Avisar de contenido inadecuado

Cuando todo parece estar perdido ¿Que hago?

{
}

Caminos (33 fotos) 33

Lectura: Marcos 5:21–34.
“… ¿Quién ha tocado mis vestidos?” – Mr. 5:30.

Después de tantos años de sufrimiento, de dolor, precisamente doce años, y cada vez le iba peor.  Físicamente enferma, débil, dolorida; económicamente arruinada; emocionalmente desanimada, sin esperanza; espiritualmente impura (en esa época) por la enfermedad que padecía.

Un día, aparentemente igual a todos los días, lleno de dolor, sin esperanza, oyó hablar de Jesús, de sus maravillas, de su poder, de su amor, de su capacidad para cambiar las situaciones de aquellos que se le acercaban.

Pero ¿sería posible para ella encontrarse con Jesús?, ¿sería ese día, el día en que cambiaría para siempre su vida?  En una vida tan triste y con tanto dolor durante doce años, ¿será que brillaba una pequeña llamita de esperanza? 

¡Qué frustración! Era imposible llegar a Jesús, una multitud le rodeaba,  le apretaba, ella estaba imposibilitada, se sentía débil, no tenía fuerzas para abrirse paso entre la gente. ¡Pero era su oportunidad, no podía dejarla ir!

Reunió las poquitas fuerzas que le quedaban, tuvo el valor de abrirse paso y llegar a Jesús, dejando atrás la imposibilidad, debía llegar, él era su única esperanza. Y Jesús no le falló, vio su corazón, su fe en él, toda su confianza en acción. Recompensó el valor que tuvo a pesar de los obstáculos, de su estado anímico, de su dolor.

Querido amigo, ¿alguna vez se sintió así?, o, quizás en este momento se encuentra en una situación semejante. Créame que hoy puede ser ese día diferente donde se encuentre con Jesús, deje los impedimentos de lado y tenga el valor de llegar a él, aunque no tenga fuerzas, Jesús lo está esperando para cambiar su vida.  ¡No deje pasar esta oportunidad!

Tener valor de acercarse a Dios a pesar de nosotros mismos, cambia las situaciones más difíciles.

{
}
{
}

Comentarios Cuando todo parece estar perdido ¿Que hago?

él era su única esperanza. Y Jesús no le falló, vio su corazón, su fe en él, toda su confianza en acción. Recompensó el valor que tuvo a pesar de los obstáculos, de su estado anímico, de su dolor.
Jose Jose 20/06/2010 a las 16:06

Deja tu comentario Cuando todo parece estar perdido ¿Que hago?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre