Avisar de contenido inadecuado

¿Los impíos.se quemarán para siempre II?

{
}

El infierno tan temido - Rubí - Barcelona

Los impíos, se quemarán para siempre? Parte I

Agosto 24, 2009 by Gary Shogren 

Gary Shogren
Profesor de Nuevo Testamento del Instituto ESEPA en Costa Rica.

Gary Shogren

En América del Norte, el punto de vista popular es que la mayoría va a los cielos, si una persona es por lo general buena. Por otro lado, ½ de 1% cree que ellos no experimentarán infierno; ese lugar es para los especialmente malos (ver la información en Barna.org). La implicación es clara: la doctrina de castigo divino no es un factor de gran importancia en la mente norteamericana. Hay indicaciones también de que hasta muchos evangélicos no toman la doctrina de manera seria. Se puede adivinar que, si esta es la configuración teológica en el Norte, será similar en América Latina en el futuro. [Nota: muchos no admiten el uso de la palabra “infierno” para designar el destino final de los perdidos. Estoy de acuerdo con esta distinción, por lo cual, no usaremos “infierno” sino “lago de fuego”, “castigo final” u otros términos. Jesús usó el término “gehena”, por ejemplo en Mateo 10:28; 18:8].

Más allá, algunos teólogos dudan de la doctrina de una eternidad de castigo; piden se les afirme si es bíblica y cómo es posible reconciliar la doctrina con lo que es conocido sobre el ser humano, especialmente, el hecho de que es “mortal”, sujeto a la muerte. El tema es muy amplio, por tanto nos concentraremos solamente en tres declaraciones claves: del Señor Jesús (Mateo 25:41, 46); de Pablo (2 Tes 1:8-10ª); y de Juan (Apoc 14:10-11).

Mateo 25:41, 46. Jesús dijo: Entonces dirá también a los de la izquierda: “Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles…Irán estos al castigo eterno y los justos a la vida eterna.” Así el Señor los condena al fuego que quema para siempre.

Con respecto a Mateo 25 y de 2 Tes 1:9, existe un debate sobre el sentido del adjetivo “aionios”. Algunos afirman que no significa “para siempre” sino “para épocas” o “para mucho tiempo”. Dirigen la atención al Antiguo Testamento, donde la palabra paralela hebrea puede significar “épocas” en lugar de “una eternidad”. Pero de hecho, en el Nuevo Testamento, significa “eterno” o “sin fin” en 69 de sus 70 veces donde aparece (ver por ejemplo, 2ª de Tes 2:16; Heb 5:9; 1ª de Ped 5:10; 2ª de Ped 1:11); la única excepción es cuando significa “la eternidad pasada” (2ª Tim 1:9). Dios es “eterno” (Rom 16:26). Asimismo significa “eterno” o “para siempre” en la frase “vida eterna”, la cual es la vida perpetua de los santos resucitados de la época futura (Rom 6:22-23; Gál 6:8; 1ª de Tim 6:12; ver también Sal 37:18 [36:18 LXX]).

Jesús dijo que el fuego quemará para la eternidad. La siguiente cuestión entonces es, ¿los malvados, experimentarán el fuego para siempre, o más bien, irán al fuego el cual quemará para siempre? La respuesta es que es “castigo” (“kolasis”) perpetuo. La palabra no significa que los malvados “habrán recibido castigo, que luego el castigo cesará y que la vergüenza del castigo durará para siempre”. La naturaleza de “kolasis” es que el recibidor por definición estará experimentando para siempre el dolor del juicio divino.

2 Tes 1:8-10a. Cristo vendrá para “dar retribución a los que no conocieron a Dios ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo. Estos sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder, cuando venga en aquel día” (2 Tes 1:8-10a RV 95).

En esta instancia, hay que tomar en cuenta el trasfondo de los creyentes gentiles en Tesalónica. A diferencia de los judíos, habían venido de una cultura sin ninguna idea fija sobre la vida después de la muerte. La mayoría pagana creía que la otra vida es una existencia sombría, tediosa pero no un lugar de castigo por los pecados. Homero lo expresó así (Odisea, Libro XI) – “Hades, donde habitan los muertos, los que carecen de sentidos, los fantasmas de los mortales que han perecido”. Los judíos por su parte típicamente creían en la resurrección escatológica de los muertos, sin embargo, solamente una minoría de los cristianos del primer siglo fueron de trasfondo judío. Entonces, cuando Pablo o los demás evangelizaban esas regiones, tenía que compartir con ellos tanto la buena noticia como la mala noticia. “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios?…y esto erais algunos de vosotros…” (1ª de Cor 6:9-10).

Tenemos que prestar atención al lenguaje de 1:9 – no es que son vaporizados a su venida; al contrario empiezan a sufrir la pena de castigo. Así tratamos con un concepto que suena como una contradicción: ¿cómo es posible hablar de “destrucción” o “perdición” eterna? En nuestra experiencia terrestre, si alguien está quemando algo, en alguna instancia el objeto será consumido y cesará de existir. Entonces, ¿significa el texto bíblico que los perdidos serán destruidos en algún punto futuro? En este momento, dejamos a un lado cómo es posible que los humanos mortales puedan sufrir para siempre.

Apoc 14:10-11. [Cada seguidor de la bestia] beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero. 11 El humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. No tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.

Asimismo, Apoc 19:3 habla del humo de la ciudad de Babilonia ha de sumir para siempre. Apoc 20:10 (también 19:20; 21:8) – “Y el diablo, que los engañaba, fue lanzado en el lago de fuego y azufre donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos”. Este es el versículo principal que indica que algún ser, si solamente el diablo, será atormentado en el lado de fuego para siempre. Si la bestia y el profeta falso son seres humanos, entonces por lo menos dos personas pueden ser atormentados así, o sea, podemos tratar “consciente tormento eterno” como una categoría posible para los seres humanos.

¿Qué de “El humo de su tormento sube por los siglos de los siglos”? La frase puede significar: El humo de dónde habrán atormentados (por un período de tiempo, no para siempre) seguirá subiendo para siempre o Ellos serán atormentados para siempre, y por esa razón el humo de ese lugar también subirá para siempre.

No se pierda mañana la continuación de este mensaje…

{
}
{
}

Comentarios ¿Los impíos.se quemarán para siempre II?

mi propósito es aprender cada día más sobre este tema y estar seguro de lo que la Biblia dice pues hay muchos que no creen en el infierno aún y su razonamiento sobre este tema me saca de la duda pues así como usted lo desglosa con sus testos biblicos de apoyo  hasta lo puede  ir uno estudiando despacio y poder entenderlo mejor.
le estoy muy altamente agradecido a Dios por haber encontrado esta página, y a usted por tener ese concimiento de enseñar sobre estos temas. Y además me ha dejado inquieto por lo que dice al final (no se pierda mañana la continuación de este mensaje espero recibir de usted la continuación de este mensaje y otros que usted pueda mandarme a mi correo si no es mucha la molestia perdone el atrevimiento. Que el Dios todopoderoso lo esté y le siga bendiciendo
Carlos Rosa Ordoñez Carlos Rosa Ordoñez 10/10/2012 a las 00:46

Deja tu comentario ¿Los impíos.se quemarán para siempre II?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre