Avisar de contenido inadecuado

Fanatismo Religioso I

{
}

 

Fanatismo Religioso

Comentario a los dichos y expresiones de

Jesús Hernández (Puebla, México)

Al pie:

- a) carta recibida de Jesús Hernández el 20/10/2003, y la respuesta enviada.

- b) perseverando en la imprudencia

Fundamentalismo

Desde el punto de vista de la fe el Fundamentalismo no necesariamente debe (por definición) ser algo a priori, diríamos, "nefasto". Tal cual define el Diccionario de la Real Academia Española en términos generales, "fundamentalismo" es:

"3. Exigencia intransigente de sometimiento (obediencia fiel) a una doctrina o práctica establecida."

Este fundamentalismo radica básicamente en la observancia intransigente o "no negociable", de las bases de lo que se cree. Si su práctica no raya lo patológico, hasta me animo a decir que no sólo no es pernicioso sino que es saludable y hasta "envidiable" por aquellos que lo tienen como regla de vida.

Incluso podríamos decir, sin temor a equivocarnos, que este "fundamentalismo" ya era predicado por el mismo apóstol San Pablo a los Efesios (y como Palabra inspirada que es, a toda la Cristiandad):

-"Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,... para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error..." (Efesios 4:11-14)

o a los Gálatas:

"...si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema. Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo." (Gálatas 1:8-10)

o a su discípulo Timoteo:

-"Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren." (1 Ti 4:16)... "Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo,... que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que... apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.." (2 Timoteo 4:1-4)

o el apóstol San Judas cuando en tono fervoroso dice:

-"..me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.." (Judas 1:3).

Pues, sirvan estas cinco citas como ejemplo de la idea que en general expresa la Escritura respecto a la "transigencia o intransigencia" con que debe ser obedecida y practicada Su "establecida doctrina".

En este sentido... ¿podríamos decir que los apóstoles San Pablo y San Judas eran FUNDAMENTALISTAS? Si dejamos los prejuicios de lado, no tendríamos razones para decir que no, ya que evidentemente enseñaban a ser INTRANSIGENTES con la doctrina recibida y posteriormente practicada y enseñada (en caso de que alguna persona considere que los apóstoles eran transigentes con la doctrina, le ruego me escriba y me lo muestre).

 

Fanatismo Religioso

Aunque algunos se ocupen en pretender igualar el Fundamentalismo con el Fanatismo Religioso está claro que desde su específica definición son cosas totalmente diferentes. Y el hecho que pueda haber "Fundamentalistas" que ADEMÁS sean "Fanáticos Religiosos" no invalida la real diferencia que existe entre ambos.

Si bien el Fanatismo Religioso podría tener connotaciones meramente privadas y personales (como la propia mortificación corporal, incluso a niveles aterradores), la faceta más perniciosa  de este fanatismo es la que se relaciona con una acción netamente beligerante (de palabra o de hecho) emprendida para con OTRAS personas que no comparten las propias convicciones. Claro que no estoy incluyendo en esto al intercambio apologético de argumentos, sino lisa y llanamente al ataque dirigido A LA PERSONA en lugar de a lo que ella predica. 

Este fanatismo CIEGA por completo a quien lo ejerce, incluso hasta el punto de predisponerlo a considerar que CUALQUIER cosa vale si de atacar al "enemigo" se trata. En esta línea una de las herramientas más recurrentemente utilizadas es la burda CALUMNIA, basada en prejuicios o meras suposiciones, tejidas a la luz de una carencia extrema de argumentos verdaderos.

Un caso vivido

Hace un tiempo (Mayo 2003 más precisamente), y en ocasión de participar en un Foro de Debate cristiano (Antesdelfin.com, del pastor y hermano Dawlin Ureña) tuve la oportunidad de conocer a un muchacho católico mexicano de nombre Jesús Hernández (18 años), con quien posteriormente también intercambiamos comentarios en el Foro de Iglesia.net (Forocristiano.com).

En principio nuestro diálogo no difería mucho del que pueden sostener un fiel católico con un cristiano evangélico. Pero a medida que transcurrían el tiempo, los temas y los aportes, la falta de argumentos consistentes aportados por Jesús Hernández respecto a los que yo le ofrecía, fueron evidentemente influyendo negativamente en su actitud hacia mi persona. Y creo no equivocarme si defino que el puntapié inicial fue un intercambio que tuvimos en uno tratando el tema de la Virgen de Guadalupe. Puedo comprender que no es agradable que a uno le DEMUESTREN que está equivocado (especialmente cuando previamente se solicitaron "pruebas fehacientes" con tono soberbio), pero justamente el temple y madurez de la persona se evidencia en la manera en que se asimila esta realidad, de la permeabilidad de aceptar que uno no necesariamente es "dueño de la verdad".

¿Deseas leer en este sitio web el artículo completo y documentado sobre los puntos tratados en el foro?

visita: "La Virgen de Guadalupe - 4 interesantes consideraciones"

A partir de ese momento su actitud para conmigo cambió. Y ni que hablar cuando se enteró que "Sword" era nada menos que Daniel Sapia, webmaster del sitio de Apologética Cristiana "Conoceréis la Verdad". Incluso, según reconoce él mismo, el material expuesto en mi sitio fue la causa para que se decidiera a crear su propio sitio web con la intención de "predicar a Cristo", como dice.

Destilando impotencia

Cuán grande fue mi sorpresa cuando comprobé que en el sitio web de su personal y exclusiva autoría Jesús Hernández destila a sus anchas su odio e impotencia de una manera sorprendente, atacándome en lo personal, en medio de un mar de suposiciones, prejuicios, calumnias, descréditos y especulaciones sobre mi persona, a más no poder. Realmente sentí pena y misericordia por este duro corazón que en lugar de "contristarse para salvación" se endureció de manera pétrea, arremetiendo NO contra "el mensaje" sino meramente contra "el mensajero". Evidentemente poco eco encontraron en Hernández las palabras del apóstol Pablo cuando dice que la lucha del Cristiano "no es contra carne y sangre, sino contra principados y potestades espirituales..." (Efesios 6:12). O no las entendió, o no las conoce, o su "lucha" no tiene nada que ver con la del Cristiano. A tal extremo llegó su deseo de desahogo, que no dudó en colocar MI FOTO en medio del texto, la cual tomó (sin autorización) de mi propio sitio web.

En su escrito no ahorra expresiones despreciativas e insultantes hacia mi persona, y de forma explícita o implícita me trata de "Cerebro lavado..", "loco..", "desconvertido..", "hipócrita..", etc. Incluso llega al extremo de insinuar que he blasfemado al Espíritu Santo, ya que, según Hernández, mi conversión está "astutamente disfrazada de sacudón del Espíritu Santo". [1]

Y aquí no acaba la cosa... Para mi sorpresa (si me quedaba alguna capacidad de tenerla), noto que junto a mi fotografía, mi nombre y apellido y el nombre de mi sitio web, Jesús Hernández despliega una serie de "respuestas evangélicas generalmente escuchadas", todas de tono áspero, agresivo, ordinario y odioso hacia lo católico. TODO ello en medio de su mención hacia mi "hipocresía", mi "lavado cerebral", etc. Cuando intenté que comprendiera que eso era CALUMNIAR, porque cualquiera que leyera eso lo asociaría naturalmente conmigo, me respondió: "Yo sólo lo coloqué allí... si algún lector lo asocia con usted ya no será responsabilidad mía..." [2]

Increíble. Pero así es y así se maneja este muchacho.

Aquí puede leerse la parte medular de las expresiones de Jesús Hernández hacia mi persona, incluidas en un artículo titulado "Estudio sobre los evangélicos en general" [3]

En uno de sus tantos intentos por desacreditarme, asegura de una manera casi infalible que yo "no he sido un buen católico", y se basa para ello en el análisis prejuiciado que realiza al minuto y 20 segundos del mensaje de bienvenida en audio que ofrezco en mi website. Realmente increíble. Más aún si consideramos por un minuto sus propias y particulares creencias, las que ha dejado perpetuadas a lo largo de sus aportes en los foros (especialmente como "Católico Apostólico Romano" que dice ser):

Jesús Hernández dixit:

- "Es importante recalcar que (La Biblia) es imperfecta, porque si (los Ateos) creen lo contrario, se volverían evangélicos.."

- "Jesucristo desobedeció la Ley porque sanaba en Sábado..."

- "Un ateo bueno se puede salvar...El fundamentalismo de los evangélicos los hace caer en la generalización de que ningún ateo se puede salvar; mientras nosotros confiamos en la infinita misericordia de Dios, quien está por encima del fundamentalismo humano..."

- "Cualquier ateo inteligente rechaza de antemano Sola Scriptura..."

- "Sabemos que hay cierta clasificación para los pecados, los pecados mortales, o graves, como matar, fornicar, robar, mentir, y los pecados veniales o simples, como insultar a alguien, darle un zape a alguien, escupir desde un edificio a alguien, manchar a propósito la libreta de un compañero, etc..."

- "La redención es gratis, pero no así la salvación..."

- "Cristo murió para Redimirnos, no para Salvarnos..."

- "La Salvación no es gratis, hermanos, cuesta Fe, cuesta Obras, la salvación cuesta. La Redención es lo que no cuesta..."

- "Salvación es ir al cielo, así de fácil. Justificación es algo así como "reunir los puntos" que se requieren para la Salvación..."

- "Me decepciona que haya quienes no sepan distinguir entre Salvación y Justificación.."

- "Ser sacerdote o monja no implica ser un católico instruido, han habido monjas y sacerdotes que se salen del catolicismo por creer que están en el error. Un ex-sacerdote católico que critique el culto católico, NUNCA, fue un católico instruido..."

- "Yo a lo más que he llegado ha sido a monaguillo, y sin embargo, me atrevo a considerarme mejor instruido que algunos sacerdotes..."

- "A un sacerdote con fama de santo se le podría llamar también Santo Padre..."

- "Las tradiciones son comprobables históricamente, lo que es incomprobable son las leyendas, mitos, cuentos, ficciones, etc..."

- "La Salvación depende de "cumplir los Mandamientos y hacer buenas obras"..."

- "Tanto la Sola Fe puede salvar como también Solo las Obras..."

- "Quiero que quede claro, que mis conclusiones son: 1.- Sola Fe SI puede justificarnos para la salvación, 2.- Solo Obras SI pueden justificarnos para la salvación, 3.- Fe con Obras, es la mejor alternativa para la justificación..."

- "Hasta morir, no sabremos cuáles son herejías. Hasta entonces, cada quien puede creer lo que quiera..."

- "Hay intereses estadounidenses detrás de los evangélicos, quienes dentro de sus artículos proselitistas incluyen la defensa de las actitudes imperialistas de Estados Unidos..."

- "Los testimonios de excatólicos que ahora son protestantes, sólo son untadas de manteca, porque a los buenos católicos, lejos de faltarnos algo, tenemos todo lo necesario para vivir plenamente la fe.."

- "Doy gracias al Espíritu Santo por darme sus Siete Sagrados Dones, sobre todo por los dones de Sabiduría, Entendimiento, Ciencia y Consejo..."

(Expresiones de Jesús Hernández, entre otras...)

Conclusión

He considerado pertinente y hasta necesario que se conozca lo que expreso en este escrito, desde el momento que alguien, sin otro sustento más que sus propios prejuicios y fogoneado por un fanatismo religioso de perfil adolescente y aguijoneado por su propia impotencia ante los argumentos recibidos, me insulta y calumnia de manera pública. 

Este escrito tiene UN SOLO OBJETIVO: Poner en tema a los eventuales lectores de la página web de Jesús Hernández, en dónde mi nombre y mi sitio web de Apologética Cristiana son vituperados de manera burda. 

Por mi parte, no le sea tenido en cuenta. Evidentemente no ha entendido mis exhortaciones con fines de bendición y edificación EN CRISTO, en amor pero sin negociar la verdad (si hasta se ha dado "el lujo" de burlarse de ellas [4] ). Ni tampoco ha entendido que su tema no es conmigo, sino con la Palabra que predico. Ella es la que nos juzgará en el Día Postrero.

No obstante todo lo comentado, deseo agradecerle a Jesús Hernández el que haya hecho posible que, también en esto, la Palabra de Dios se cumpla en mi vida:

Como está escrito:

 "Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.." (Mateo 5:11-12)

Y como dijera el apóstol Pedro:

"Finalmente, sed todos de un mismo sentir, compasivos, amándoos fraternalmente, misericordiosos, amigables; no devolviendo mal por mal, ni maldición por maldición, sino por el contrario, bendiciendo, sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis bendición. Porque: El que quiere amar la vida Y ver días buenos, Refrene su lengua de mal, Y sus labios no hablen engaño; Apártese del mal, y haga el bien; Busque la paz, y sígala. Porque los ojos del Señor están sobre los justos, Y sus oídos atentos a sus oraciones; Pero el rostro del Señor está contra aquellos que hacen el mal. ¿Y quién es aquel que os podrá hacer daño, si vosotros seguís el bien? Mas también si alguna cosa padecéis por causa de la justicia, bienaventurados sois. Por tanto, no os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis, sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros; teniendo buena conciencia, para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, sean avergonzados los que calumnian vuestra buena conducta en Cristo." (1 Pedro 3:8-16)

"Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, de parte de ellos, él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado. Así que, ninguno de vosotros padezca como homicida, o ladrón, o malhechor, o por entremeterse en lo ajeno; pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios por ello." (1 Pedro 4:14-16) 

Bendiciones en Cristo,

también para Jesús Hernández.

Daniel Sapia

Septiembre 2003

{
}
{
}

Deja tu comentario Fanatismo Religioso I

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre