreguí, obispo católico romano

La teología católica apoyada en estas consideraciones es como le llaman a la virgen la omnipotencia intercadente, es decir, ella es la que obtiene todo lo que piden [975, 2682].

Hermana Rut, monja católica romana

Porque la virgen es una intercesora nuestra, como usted que si puede tener sus palancas para ver a una persona superior a usted, puede tener un amigo muy amigo de esa persona, y es su palanca para ir a esa persona, así nosotros, intercede ella por nosotros. ¿La ve con sus manitas juntas? Es porque siempre está en actitud de oración y ora por nosotros, ella intercede por nosotros. ¡Es nuestra intercesora!

Miguel Angel Tiscar, ex sacerdote

Que es un disparate verdadero.  El Señor no necesita palanca de nadie absolutamente, no tiene que moverse, basta con decir: "Hágase" y las cosas son hechas.

Miguel Angel Tiscar, ex sacerdote

Repito, el apóstol Pablo dice que sólo hay un mediador, Cristo.  Si Cristo es el mediador, bueno, pues no hay más mediadores que El.  Y como El es el Omnipotente, y en todas partes está como Dios, Dios nos oye, y vamos a El con la confianza de que va al Todopoderoso.

María del Pilar Solís Díaz, ex monja

Ese es el gran error del Marianismo, o de la doctrina de María, que se pone a María, la madre de Jesús, en el mismo lugar que a Jesucristo.

Alvaro Salazar, sacerdote católico romano

El papel que Nuestra Señora juega en la Iglesia Católica en todo el mundo, no sólo en Guatemala, es de corredentora, es decir, ella, junto con Jesús, ayudó a la salvación de la humanidad.  Ese es el sentimiento que existe aquí en Guatemala y en el mundo, en el Catolicismo.

María del Pilar Solís Díaz, ex monja

La ponen como corredentora, corredentora.  Ya que están poniendo a María junto, o en el mismo lugar que Jesucristo, ganando para nosotros esa salvación.  Ese es el gran error.

José Borrás, ex sacerdote

María es un modelo para las personas en cuanto a su obediencia y su humildad, pero nada más.  La Iglesia Católica ha puesto a María en el lugar en que otras religiones antiguas ponían a sus diosas.

***

 

La Misa

[1322-1419]

Narrador

La Misa es el centro de la experiencia Católica Romana, y todos los católicos deben asistir semanalmente.

La Iglesia Católica dice que la Misa es una representación de la última Cena.  Aquella noche, Jesucristo tomó pan y vino, diciendo: "Esto es mi cuerpo" y "Esto es mi sangre".  La Iglesia Romana enseña que con esas palabras se produce un cambio milagroso.  Luego Cristo enseñó a sus discípulos "Esto haced en memoria de mí" [1337-1340].

La respuesta de la Iglesia Romana a ese mandamiento es la Misa.  Cuando el sacerdote Católico Romano pronuncia esas palabras de Cristo de la última Cena, los católicos creen que se produce un cambio en el pan y el vino, que realmente se transforman en el cuerpo y la sangre de Jesucristo [1373-1377].

El Catolicismo Romano enseña que un milagro se realiza cuando el sacerdote dice:

"Tomad y comed todos de él, porque esto es mi cuerpo que será entregado por vosotros."

La Iglesia Católica enseña que la hostia deja de ser pan, y ahora es realmente el cuerpo de Cristo.

Xavier Celi, seminarista católico romano

Los católicos creemos que Cristo se convierte en el pan y el vino; se transforman en el cuerpo y sangre de Jesús completamente. Toda su alma, todo su cuerpo, toda su divinidad se encierran en un pedazo de pan.

Rocío Pestaña Segovia, ex monja

Entonces sencillamente teníamos que aceptarlo así, o sea, era difícil de creer porque realmente comías y te daban a probar la forma, y decías antes de que fuera consagrada te la daban a probar si es pan realmente, sabe a pan, pero después de consagrada cuando tú ibas a recibirla la, la comunión, bueno pues sigue sabiendo a pan.

Narrador

Si el pan y el vino son transformados en cuerpo y sangre de Jesús, ¿por qué no cambia su apariencia en la consagración en la Misa?  Usando una combinación de teología, filosofía y misticismo, la Iglesia ha propuesto una teoría llamada transubstanciación, que dice que la naturaleza interior del pan y del vino cambia, mientras su apariencia sigue igual [1376, 1381].

Hermana Rut, monja católica romana

La transubstanciación es el poder que tiene el sacerdote de convertir el pan.  Es pan de trigo purísimo que tiene en sus manos.  Lo convierte por el poder que tiene que recibió de Jesucristo de hacer la hostia en el cuerpo y... cuerpo de Cristo y el cáliz que es el vino de uva hacerlo sangre de nuestro Señor Jesucristo.

Antonio Arregui, obispo católico romano

Cuando se dice: Esto es mi cuerpo, se está diciendo que esto, esto que en este momento es un pedazo de pan, un poco de harina cocinada, diríamos pasa a ser el cuerpo de Jesucristo.

Narrador

Pero, siendo que el pan no cambia en su apariencia, ¿no tendría más sentido si comprendiéramos las palabras: "Esto es mi cuerpo" como figurado? ¿Acaso no empleaba Jesús el sentido figurado en su enseñanza?

Jose Borrás, ex sacerdote

Jesús dijo: "Yo soy la vid verdadera" y nadie piensa literalmente que Jesús fuera una vid sino que es el significado, es un símil para que nosotros podamos entender mejor lo que Jesús quiere decir.  Por lo tanto, cuando Jesús dice: "Esto es mi cuerpo que por vosotros es entregado," simboliza que aquel pan que se rompe y se da a las personas para que lo coman, simboliza y representa su cuerpo entregado por nosotros.

Narrador

La mayoría de las denominaciones cristianas entienden el significado del pan y del vino como símbolos.  Sin embargo, la Iglesia Católica Romana enseña que se convierten literalmente en el cuerpo y la sangre de Cristo.  La Iglesia dice que este cambio es necesario, para que los católicos puedan recibir a Cristo como alimento espiritual y a la vez adorarle porque está presente [1378, 1392].

Antonio Arregui, obispo católico romano

Adoramos, adoramos a ese pan y a ese vino una vez que han sido consagrados, porque allí está presente el mismo Jesucristo.  Jesucristo está presente en todas partes, ¿no?

María del Pilar Solís Díaz, ex monja

La hostia, el pan, el pan sin levadura en la que yo creía que estaba allí Jesucristo en cuerpo y sangre, y adoraba más que las imágenes, a la hostia.  Yo pasaba muchas horas delante en lo que nosotros llamábamos el Santísimo, adorando la hostia.

Narrador

¿Y por qué la ex monja ya no adora así delante del Santísimo?

María del Pilar Solís Díaz, ex monja

Porque yo creo en el Dios verdadero.  Porque yo creo en que... en lo que me dice el Señor en Su Palabra.  A través de toda la Palabra dice: "no te hagas imágenes".

Narrador

No obstante, la Iglesia Católica enseña que el pan y el vino deben y tienen que cambiar, no solamente para que Cristo pueda ser recibido y adorado, sino también para tener un sacrificio visible como la naturaleza humana requiere [1366].

Cristo es ofrecido al Padre en cada Misa mediante las manos del sacerdote, un sacrificio literal y real por los pecados de los vivos y los muertos [1365-1372, 1414].

Xavier Celi, seminarista católico romano

La Santa Misa para los católicos es realmente un sacrificio en el cual Cristo, otra vez, vuelve a ofrecerse en la cruz, pero es un sacrificio incruento, es decir, sin sangre.

Rocío Pestaña Segovia, ex monja

Es inconcebible que tenga que seguir muriendo cada día por nuestros pecados como si su obra no fuera suficiente.  El necesita repetirla una y otra y otra vez. ¿Qué es eso?  Estamos, estamos minusvalorizando el sacrificio de Cristo en la cruz. ¡No! ¡El es Dios!  El no es ningún hombre que murió por nosotros, El es Dios.  Y su obra es suficiente de una vez para todas.

 

***

 

La Salvación

Narrador

Según la Iglesia Católica, Dios creó a Adán y Eva con vida divina en sus almas, llamada gracia.  Esta gracia se perdió cuando desobedecieron a Dios en el Huerto del Edén, y las puertas del cielo quedaron cerradas [398-399].

Cristo restauró esta gracia al morir en la cruz.  Otra vez se abrieron de par en par las puertas del cielo.  Cristo había hecho su parte, y ahora el hombre había de cooperar haciendo la suya. [2002] ¿Cuál es la parte del hombre?

De la mayor importancia entre sus muchas responsabilidades para alcanzar la salvación, tenemos los Siete Sacramentos [1129].  Cada sacramento provee una bendición distinta.

El Bautismo es el primer sacramento que se recibe.  Limpia todos los pecados, da el nuevo nacimiento introduciendo en la vida de la gracia, y hace del niño un miembro de la Iglesia Católica Romana [1265-1267].

La Confirmación da una fuerza especial del Espíritu Santo para evitar la tentación y para defender la fe católica [1285, 1302-1305].

 

El Sacramento del Matrimonio provee ayuda a la pareja para la vida de casados [1641].

El católico permanece en la vida de la gracia a no ser que cometa un pecado mortal, como inmoralidad, embriaguez o dejar de asistir a la Misa cada domingo [1854-1859]. Estos pecados mortales son punibles por la separación eterna de Dios [1861].

En el Sacramento de la Penitencia, el sacerdote concede la absolución pronunciando esta fórmula: [1461]

Sacerdote

"... te conceda el perdón y la paz por el ministerio de la Iglesia.  Y yo te absuelvo de tus pecados en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.  Amén."

Narrador

Por el Sacramento del Orden, el sacerdote recibe el poder para absolver los pecados y celebrar la Misa [1411, 1461].

Los últimos Sacramentos preparan el alma para el paso a la muerte. La familia llama al sacerdote para que administre la Confesión, la Extremaunción y la Santa Comunión [1517, 1523].

La condición del alma en el momento de la muerte determinará el destino eterno del católico.  Los que mueran fuera de la gracia pasarán la eternidad en el infierno [1035].

Aunque aquellos que mueran en estado de gracia irán al cielo, la mayor parte han de sufrir primero en el purgatorio.  Allí la persona paga por sus anteriores pecados confesados, y por pecados veniales no confesados [1030-1032].

Mujer católica

Un lugar, quizá un lugar feo, horrible, en donde te hace arrepentirte de todo lo que has cometido aquí en la tierra.  Eso pienso.

Mujer católica

Ay, pues, no lo sé. Supongo que será un momento transitorio como para terminar de ganárselo, ¿no?  Es como aquí, cuando las cosas te van medianamente mal que dices, ¡madre mía! ¿Cuándo veré respiro?  Pues, eso será así digo yo.

Nicasio Alvarez, sacerdote católico romano

Porque dice la iglesia, para llegar a Dios hay que llegar puros, hay que llegar puros.  Entonces, el purgatorio, el purgatorio es el tiempo de purificación [1030].

Narrador

Le preguntamos al sacerdote: "Si Cristo murió por nuestros pecados, ¿por qué hemos de ir al purgatorio?"

Nicasio Alvarez, sacerdote católico romano

La Iglesia por eso nos enseña, sabiéndonos, como decimos, pecadores, limitados, por eso necesitamos ese paso, de purificación.

Mujer católica

Pero la propia gloria; yo no quiero entrar en, al purgatorio.

Rocío Pestaña Segovia, ex monja

Entonces Cristo habló de Satanás, y habló del infierno, pero nunca habló de un purgatodo ni de un lugar intermedio. ¡No, nunca!

Juan Sanz, ex sacerdote

Es el purgatorio una doctrina espuria, que no tiene fundamento en la Palabra de Dios, pero eso sí, la Iglesia ha sabido introducir, para hacerse con las vidas y las haciendas y las personas, porque se les ata a un sacrificio, se les ata a una misa, se les ata a unas actividades y liturgias, por las cuales incluso deben pagar dinero.

Miguel Carvajal, ex sacerdote

La Palabra de Dios nos dice que no por obras, para que nadie se gloríe, nadie se jacte.  Si fuera por buenas obras la salvación, pues yo creo que las personas ricas tendrían más oportunidad, pero realmente lo que nosotros necesitamos es recibir, aceptarle a Jesucristo como Salvador personal.  Es Su sangre la que nos ha comprado, como el precio infinito para nuestra salvación, para nuestra vida eterna.

Narrador

Pero, ¿a los católicos les ha sido enseñada esta verdad?  Preguntamos a los católico-romanos en todo el mundo Hispano: ¿Qué tiene que hacer uno para salvarse?

Entrevistador

¿Qué necesita para ir al cielo? ¿Puede hacer una lista de cosas?

Hombre católico

Bueno, una lista no, porque pues sería tardador, pero haciendo actos para mis semejantes, sí lo podría hacer.

Mujer católica

Para ir al cielo pues se necesita amar al prójimo principalmente, ¿verdad?

Mujer católica

Me imagino que portarme bien, ¿no?

Mujer católica

Necesito hacer oraciones, hacer buenas acciones, acercarme a Dios, ayudar al prójimo, perdonar a los que me tratan mal.

Nicasio Alvarez, sacerdote católico romano

Los sacramentos son necesarios para ir al cielo, porque cada vez que yo me acerco a los sacramentos recibo el sí de Dios.

Xavier Celi, seminarista católico romano

Yo espero ir al cielo si es que yo hago obras buenas, y si yo cumplo lo que Jesús me ha pedido.

Miguel Ignacio, sacerdote católico romano

Pues porque estoy cumpliendo la ley de Dios, y haciendo que la cumplan los demás.

Hombre católico

No pecar.  No matar.  No robar.

Mujer católica

Yo pienso que la persona buena, pues hay que ser aquí en la tierra y ayudar al prójimo que nos ayuda.

Narrador

Guiliermo J. Cogan, sacerdote católico, nos provee de un buen resumen del camino católico para ir al cielo, en su libro, Catecismo Para Adultos, Pregunta: "¿Qué es necesario para salvarse?" La respuesta que ese catecismo da, apunta ocho requisitos:

"La fe [183], el Bautismo [1257], amando a Dios y a tus semejantes [1851, obedeciendo sus mandamientos [2068], recibiendo los otros Sacramentos especialmente la Santa Comunión [1129], orando [2744] y haciendo buenas obras [1821], preservando la amistad con Dios hasta la muerte [161-162]."

Miguel Carvajal, ex sacerdote

Yo quisiera que solamente leamos un versículo de la Palabra de Dios en Juan capítulo 6, versículo 47.  Jesús dijo: "El que cree en mí tiene vida eterna." Así de sencillo, así de fácil.  Parece fácil, pero sin embargo es lo más difícil, porque tenemos que renunciar a todas estas, estos conceptos humanos y religiosos para poner exclusivamente nuestra fe en Jesús; a través de Su sacrificio nosotros tenemos la vida eterna.

Narrador

El renunciar a estos conceptos religiosos y humanos les resulta muy difícil a los católicos practicantes, especialmente a los miembros de las órdenes religiosas.  Una noche, Rocío Pestaña Segovia, como una expresión de sus votos a la Iglesia...

Rocío Pestaña Segovia, ex monja

...me grabé una cruz a fuego vivo como se marca una res, puse una cruz al fuego y cuando estaba roja shhh... me metí un pañuelo en la boca para no gritar que nadie lo viera.

El evangelio católico, la doctrina católica, es un evangelio a base de obras.  Todo es según lo que tú hagas.  Si lo haces correcto, bien, y si no, estás listo.

Narrador

Si la salvación es por obras, ¿cuántas obras tenemos que hacer?  Y ¿está seguro que irá al cielo el católico romano normal y corriente?

Entrevistador

¿Cree usted que logrará ir al cielo?

Hombre católico

No, no sé, es cosa que decide Dios.

Mujer católica

Yo creo que, pues, nadie sabe, ¿no?  Todos esperamos a lo que nos toque, y ya hasta ahí.

Mujer católica

Ay, no sé, no sé.

Mujer católica

Ayudo lo que puedo y bueno, si estoy para llevarme al cielo, pues bien, y si no, como no sé si lo veré, pues no lo puedo, no lo sé hijo.

 

Hombre católico

No, no le puedo decir si lograré entrar, pero por lo menos estoy haciendo los esfuerzos más grandes, ¿no?

Mujer católica

¡Uy! ¿Yo qué sé?  Creo que es difícil, ¿eh?  Y más hoy día.  No lo sé.  Yo me creo, yo no me considero tan buena como para merecérmelo así, no sé, si luego lo consigo, no lo sé.  Pero no, no me lo creo.

Miguel Ignacio Morales, sacerdote católico romano

¡Claro que sí! ¡Vamos! ¿Para qué me sirve a mí cuarenta y siete años de sacerdote?

Mujer católica

Bueno, ir al cielo, yo creo que ir al cielo sería que yo fuera perfecta y eso es imposible.

Narrador

Miguel Carvajal recuerda cómo procuraba obtener la salvación cuando todavía pertenecía a los Franciscanos.

Miguel Carvajal, ex sacerdote

Dentro de la Iglesia Católica, especialmente la orden Franciscana, que es una orden muy mística, se hacía toda clase de sacrificios.  Tres veces a la semana: lunes, miércoles y viernes, en este templo muy grande, cerradas las puertas ya en la noche, nos desvestíamos y nos dábamos con unas cadenas de cinco puntas de acero que se llamaban disciplinas, y con esto nos pegábamos hasta terminar todo el Salmo 51.  En la Biblia Católica es el Salmo 50: "Miserere me deus secun du manda misericordia tua."

Juan Sanz, ex sacerdote

... la carga del pecado esa ha sido puesta sobre los hombros, sobre la cruz de Cristo, y Cristo satisfizo ya de una vez por todas por todos nuestros pecados, tanto la culpa como la pena fueron satisfechas una vez por todas por Cristo nuestro Salvador.

Miguel Angel Tiscar, ex sacerdote

Las doctrinas no salvan a nadie, quien salva es el Salvador, y el Salvador lo ha hecho todo tan sencillo: "El que viene a mí, yo no lo echo fuera," dice, pues vamos al Señor.  "El que cree en mí ya ha pasado de muerte a vida." Pues vamos a creer en El.

Rocío Pestaña Segovia, ex monja

Efesios 2:8-9 dice lo mismo: "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe, y esto no de vosotros, pues es don de Dios, no por obras para que nadie se gloríe." Luego si es por fe, y si es por don de Dios, pues no por obras, y si es por obras como pretenden en la Iglesia Católica, a base de cumplir los sacramentos y otras cosas, entonces no es por Cristo.

Miguel Carvajal, ex sacerdote

Pero, ¡qué importante sería que un católico lograra comprender solamente esta pequeña frase: "Jesús murió por nuestros pecados!" Y si acepta esta... esta verdad, si transfiere sus pecados a Jesucristo y cree de todo corazón que Jesús evidentemente llevó nuestros pecados, pues entonces nuestra vida estaría libre de esos pecados.

 

 

***

En Resumen

Narrador

Las Escrituras son claras, pero los errores persisten.

El Sacrificio de la Misa continúa celebrándose a pesar de las últimas palabras de Cristo en la cruz: "¡Consumado es!" (San Juan 19:30).

Las estatuas son tratadas como cosas sagradas aunque los Diez Mandamientos prohiben tanto el hacerlas como el inclinarse ante ellas y rendirles culto (Exodo 20:4-5).

María es proclamada como mediadora de toda gracia, a pesar de que el Nuevo Testamento enseña que solamente hay un mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre (1 Timoteo 2:5).

Y al pueblo se le enseña que tiene que hacer obras para salvarse, aunque las Escrituras dicen claramente que la salvación es: "por la gracia, por la fe, y eso no de vosotros, es don de Dios" (Efesios 2:8).

Muchos católicos modernos han escogido ignorar ciertas doctrinas de la Iglesia Romana porque las consideran desfasadas, pasadas de moda.  Un error bastante común que existe hoy es la idea de que el Vaticano II cambió muchos de esos dogmas.

Miguel Carvajal, ex sacerdote

El Segundo Concilio Vaticano que se inició en el año 1962, tenía como finalidad modernizar a la Iglesia Católica, pero modernizar en la forma exterior, en la forma simplemente, en la presentación, diríamos, pero no en el fondo.  Varias veces la Iglesia Católica ha hecho hincapié, ¿no?  "La eciesia, semper idem..." La Iglesia siempre es la misma, siempre es igual y no puede cambiar.

 

 

***

La Tradición

[75-83]

Narrador

¿A qué es debida esta apostasía de la Iglesia Católica del cristianismo bíblico?  Es porque ella eleva la tradición y la enseñanza de la Iglesia, no sólo al nivel de las Escrituras, sino también por encima de ellas.

El Nuevo Testamento describe al cristianismo como la fe que fue una vez dada por medio de Cristo y sus Apóstoles.  Pero el catolicismo ha seguido añadiendo nuevas doctrinas a la fe Católica Romana, tomándolas de las tradiciones de los hombres.

La creencia de que la naturaleza del pan cambia en la Misa no fue añadida como dogma hasta el Concilio de Letrán en 1215, cuando por primera vez la Iglesia Romana oficializó la Teoría de la Transubstanciación.

            El Purgatorio fue declarado dogma en 1274. 

            La Inmaculada Concepción en 1854.

            La Infalibilidad Papal en 1870.

            La Asunción de María en 1950.

El Concilio Vaticano Segundo dejó claro que la Iglesia Católica seguirá basándose en la tradición: " ... la Iglesia no deriva solamente de la Sagrada Escritura su certeza acerca de todas las verdades reveladas.  Por eso se han de recibir y venerar ambas con un mismo espíritu de piedad" (Vaticano II, Constitución Dogmática sobre la Divina Revelación, sección 9) [82].

Miguel Carvajal, ex sacerdote

...uno de los profesores en el pizarrón estaba escribiendo todos los años en los que habían sido establecidos los diferentes dogmas de la Iglesia y al final... luego que estuvo todo escrito, dijo: "Bueno, ¿qué sería de la Iglesia Católica si tuviéramos que anular todos estos dogmas?" Y él mismo, razonando, dijo: "Yo creo que quedaríamos en nada." Entonces ese fue el primer impacto en mi vida, y de ahí comenzaron grandes preguntas, como por ejemplo, ¿por qué Jesucristo no habrá predicado el evangelio completo y dejó la tarea a la Iglesia para que establezca dogmas y nuevas doctrinas?

Juan Sanz, ex sacerdote

Es un error, de poner la Iglesia sobre Cristo, el poner la Iglesia sobre la Escritura, y entonces viene, se vuelve a caer en el autoritarismo dogmático de la Iglesia, con lo cual se tiraniza al pueblo sencillo.

Narrador

Ese conflicto entre la Escritura y la tradición estaba en el centro de la Reforma durante la Edad Media.

Defensor

Doctor Lutero, ayer usted confesó que estos escritos son suyos.  Díganos ahora, por favor, si usted persiste en lo que ha escrito aquí, o si está preparado para retractarse de esos escritos y las creencias en ellos contenidas.

Martín Lutero

Pido perdón si soy hallado falto en cuanto a los modales que convienen en estas Cortes.  Pero ustedes me piden que yo retraiga estos escritos...

Narrador

¿Críticos protestantes?  No exactamente.  Los líderes de la Reforma eran todos sacerdotes y teólogos católicos.

El teólogo católico Juan Wyclef fue uno de los primeros.  Sus problemas comenzaron cuando comenzó a enseñar que la Biblia es la única fuente de verdad.  Roma lo silenció, y cuarenta y cuatro años después de su muerte exhumaron y quemaron sus huesos, por su apartamiento de la autoridad de Roma.

En 1415, el sacerdote y teólogo católico de la Universidad de Praga, Juan Huss, fue quemado en la pira. ¿Cuál fue su crimen?  También había hecho de las Sagradas Escrituras su única regia en cuestiones de fe.  Después de dieciséis años como sacerdote, Ulrico Zuinglio rompió con la Iglesia Católica cuando ya no pudo poner la tradición al mismo nivel que las Sagradas Escrituras.

Juan Calvino estaba estudiando para el sacerdocio cuando experimentó la conversión espiritual.  Dejó la Iglesia poco después.

Martín Lutero era sacerdote y profesor de teología en la Universidad católica de Wittenberg.  Objetó a que los representantes del Papa vendiesen perdones para evitar el purgatorio a fin de financiar la construcción de la Basílica de San Pedro.  Lutero redactó una lista de 95 razones por las que esto era un error y la clavó en la puerta de la iglesia en Wittenberg.  Los escritos de Lutero ayudaron a formar los tres principios rectores del llamamiento a la Reforma del siglo XVI.

1. La Biblia es la única fuente de verdad para la salvación.

2. El hombre es salvado por Dios mediante la sola fe.

3. Cada creyente tiene acceso directo a Dios sólo por medio de Jesucristo.

Cuando le ordenaron que se retractase, Lutero respondió: "Mi conciencia es cautiva de la Palabra de Dios." Escapó vivo por muy poco.

Estos hombres fueron todos católicos leales cuyos intentos de reformar su Iglesia y devolverla al cristianismo bíblico se vieron enfrentados a una vigorosa oposición de parte de sus superiores.  Este es un antiguo problema.

Un día, mientras andaba por un trigal en día de sábado, el Señor Jesús tuvo también un choque acerca de la tradición con los líderes judíos de su tiempo.  Sus discípulos estaban recogiendo espigas de trigo y comiéndolas.

Además, cuando comían su pan, no se lavaban ceremonialmente las manos según las enseñanzas de los rabís.  En el capítulo siete del Evangelio de Marcos leemos que los fariseos y los escribas preguntaron a Jesús: "¿Por qué no andan tus discípulos conforme a la tradición de los ancianos?"

Jesús no se arredró.  Reprendió a los líderes religiosos por elevar las enseñanzas de los rabís al mismo nivel que la Palabra Sagrada de Dios.  Los acusó de enseñar por doctrinas preceptos de hombres.  No podía obedecer la tradición de los ancianos sin desobedecer la Palabra de Dios.  Prefirió obedecer a Dios antes que a los hombres.  En la actualidad, muchos católicos están tomando la misma decisión.

 

                                   

**

Conclusión

José Borrás, ex sacerdote

Bueno, yo abandoné la Iglesia Católica cuando me dí cuenta de que no seguía las enseñanzas que hay en el Nuevo Testamento.

María del Pilar Solís Díaz, ex monja

Hay una gran carga en mi corazón por la... por todas las personas católicas y en especialmente por las religiosas, porque yo sé que hay mucha gente dentro del catolicismo busca sinceramente al Señor Jesucristo, busca sinceramente adorar al Padre y vivir una vida en el Espíritu, pero no lo logra por la idolatría.

Rocío Pestaña Segovia, ex monja

Después que yo encontré a Cristo yo tuve que dejar la Iglesia Católica absolutamente por razones doctrinales.  No tenía, no tenía ninguna otra razón, porque les amo, he vivido, he nacido en la Iglesia Católica y todo, pero mi vida y mi conciencia es incompatible con ese tipo de doctrina.

Miguel Carvajal, ex sacerdote

No es un cambio de religión, sino que es un cambio de vida, es un encuentro verdadero con Dios, es una experiencia personal.  Muchos de nosotros hemos creído que hemos estado en la verdad, pero la verdad es Jesucristo, no es la religión, y espero que ustedes señores católicos pudieran darse cuenta de que hay algo más importante, algo más valioso, es la oferta más importante que jamás usted haya podido escuchar en su vida, que es el de la vida eterna a través de la salvación del Señor Jesucristo.

Narrador

La verdad no está en la religión, sino en Jesucristo mismo.  El camino de salvación Católica Romana es una esperanza falsa, porque no es el evangelio de Jesucristo que el Nuevo Testamento nos presenta.

Desilusionados con la doctrina Católica Romana, muchos están acudiendo a la Biblia buscando respuestas.  Esos católicos se han sorprendido al encontrar lo que la Sagrada Biblia dice.

 

Hombre ex católico

Lo primero que me chocó fue que la salvación es por... es un don de Dios por gracia y no por nada que nosotros hagamos que traíamos una tradición diferente: portarnos bien, ir a Misa los domingos, confesarnos, etcétera, un don de Dios en el cual nosotros no tenemos que hacer nada, sino simplemente creer en el Hijo de Dios, creer que resucitó de los muertos por el poder del Padre.

Mujer ex católica

Dijo en la cruz: "Consumado es".  No hay nada más para hacer.  La Iglesia Católica no te va a dar esta libertad que Cristo te da.

Hombre ex católico

Yo temía a la muerte, porque no estaba seguro del cielo.  Yo no sabía dónde iría.  Entonces, yo veía que en la Biblia aseguraba que en este mundo se puede saber si uno es salvo.

Mujer ex católica

Lo que lo salva a uno es la sangre de Cristo, creyendo que Él es el Salvador y Señor de uno, personal, de la vida de uno, para que uno pueda entrar al cielo.

Mujer ex católica

¿Qué sacrificio podría yo hacer para merecer entrar al Señor y verlo cara a cara cuando me muera? ¡Ninguno!

Hombre ex católico

Estoy muy seguro que voy al cielo, porque no radica, no se basa en mis hechos, en mis logros, sino que el Señor Jesucristo ha prometido que El ha estado preparando un lugar para mí porque yo le he aceptado.

Mujer ex católica

Y eso es lo que me sorprendió, que nadie me dijo estas cosas.  Yo tenía que aprenderlas por la Biblia, y me dolió, porque yo pensé que los padres, o la gente en la Iglesia, es un deber de ellos, ah, enseñarnos el camino y ellos no me enseñaron cómo llegar al cielo.

Narrador

Cada una de estas personas ha dejado la Iglesia Católica Romana, pero no es tanto lo que han dejado, sino y mucho más, lo que han encontrado en el Señor Jesucristo.

Mujer ex católica

0 sea, antes yo, cuando era católica y vivía de tradiciones, y de cosas, yo pensaba en la muerte como algo horrible ¿no?  Algo no... ¡no me hubiera querido morir nunca!  Tenía temor, tenía miedo, pero ahora no.  Ahora va a ser un día de fiesta cuando yo me vaya arriba, al cielo a verlo cara a cara.

Mujer ex católica

Va a ser muy hermoso.  Voy a, a, a ponerme de rodillas, físicamente de rodillas, y le voy a dar las gracias.

Hombre ex católico

Por mí, nada más puedo hacer.  Que no hay ninguna obra que yo pueda hacer.  Que ya lo hizo El todo por mí. ¿Y qué podría hacer yo?

Mujer ex católica

Y yo no merecía tal sacrificio, que Dios mismo viniera a morir por mí. Creo que le adoraré por toda la eternidad. ¡Sí!

 

 

Como las flores que al envejecer

Nada de ellas queda,

También nuestras tradiciones

todas morirán,

Solamente la Palabra de Dios

permanecerá.

{
}
{
}

Comentarios El catolicismo Romano una Fe en crisis.

Buenas tardes, 
He tenido conocimiento de un ensayo sobre el catolicismo que acaba de salir.  El título es EL CATOLICISMO EXPLICADO A LAS OVEJAS. El libro habla de la historia del cristianismo, desde sus orígenes hasta su llegada a España, abordando tópicos desde el nacimiento de Cristo, la Sábana santa, la resurección y lo que el autor denomina la "Abducción de la Virgen".


Como catolico, me interesa hacerme con una copia del libro que en su contraportada reza:


"Por el mismo precio, Juan Eslava Galán revela además, tras dos mil años de controversias matemáticas y lógicas, el misterio de la Santísima Trinidad."


El libro acaba de salir a la venta pero me gustaría saber si algún otro católico ha tenido ocasión de ver el libro y si tiene el visto bueno de la Iglesia porque el humor del que el autor hace gala me parece casi ofensivo.
GRacias y espero su pronta respuesta,
Nacho

Ignacio Ignacio 25/02/2009 a las 18:20

NO ESTOY EN CONTRA DE LOS CATOLICOS PUES MUCHOS DE ELLOS SON AJENOS A LAS OBRAS Y MAQUIAVELICAS MANIOBRAS DE SUS LIDERES PARA CONTROLAR LAS MENTES Y LA VOLUNTAD DE LAS PERSONAS DEL MUNCO ENTERO HACIENDOSE ALIADOS DE SATANAS.

LOS JESUITAS DE APARIENCIA DE CORDERO Y HABLAR DE DRAGON ¿QUIENES SON? ¿A QUE HAN VENIDO?


El catolicismo se presenta en la sociedad con un disfraz de "religiosos" y "misioneros", sin embargo son lobos que promueven el marianismo y atentan contra el sano evangelio. Poseen una milicia secreta capaz de matar para congraciarse con sus jerarcas religiosos anticristianos que se pretenden imponer como "la voluntad de Dios". Les han hecho creer a los laicos que su lider es el representante de Dios en la tierra. De esta forma toda la maldad que el papa romano habla, es tenida como la voz de Dios.

Observe el juramento que Lucifer les inspira y que pasan como "cristiano". Incluso, los sacerdotes niegan que sea cierto.

De la misma manera, observe como falsos cristianos introducidos en la iglesia protestante tienden a defender al catolicismo y a mentirles afirmando que ellos "son hermanos" de la fe.

El catolicismo es tan hermano de la fe como el diablo lo es de Cristo. Observe por usted mismo:


El Juramento Jesuita: Juramento de la Sociedad de Jesús (Jesuitas)

Yo, ahora en la presencia de Dios omnipotente, de la Bendita Virgen Maria, del Bendito San Juan Bautista, de los santos apóstoles Pedro y Pablo y todos los santos de la milicia celestial y a la voz de mi Santo Padre espiritual Superior general de la Sociedad de Jesús, fundada por San Ignacio de Loyola, bajo el pontificado del Papa, y de la Bendita madre de Dios y de Jesucristo, declaro y que su santidad el Papa es el vicario de Cristo, Único, y Verdadero jefe de la iglesia Católica Romana Universal en todo el mundo y que en virtud de las llaves dadas a su santidad por mi Salvador Jesucristo para atar y desatar, el tiene el poder de responder a reyes, príncipes, estados, repúblicas, gobiernos, reos de herejía los cuales pueden ser impunemente destruidos. Por esto con toda mi fuerza defenderé esa doctrina, el poder y el derecho de Su santidad el Papa contra todo los usurpadores de cualquier herejía o autoridad protestante, quién fuere junto a todos los adherentes que pudieran usurpar oponiéndose a la santa iglesia Católica de Roma, Repudio y desconozco, desde ahora en adelante cualquier alianza con cualquier rey, príncipe de estado, hereje, protestante o liberal. Rechazo obedecer a cualquier ley, magistrados u oficiales. Declaro además que las doctrinas de las iglesias llamadas “Protestantes” están condenadas y condenados juntamente todos aquellos cuya doctrina no abandonen. Declaro que ayudaré y aconsejaré a todos los agentes de su santidad el Papa en cualquier lugar que se hallen haciendo lo mejor para extirpar las iglesias protestantes sus potencias tanto legales o de cualquier naturaleza, prometo y declaro que yo no tendré opinión, voluntad propia, como un cuerpo muerto, obedeciendo así sin dilación alguna cualquier orden que pueda recibir de la sede del Papa y Jesucristo. Declaro además, que haré siempre me presente la oportunidad una guerra sin cuartel secreta y abiertamente contra todos aquellos herejes protestantes de la manera y forma que se me indique desapareciendo la faz de la tierra, para esto no tendré en cuenta edad, sexo, ni condición alguna. Ahorcaré, quemaré, consumiré, sepultaré, aniquilándoles. Y cuando eso no pueda hacerse, entonces usare en secreto la copa de los venenos. Así como se nos indique obrar por cualquier agente del Papa enviando o delegando en la Orden de la Santidad de Jesús. Y para confirmar lo que antecede, dedico la vida y expongo mi alma. Y con este estilete que yo ahora recibo, escribo mi nombre con la pluma de este puñal mojado con mi propia sangre como sello de testimonio de lo que he declarado. Prometo que daré mi voto siempre a favor de la Compañía de Jesús. Todo yo lo juro y declaro así sostenerlo y cumplirlo por la Bendita Trinidad y por este escrito que hoy recibo.
caleb caleb 27/02/2009 a las 15:43

cristo te ama

massiel massiel 26/07/2011 a las 01:46

QUERIDOS HERMANOS NO CRITICARE SUS VERSIONES EN CUANTO A SUS DOGMAS PERO EN ESTE CASO DARE MI PUNTO DE VISTA EN CUANTO AL CATOLICISMO: Comenzando con la EUCARISTIA, JESUS en su palabra nos dice: Les aseguro que si no comen la carne y beben la sangre del hijo del hombre, no tendran vida en ustedes. Quien come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna y yo lo resusitare el ultimo dia. Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera comida. Quien come mi carne y bebe mi sangre habita en mi y yo con el (Jn: 6:53-57)
  En cuanto a la adoracion de la virgen Maria les tengo lo siguiente: Bendita tu entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre ¿Quien soy yo para que me visite la MADRE de mi señor? Mira, en cuanto tu saludo llego a mis oidos, la criatura dio un salto de gozo en mi vientre. DICHOSA TU QUE CRISTE, porque se cumplira lo que el señor te anuncio(Lc 1: 42, 45)
 Y por ultimo hermanos 1 CORINTIOS 1: 10 nos dice: Hermanos, en nombre de nuestro Señor JESUCRISTO les ruego que se pongan de acuerdo y que no haya divisiones entre ustedes, sino que vivan en perfecta armonia de pensamiento y opicion.
QUE LA PAZ DEL SEÑOR ESTÉ CON TODOS Y CADA UNO DE USTEDES....AMÉN

massiel massiel 26/07/2011 a las 02:04

Deja tu comentario El catolicismo Romano una Fe en crisis.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre