Avisar de contenido inadecuado

¿Por qué jehová mando a exterminar a los cananeos?

{
}

¿Por qué Dios mandó a Israel a destruir a las tribus cananeas?

{ Autor Desconcido }

Echemos primero un vistazo a la religión de los cananeos.

Baal era su dios principal y su esposa Astoret la principal diosa. Esta era la personificación del principio reproductivo en la naturaleza. Ishtar era su nombre babilónico: Astarté su nombre griego y romano. Baalim, plural de Baal, eran imágenes de este, y Astarot el plural de Astoret. El símbolo de Asera (Valera ant., "bosque") era una vara sagrada, tronco de árbol o cono de piedra que representaba a la diosa. Los templos de Baal y de Astoret generalmente se hallaban juntos. Las sacerdotisas eran prostitutas sagradas; y los sodomitas, prostitutos de los templos. La adoración de Baal, Astoret y otros dioses cananeos consistía en las orgías más extravagantes; sus templos eran centros de todo tipo de vicio y degeneración posible.

El mandato expreso de Dios a Israel era que destruyera o desterrara a los cananeos (Deuteronomio 7:2-3). Josué se dio a la tarea con todas sus fuerzas, ayudándole Dios mismo con grandes milagros, en realidad, fue Dios quien lo hizo. En las excavaciones en Gezer en 1904-09, Macalister, del Fondo para la Exploración de Palestina, halló en el estrato cananeo de 1500 A.C. anterior a la ocupación israelita, las ruinas de un "lugar alto" que había sido un templo en donde se adoraba al dios Baal y a la diosa Astoret (Astarté).

Era un recinto de 147.5 pies por 118 pies, rodeado de un muro pero sin techar, en donde los moradores celebraban sus festejos religiosos. Dentro de los muros había 10 columnas toscas de piedra, de 4' 11" hasta 10' 10" de alto, delante de las cuales se ofrendaban los sacrificios. Debajo de los escombros de este "lugar alto," Macalister halló gran cantidad de urnas que contenían los restos de niños que habían sido sacrificados a Baal. Todo el recinto entero resultó ser un cementerio de niños recién nacidos. Otra costumbre horrenda era la de los "sacrificios de los cimientos."

Cuando había que construir una casa, se sacrificaba a un niño cuyo cuerpo era sepultado entre las paredes, para traer buena suerte al resto de la familia. Muchos de estos se hallaron en Gezer. También han sido encontrados en Meguido, Jericó y otros lugares.

Debajo de los escombros de este "lugar alto" Macalister también encontró cantidades de imágenes y placas de Astoret, con los órganos sexuales toscamente exagerados para excitar los sentimientos sensuales. Los cananeos, adoraban cometiendo excesos inmorales en presencia de sus dioses, y luego asesinando a sus hijos primogénitos como sacrificio a estos mismos dioses. Si Israel cayera en estas prácticas, el primogénito de José y María (nadie menos que Jesús) podría ser sacrificado a muerte en un horno en un culto a los demonios. La tierra de Canaán había llegado a ser una especie de Sodoma y Gomorra en escala nacional.

El propósito de Dios al ordenar el exterminio de los Cananeos además de ser un juicio sobre éstos, era mantener a Israel libre de la idolatría y de sus prácticas vergonzosas. Dios estaba fundando la nación israelita con un sólo gran propósito; el de preparar el camino para la venida de Cristo, estableciendo en el mundo la idea de que hay un sólo, vivo y verdadero Dios. Si Israel caía en idolatría, deja de tener razón de existir como nación.

Las perversiones sexuales de estas naciones eran propensas a auspiciar y desarrollar enfermedades venéreas que podrían acabar con gran parte de la población de aquella época. Si tales enfermedades hubieran afligido a Israel, el medio físico para traer el Mesías venidero al mundo podía verse diezmado.

Más aún, el tiempo de gracia para estas tribus fue extendido 38 años más de lo que Dios hubiese querido. Al echar a Israel al desierto por 38 años más por su rebelión, estas tribus tuvieron otra oportunidad para abandonar sus caminos de mal, pero se resistieron. Terminaron rechazando esta última oportunidad que el Cielo les brindaba.

Por vía de precaución era necesario borrar del país los últimos vestigios del culto idólatra. En esto, Josué dio a la nación un buen comienzo. Si Israel hubiese seguido por el mismo camino, ¡cuán distinta hubiera sido la historia!

¿Nos preguntamos todavía por qué Dios mandó a Israel que exterminara a los cananeos? Tenía derecho a seguir viviendo una civilización de semejante inmundicia y brutalidad? Esto es uno de los ejemplos de la historia, de la ira de Dios contra la maldad de las naciones. Los arqueólogos que cavan en las ruinas de las ciudades cananeas se preguntan por qué Dios no las destruyó mucho antes.

{
}
{
}

Comentarios ¿Por qué jehová mando a exterminar a los cananeos?

Bemdito eres padre selestial santo santo santo el señor esta ala puerta ya viene el arrebatamiento
alex alex 05/11/2011 a las 23:38

Deja tu comentario ¿Por qué jehová mando a exterminar a los cananeos?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre