Avisar de contenido inadecuado

El Diezmo que dabas al pastor dáselo ahora al pobre

{
}

 

http://chistesdiarios.wordpress.com/2007/02/26/el-miserable/

http://escribeya.com/omenia/Galeria/mendigo-10819

http://ldoreste.wordpress.com/2009/05/10/los-mendigos-callejeros/

El diezmo

Domingo Ramos A.

Desde siempre, muy antes de nuestra era, los pueblos han pagado tributos a los reyes, amos y gobernantes. Y siempre los recaudadores han sido mal vistos, porque pareciera injusto que los obreros deban ofrecer al jefe o soberano, parte del fruto ganado con el sudor de la frente. Roma exigía a las provincias lo mejor de sus productos y lo mismo hizo Carlo Magno en el Sacro Impero Romanorum Cristianorum, donde los impuestos eran tan altos que muchos terminaban “donando” sus tierras al imperio y la iglesia, a cambio de permanecer en ellas como invitados.

 

España y los países europeos colonizadores también cobraron altos precios a los pueblos colonizados de América y del resto del mundo y, con técnicas, métodos y armas diferentes, lo mismo hacen las superpotencias colonizadoras modernas con los países del tercer mundo a quienes se les subyuga mediante tratados desiguales… En todo caso, es siempre el pueblo a quien le falta el pan, el que costea los banquetes del poderoso.

La Iglesia Católica acordó recoger “diezmos y primicias” y de ese modo se ha mantenido como un estado económicamente poderoso. Nadie querría perder la oportunidad de comprar indulgencias, por si las moscas. Otras sectas religiosas han impuesto tributos altos a los aspirantes a una butaca en el reino de los cielos, lo cual ha permitido a unos cuántos jefes y pastores, disfrutar del mismo cielo en la tierra. Pero el diezmo como forma de tributo pareciera inoperante en nuestros tiempos en países como el nuestro, donde las políticas económicas estatales exprimen literalmente al pueblo. Sin embargo, conviene recordar que hay en el mundo muchos millones de personas que viven en condiciones infrahumanas y que es realmente a ellas a las que hay que dar una mano amiga y solidaria.

Todos podemos dar ese diezmo, pero no a un grupúsculo que se aprovecha de la fe de los creyentes para lucrar a costa de ellos, sino a esas personas verdaderamente necesitadas con quienes se puede compartir un mundo más justo y hermoso. Los corazones grandes siempre encuentran la oportunidad de ayudar desde su propio quehacer: el zapatero donando un par de zapatos por año al vecino más pobre. El carnicero con unos kilitos de carne para la familia necesitada. El ingeniero y el arquitecto dejando de aplicar sus “benditas tablas” al pobre que no puede pagar los planos para su casa. El abogado defendiendo al pobre que cae en desgracia y vigilando porque al rico se le aplique la ley del mismo modo que al pobre. El dentista reparando gratis una sonrisa marchita por año. El médico donando una consulta por mes al enfermo que no puede pagarla y sufre. Los municipios administrando bien los dineros del pueblo. El panadero repartiendo un trozo de pan al hambriento. La Sele, los equipos grandes del fútbol, los poderosos supermercados y las empresas hoteleras, retribuyendo al pueblo menesteroso parte de sus ganancias en operaciones vitales, sillas de ruedas o mobiliario para escuelas y becas para estudiantes sin recursos. Las fábricas de licores y cigarrillos ayudando a crear hospitales y centros de rehabilitación que compensen parte del mal que causan. Los diputados y representantes del pueblo legislando honestamente a favor del pueblo y ganándose el salario honradamente. Los educadores siendo más concientes de sus principios formadores. El padre siendo mejor padre, la madre siendo mejor madre, el hermano siendo mejor hermano, el amigo mejor amigo.

Hay que pensar que parte del “DARMA”: la misión para la cual cada uno ha venido al mundo, podría ser la de llevar pan, luz y esperanza a otras vidas, siendo instrumentos de paz, de concordia y solidaridad. Muchos millones de dólares se despilfarran en armas de guerra, pornografía y absurdidades, mientras existen tantos seres humanos muriendo de hambre y frío, tirados en las calles y el olvido. La vida debe ser amor y eso significa compartir sin egoísmos. Lo que hoy se siembre sustentará el mañana, según las leyes “Kármicas”. La pequeña y sabia hormiga enseña que, ante los obstáculos comunitarios, uniendo sus pequeñas patitas puede formar un puente por donde las otras crucen hasta su nido… ¿Imagínense qué no podrían hacer los humanos si como las hormigas unieran sus manos y sus corazones y tendieran puentes de luz, paz y alegría entre ellos y quienes realmente necesitan su apoyo?

Todos podemos dar ese diezmo al prójimo, Dios no necesita dinero sino buenas obras. Siempre hay formas de hacerlo; cuando no haya monedas, puede haber una frase de aliento, una sonrisa de perdón o una mano solidaria para el caído. No todo es plata. Cuenta un amigo conmovido, que pasó por la India y una señora pobre le dijo que como no podía pagarle de otro modo un favor, le regalaría algo especial y le dio una bendición y entonces fue él quien se sintió en deuda. ¿No es acaso un hermoso y aleccionador gesto? ¡Muchas gracias

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

{
}
{
}

Comentarios El Diezmo que dabas al pastor dáselo ahora al pobre

a un niño le entregaron dos monedas, el iba para la iglesia, y se la dijo; es una para ti y otra para Dios, de manera que el se fue toda la calle tirando las monedas hacia arriba, de repente y mientras cruzaba sobre una alcantarilla que terminaba quien sabe donde, a este amiguito se le callo una de esas monedas; el inmediatamente se sostubo la cabeza con ambas manos, y, mirando al cielo dijo: oh Dios se perdio tu moneda.
Pienso que lo que debe hacer cada creyente no es darle a los pobrese lo que le toca a Dios; sino darle al pobre de lo que nos queda, ya que es la mejor forma de cumplir con el ideal de Dios, QUE CNCISTE EN SACAR EL EGOISMO DE NUESTRAS VIDAS. Y si decides dar el diezmo investiga como lo utiliza esa institucion, que no bayas a llenar los volsillos de ningun sabio. Pero yo puedo hablarle de una institucion que utiliza el diezmo como dice la biblia. -PREGUNTENME...
Damyel Damyel 08/10/2010 a las 02:59

Deja tu comentario El Diezmo que dabas al pastor dáselo ahora al pobre

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre