Avisar de contenido inadecuado

Mercaderes del templo I

{
}

¿No os dije que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces que no perdonarán al rebaño, y que de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras de sí a los discípulos? (Hechos 20:29-31).

Albino Luciani fue la gran esperanza que tuvo la Iglesia Católica de un cambio renovador, pero los “lobos rapaces”, representados por sus propios obispos, conspiraron contra él y lo asesinaron. Más información en “Asesinato del Papa Juan Pablo I”.

Karol Wojtyla, espíritu del Error del nivel 3, luego de sentarse en el trono ensangrentado dejado por su predecesor Albino Luciani, convalidó dogmas ancestrales absurdos, e imitando al perro del hortelano, que no come ni deja comer, inventó otros fruto de sus propias represiones sexuales. Sus crímenes de lesa humanidad lo convierten en el líder de los “lobos rapaces” de los que habló Jesús. Más información en “Papa Juan Pablo II”.

BEENY HINN

Influenciado por los Espíritus del Error que le alteraron el decodificador mental provocándole diversas visiones que lo convencieron de que era un “elegido”, Benny Hinn afirma que el Señor le ordenó que empezara cruzadas mensuales por todo el país. Mientras estafa a la gente con el cuento de las curaciones fabula diciendo que "en estas cruzadas, yo inmediatamente empecé a recibir poder para expulsar los demonios de la enfermedad, de la aflicción y también empecé a recibir direcciones específicas del Espíritu Santo para saber lo que tenía que hacer en medio de multitudes de doce o quince mil personas. Centenares de sanidades comprobadas y miles de conversiones han ocurrido, incluyendo a muchas personas que han dejado sus sillas de rueda y han abandonado sus muletas. Muchos ojos ciegos y oídos sordos han sido abiertos, y todo esto puede verificarse". Obviamente nunca se comprobó científicamente la veracidad de sus “milagros”, ni tanpoco le importa, por supuesto.

PAUL CROUCH

Predicador neopentecostal norteamericano, es uno de los “tele-evangelistas” más famosos de Estados Unidos, cuyo affaire consiste en un mensaje de “confesión positiva” y teología de la prosperidad, una antojadiza interpretación del Evangelio que asegura que la voluntad de Dios para cada creyente es llegar a ser millonario o, al menos, rico. Naturalmente, incita a sus fieles a que se desprendan de su dinero y se lo donen a él, asegurándoles que cuanto más donativos le hagan, más les devolverá Dios a cambio. Y como no podía ser menos y corroborando aquello de “virtudes públicas, vicios privados”, una detallada investigación periodística, publicada en el diario Los Angeles Times en primera plana, reveló que Paul Crouch, presidente de TBN, casado y con hijos, sostuvo relaciones homosexuales con E. Lonnie Ford, uno de sus empleados de la cadena televisiva…

Las eventuales sanaciones que se producen en las reuniones evangelistas se deben al llamado “efecto placebo”, es decir, los predicadores sugestionan a los enfermos con el cuento de que Dios los curará, y entonces éstos, inconscientemente, canalizan Energía sanadora. El fraude consiste en que el mismo resultado puede lograrse con una pastillita de talco que les recete el médico… Más información en “Efecto placebo”.

 

{
}
{
}

Comentarios Mercaderes del templo I

Deja tu comentario Mercaderes del templo I

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre