Avisar de contenido inadecuado

La medicina de la muerte.

{
}

 

La medicina de la muerte

Pieternel Gruppen

22-05-2007

 En Panamá se hallaron la semana pasada miles de tubos de pasta dental que contenían glicol dietileno. Esta muy tóxica sustancia, que también se utiliza en líquidos anticongelantes, ha tenido una enorme repercusión en los últimos tiempos. El año pasado murieron al menos 100 personas en Panamá, sobretodo niños, después de haber ingerido un jarabe para el resfriado que contenía glicol dietileno.

Y Panamá no es el único país afectado. Ya anteriormente el jarabe contaminado había causado miles de víctimas en Haití, India, Bangladesh, Argentina y Nigeria. En el caso de Panamá, la huella del veneno condujo hasta China.

El padre de Mixilia Donado Simiglio falleció en agosto del año pasado en Panamá, un mes después de haber tomado el jarabe venenoso. "Mi vida quedó desde entonces paralizada e incompleta. Para mí es muy importante saber qué es lo qué ocurrió exactamente. ¡Quiero respuestas a mis preguntas!", afirma Mixilia Donado Simiglio.

El padre de Simiglio murió casi con toda probabilidad, después de haber ingerido glicol dietileno. Este componente se parece, como dos gotas de agua, a la glicerina, pero es mucho más barato. De ahí que especialmente las personas pobres que no se pueden permitir los medicamentos caros, sean las víctimas de tales productos falsos. Y no sólo se manipula el jarabe... Existen otros fármacos antipalúdicos en el mercado que son un 30% más baratos que los usuales pero que no contienen ningún componente activo.

Henk Bekedam, representante de la Organización Mundial de la Salud en Pekín, pide atención para el problema de los medicamentos falsificados. "Se habla mucho de productos falsificados procedentes de China que se venden en todo el mundo. Claro está que nadie muere si compra una camiseta de marca falsa o una copia ilegal de un DVD. Pero el ingerir un medicamento falso u otro que no contenga la sustancia que puede salvar la vida, es una cuestión de vida o muerte", afirma Bekedam.

Los suministradores de medicamentos tóxicos tienen que ser castigados duramente, opina Bekedam, aunque eso no es tan fácil como parece. Suele ser difícil encontrar la fuente del fraude. Las materias primas del jarabe tóxico son vendidas de una empresa a otra y el nombre del proveedor no aparece en las etiquetas. Sin embargo, dos periodistas del New York Times lograron desenmascarar la fuente del escándalo del jarabe en Panamá. Su investigación comenzó en la ciudad portuaria de Colón, en Panamá y terminó, pasando por Barcelona, en el Delta del Yangtzé, en China, una región a la que se le llama "Ciudad Química". Según Bekeman, la fábrica en cuestión no disponía de los documentos necesarios para elaborar medicamentos. El control de la industria farmacéutica en China es gravemente deficiente. Al mismo tiempo afirma que: "China cuenta con más de 5.000 empresas farmacéuticas que producen fármacos y más de 12.000 empresas de distribución. Es difícil controlar semejante cantidad. Hay que limitar radicalmente el número de empresas que se ocupa de la producción y distribución de medicinas".

El representante de la Organización Mundial de la Salud reconoce que se ha registrado cierto avance en ese sentido. Cuando en el año 2002 intentó abordar el problema de los medicamentos falsos con el Gobierno de China, no obtuvo reacción alguna. Ahora, en todo caso, se puede tratar el tema. Además, en Asia existe un sistema de alerta por el que los países se advierten mutuamente cuando se descubre un transporte de medicinas sospechosas. Ese sistema de alarma tendría que extenderse a todo el mundo, ya que el transporte y la producción de medicinas suelen tener lugar en diferentes continentes. Ya se han dado los primeros pasos en esa dirección, en colaboración con la Interpol. Para Maxilia Donado Simiglio es importante investigar hasta el fondo la cuestión del jarabe. "Si este caso puede ayudar a evitar nuevas víctimas, la muerte de mi padre no habrá sido en vano".

 

Etiqueta: Crohn, Cáncer, deporte, Farmacología, fruta, fumador, fumar, homo, Medicina Alternativa, Migraña, Obesidad, Pancreatitis, sanidad, Sedentarismo, Seguridad Social, sexología, sueño, tabaquismo, tóxico

{
}
{
}

Deja tu comentario La medicina de la muerte.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre