Avisar de contenido inadecuado

¿Es correcto rezar en vanas palabrerias?

{
}

 

  Capítulo 31
La Oración Católica

  

"La oración no se reduce al brote espontáneo de un impulso interior: para orar es necesario querer orar. No basta sólo con saber lo que las Escrituras revelan sobre la oración: es necesario también aprender a orar. Pues bien, por una transmisión viva (la sagrada Tradición), el Espíritu Santo, en la 'Iglesia creyente y orante', enseña a orar a los hijos de Dios" (p. 723, #2650).

 

Esta cita del Catecismo hace dos declaraciones sumamente controversiales. Examinemos cada una de ellas. En primer lugar:

"La oración no se reduce al brote espontáneo de un impulso interior".

 

De acuerdo a la Biblia, la oración puede brotar espontáneamente. La Palabra de Dios contiene miles de ejemplos de impulsos espontáneos... y Dios escuchó cada uno de ellos:

"Con mi voz clamé a Jehová, y él me respondió".
Salmos 3:4

 

"Jehová Dios mío, a ti clamé, y me sanaste".
Salmos 30:2

 

"A Jehová clamé estando en angustia, y él me respondió".
Salmos 120:1

 

"Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos; derramad delante de él vuestro corazón; Dios es nuestro refugio. Selah".
Salmos 62:8

 

Las oraciones católicas, en vez de ser expresiones espontáneas, son una interminable repetición de palabras escritas. Es interesante notar que Jesús prohibió este método de oración, y dijo que los "paganos" realizan tal práctica:

"Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos".
Mateo 6:7

 

En segundo lugar, el Catecismo afirma:

"No basta sólo con saber lo que las Escrituras revelan sobre la oración: es necesario también aprender a orar. Pues bien, por una transmisión viva (la sagrada Tradición), el Espíritu Santo, en la 'Iglesia creyente y orante', enseña a orar a los hijos de Dios".

 

Aquí el Catecismo proclama que las Escrituras no pueden enseñarle a orar. Para eso usted debe acudir a la Iglesia Católica. Sin embargo, mucho tiempo antes de que existiera la Iglesia Católica, la gente oraba y sus oraciones eran contestadas:

"Entonces Abraham oró a Dios; y Dios sanó a Abimelec y a su mujer, y a sus siervas".
Génesis 20:17

 

"... Moisés oró a Jehová, y el fuego se extinguió".
Números 11:2

 

"Oró Eliseo a Jehová, y dijo: Te ruego que hieras con ceguera a esta gente. Y los hirió con ceguera, conforme a la petición de Eliseo".
2 Reyes 6:18

 

Estas personas espontáneamente clamaron a Dios, sin la ayuda de la Iglesia Católica. Dios ofrece esta invitación a sus hijos:

"Invócame en el día de la angustia; te libraré, y tú me honrarás".
Salmos 50:15

 

"Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias".
Filipenses 4:6-7

 

La Palabra de Dios nos enseña que Dios no sólo acepta las oraciones espontáneas, sino que nos exhorta a orar de esa manera.

 

 

¿Es sólo coincidencia que esta doctrina católica mantenga a los seguidores en mayor sujeción a Iglesia Católica? Usted tendrá que decidir cuál es la respuesta.

 

 

Nos encontramos ante un empate. La Biblia condena la forma de oración del catolicismo, y la Iglesia Católica condena la forma de oración bíblica. Obviamente, usted tendrá que decidir a cuál seguir.

¿Seguirá la enseñanza de Dios y de su Santa Palabra, o seguirá las tradiciones de hombres?

"Clamaron a ti, y fueron librados; con-fiaron en ti, y no fueron avergonzados".
Salmos 22:5

Conclusión

¿Sujeción? 

Capítulo 31


La Oración Católica

 

 

"La oración no se reduce al brote espontáneo de un impulso interior: para orar es necesario querer orar. No basta sólo con saber lo que las Escrituras revelan sobre la oración: es necesario también aprender a orar. Pues bien, por una transmisión viva (la sagrada Tradición), el Espíritu Santo, en la 'Iglesia creyente y orante', enseña a orar a los hijos de Dios" (p. 723, #2650).

 

Esta cita del Catecismo hace dos declaraciones sumamente controversiales. Examinemos cada una de ellas. En primer lugar:

"La oración no se reduce al brote espontáneo de un impulso interior".

 

De acuerdo a la Biblia, la oración puede brotar espontáneamente. La Palabra de Dios contiene miles de ejemplos de impulsos espontáneos... y Dios escuchó cada uno de ellos:

"Con mi voz clamé a Jehová, y él me respondió".
Salmos 3:4

 

"Jehová Dios mío, a ti clamé, y me sanaste".
Salmos 30:2

 

"A Jehová clamé estando en angustia, y él me respondió".
Salmos 120:1

 

"Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos; derramad delante de él vuestro corazón; Dios es nuestro refugio. Selah".
Salmos 62:8

 

Las oraciones católicas, en vez de ser expresiones espontáneas, son una interminable repetición de palabras escritas. Es interesante notar que Jesús prohibió este método de oración, y dijo que los "paganos" realizan tal práctica:

"Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos".
Mateo 6:7

 

En segundo lugar, el Catecismo afirma:

"No basta sólo con saber lo que las Escrituras revelan sobre la oración: es necesario también aprender a orar. Pues bien, por una transmisión viva (la sagrada Tradición), el Espíritu Santo, en la 'Iglesia creyente y orante', enseña a orar a los hijos de Dios".

 

Aquí el Catecismo proclama que las Escrituras no pueden enseñarle a orar. Para eso usted debe acudir a la Iglesia Católica. Sin embargo, mucho tiempo antes de que existiera la Iglesia Católica, la gente oraba y sus oraciones eran contestadas:

"Entonces Abraham oró a Dios; y Dios sanó a Abimelec y a su mujer, y a sus siervas".
Génesis 20:17

 

"... Moisés oró a Jehová, y el fuego se extinguió".
Números 11:2

 

"Oró Eliseo a Jehová, y dijo: Te ruego que hieras con ceguera a esta gente. Y los hirió con ceguera, conforme a la petición de Eliseo".
2 Reyes 6:18

 

Estas personas espontáneamente clamaron a Dios, sin la ayuda de la Iglesia Católica. Dios ofrece esta invitación a sus hijos:

"Invócame en el día de la angustia; te libraré, y tú me honrarás".
Salmos 50:15

 

"Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias".
Filipenses 4:6-7

 

La Palabra de Dios nos enseña que Dios no sólo acepta las oraciones espontáneas, sino que nos exhorta a orar de esa manera.

 

¿Es sólo coincidencia que esta doctrina católica mantenga a los seguidores en mayor sujeción a Iglesia Católica? Usted tendrá que decidir cuál es la respuesta.

 

Nos encontramos ante un empate. La Biblia condena la forma de oración del catolicismo, y la Iglesia Católica condena la forma de oración bíblica. Obviamente, usted tendrá que decidir a cuál seguir.

¿Seguirá la enseñanza de Dios y de su Santa Palabra, o seguirá las tradiciones de hombres?

"Clamaron a ti, y fueron librados; con-fiaron en ti, y no fueron avergonzados".
Salmos 22:5

Conclusión

¿Sujeción?
{
}
{
}

Comentarios ¿Es correcto rezar en vanas palabrerias?

No es correcto usar vanas palabrerias para orar, la bibli lo dice muy claro..y bueno hay hnas que no quieren entender pero un claro ejemplo: en el antiguo testamento no existio el catecismo...........y sin el catecismo oraron Moises, Abraham,Jose David  y muchos hombres de Dios...claro es el ejemplo....no tengan miedo hnos de soltar costumbres y tradiciones de hombres, Hay un verso en la biblia Salmo 118: 8"MEJOR ES CONFIAR EN DIOS ANTES QUE EN LOS HOMBRES'
SALMO 118:9
'MEJOR EN CONFIAR EN DIOS ANTES QUE EN LOS PRINCIPES'
y solo deduzcamos Dios creo a los hombres y a los principes

Dios te bendiga ;-)
sonia sonia 12/07/2011 a las 17:47
No quiero causar controversia, no es mi intención, solo quiero aclarar dos ideas.

Primero: El catecismo no "condena" la oración espontanea, solo dice: "la oracion no se reduce", es decir existen muchos metodos de oración. Dios conoce nuestras necesidades sin importar que palabras usamos, la oración nos debe guiar al encontro con su voluntad en nuestras vidas.

Segundo: si la oración estuviera basado solo en impulsos podríamso cometer el error de crear una oración centrada en uno mismo y no en Dios, de tal forma que poco a poco construiriamos una imágen de DIos de acuerdo a nuestros criterios humanos. Por  esta razón el catecismo nos invita a profundizar en nuestra fe a través d ela biblia, el magisterio (la experiencia de oración de hombres que nos preceden).

Ciertamente existe en nuestra Iglesia la costumbre de promover mucho más el rezo que la oración. Sin embargo el rezo debe ser una herramienta que nos lleve a orar. De hecho la oración que más "repitimos" es el Padre nuestro ya que Jesús mismo dijo "Cuando oren  haganlo así: Padre nuestro..." (Mt 6 7-8)

El Padre Nuestro contiene todas las necesidades que el hombre puede pedirle a Dios, el resto puede ser solo palabrería. Dios habla en el silencio y en ese silencio de amor debemos encontrarlo, descubrir su voluntad incluso sin palabras.

Insisto no pretendo hacer discución simplemente aclaro un punto importante sobre el catecismo.

Buena documentación en tu artículo, Dios contigo 
Roldan Roldan 19/07/2011 a las 18:54
HOLA QUIERO SABER COMO PUEDO RECIBIR SANIDAD DEPARTE DE DIOS
BLANCA NAHIRINE ZAMBRANO MORALES BLANCA NAHIRINE ZAMBRANO MORALES 26/02/2013 a las 04:15

Deja tu comentario ¿Es correcto rezar en vanas palabrerias?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre