Avisar de contenido inadecuado

¿Puede una penitencia reparar sus pecados?

{
}

Capítulo 32
La Penitencia

La penitencia es otra serie de buenas obras que exige el catolicismo:

"La absolución quita el pecado, pero no remedia todos los desórdenes que el pecado causó. Liberado del pecado, el pecador debe todavía recobrar la plena salud espiritual. Por tanto, debe hacer algo más para reparar sus pecados: debe 'satisfacer' de manera apropiada o 'expiar' sus pecados. Esta satisfacción se llama también 'penitencia'" (p. 417, #1459).

 

Millones de católicos alrededor del mundo cumplen fielmente la penitencia, creyendo que Dios exige estas obras buenas para "reparar" los pecados de ellos y para restaurarlos a la "plena salud espiritual".

Sin embargo, las Escrituras revelan que esta práctica es otra tradición de hombres que contraviene la enseñanza de la Palabra de Dios y menosprecia la obra de Cristo en la cruz.

Como dijimos antes, en el Calvario Cristo pagó el precio total por nuestros pecados. Creer que es necesario hacer buenas obras para recuperar la "plena salud espiritual" es negar la Palabra de Dios. Dios hace la siguiente promesa a todos los que ponen su fe en Jesucristo:

"Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones. Pues donde hay remisión de éstos, no hay más ofrenda por el pecado".
Hebreos 10:17-18

 

Dios promete que nunca se acordará de los pecados de los verdaderos cristianos, y declara que una vez que los pecados son perdonados por medio de la fe en Cristo, no se necesita más ofrenda por el pecado. En otras palabras, no hay obra alguna que usted pueda realizar para lograr que sus pecados sean perdonados. ¡Cristo lo hizo todo!

Sin embargo, el Catecismo continúa enseñando reglamentos hechos por hombres:

"La penitencia que el confesor impone debe tener en cuenta la situación personal del penitente y buscar su bien espiritual. Debe corresponder todo lo posible a la gravedad y a la naturaleza de los pecados cometidos" (p. 417, #1460).

 

El Catecismo aun define obras buenas específicas que pueden constituir la penitencia:

"(La penitencia) puede consistir en la oración, en ofrendas, en obras de misericordia, servicios al prójimo, privaciones voluntarias, sacrificios, y sobre todo, la aceptación paciente de la cruz que debemos llevar" (p. 417, #1460).

 

Pero Dios nunca ha demandado obras buenas para perdonar nuestros pecados:

"Porque tú, Señor, eres bueno y perdonador, y grande en misericordia para con todos los que te invocan".
Salmos 86:5

 

La Biblia declara que los cristianos son justificados por medio de Jesucristo, no por buenas obras:

"Sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo... por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado".
Gálatas 2:16

 

Pablo sabía que si la justicia tuviera que ganarse mediante buenas obras, entonces Cristo habría muerto en vano:

"No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo".
Gálatas 2:21

 

El Catecismo aun extiende esta tradición al declarar que la penitencia puede ayudar a los muertos:

"La Iglesia también recomienda las limosnas, las indulgencias y las obras de penitencia en favor de los difuntos" (p. 299, #1032).

 

Como si fuesen bloques de cemento en un muro de concreto, el catolicismo continúa colocando una tradición sobre otra. Y cada una de ellas quebranta las enseñanzas de las Escrituras.

 

 

Esta doctrina católica levanta por lo menos tres preguntas más que usted tendrá que responder personalmente:

  • ¿Es coincidencia que esta doctrina bíblica mantenga a la gente en sujeción a la Iglesia Católica?
  • ¿Por qué la Iglesia Católica nuevamente desprecia a Jesucristo al afirmar que el sacrificio que El hizo no es suficiente, y que los católicos deben añadir su propio sacrificio para pagar por los pecados?
  • Por último, y lo más importante, ¿a cuál seguirá usted: las tradiciones de hombres, o la Palabra de Dios?
      "Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley".
      Romanos 3:28

Tres preguntas 

Capítulo 32


La Penitencia

La penitencia es otra serie de buenas obras que exige el catolicismo:

"La absolución quita el pecado, pero no remedia todos los desórdenes que el pecado causó. Liberado del pecado, el pecador debe todavía recobrar la plena salud espiritual. Por tanto, debe hacer algo más para reparar sus pecados: debe 'satisfacer' de manera apropiada o 'expiar' sus pecados. Esta satisfacción se llama también 'penitencia'" (p. 417, #1459).

 

Millones de católicos alrededor del mundo cumplen fielmente la penitencia, creyendo que Dios exige estas obras buenas para "reparar" los pecados de ellos y para restaurarlos a la "plena salud espiritual".

Sin embargo, las Escrituras revelan que esta práctica es otra tradición de hombres que contraviene la enseñanza de la Palabra de Dios y menosprecia la obra de Cristo en la cruz.

Como dijimos antes, en el Calvario Cristo pagó el precio total por nuestros pecados. Creer que es necesario hacer buenas obras para recuperar la "plena salud espiritual" es negar la Palabra de Dios. Dios hace la siguiente promesa a todos los que ponen su fe en Jesucristo:

"Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones. Pues donde hay remisión de éstos, no hay más ofrenda por el pecado".
Hebreos 10:17-18

 

Dios promete que nunca se acordará de los pecados de los verdaderos cristianos, y declara que una vez que los pecados son perdonados por medio de la fe en Cristo, no se necesita más ofrenda por el pecado. En otras palabras, no hay obra alguna que usted pueda realizar para lograr que sus pecados sean perdonados. ¡Cristo lo hizo todo!

Sin embargo, el Catecismo continúa enseñando reglamentos hechos por hombres:

"La penitencia que el confesor impone debe tener en cuenta la situación personal del penitente y buscar su bien espiritual. Debe corresponder todo lo posible a la gravedad y a la naturaleza de los pecados cometidos" (p. 417, #1460).

 

El Catecismo aun define obras buenas específicas que pueden constituir la penitencia:

"(La penitencia) puede consistir en la oración, en ofrendas, en obras de misericordia, servicios al prójimo, privaciones voluntarias, sacrificios, y sobre todo, la aceptación paciente de la cruz que debemos llevar" (p. 417, #1460).

 

Pero Dios nunca ha demandado obras buenas para perdonar nuestros pecados:

"Porque tú, Señor, eres bueno y perdonador, y grande en misericordia para con todos los que te invocan".
Salmos 86:5

 

La Biblia declara que los cristianos son justificados por medio de Jesucristo, no por buenas obras:

"Sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo... por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado".
Gálatas 2:16

 

Pablo sabía que si la justicia tuviera que ganarse mediante buenas obras, entonces Cristo habría muerto en vano:

"No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo".
Gálatas 2:21

 

El Catecismo aun extiende esta tradición al declarar que la penitencia puede ayudar a los muertos:

"La Iglesia también recomienda las limosnas, las indulgencias y las obras de penitencia en favor de los difuntos" (p. 299, #1032).

 

Como si fuesen bloques de cemento en un muro de concreto, el catolicismo continúa colocando una tradición sobre otra. Y cada una de ellas quebranta las enseñanzas de las Escrituras.

 

Esta doctrina católica levanta por lo menos tres preguntas más que usted tendrá que responder personalmente:

  • ¿Es coincidencia que esta doctrina bíblica mantenga a la gente en sujeción a la Iglesia Católica?
  • ¿Por qué la Iglesia Católica nuevamente desprecia a Jesucristo al afirmar que el sacrificio que El hizo no es suficiente, y que los católicos deben añadir su propio sacrificio para pagar por los pecados?
  • Por último, y lo más importante, ¿a cuál seguirá usted: las tradiciones de hombres, o la Palabra de Dios?
      "Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley".
      Romanos 3:28

Tres preguntas
{
}
{
}

Comentarios ¿Puede una penitencia reparar sus pecados?

en verdad en la vida hay muchos misterios,jesus pago por nuestros pecados, pero tambien dijo,con la misma vara que midas seras medido, para mi eso quiere decir, que mientras mas grave sea el pecado cometido, mayor es la reprension y el castigo que dios le pueda dar al pecador y luego de esto el mismo dios podria traer paz al transgresor.
julio hernandez julio hernandez 10/03/2011 a las 09:37

Deja tu comentario ¿Puede una penitencia reparar sus pecados?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre