Avisar de contenido inadecuado

Jesús nunca vendió el evangelio.

{
}

 

 

 

Mateo 10:8

Sanad a los enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios, de gracia recibisteis, dad de gracia.

 

Jesús no enseñó a vender el evangelio ni a levantar ofrendas. ¿Como se leen estas palabras de Jesús en las iglesias hoy? "De gracia recibisteis, ahora ¡Vended los favores por lo que podáis obtener a cambio de ellos!"

En el Nuevo Testamento las cosas que daban los fieles procedían de la abundancia extra y el propósito de darlas era satisfacer las necesidades de los que no tenían. Su obra de amor era tan grande que esas cosas eran distribuidas a todos los que tenían necesidad, de manera que nadie tenía falta de nada. Hoy, al ver los enormes edificios, las decoraciones llamativas, y los enormes salarios que cobran los pocos que están en control de las iglesias, es demasiado obvio que esta misma clase de benevolencia hacia el más pequeño del reino, es algo del pasado. Por todas partes vemos el fruto del opresor y del que amasa oro.

No puedes avanzar mucho en los Evangelios sin darte cuenta de que Jesús miraba al dinero como algo sucio e injusto. Jesús tocó el asunto del dinero con una desconcertante indiferencia. En realidad no tenía tiempo para eso. En la parábola en la que el mayordomo injusto es alabado por su uso de las riquezas injustas, la razón era que las usó para aliviar la carga de deuda bajo la que estaban otros, pero no por usarlas para su propia ganancia terrena. El único uso correcto de las riquezas injustas de este mundo, es romper el yugo y liberar a los cautivos.

Jesús mostró la fidelidad y la provisión de Dios hasta a lo más bajo de la creación. Cuánto más es esto cierto hacia Su creación más amada, el hombre mismo.
Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo? Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan; pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos. Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe? No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas." (Mateo 6:26-33)

Pablo acusó al grupo de la circuncisión de los judíos, los que trataban de trastornar la fe de los nuevos creyentes gentiles, de enseñar cosas perversas para ocultar y justificar su deseo de lucro deshonesto. "Porque hay aún muchos contumaces, habladores de vanidades y engañadores, mayormente los de la circuncisión, a los cuales es preciso tapar la boca; que trastornan casas enteras, enseñando por ganancia deshonesta lo que no conviene" (Tito 1:10-11)
Pablo expuso este engaño más extensamente en 1ª Timoteo 6:4-12:
"Está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales. Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto.  Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores. Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre. Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos."
No existe ninguna evidencia de que Pablo, Pedro, Jacobo o Juan cobraran por sus epístolas o ministerio a los santos de Dios. Sus cartas eran distribuidas gratuitamente. No eran como los ministerios de alto nivel de hoy que toman la inspiración y la comercializan para obtener ganancia terrena. Todo lo contrario, los primeros apóstoles seguían la amonestación de Jesús, "De gracia recibisteis, dad de gracia".

 

Isaias 55:1

Diversas instituciones, ministerios e iglesias cristianas han venido tomando espacio en la radio y en la televisión, en las principales ciudades del mundo entero.

Lamentablemente, la falta de preparación, ha originado que algunos de estos, no se puedan desarrollar efectivamente y menos tener un sostenimiento financiero estable.

A duras penas, y con el sacrificio de las congregaciones y de gente incauta, estos medios se mantienen en el aire, haciendo lo indecible para conseguir los fondos necesarios.

En este esfuerzo, se están cometiendo excesos, que van desde la venta de milagros, hasta la amenaza (sutil) que si el radioescucha o televidente no envía un aporte significativo, no recibirá bendición del cielo. Y no nos referimos a quienes piden apoyo financiero, apelando a la buena voluntad de la gente y esperando a que Dios toque sus corazones o los motive para aportar económicamente.

Nos referimos a los que descaradamente, cambian dinero por milagros a través de pactos, que no provienen de Dios, sino que provienen de sus hábiles mentes mercantilistas. Nos referimos a quienes dicen: "El Señor me dijo que si aportas mil dólares, él te dará 1 o 4 millones de dólares"... "Si dejas con nosotros el pago inicial de tu casa, él te dará una"... "Esta noche voy a dormir sobre las promesas, para transferir la unción financiera"... "Es de Dios que saques dinero de tu tarjeta de crédito para enviar a nuestro ministerio"... "Dios me ha dicho que debes de aportar mil dólares por cada uno de tus hijos para que asegures bendición espiritual"... Y estos son solo unos ejemplos.

Mucha gente incauta que se ha creído este cuento, ahora se encuentra pasando dificultad económica, porque nunca se dio ese milagro. Por supuesto que los estafadores dirán que "les faltó fe". Es la misma historia de siempre aquí y en cualquier parte del mundo donde ejercen sus mentiras.

Estamos levantado la bandera, junto a otras serias organizaciones y personas representativas para -con respaldo bíblico- enseñar a la comunidad, a fin de que no sea estafada por esta gente sin escrúpulos.

En un dialogo personal con lideres Cristianos, ellos coinciden en que estos medios se encuentran retrasando la labor evangelizadora.

Acudimos a tres ministerios representativos para hacerles la pregunta: ¿Cree usted que la manera de Dios respecto a la visión por alcanzar las almas, es por medio de ofrecer milagros a cambio de dinero?

ASOCIACIÓN ALBERTO MOTTESI

Alberto Mottesi, Presidente

Los cristianos ofrendamos a la obra de Dios por amor. No hay otra razón válida. Normalmente personas que ofrendan generosamente, cosechan abundantemente.

Pero ofrendar para conseguir ciertos resultados a nuestro favor (prosperidad, salud, etc.) le está diciendo a Dios el tipo mercantilista de carácter que tenemos. Ofrendamos porque amamos al Señor, porque anhelamos desesperadamente la salvación de las almas. Ofrendamos con sacrificio aunque no se nos dé nada a cambio.

Mi experiencia me dice que cuando los cristianos invierten de esa manera, a los ministerios no les falta el bien material. Y no importa si la necesidad es millonaria. ¡Allí siempre estará el Señor para sostener!

Lo único que un ministerio necesita para cubrir sus necesidades es: 1) Certeza que fue levantado por Dios. 2) Que la tierra de su territorio esté absolutamente limpia. 3) Que sea como una carta abierta y totalmente transparente. 4) Que esté dando mucho fruto. Una actitud correcta en cuanto a finanzas, determina una provisión económica sin "stress". Salmo 23:1

 

RADIO NUEVA VIDA NETWORK

Phil Guthrie, Presidente

Respecto a la pregunta, definitivamente, creo que el negociar milagros por dinero, no es la manera de Dios. Creo que Dios es un Dios lleno de gracia y ama bendecir a su gente. Y es cierto, sé que mucha gente trata de manipular a Dios por dinero. Pero ellos responden a intereses propios.

Esta gente se aprovecha del público que generalmente contribuye porque se siente culpable. Yo mismo he estado comentando en la radio respecto a este controversial tema, porque creo que nuestra comunidad debe ser instruida con la Palabra de Dios.

Pienso que debemos dar y darlo gozosamente. Pero el trato es entre Dios y cada persona. Y no debemos manipular lo que dice la Escritura para obtener mayor respuesta.

 

ASOCIACIÓN HERMANO PABLO

Carlos Rey, Presidente

La Asociación Hermano Pablo, en su empeño por difundir la buena noticia de Jesucristo durante sus 50 años en los medios de comunicación, jamás le ha pedido un solo centavo a su audiencia inconversa. Tanto el hermano Pablo como Carlos Rey juzgan que tal solicitud representaría un serio conflicto de intereses. Con mayor razón aún, rechazan categóricamente cualquier insinuación de que a Dios se le puede comprar, ya sea con dinero en efectivo, tarjetas de crédito o promesas verbales.

En Lucas 16:29 Jesucristo da a entender que no hay nada en el mundo que surta mayor efecto que su Palabra misma, ¡ni siquiera el milagro de resurrección! Más vale que nos limitemos a proclamar esa Palabra viva y eficaz en lugar de extralimitarnos. ¡La Palabra de Dios es un Caballero infinitamente más poderoso que Don Dinero, tanto para suplir las necesidades de las almas perdidas, como para suplir las nuestras!

 

DIOS TE SIGA BENDICIENDO

 

{
}
{
}

Comentarios Jesús nunca vendió el evangelio.

 DIOS LES BENDIGA A USTEDES TAMBIEN, EN PRIMER LUGAR QUIERO DECIRLES--  SOY UNA PERSONA QUE SIEMPRE HE TENIDO A DIOS COMO EL EJE DE MI VIDA , NO LA CONCIVO SIN EL, PERO POCO A POCO VOY PERDIENDO LA FE, VIENDO LA CORRUPCION QUE HAY EN TODOS LOS SECTORES, POLITICOS, PERSONAS QUE PERTENECEN A LA IGLESIA.........   MIRO LO BIEN QUE VIVEN  Y EL INTERES POR LO MATERIAL.     TENGO CONOCIDOS QUE NUNCA HAN CREIDO EN DIOS NI EN NADA, Y ANTES ME DABAN PENA, PERO YA DUDO SI SON ELLOS Y NO YO LOS QUE TIENEN LA RAZON, POR QUE LA VIDA LES VA MUY BIEN, ADEMAS SON PERSONAS BRILLANTES E INTELIGENTES.     PERO YO NO PUEDO DEJAR DE CREER EN DIOS  ALGO ME DICE QUE ESTA AHI. ME GUSTARIA TENER NOTICIAS SUYAS. SERIA MUY GRATIFICANTE RECIBIR ALGO BUENO SIN PEDIR NADA A CAMBIO.  UN SALUDO
 ANTONIO ANTONIO 06/11/2009 a las 23:01
Si se unieran, juntaran, aliaran, y todas las palabras terminadas en ran como, se amangualaran todas las multinacionales del planeta...no alcanzan a generar los dividendos que maneja el opio mas poderoso del  mundo "la religion" marcada  con un rotulo definitivo "Jesucristo"
todo promovido por el sistema corrompido que impera sobre el orbe...¿que de extraño o extraordinario tiene este acontecimiento?
Podriamos volver las Escrituras añicos por querer demostrar este funesto hecho...pero "no" vale la pena ya...la solucion es latente...se aproxima el fin.  "NO" tarda la recompenza... a semejante canallada de vender el Evangelio de hacer mercaderia de un legado...y de vender milagros, señales y prodigios...¡ay! de ellos...alli sera el lloro y el crujir de dientes..."NO" lo dudo. Gracias por la oportunidad que brindan a la expresion. 

el D'ment.
 
Mario Alirio Jimenez Mario Alirio Jimenez 05/06/2010 a las 04:23
estoy de acuerdo quiero ser como jesus y are lo que el hizo por amor no por dinero
leoenel leoenel 23/04/2012 a las 02:38

Deja tu comentario Jesús nunca vendió el evangelio.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre