Avisar de contenido inadecuado

Modelo de iglesia II.

{
}

Dos iglesias buenas del Señor (II)

28/01/2007

Leer Apocalipsis 3: 7-13

Introducción
En esta segunda parte, acerca de las dos iglesias del Apocalipsis que son prototipos de las buenas iglesias del Señor para todos los tiempos; la de Esmirna y la de Filadelfia, veremos acerca de la de Filadelfia.

La ciudad de Filadelfia fue fundada por el rey Atalo II, rey de Pérgamo (159 a. C. al 138 a. C.). Muy leal a su hermano Eumenes, le valió dicha lealtad el sobrenombre de Filadelfo, que en griego significa <<amigo del hermano>>. Por ello, Eumenes, dio a la ciudad el nombre de Filadelfia; esto es <<afecto fraternal>>.

Estaba situada a unos 45 Kms. al sureste de Sardis, en un valle muy fértil por donde corre el río Cogamis, afluente del Hermo. Era una ciudad muy abierta a las influencias externas; de ahí que el Evangelio encontrara cabida.

1. (V. 7-13) El mensaje al ángel de la iglesia en Filadelfia
 (V. 7) <<Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre>>:

De nuevo, la orden del Señor de que Juan escribiera al responsable; al enviado de la iglesia que estaba en Filadelfia.

El Señor se presenta como el Santo, que en el contexto general de la Biblia este epíteto se aplica a Jehová.

El es el Verdadero, en el doble sentido de <<genuino>> y <<verídico>>.

También  se presenta como el que tiene la llave de David, haciendo alusión a Isaías 22: 22, que dice del siguiente modo:

<<Y pondré la llave de la casa de David sobre su hombro; y abrirá, y nadie cerrará; cerrará, y nadie abrirá>>

En ese contexto, se entiende que el que tiene esa llave, en este caso el Señor Jesús, tiene completa autoridad; en este caso, sobre el Reino Mesiánico que está por establecerse.

(V. 8) <<Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre>>:

Esas obras eran hechas en Dios, en todos los aspectos. Otra vez aquí vemos que el Señor conoce nuestra obra en Él, y la actitud y motivación por las cuales la hacemos.

El Señor abre una puerta ante la iglesia. Esta es una puerta que nadie podrá cerrar. Satanás nunca podría atentar con éxito contra esa iglesia fiel al Señor, ni contra ninguna de las que también lo sean.
En 4: 1, a Juan, como tipo de iglesia, se le abre una puerta en el cielo para que entrar por ella al Cielo.

Cuando Moisés golpeó con su vara las aguas del mar Rojo, los israelitas pasaron a través del mar sin mojarse.

Cuando Pedro fue encarcelado en Hchs. 12, fue liberado sobrenaturalmente, pasando milagrosamente a través de los guardias.

Así pues, una puerta abierta es sinónimo de una apertura sobrenatural, expresión de un acto soberano de Dios, para que el pueblo de Dios pueda pasar y hacer Su voluntad sin que el enemigo pueda hacer absolutamente nada al respecto para impedirlo.

La iglesia de Filadelfia recibió de parte de Dios un don: Una puerta abierta. Esa puerta abierta es por la que la iglesia debía entrar para hacer la voluntad de Dios que específicamente Él tenía para esa congregación.  

Por lo tanto, lo que Dios les había dado a realizar, el diablo no lo pudo impedir.

Este mismo principio actúa para todas las congregaciones del Señor.

(V.8b) <<porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre>>:

En el griego original, la traducción sería: "pequeño, tienes poder"

Aunque eran pocos en número, eran poderosos en el Espíritu. La razón de eso último, es que "guardaban Su palabra". Es imposible guardar la palabra de Cristo, que implica hacer Su voluntad, sin ser poderoso en el Espíritu, porque para hacer Su voluntad, se precisa ser lleno del Espíritu Santo.

Al hacer la voluntad de Cristo, era imposible que pudieran negar Su nombre.

(V. 9) <<He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado>>:

Es un hecho histórico conocido el que muchos judíos, influyentes de aquella época, se pusieran de acuerdo con las autoridades romanas para perseguir a muerte a los cristianos, tanto de origen judío como gentil.

De hecho, fueron esos llamados judíos <<sinagoga de Satanás>> los que instigaron todo lo que pudieron y con gran ferocidad contra los cristianos. No obstante, hemos de hacer aquí otra lectura del caso.

Todo el que parece que es de Dios, pero niega a Dios, es "sinagoga de Satanás" sin duda, y estos son enemigos frontales de los verdaderos de Dios.

En el caso que nos ocupa, los de Filadelfia recibieron de parte del Señor la promesa de que iba a entregar a algunos de esa sinagoga de Satanás que se decían creyentes.
Estos que dicen ser de Dios, pero que mienten, iban a ser expuestos a la luz, y milagrosamente, iban a reconocer, postrados ante aquéllos, que el Señor los amaba.

Hasta los demonios harán un día eso, cuando no tengan más remedio que reconocer que Jesús es el Señor (Fil. 2: 10, 11).

Cuando uno persevera en Dios, a pesar de haber sufrido mucha calumnia, al final, es vindicado por el Señor. ¡Dejemos que sea el Señor el que nos defienda!

Dice Proverbios 16: 7  <<Cuando los caminos del hombre son agradables a Jehová, aun a sus enemigos hace estar en paz con él>>

La iglesia protegida
(V. 10) <<Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra>>:

No era nada fácil ser un verdadero cristiano en aquella época en una ciudad como Filadelfia, así como en las demás, tan llenas de paganismo y animadversión contra los cristianos. Tampoco lo es fácil en estos tiempos actuales donde la tentación abunda por doquier.

No obstante, los fieles de Filadelfia habían pasado la prueba con éxito, y el Señor les promete que les iba a guardar de la persecución que iba a desencadenarse en todo el mundo conocido de la época, como así fue.

Curiosamente, a la fiel iglesia de Esmirna le fue concedido el sufrir persecución, mientras que a la también fiel iglesia de Filadelfia, no.

El versículo que hemos leído se cumplió del todo: La iglesia sita en Filadelfia no sufrió ninguna de las persecuciones que sufrieron todas las demás; a saber:

En la persecución de Trajano (111-112 d. C.), unos quince años después de que se escribiera el Apocalipsis, todas las iglesias sufrieron mucho, excepto la de Filadelfia.

Permaneció intacta cuando el naciente Islam exterminó prácticamente todas las iglesias del Asia Menor.

Durante las invasiones de Tamerlán (s. XIV), nuevamente fue protegida milagrosamente mientras las demás iglesias del Asia Menor eran destruidas del todo.

Dice Barchuk (en Matthew Henry): <<Aun los mismos mahometanos no podían comprender esto, porque nadie molestó a la iglesia de Filadelfia, y la llamaron "Alashir", es decir, "Ciudad de Dios">>.

De cara a todos los que son fieles
<<...yo también te guardaré de la hora de la prueba...>>:

En el griego original, el verbo y preposición son <<teréso ek>>, y debería traducirse mejor como <<guardaré fuera de >>; en otras palabras, que el Señor guardará a la iglesia FUERA de la tribulación.

Esta promesa también tiene un sentido escatológico. La iglesia de Filadelfia es el tipo de iglesia que el Señor viene a recoger (1 Ts. 4: 14-18). Antes de que Dios juzgue a este mundo, recogerá a su pueblo fiel para protegerlo de lo que no va destinado a él, sino al mundo (<<los que moran sobre la tierra>>): La ira de Dios.

(V. 11) <<He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona>>:

Cristo viene enseguida (lit. griego). Aquí hay un carácter de urgencia constante. La lección aquí es que Cristo viene enseguida para todos:

  1. Porque hemos de vivir como si Cristo fuera a venir hoy mismo.
  2. Porque no sabemos cuando el Señor vendrá a por nosotros (Mt. 24: 43, 44)
  3. Porque los años que vivimos en esta tierra son muy pocos.
  4. Porque si viniera a por nosotros dentro de veinte minutos, tendría que encontrarnos preparados.

Este es un mensaje no sólo para los de Filadelfia, que al fin y al cabo, partieron ya hace mucho para estar con el Señor; ¿Estamos preparados ahora mismo nosotros?

(V. 11b) <<...retén lo que tienes...>>: Al que es fiel, como lo eran los de Filadelfia, el Señor les dice que retengan lo que tienen. ¿Qué es lo que tienen los que son fieles?: Todo lo que el Señor ha invertido en ellos en materia de carácter y obras: Lo que se es y lo que se hace. Si eso es bueno, hay corona asegurada. Dios desea recompensar siempre, y lo hace con ganas a todos aquellos que son realmente fieles a Él.

(V. 11c) <<... para que ninguno tome tu corona>>:

Nadie puede robarnos nada de lo que Dios nos da, excepto si nos lo dejamos quitar. He aquí algunos ejemplos:


a) Cuando, al no perdonar y mantener la herida sin sanar, se cae en amargura, perdiendo el primer amor (Ap. 2: 4).

b) Cuando decidimos creer las mentiras del enemigo en vez de creer la verdad de Dios.

c) Cuando dejamos que el amor por las cosas de este mundo inunde nuestro corazón (1 Juan 2: 15-17).

d) Cuando creemos antes a nuestro corazón engañoso, que a la voz y la verdad de Dios (Jer. 17: 9).

e) Cuando apagamos el Espíritu.

f) Cuando acabamos justificando el pecado.

g) Cuando negamos la verdad de este libro (Ap. 22: 18). Etc. etc.


El diablo siempre intentará quitarnos las recompensas que Dios ha preparado para nosotros por serle fieles. Escribe el apóstol Pablo:

<<Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado>> (1 Corintios 9: 26, 27).

Pablo no temía por la pérdida de su salvación, es decir, de su entrada en el Cielo, pero sí que reconocía que existía el peligro de perder su galardón en la eternidad por no poner su carne en sujeción.

Temía que, habiendo él sido un buen maestro a tantos, se descuidara, y acabara él mismo siendo eliminado de esta carrera, que es nuestra vida en Cristo aquí en la tierra.

 (V. 12) <<Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo>>:

Esta primera expresión está llena de significado. El apóstol Pedro dice que todos los creyentes somos piedras vivas, y que estamos sobreedificadas sobre la piedra principal del ángulo (1 P. 2: 4-7; ver también Ef. 2: 20-22).

No obstante, el ser columna en el templo de Dios, es algo más grande que ser sólo una piedra en la pared, puesto que una columna, además de adornar, sobretodo lo que hace es sostener parte de ese templo.

Al que venza, Cristo le dará el privilegio de estar siempre ante Dios, viéndole cara a cara.

David no deseaba otra cosa sino vivir para siempre en el templo de Dios:

<<Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré; que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo>> (Salmo 27; 4).

Esto nos habla también de profunda y sólida comunión con Dios.

(V. 12b) << y (1º) escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y (2º) el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y (3º) mi nombre nuevo>>:

Lo primero indica protección y pertenencia. Con el nombre de Dios encima de nosotros, nadie nos puede arrebatar de Él, porque a Él pertenecemos.

Lo segundo nos habla de ciudadanía. Nuestra ciudadanía es celestial (Fil. 3: 20). Esa ciudad, la Nueva Jerusalén, es en realidad la Esposa del Cordero (Ap. 21: 9ss)

Juan ve el <<...fulgor que era semejante al de una piedra preciosísima, como piedra de jaspe, diáfana como el cristal>> (Ap. 21: 11), porque esa ciudad refleja la gloria de todas las obras de la Iglesia hechas en Dios, las cuales son metales y piedras preciosos (ver 1 Co. 3: 12ª).

Lo tercero, también nos habla de pertenencia, somos de Dios, porque somos de Cristo. Cristo escribirá sobre cada vencedor (como los vencedores de Filadelfia) Su nombre nuevo.

Esto también nos habla de una revelación muy especial, en el contexto de una profunda y muy íntima comunión.
 
(V.13) <<El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias>>:

Así pues, estas promesas dadas a los de Filadelfia, son extensibles para todos aquellos que venzan como venció aquel puñado de fieles de aquel tiempo en Filadelfia, que aunque eran pocos, y para nada una "mega iglesia", estaban realmente comprometidos con el Señor y Su obra.

Dios les bendiga

© Miguel Rosell Carrillo, pastor de Centro Rey, Madrid, España
Enero 2007
www.centrorey.org

 

{
}
{
}

Comentarios Modelo de iglesia II.

soy cristiana pentecostal

es lindo pensar que el señor nos librara como dice su palabra .pero no devemos imnorar,que el mismo señor jesucristo dijo no es mayor el siervo que su señor.de que habremos cristianos que nos libraremo de ser muerto,o turturado es cierto por que asi como libro a daniel en el pozo de los leones y a sadrac,mesac y abe nego del horno de fuego asi tambien nos puede librar como dice su palabra.pero no imnoremos que habra una persecucion ,encabezada por el anticristo,aunque no lo queiersan creer pero es asi,y no para los que se queden sino para el pueblo de DIOS el cual hay que hablarle claro tal y como jesus hablo,y sereis aborecidos por todos por causa de mi nombre mas el que percebere hasta el fin este sera salvo.el que el señor nos librara de el mal que vendra no quiere desir que la iglesia no estara en la gran tribulacion si no que en medio de esa tribulacion el nos protegera de l enemigo,como salvo a pedro ,pero no hay que imnorar que el lo salvo de la carcel y a daniel del pozo de los leones,y que juan escribio el apocalisis preso en pasmo.lo que esta claro es que la iglesia no estara haqui cuando la ira de dios decienda sobre lo que se pierden.esa es lo hora mala de la que nos podemos salvar si servimos al señor de todo corazon.
y como dice su palabra que muchos caeran a espada otros en  pricion,asi pasara con el pueblo antes de que cristo venga.y aunque los cristian os no quieran no hay un rapto antes de la tribulacion,eso es falso el señor no hablo de rapto en ningun
momentp si no de su venida,y las señales de sus venida son muy claras ,por causa de la persecucion el nos manda a huir a los montes,usted me dira eso ya paso pero yo le digo lea bien el libro de daniel capitulo 11 que habla del anticristo y el le dice que selle el libro ´por que no era para ese tiempo,y que hace el anticristo que se sienta en el lugar santo y usted me dira que lugar santo y yole respondere el templo que salomon construyo,es mismo que despues herodes recontruyo,es mismo templo tiene que ser cuntruido antes que jesus venga.usted me dira  el anticristo no estara cuando cristo venga,y yo le respondere,con lo siguiente ,relaciona a daniel 11ver 31 y mateo 24 ver 15,y 2tesalonisenses cap 2 ver 3 en adelante la biblia es muy clara,en cuanto a la venida del señor.y usted dira que donde dice que al anticristo hay algo que lo detiene y que es que la iglesia no se ha ido pero cuanto lo siento lo que en aquello tiempos detenia al anticristo es que todas las señales estuvieran cumplidas por que como dice su palabra ni una  tilde  de su palabra se dejara de cumplir.el señor sabia que esta cunfucion venia es por eso que dise en mateo 24 ver 15 el que lea entienda.
hermanos es claro que la iglesia pasara la gran tribulacon antes que cristo venga y por eso hay que aclrarle esto alpueblo por que como muchos seran librado sai muchus moriran por la causa de cristo.el reino de los cielos se hace fuerte y solo los valientes lo arrebatan no olviden eso,otr aclaracion eso de que a cristo solo lo veran los salvado eso tambien es antibiblico,por el señor dijo muy claro que todo hojo le vera y usted me diran  que solo los ojos espirituales entoces yo te dire por que el señor dice que cuendo vea al hijo del hobre sentado se lamentaran todas las tribus de la tierra,ocuando dice en apocalisis 6 ver15 y 16 y lo que dise mateo 24 ver 30 esto quiere decir que todo ojo le vera ademas la venida del señor se ra algo tan glorioso que nadie podra imnorar su venida por que el sol se oscuresera y la luna no dara su resplandor y las estrellas caeran de cielo, poreso el señor dijo como el relampago que sale por el oriente y se ve por el occidente asi sera la venida del hijo del hombre. ademas el apocalisis registra  que abra un gran terremoto con la venida de cristo.y para terminar la ultima prueva de que la iglesia pasa la gran tribulacion es la siguiente. apocalisis 7 ver 9 hasta el 17
enfoca bien el verso 14 a caso no  somos nosotros la multitud vestida de ropas blancas que registra el apocalisis y que dise,el verso 14 yo le dije señor tiu lo sabes.yel me dijo.estos son los que han salido de la gran tribulacion ,y han lavado su ropas y la han emblanquesido en la  sangre del cordero.es claro que el apocalisis registra dos grupos de salvados que son el pueblo de israel y la multitud de ropas blancas que somos los gentiles.asi que deje de pensar que la tribulacion es para los que se queden y que ellos tendran otra oportunidad solo hay una uportunidad y es cuando crito venga por que como la parabola de las 10 vigenes no hubo oportunidad para las que se quedaro asi tampoco la habra para aquello cristiano que no lavaron su ropa y se quedaro por su desobediencia.por eso hermanos cuidemos nuestra salvacion buscando el fruto de el espiritu que es lo que el señor quiere en nuestra vida como dice su palabra todo arbol que en mi no lleve frutos sera cortado y hechado al fuego.busquemos cada dia mas de DIOS para que seamos dignos de estar en su presencia,por que imediatamente el señor se lleve a su pueblo caera sobre los perdidos las sietes copas de la ira de DIOS.

DIOS te bendiga mi nombre es katty bencome .
.
katty josefina katty josefina 18/10/2009 a las 08:21

Deja tu comentario Modelo de iglesia II.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre