Avisar de contenido inadecuado

El poder de la fe verdadera.

{
}

 

El poder de la fe verdadera

Mucha gente confunde la fe con "buena onda", "esperanza", "expectativa", "buen deseo" o "energía positiva". En realidad la palabra fe es interpretada por muchos de acuerdo a una óptica muy personal. Pero la Biblia el libro de Dios nos revela la verdadera naturaleza de la fe auténtica. El primer versículo de nuestro texto base es la mejor definición de fe que encontramos en las Sagradas Escrituras.
“Es pues la fe, la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve”.
Vamos a recordar algunas historias de los evangelios y vamos a considerar como nace la fe como se manifiesta la fe y lo que finalmente podemos lograr por medio de la fe.

Texto: Hebreos 11:1,6 Romanos 10:17

1. LA FE VERDADERA SUPERA LOS OBSTACULOS.

En el evangelio de Marcos capítulo 10 versículos 46 al 52 encontramos la muy particular historia del ciego Bartimeo él estaba sentado junto al camino y dice el evangelista que “oyendo” diga conmigo “OYENDO” que era Jesús nazareno, la fe siempre viene por el oír no lo olvides, la fe viene por el oír, viene por el oír. Luego de oir que era Jesús comenzó a clamar. Su clamor era una expresión de fe. Bartimeo sabía que era su única oportunidad y no la quería desaprovechar. Pero como sucede siempre, habrá gente que querrá apagar la voz de la fe; no faltaron los que reprendieron a Bartimeo para que se callara, pero este hombre impulsado por la fe que brotaba de su interior gritaba aún mas ¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mi! Finalmente alguien se acercó y le dijo, -Ten confianza: levántate te llama- Conocemos el final feliz de esta historia bíblica, Bartimeo recibió su milagro. El hombre impulsado por su fe superó los obstáculos y su vida fue transformada. Recuerda amigo nadie podrá apagar la voz de la fe .La verdadera fe, resultado del oír y creer La Palabra superará cualquier oposición que se levante.

Otra historia interesante es la relata el mismo evangelio en el capítulo 2 versículos 1 al 12.

El Paralítico tenía cuatro amigos, quienes realmente lo amaban y al saber que Jesús estaba en un lugar se propusieron llevar a su amigo para que el Señor lo sanara. Cuando llegaron al lugar se encontraron con una dificultad, la casa estaba llena de gente, nadie hacía lugar para que pudieran poner al hombre cerca del Maestro. El obstáculo era grande. Parecía que las cosas no iban a resultar después de todo. Pero cuando evaluamos la actitud de aquellos hombres descubrimos que de ninguna manera iban a permitir que su fe se apagara. Así que subieron al paralítico al techo de la casa, hicieron un agujero en el techo y bajaron a su amigo dentro de la casa exactamente frente a Jesús. La Palabra dice que Jesús “al ver la fe ellos”, diga conmigo “LA FE DELLOS”, vamos repítalo otra vez “LA FE DE ELLOS”. Jesús le dio a aquel hombre una sanidad total ya que primero le dijo “Hijo tus pecados te son perdonados” y luego “levántate toma tu lecho y anda”. Diga conmigo otra vez “AL VER JESUS LA FE DE ELLOS”.

Los cuatro amigos se encontraron con obstáculos, pero su fe les hizo romper el techo. No importa cuantos techos tengamos que romper, alguien se hará cargo de la rotura del techo, pero no debemos sentirnos intimidados por ningún obstáculo que encontremos en nuestro camino avancemos al encuentro de nuestro milagro. No hay obstáculos que no superemos cuando somos movidos por la verdadera fe.¡Gloria a Dios!

Otra historia similar es la de la mujer que sufría de flujo de sangre (San Marcos 5:25-34) quien tuvo que superar muchos obstáculos podríamos mencionar algunos de los obstáculos. Por un lado según la ley mosaica era consideraba inmunda a causa de su flujo de sangre, no debía tener contacto con otras personas a menos que superara su estado de enfermedad. Eso significaba un verdadero obstáculo ya que no debía acercarse a los demás. Sin embargo su fe la ayudó a pasar ese obstáculo que significaba AISLAMIENTO. Además su debilidad física de ninguna manera le permitiría abrirse paso en medio de la multitud para llegar hasta Jesús y tocar su manto como se había propuesto en su corazón hacer. Pero impulsada por su fe también superó ese obstáculo y logró tocar el manto del Maestro y su fe hizo una demanda a la unción que tenía Jesús para sanar, por ello Jesús exclama ¿Quién ha tocado mis vestidos? La mujer temerosa reconoce que había sido ella y Jesús hace una tremenda declaración honrando su determinación “HIJA, TU FE TE HA HECHO SALVA, Y QUEDA SANA DE TU AZOTE”. Así como aquella mujer toda persona que se propone avanzar sobre todo tipo de obstáculo será honrada por su fe, recibiendo conforme a su necesidad. Créelo de todo tu corazón. Para ti también es así.

2. LA FE VERDADERA DERRIBA LOS PREJUICIOS RACIALES CULTURALES Y RELIGIOSOS.

El evangelio de Mateo en el capítulo 15 versículos 21 al 28 encontramos el relato de una mujer cananea, Ella no pertenecía al pueblo escogido de Dios. Ella no tenía las promesas de Abraham, ella no pertenecía al pueblo del pacto. Pero motivada por una situación límite, al saber que Jesús va a pasar por la región se determina a aprovechar lo que quizás sería su única oportunidad. Cuando ella clama y dice ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de mi! Está haciendo una declaración de fe, reconociendo a Jesús como el mesias esperado por Israel, declaración que muchos judíos no hacían por no creer en el Cristo. Su confesión era fe manifiesta que derribaba prejuicios y aún complejos de raza destituida. La fe de aquella mujer fue probada, su necesidad era grande su hija estaba gravemente atormentada por un demonio. No hay lugar a dudas de que esa mujer había escuchado sobre los milagros que el Señor hacía y decidió clamar por ayuda, vemos la aparente indiferencia de Jesús, la insistencia de los discípulos para que la despidiera. El Señor habla en voz alta diciendo que su prioridad eran “las ovejas perdidas de la casa de Israel” ella insiste “Señor socórreme” Jesús va mas lejos aún y dice “no está bien tomar el pan de los hijos y echarlo a los perrillos” La mujer escucha esa ofensiva declaración sin embargo su fe ya había derribado su complejo de “destituida” como mujer cananea y dice “está bien Señor, que el pan sea para los hijos pero creo tener derecho como los perrillos de quedarme con las migajas ” Su expresión fue una demostración de un gran salto de fe”. Finalmente Jesús sorprendido por la fe única de esta hija de cananeos le dice “OH MUJER GRANDE ES TU FE; HAGASE CONTIGO COMO QUIERES”

La Palabra dice que su hija fue sanada desde aquella hora.

Amigo no importa cuan lejos te sientas de Dios, no importa tu condición, religión o la cultura en la que vives, si estás necesitando de una intervención de Dios en tu vida puedes declarar, confesar a Cristo como el Señor de tu vida. Puedes clamar ahora mismo y él soltará la palabra para que se active ahora tu milagro.


3. LA FE VERDADERA DERRIBA LA ESTRUCTURA DEL ORGULLO PERSONAL.

Muchas personas hoy, después de oír el mensaje de las Buenas Noticias de la Biblia, reconocen desde una óptica intelectual que el Evangelio es la verdad. Creen con su mente que Jesús es el Señor; pero su rango o posición en la sociedad les significa un impedimento para confesar abiertamente que se identifican con la fe. Para aclarar esta idea digo que la estructura de su orgullo personal es un gran obstáculo para su conversión.

Voy a mencionar ejemplos bíblicos de por lo menos dos hombres que viviendo dos situaciones totalmente distintas pudieron derribar la pesada estructura de su orgullo para dar lugar al señorío de Cristo en sus vidas.

El primer hombre del que quiero hablar se llamaba Jairo. El evangelio de Marcos capítulo 5 versículos 21 al 24 y versículos 35 al 43 nos relata el momento difícil que vivió. Y como pudo experimentar la realidad del Poder de Jesucristo.

Jairo era “principal de la sinagoga” (Lucas 8:41). Era teólogo, líder religioso, quizás el principal dirigente de una sinagoga. En otras palabras era un hombre que estaba en la “vidriera” todos lo conocían, todos lo respetaban por su investidura sacerdotal y si consideramos que la mayoría de los líderes religiosos juzgaban a Jesús como un impostor de ninguna manera nadie creyó que este hombre finalmente pediría ayuda al Señor. Pero Jairo estaba viviendo una situación límite. Su querida hijita de apenas 12 años se moría. Este hombre estaba desesperado. Si se dejaba gobernar por el sentimiento de un sincero religioso tendría que optar por la resignación y dejar que finalmente su hija muriera aceptando la consolación y las lindas palabras de sus seres queridos como también de sus colegas, pero Jairo quebrado emocionalmente por ver a su hija grave corrió el riesgo de ser catalogado como seguidor del “carpintero de Nazaret” Dejó de lado su orgullo de maestro de la ley y se unió a los miles que ya seguían a Jesús. Dice el evangelio que “se postró a sus pies y le rogaba mucho, diciendo: Mi hija está agonizando; ven y pon las manos sobre ella para que sea salva, y vivirá.” (Marcos 5:22b-23). Lo dicho por Jairo no solo era el clamor de un hombre desesperado, sino que también era una declaración de fe.

Cuando llegan cerca de la casa de Jairo un mensajero le dice –Ya no molestes mas al Maestro tu hija murió- El hombre mira a Jesús con angustia y el Señor le dice- No temas cree solamente- Al llegar a la casa Jairo comprueba que realmente su hija estaba muerta y es cuando El Señor manifiesta su poder resucitando a la niña. No hay límites en cuanto a lo que Dios puede hacer cuando dejamos de lado nuestro orgullo por razón de nuestra posición o rango, Quizás hay personas que escuchan o leen este mensaje y están pasando un momento crítico en sus vidas, y están pensando en “el que dirán si confieso mi fe en Cristo” “que dirán si me ven entrando a una iglesia que no sea de mi religión” Jairo dejó de lado todo su prestigio como dirigente religioso, entendió que solamente Cristo tenía poder para solucionar su problema.

San Lucas 19 nos habla de otro hombre que por cierto tenía un nivel de vida económica envidiable para muchos. Por otro lado era odiado por otros; ese hombre se llamaba Zaqueo. El hombre era cobrador de impuestos del imperio romano, para los judios un traidor. Sin embargo era un hombre que habiendo oído hablar de Jesús se determinó conocerlo sabiendo que el Señor pasaba por su ciudad. Zaqueo era de baja estatura y sabía que al pasar Jesús rodeado de tanta gente sería difícil para él ver al Maestro por lo tanto, dejó de lado su “status de hombre de bien” y decide subirse a un árbol para que al pasar Jesús pudiera verlo. La enseñanza aquí es que cuando alguien realmente desea conocer a Jesucristo ya no importa la posición o rango que tenga en la sociedad y está dispuesto a hacer lo que para algunos es ridículo o sin sentido.

Quiero decirte en el nombre del Señor, que si eres una persona importante en la sociedad, ya sea que te muevas en el ámbito de la política, en el mundo empresarial, en el deporte, en el periodismo, si realmente quieres conocer a Cristo lo lograrás, quizá no tengas que subirte a un árbol como Zaqueo. Pero si descubrís el poder de la fe verdadera no te va a importar hacer cosas que para quienes te conocen les va a parecer locura. Un encuentro personal con Jesús te va a cambiar la vida. No lo dudes ni un instante.

CONCLUSION:

Mi mayor deseo después de compartir este mensaje es que puedas tener un encuentro personal con el Autor de la vida. Si recibiste de corazón esta palabra de Dios sé que la fe bíblica, la fe auténtica te hará experimentar los milagros mas extraordinarios que jamás imaginaste en tu vida personal y en todas las áreas de tu vida.

Sinceramente.

Néstor Emir Fures
Pastor

{
}
{
}

Comentarios El poder de la fe verdadera.

MIS  HERMANOS:

CUANDO MAS LEJANA DEL SEÑOR JESUS ESTE UNA PERSONA, MAYOR SERA SU CONFIANZA EN SI MISMA,  Y LE SERA DIFICIL SER PORTADORA DE LA LUZ  DE DIOS.

GRACIA   Y  PAZ 
JAIME BARBOZA  SALAS JAIME BARBOZA SALAS 30/03/2010 a las 18:08
MIS  HERMANOS

APOCALIPSIS 1
 4 Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir, y de los siete espíritus que están delante de su trono;

    5 y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre,
    6 y nos hizo REYES Y SACERDOTES para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén.

SI NOS HIZO REYES ESO QUIERE DECIR QUE HAY UN REINO.
JAIME BARBOZA  SALAS JAIME BARBOZA SALAS 30/03/2010 a las 20:33
La fe VERDADERA  en Dios es lo unico que nos garantiza la paz y la permanencia en medio de estos tiempos dificiles y peligrosos que hoy vivimos.
Maria Maria 09/05/2010 a las 01:35
tengo mi propio tertimonio: estando en la U, trabajaba y ademas tenia una hija pequeña. vivia sola, siempre en mis oraciones le reclamaba a Dios por que no escuchaba mis oraciones y si escuchaba las de mi compañera que segun yo era mas pecadora(por que me decia sus secretos), en ocaciones me decia ha para  que hago mi oracion si Dios no me escucha, eso es perder el tiempo, otras ocaciones le decia Dios enseñame a tener fe como le enseñaste a los apostoles. Y una noche el me enseño a tener fe en vivo y en directo. estaba frente a una pequeña montaña luego gire mi rostro y lo vi, inmediatemente le dije son moverme porque no me escuchas y el meneo la cabeza luego inmediatemente le dije entonces enseñame a tener fe (lo hice rapido porque en mi interior sabia que eran segundos que podia hablar con el)......maravolloso maravilloso.
elvia ruth elvia ruth 21/10/2010 a las 03:31
Dios es nuestro Padre, nuestro creador, dale gracias siempre y pide con fe a él o por intermedio de jesús y verás q se te concederá, ten fe q así será y paciencia y Dios dará ...
liz liz 03/01/2011 a las 05:12
de verdad dios te bendiga, no hay nada mas hermoso y mas recomfortante que la misma fe. que arma tan hermosa y tan poderosa que nos entrego el señor. es dificil usarla pero en el mismo momento que aprendemos como se usa nuestra vida cambia para siempre.
jhon orminso chavez jhon orminso chavez 08/07/2013 a las 01:19
Gracias por tu claridad en la fe verdadera, Dios te bendiga por enseñarnos a aumentar nuestra fe.
Arturo Arturo 03/09/2013 a las 23:05
Hola, es totalmente cierto todo lo que hablas sobre la fe, y lo digo por experiencia propia, jamás nunca me imagine que reconociendome todos los días como su hija amada, yo fuera a recibir tantas bendiciones y su misericordia. Y bueno también aprendí que en vez de decir Dios, me refiero a el como a mi padre en el nombre de Jesús, por que bien nos a dejado escrito en la Biblia que nadie va al padre si no es por el hijo...
Mari Mari 02/10/2013 a las 21:40

Deja tu comentario El poder de la fe verdadera.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre