Avisar de contenido inadecuado

¿Cómo nacer de Nuevo?

{
}

 

viernes 5 de septiembre de 2008


 

 

EL NUEVO NACIMIENTO…
¿QUÉ ES..?


De cierto, de cierto te digo,
que el que no naciere de nuevo,
no puede ver el reino de Dios.
(Juan 3:3)

Como primera medida, es interesante tener en cuenta que la palabra griega para “de nuevo”, se debería traducir literalmente como “de arriba..” El texto de Juan 3:3, quedaría así:

De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de arriba, no puede ver el reino de Dios. (Juan 3:3)

¿Qué significa, entonces, nacer de arriba, o nacer de nuevo..?

Antes de contestar esto, remontémonos a algunos antecedentes.

Nicodemo, un principal entre los fariseos, se había acercado a Jesús y le dijo que reconocía que él venía de Dios porque hacía muchos prodigios. Jesús le contestó que, realmente, Nicodemo no podía entender cabalmente que el reino de Dios había llegado. Y no podía entenderlo porque no había nacido de “arriba”, no había sido iluminado desde el cielo para comprenderlo totalmente.

Como el resto de judíos, Nicodemo creía sinceramente que cuando llegara el Mesías y su reino fuera establecido, él estaría automáticamente dentro, sin hacer nada para ganarlo. Nicodemo creía que, por ser descendiente de Abraham, tenía derecho legal para formar parte del Reino prometido de Dios. Pero Jesucristo le dijo que eso no era así, que era necesario tener un nuevo nacimiento, un nacimiento “de arriba” para poder entrar al Reino esperado durante miles de años.

Jesús le estaba diciendo a Nicodemo que de nada valía su nacimiento como judío, descendiente de Abraham, para ser salvo. De nada serviría pertenecer a la comunidad religiosa del momento. Él al igual que el resto de la humanidad, había nacido en pecado y no alcanzarían por sí mismos la salvación:

Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron. (Romanos 5:12)

Nadie en el mundo ha nacido exento de pecado. Todos nacemos con la marca indeleble del pecado heredado de Adán.

Porque la paga del pecado es muerte, (Romanos 6:23)

El salario merecido por nacer con pecado, es la muerte.

Quien asegure que no tiene pecado es un mentiroso, y está llamando mentiroso a Dios, tal y como asegura la Biblia:

Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros. (1 Juan 1:8,10)

Así que, habiendo nacido bajo pecado, merecemos la muerte y no hay posibilidad de salvación….. A menos que pudiéramos nacer de nuevo. Y la única manera de hacerlo es por medio de un poder sobrenatural, no para nacer de nuevo mediante la reencarnación, otra vez de un ser humano pecador, sino que este poder sobrenatural, ciertamente puede hacer que nazcamos de arriba.

Nacer de arriba… ¿Cómo…?
La frase, “nacer de nuevo”, como ya lo vimos, estaría correctamente traducida como “nacer de arriba” e indica la intervención directa y sobrenatural, como es la obra del Espíritu Santo.

Según las doctrinas básicas del cristianismo, registradas en Hebreos 6, después del arrepentimiento, el siguiente paso hacia la salvación es la fe; y ésta se logra únicamente mediante escuchar atentamente y obedecer la bendita Palabra de Dios. La fe no se obtiene escuchando a un pastor, ni escuchando una emisora “cristiana” ni viendo algún canal de televisión pretendidamente cristiano. La fe únicamente se consigue mediante el estudio personal de la Biblia, sin intermediarios de ninguna clase; sólo usted y las Escrituras. Nada más.

Mientras se está consolidando la fe –mediante nuestro estudio personal y sincero de la Biblia-, siempre orando a Dios para que nos guíe, algo dentro de nosotros se va gestando, algo va siendo implantado: La semilla de Dios:

Pedro describe a los cristianos como “siendo nacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre..” (1 Pedro 1:23)

Pedro nos está diciendo que los cristianos somos nacidos de simiente (semilla) incorruptible; y también nos dice que éste nacimiento lo produce las santas Escrituras, la Palabra de Dios que vive y permanece para siempre.

Como todos sabemos, es un principio de la naturaleza que el tipo de semilla sembrada determinará el tipo de vida que nacerá de ésta. Una semilla corruptible de frijol hará que nazca una planta corruptible de frijol. De igual manera, la semilla incorruptible y eterna de la Palabra de Dios, hará que produzca en nosotros vida divina, incorruptible y eterna.

Ese nuevo nacimiento, ese nacimiento “de arriba” es producido por la Palabra de Dios:

Él, de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas.. (Santiago 1:18)

Dios, por su propia iniciativa y deseo, hace posible que nosotros no llevemos la simiente corruptible de Adán y Eva sino que, por su acción sobrenatural, nazcamos de nuevo, “de arriba” por medio de su Palabra –la Biblia- para que seamos salvos. Sin ese nuevo nacimiento nunca podremos ser salvos. Sin estudiar y obedecer la Palabra de Dios, nunca podremos ser salvos.


Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios. (1 Juan 3:9)

Juan está relacionando directamente la vida victoriosa del cristiano que ha vencido al pecado, con la naturaleza incorruptible y sobrenatural de la semilla que produce esa vida dentro de él: es la mismísima semilla de Dios. Como la simiente es incorruptible, la vida que genera también lo es; así como la simiente es pura y santa, también lo es la nueva naturaleza del renacido, del nacido de arriba.

En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad. (Efesios 4:22-24)

Cuando un creyente está permitiendo que la Palabra de Dios actúe dentro de él, en su interior surge una naturaleza completamente nueva: Pablo la llama el nuevo hombre, y la compara con la “vieja naturaleza”, la que tenía antes de escuchar la Palabra de Dios. Esa vieja naturaleza es corrupta, depravada y caída, y domina totalmente a aquella persona que NUNCA ha nacido de nuevo.

Muchos creyentes sinceros consideran que han nacido de nuevo cuando el pastor, u otra autoridad jerárquica eclesiástica los ha tocado. Esto es falso. El nacimiento “de arriba” no puede provenir por la acción de ninguna persona. Es una acción sobrenatural originada en el mismo Dios y transmitida directamente a quien lo busca. No hay intermediarios humanos en el proceso. El único que lo hace posible es Cristo.

La clase de vida que lleve cualquier cristiano nacido de nuevo, es el resultado de esa interacción o lucha entre los dos hombres o naturalezas: la vieja naturaleza del pecado y la nueva naturaleza incorruptible, “de arriba”. Mientras el viejo hombre sea mantenido en sujeción, y el nuevo hombre ejerza apropiado control sobre él, hay rectitud, hay victoria y paz. Por otro lado, cuando se permite al viejo hombre tomar el control, el resultado es el fracaso, la derrota, el pecado y el remordimiento.

El éxito o el fracaso en esta lucha, depende de cuánto estemos dispuestos a obedecer a Cristo. Las buenas noticias son que quien quiera conservar su nuevo nacimiento, tendrá toda la ayuda sobrenatural que requiera para salir victorioso. La posibilidad de éxito es real; las luchas eternas y tormentosas que experimentan millones de creyentes (que no han nacido de nuevo) serán cosa del pasado cuando experimenten REALMENTE, el Nuevo Nacimiento que solamente es posible cuando escuchamos la Palabra de Dios –la Biblia- y la obedecemos.

Una vez esa semilla ha sido implantada, y una vez hemos nacido de “arriba”, la labor continúa. Nuestro crecimiento hacia la perfección, hacia la total salvación sigue. No se trata de pensar: “Bueno… ya estudié algo de la Biblia y experimenté ese nuevo nacimiento… Ya hice todo.. Soy salvo..”

El escritor de Hebreos advierte contra el peligro de pensar así:

Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido. Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño; pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal. (Hebreos 5:12-14)

Aunque es apenas natural que en los primeros días de nuestro acercamiento a Dios necesitemos de alguna guía humana, la Biblia nos dice que esa dependencia perpétua no es sana y que todos deberíamos ser maestros en la Palabra. Sin embargo, en todo el mundo vemos que millones y millones de creyentes siguen necesitando de guía humana; acuden donde los pastores y demás jerarcas pidiendo dirección para todos los actos de su vida. Además, los pastores –que no son nombrados por Dios sino que son “salteadores y ladrones”, como bien los describió Jesús, se llenan los bolsillos con la dependencia total de las personas hacia ellos. Y, cuando no es el dinero lo que los mueve a mantener bajo obediencia a las personas (ellos lo llaman “cobertura”), es el deseo de sentirse importantes… es el deseo de poder, es la codicia de ocupar un lugar que no les corresponde: el lugar de Cristo.

Solamente quien escuche a Cristo –no a los pastores y demás anticristos-, tendrán potestad de ser llamados hijos de Dios, serán nacidos de “arriba”.

A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios, los cuales no son engrendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios. (Juan 1:11-13)

Ningún ser humano tiene potestad ni voluntad para hacer que otro nazca de nuevo. Ni siquiera tiene voluntad para nacer él mismo de nuevo. El único que tiene esa voluntad y poder es Dios. Cuando los jerarcas religiosos dan “toques de nuevo nacimiento”, están burlándose de Dios y suplantándolo. Recibir a Cristo es nacer de nuevo, nacer de “arriba”. Y esto solamente se produce, como ya lo vimos mediante la acción sobrenatural del Espíritu Santo que actúa cuando la persona escucha la Palabra de Dios, la acepta y la obedece. No se puede nacer de nuevo mediante el toque de un pastor ni escuchando sus predicaciones. Se nace de nuevo escuchando atentamente la Palabra de Dios.

La clave está en recibir personalmente a Cristo. El ser engendrados por Dios significa que se ha “nacido de nuevo”. Sin esta experiencia definida, nadie puede esperar nunca entrar en el reino de Dios, porque dice:

De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios
. (Juan 3:3)

El reto de responder al evangelio, recibiendo personalmente a Cristo, es respaldado por una promesa de Jesús mismo:

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo. (Apocalipsis 3:20)

Siempre se requiere de una respuesta personal, basada en la fe. Y no se puede tener fe si no se ha estado estudiando la Palabra de Dios durante un tiempo –que puede ser de horas o días, pero no de meses, según nos muestra el ejemplo bíblico-.

“Nacer de arriba” no es caerse al piso y retorcerse y babear como endemoniado cuando un predicador sopla sobre nosotros o nos toca teatralmente con su índice. Tampoco es hacer una “oración de fe” porque las palabras contenidas en este tipo de oraciones no están basadas en una respuesta originada en la fe que se produce mediante entender y obedecer la Palabra de Dios.

Tampoco se puede salvar a otras personas. Cada uno recibe su propia salvación, que depende de la respuesta ante el evangelio. Cada uno debe realizar ese acto por sí mismo.

“Nacer de arriba” es un regalo de Dios
La muerte nos llega como salario merecido; la salvación nos llega como regalo inmerecido de Dios. La gracia comienza con una operación milagrosa del Espíritu Santo dentro del corazón de cada creyente.

El resultado de esta operación se llama NACER DE NUEVO, o NACER DEL ESPÍRITU. Y esta experiencia se describe proféticamente en el Antiguo Testamento cuando el Señor dice a los israelitas:

Y os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré corazón de carne.
(Eze 36:26)

Al tener un corazón nuevo, cambiado y transformado por la acción sobrenatural del Espíritu Santo, mediante la exposición del creyente a la Palabra de Dios, se produce un cambio interior, un NUEVO NACIMIENTO, cuyos efectos son también descritos en Jeremías:

He aquí, vienen días -declara el Señor- en que haré con la casa de Israel y con la casa de Judá un nuevo pacto, (Jer 31:31)

Porque este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días -declara el Señor-. Pondré mi ley dentro de ellos, y sobre sus corazones la escribiré; y yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo. (Jer 31:33) (BLA)

Ese “nuevo pacto” prometido por el Señor, es ese pacto de la gracia mediante la fe en Jesucristo, que hoy llamamos el Nuevo Testamento.

Ese Nuevo Pacto –o Nuevo Testamento- eliminó totalmente el Viejo Pacto de la Ley con todas sus ordenanzas, sacrificios, sistemas de adoración y demás. Bajo ese Nuevo Pacto ya no tiene vigencia el diezmo, la clase sacerdotal especial, los pastores (gobernantes), los templos hechos de manos humanas, los sacrificios, los días sabáticos y demás. Todo eso quedó atrás y ahora, bajo el Nuevo Pacto, es Dios –en persona- quien conduce a cada creyente en particular y a su iglesia en general, hacia la verdad. Ya no se necesitan de pastores porque, además, ellos estaban desangrando a las ovejas del Señor, engordándose a costa de ellas y maltratándolas enseñoreándose sobre ellas sin haberse ganado ese derecho porque nunca habían muerto ni morirían por ellas.

Así, quien quiera estar guiado solamente por el Espíritu Santo, demostrará que ha nacido de nuevo:

Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. (Romanos 8:14)

Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley. (Gálatas 5:18)

Esto quiere decir que los verdaderos creyentes, los verdaderos hijos de Dios, son guiados por el Espíritu de Dios, no por líderes religiosos; eso es lo que los distingue como hijos de Dios. Y el hecho de que estén guiados por el Espíritu de Dios, significa que tales personas no están bajo la ley.

En otras palabras, la prueba de ser un verdadero hijo de Dios –uno que ha nacido de “arriba”- por la fe en Jesucristo, es que uno sea guiado por el Espíritu de Dios. Si uno es guiado por el Espíritu de Dios, entonces no está bajo la ley. Por lo tanto, es imposible ser un hijo de Dios y, al mismo tiempo, estar bajo la ley. En otras palabras, quienes están bajo ley, no son hijos de Dios. Quienes estén bajo sujeción espiritual de otros hombres, no son hijos de Dios, no han nacido de nuevo.

Y usted… ¿está dispuesto a nacer de “arriba”…?

Si la respuesta es afirmativa, tome su Biblia y empiece.



Ricardo Puentes M.
{
}
{
}

Comentarios ¿Cómo nacer de Nuevo?

ME HA GUSTADO EL COMENTARIO,PRINCIPALMENTE POR QUE ESTÁ BASADO EN LA BIBLIA.
ES UNA PENA QUE PARA LOS CATOLICOS MAYORITARIAMEN,EL NACER DE NUEVO SEA ALGO DE LO QUE NO SE HABLA.CUANDO PARA MI ES ESENCIAL SI QUEREMOS LLEGAR AL REINO DE DIOS.
NACER DE NUEVO ES LO MAS PRECIOSO A LO QUE TENEMOS QUE ASPIRAR,Y QUE SEGURO QUE SE NOS DA,PORQUE JESUS LO DICE:ESTOY A LA PUERTA Y LLAMO:"SI ALGUNO ME HABRE ENTRARÉ  A EL Y CENARÉ CON EL Y EL CENA´RA CONMIGO".
BENDITO SEAS SEÑOR QUE NO QUIERES LA MUERTE DEL PECADOR .SI NO QUE SE CONVIERTA Y VIVA
juli juli 10/11/2009 a las 10:56
ME HA GUSTADO EL COMENTARIO,PRINCIPALMENTE POR QUE ESTÁ BASADO EN LA BIBLIA.
ES UNA PENA QUE PARA LOS CATOLICOS MAYORITARIAMEN,EL NACER DE NUEVO SEA ALGO DE LO QUE NO SE HABLA.CUANDO PARA MI ES ESENCIAL SI QUEREMOS LLEGAR AL REINO DE DIOS.
NACER DE NUEVO ES LO MAS PRECIOSO A LO QUE TENEMOS QUE ASPIRAR,Y QUE SEGURO QUE SE NOS DA,PORQUE JESUS LO DICE:ESTOY A LA PUERTA Y LLAMO:"SI ALGUNO ME HABRE ENTRARÉ  A EL Y CENARÉ CON EL Y EL CENA´RA CONMIGO".
BENDITO SEAS SEÑOR QUE NO QUIERES LA MUERTE DEL PECADOR .SI NO QUE SE CONVIERTA Y VIVA
juli juli 10/11/2009 a las 10:56
LEAMOS LA PALABRA DE DIOS PARA NO DEJARNOS ENGAÑAR

JUAN  3: 3
De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de arriba, no puede ver el reino de Dios.

EL CASO DE NICODEMO ES ES INTERESANTE PERO DIFERENTE A TODOS LOS CASOS. 

EN LOS VERSICULOS ANTERIORES EL LLEGA A CONOCER A QUIENES LE SEGUIAN Y ESTO NO ERA DE FIAR DE TALES PERSONAS. MUCHOS CREYERON EN EL SEÑOR JESUS POR LOS MILAGROS

POR ESO CON NICODEMO TRATA DE LA  REGENERACION, ALLI NO HAY MILAGROS COMO MUCHOS ENSEÑAN, MUCHOS CREEN QUE PORQUE HAN SALIDO DE LAS DROGAS O EL ALCOHOL ETC. HAN SIDO REGENERADOS.

EN EL EVANGELIO DE JUAN NO HABLA DE MILAGROS, SINO DE VIDA.

 JUAN 2: 23-25

Jesús conoce a todos los hombres

 23 Estando en Jerusalén en la fiesta de la pascua, muchos creyeron en su nombre, viendo las señales que hacía.
    24 Pero Jesús mismo no se fiaba de ellos, porque conocía a todos,
    25 y no tenía necesidad de que nadie le diese testimonio del hombre, pues él sabía lo que había en el hombre.

ROMANOS  5: 12
Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.

ADAN EL PADRE DE TODA LA HUMANIDAD  INTRODUJO LA MUERTE POR MEDIO DE EL PECADO

PERO TENEMOS A UN SEGUNDO HOMBRE CRISTO, QUIEN  INTRODUJO LA VIDA POR MEDIO DE LA JUSTICIA.

ROMANOS 6: 23
Porque la paga del pecado es muerte

LA PAGA ES UNA JUSTICIA,TODO TRABAJO MERECE UNA PAGA O UNA RECOMPENSA ESTO SE LLAMA JUSTICIA.

LA MUERTE VIENE DEL PECADOY ES UN RESULTADO, PERO ACA  MENCIONA NO SOLO LA MUERTE FISICA Y LA MUERTE ETERNA, SINO  DE LA MUERTE EN LA CUAL EL HOMBRE SE ENCUENTRA ENRREDADO DIARIAMENTE.

1 JUAN 1: 8-10
8 Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.

10 Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.

ACORDEMONOS QUE EL PECADO MORA EN NOSOTROS

ROMANOS 7: 17
17 De manera que ya no soy yo quien hace aquello, sino el pecado que mora en mí.

EN EL VERSICULO 10 DE 1 DE JUAN
NOS RECALCA QUE DESPUES DE HABER SIDO REGENERADOS TODAVIA TENEMOS EL PECADO INTERNAMENTE, Y NOS MUESTRA QUE PECAMOS EXTERNAMENTE, AUNQUE NO ES NUESTRO VIVIR.

PECAMOS EN NUESTRA CONDUCTA PORQUE EL PECADO ESTA EN NUESTRA NATURALEZA, NI EL MISMO PABLO SE EXCLUYO.

LEAMOS LAPALABRA DE DIOS BIEN MIS HERMANOS
JAIME BARBOZA  SALAS JAIME BARBOZA SALAS 10/11/2009 a las 14:12

LEAMOS TODO LO QUE ESCRIBE SI ES VERDAD CON LA PALABRA DE DIOS

1 PEDRO  1: 23
23
siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre.

HABIENDO SIDO REGENERADOS, HEMOS PURIFICADOS NUESTRAS ALMAS PARA EL AMOR FRATERNAL.

LA SIMIENTE ES LA VIDA MISMA. LA PALABRA DE DIOS COMO SIMIENTE INCORRUPTIBLE.

TODA PERSONA QUE HA PURIFICADO SU ALMA NO INTRODUCE NI AUMENTA RAZONAMIENTO NI INVENTOS PORQUE ES DE SIMIENTE INCORRUPTIBLE.

CONTIENE LA VIDA DE DIOS POR TANTO ES VIVA Y PERMANENTE.

NOSOTROS FUIMOS REGENERADOS POR LAPALABRA NO POR UN MILAGRO.

ESA VIDA DE DIOS TRASMITE A NUESTRO ESPIRITU PARA QUE SEAMOS REGENERADOS
JAIME BARBOZA  SALAS JAIME BARBOZA SALAS 10/11/2009 a las 14:28
Nacer de nuevo, es poner la confianza en el testimonio de jesus, en su bautismo, en su sangre y en su espíritu. Porque tres son los que dan testimonio: el agua(su bautismo donde el se llevo todo el pecado del mundo), en su sangre(con lo que el pago lavando nuestros pecados), y su espíritu, en su muerte y resurrección, demostrando que el es la vida, para darnos vida eterna.El que lo crea sera salvo. Esta es la verdad, su redención es perfecta, los erejes son aquellos que dicen creer en jesus, y se borran el pecado todos los dias porque no creen que el borró todo el pecado del mundo. Realmente has nacido por agua y espíritu? leanlo, la pagina es: the new life missions, les aseguro que conocerán la verdad para que sean libres.
SAMUEL SAMUEL 25/12/2009 a las 14:54
Nacer de nuevo, es poner la confianza en el testimonio de jesus, en su bautismo, en su sangre y en su espíritu. Porque tres son los que dan testimonio: el agua(su bautismo donde el se llevo todo el pecado del mundo), en su sangre(con lo que el pago lavando nuestros pecados), y su espíritu, en su muerte y resurrección, demostrando que el es la vida, para darnos vida eterna.El que lo crea sera salvo. Esta es la verdad, su redención es perfecta, los erejes son aquellos que dicen creer en jesus, y se borran el pecado todos los dias porque no creen que el borró todo el pecado del mundo. Realmente has nacido por agua y espíritu? leanlo, la pagina es: the new life missions, les aseguro que conocerán la verdad para que sean libres.
SAMUEL SAMUEL 25/12/2009 a las 15:01
HOLA     SAMUEL:

LA SANGRE  NOS DA LA SALVACION PERO NO LA VIDA ETERNA.

LA PALABRA DE DIOS DICE EL QUE TIENE AL HIJO TIENE LA VIDA, AQUI ESTA ACLARANDO DE LA VIDA ETERNA.

TENER AL HIJO ES INVOCAR SU NOMBRE.

OHHH SEÑOR JESUS
JAIME BARBOZA  SALAS JAIME BARBOZA SALAS 25/12/2009 a las 23:09
[...]" style="font-weight: bold; margin-top: 3px;"> Add Topsy Retweet Button to your Blog or Web Site. WordPress  Web Sites[...]
gracias, hay algo que quisiera agregar, y es que al final cuando dices que un nacido de Dios no esta bajo la ley, se refiere con la palabra ley al pecado.
la Ley es el pecado. Ya que una persona que vive bajo la ley del pecado no es capaz de dejarlo, por lo tanto no ha nacido de Dios , porque vive bajo la ley del pecado y de la muerte. EL apóstol Pablo fue el que dijo "miserable de mi" porque vivía en el pecado bajo la ley, pero fue este mismo el que poco después nos da la clave para anular los efectos de la ley del pecado en nosotros, la cual es la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesus que nos ha librado de la ley del pecado y de la muerte.

Dios les bendiga 
Elisama Elisama 21/09/2010 a las 02:03
esa escritura esta buenicima...que Dios les bendiga..
kendry veliz kendry veliz 03/07/2011 a las 20:41
Así lo entiendo yo también. He nacido de Nuevo. Que Dios te bendiga.
Anónimo Anónimo 30/10/2011 a las 19:05
Muy bonito el estudio,la mitad es cierto la otra no es cierta.
El nacer de nuevo tiene que ver con la RESURRECCION en el dia de la segunda venida del Mesias.
Y no con un monton de versiculos, que todo el mundo usa
Anonimo Anonimo 30/12/2011 a las 07:10
Mi SEÑOR JESUCRISTO les bendiga,la palabra nos enseña como se destruyen ciertos argumentos,

creados por falsas doctrinas,como son los que creèn en la reèncarnacion,los salvos siempre salvos,

y muchos màs,la salvacion es un regalo de DIOS,pero hay que cuidarla porque se puede perder,

EL NACIMIENTO,CRECIMIENTO,FLORECIMIENTO Y FRUTO LOS HACE JESUCRISTO.GRACIAS
JORGE PALMA ILLUECA JORGE PALMA ILLUECA 06/03/2012 a las 11:52
lo narrado por ricardo esta muy bien lo que si hay que marcar que el nuevo nacimiento se produse por la gracia de DIOS una ves producido dicho acontecimiento ya no perteneses mas al mundo carnal y ni siquira podes ayudarlos como dice la escritura el abismo que separa es muy profundo y asi resucite un muerto no le aran caso y todos estos vendedores de la palabra de Dios lo unico que asen es confundir mas a las personas que buscan un consuelo.Lo que yo les diria a esas personas es que traten de peirle a DIOS que le mande el epiritu SANTO asi podran conoserlo de verdad a CRISTO como le paso a PABLO y entonces sabran lo que es realmente el REINO DE DIOS : la resurreccion de los muertos es casulmente el nuevo nacimiento lo dijo CRISTO cuando el apostol le dijo Maestro vamos a enterrar a nuestro padre y despues te seguimos y CRISTO le contesto dejad que los muerto etierren a a los muertos mi DIOS es de vivo no de muerto
perdro perdro 21/04/2012 a las 19:34
QUE ES UN CRISTIANO NACIDO DE NUEVO MICHAS PERSONAS QUIZA MILLONES CREEN SINSERAMENTE HABER NACIDO DE NUEVO  SIN EMBARGO NO COMPRENDEN EL VERDADERO SIGNIFICADO DE AQUELLAS PALABRAS DE JESUCRISTO ESTO TIENE QUE VER MUCHO CON EL REINO DE DIOS EL DIJO QUE EL REINO DE DIOS NO ERA DE ESTE MUNDO O ERA SERA DEL MUNDO DEL MANANA  SERA DE SERES INMORTALES DE LA FAMILIA DE DIOS LEEAN BIEN JUAN 3;1-16  EL REINO DE DIOS ESTA COMPUESTO DE SERES EXPIRITUALES NACEREMOS CUANDO EL VENGA EN SU 2 VENIDA Y SEREMOS COMO EL DICE COMO EL VIENTO VADIE SABE DE DONDE VIENE Y A DONDE VA ........HERMANOS ESCUDRINEMOS LA PALABRA  EL NOS MANDA HACERLO DIOS LOS BENDIGA
homarortiz cerda homarortiz cerda 26/04/2012 a las 22:59
me agrad esta palabra es sierto y dice : la iglesia de Cristo no tiene tal costumbre de contender  .

lapalabra de Dios es extensayo concuerdo con  RICARDO

BYE DIOS LES BENDIGA
lupita lupita 15/08/2012 a las 21:46
Quien nace de nuevo, ha aceptado el regalo que Dios nos a ofrecido en la cruz del calvario, mediante la muerte de mi señor Jesucristo; en otras palabras el nuevo nacimiento nos traslada de la familia de satanas a la familia de Dios.
LUIS NOCUA LUIS NOCUA 01/11/2012 a las 20:39
Referente a que la fe no viene por un pastor ......El Libro de Romanos Cap 10; v 17 dise que la fe viene por el oir y el oir por la palabra de Dios : Puede ser ., Por Un Pastor Un Evangelista un Maestro un Profeta Un Apostol Tambien por los Hermanos que predican por un joven que deja el mensaje por los que hablan la palabra ...
reimers  frank reimers frank 26/02/2013 a las 17:02

Deja tu comentario ¿Cómo nacer de Nuevo?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre