Avisar de contenido inadecuado

Pueblo de Dios¡Apártense del engaño¡

{
}

 

Vistia su Blog

 

 

Por EL Dr. Javier Rivas Martínez (MD)

Es de suma y vital importancia advertir en forma constante en nuestros escritos a un Pueblo de Dios que busca con  sinceridad someterse a los Estatutos Divinos pero que por infortunios circunstanciales ha caído en las mortales trampas del Engaño Religioso que en gran parte proviene de los inmundos líderes de la Teología de la Prosperidad que se caracteriza  en la obtención de riquezas materiales a costa de los creyentes ingenuos que son pusilánimes en las Escrituras (2 P. cap. 2).

 

Las iglesias hogaño están más preocupadas por las cosas materiales que un día desparecerán (Mt. 24:35; 2 Co. 4:18), apasionadas por seguir a los pastores desamorados y egoístas que al Buen Dios que quiere salvarlos, desplazando atrás  de la "fila del olvido"  las verdades espirituales que conducen más allá de los límites de la palpable gloria del mundo y que se perderá cuando el Reinado Teocrático de Cristo sea hecho manifiesto en la dimensión terrenal. El hombre que no es espiritual (1 Co.1:18, 2:14), jamás comprenderá los Santos Propósitos  de Dios para la humanidad,  aún si pertenece a una "equis" congregación que se denomine como cristiana, por lo que no queda excluido de juicio y  condenación como por "arte de magia" por el simple hecho de pertenecer a una de ellas, sobre todo, si se le ha enseñado dogmas o doctrinas que son "dislocadas y esplendorosas" y "celestialmente demoníacas", frecuente ver esto hoy en un tremendo número de iglesias que se dicen "amar Dios" y a "Cristo" pero que en realidad consienten tanta perversidad y error desmedido.

 

En la actualidad, estas iglesias que profesan ser cristianas, están cien por ciento "acompadradas" y "amigadas"  con el mundo y sus estilos, y el que «se hace amigo del mundo se ha constituido enemigo de Dios», según la Palabra de Dios (Stg. 4:4). Aunque para muchos esto no es perceptible por su eminente sutileza, el triunfo del engaño consiste en la "salpicadura" o "barnizada espiritual" que se le ha dado a las modos del mundo para ser aceptados como si proviniesen del Tercer Cielo  por los potenciales creyentes de las iglesias supuestamente de Cristo. Así, la música en sus diferentes variedades y por demás  mundana, el teatro, el cine de Hollywood, la danza moderna y los actos de circo  (con "payasos", "magos" y "maromeros" "santificados" e improvisados), son formas que se han introducido y mezclado en el ámbito cristiano, "un monstruo herético y grotesco",  muy atractivo y sensual por su esencia secular para alcanzar con "éxito" a quienes están "perdidos", y que seguirán "perdidos y condenados"  por  estas y muchas más artimañas semejantes que únicamente sirven para llenar los templos de gentes manipulables a manera de "monos", a las que no se les ha mostrado nunca  el «sufrir la sana doctrina» (2 Tim. 4:3),  pero sí se les ha presentado  un "dios" capaz de resolverles cada uno de sus diversos  problemas, leves, moderados o severos,  que todas las personas, sin ninguna excepción,  tenemos que enfrentar ineluctablemente, mientras moremos en este vil y oscuro planeta que cada día está peor por el pecado; problemas,  que muchos no podrán solucionarse jamás.

 

Con seriedad y carga,  hemos hablado de este asunto sin cansancio e inquietud, una y otra vez, y lo haremos mientras respiro  tengamos, porque las vidas espirituales de millones se encuentran comprometidas «en un no muy convenientemente estado» que podría repercutir de manera sombría por toda la eternidad.                                                                                                                  

 

Nuestra finalidad, es que los ciegos engañados  abran los ojos y caminen rectamente por la vereda salvadora de Dios y de su Cristo. El Engaño Religioso que advirtió el Señor (Mt.24:4, 11), es «la señal principal y más importante» que anuncia el pronto  Armagedón y el Juicio de las Naciones de la Tierra y cuyo decisivo Juez será el Airado Hijo de Dios cuando se siente en su Trono de Gloria para juzgar a los hombres incrédulos  y rebeldes (Mt.25:31-32), casi ha llegado a su clímax. Mucho de este Engaño Religioso lo vemos justamente en las iglesias pentecostalistas carismáticas. El Nuevo Testamento advierte con certeza «que en los últimos tiempos vendrían tiempos peligrosos y que habría  hombres amadores de sí mismos, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, implacables, crueles, aborrecedores de Dios. Amadores más de deleites que de Dios, y que tendrían apariencia de piedad pero negarían su eficacia» (2 Tim.3:1-5). A los Modernos Maestros de la Prosperidad les ha quedado "como anillo al dedo" estos «hórridos y abominables calificativos» que fueron declarados  por el apóstol Pablo hace tiempo atrás. Sin exagerar, para ellos iban dirigidos. Hombres inmisericordes, profanos y ladrones,  unos hipócritas que se ajustan en la cara, a la medida exacta, "espumosas y etéreas  máscaras de piedad y amor" y que no se tientan  el corazón para robarles  el dinero a los desapercibidos  y raquíticos Escriturarles a quienes les han puesto "las riendas en las comisuras" para dominarlos y "jalarlos" a sus anchas conveniencias, despojándolos  con amenazas y advertencias que se sustentan en una Palabra de Dios mañosamente tergiversada.      

 

Carlos "Cash" Luna, un perfecto marrullero de "siete suelas",  líder y fanático "espiritual" de las filas pentecostalistas, «amador de las riquezas y de los deleites más que de Dios», es un promotor osado y convincente de las riquezas terrenales y de la seglar «Doctrina de la Psicología Motivacional» que es una daga afilada que parte y condena los corazones de los creyentes sinceros pero embaucados. Un hipnotizador diestro y egocéntrico  del "mundillo" religioso cristianizado. Miremos algunos de sus tenaces y peligrosos comentarios que parten de un pensar que es injuriosamente blasfemo y Anti- Dios:

 

«Las personas que han logrado el éxito en la vida, no es gente con suerte, son personas que luchan por un sueño.

 

Dr. Cash E. Luna.

 

En primer lugar, "Cash" Luna instiga a la búsqueda del "éxito en la vida" (¿?), y como sabemos, el tener "éxito  en la vida" se traduce únicamente en las ganancias materiales  y no en las espirituales que han emanado del corazón del Dios Santo. Cash Luna no es específico ni concreto en el asunto del "éxito en la vida", dejando mucho que desear en su nublado e incompleto comentario, y de manera muy notable, insostenible bíblicamente.

 

Aquí, la palabra «personas» que utiliza  "Cash" tiene un significado «universal», y es aplicada  por él  como «un todo», es decir, "Cash" no hace ninguna  diferenciación  entre «personas» mundanas  ni cristianas. Esta álgida fatalidad antibíblica sugiere en el pensar de los creyentes que en base a un esfuerzo humano (se concibe así, porque "Cash" no respalda otra cosa por medio de las  Escrituras, ni siquiera la menciona) podrán  lograr materializar sus "sueños", que son los mismos "anhelos" o "deseos" que los individuos  extraños a las Ordenanzas Divinas experimentan con naturalidad. Es una pretensión de "Cash" Luna que no compagina con el carácter de Dios por ser definidamente humana.

 

Este clase de insanos sincretismos son característicos de los Maestros de las Avaricias como "Cash" Luna, Benny Hinn, César Castellanos del G 12 y de otras más "sanguijuelas gordas, repugnantes y negras" que están "regadas" como "arroz" por doquiera y que  "chupan sangre y arrean yuntas de bueyes, de mulas y de asnos" en la congregaciones de falso cristianismo. «Un buen hombre de Dios que apacenta ovejas» es conciso, preciso, claro y directo en sus comentarios y prédicas que se fundamentan con solidez en las Escrituras. El Siervo de Dios no deberá ser confuso, ni ambiguo, ni dejar  "medios parches", ni "medias tientas". 

 

El concepto de  "sueño" que maneja "Cash", no es bíblico sino espurio. La Biblia jamás menciona o comenta que debemos de esforzarnos para el logro o para el  alcance de un "sueño" o un "ideal" que es material, cualquiera que sea.  Si esta forma es adversa innegablemente a la Biblia, ¿por qué debemos aceptarla y practicarla como cristianos? ¿Acaso la Biblia ha cambiado? "Cash", en su comentario, lo sugiere con mordaz descaro («Al buen entendedor, pocas palabras»).

 

Nosotros no tenemos que luchar  para que nuestros "sueños" o "deseos" materiales se "hagan una hermosa realidad", pero sí debemos de luchar  para sujetarnos a  los Designios Divinos, cueste lo que cueste, porque nos han de llevar un día, si perseveramos en ellos, a la culminación de la salvación que se efectuará  en el Reino Venidero de Cristo en la Tierra en el Tiempo Postrero (1 P. 1:5), a pesar de las aflicciones y de las batallas más desgastantes y frecuentes  que nos ocasionan desánimo para desistir hacia la «meta suprema», al «premio del supremo llamamiento» (Fil. 3:12-16).

 

«El Canon Sagrado» es objetivamente espiritual y no material (Mt.6:33). Lo que el hombre necesita  para un andar justo con Dios en este mundo retorcido por la maldad y sin contaminarse de su impiedad  lo encontrará allí y no en otra parte. El "sueño" o "ideal" al que se refiere "Cash" es un  producto neto de la condición humana como también son las deducciones mentales sin fundamento bíblico, como lo son también  las "corazonadas" y que tantas veces  son erradas ("yo creo que. . . "), como lo son además los teoremas y sofismos  filosóficos y la sabiduría del mundo en sus más variadas índoles. El "sueño" al que Carlos Luna se refiere, indudablemente (que no tiene que ver para nada con los sueños o visiones de carácter profético, especifico y asiento con claridad, porque no faltan los necios e ignorantes que quieran "justificarse" en un concepto mal empleado), es un exhalo del estado humano  caído y aberrado que no se ciñen a la Voluntad de Dios.

 

Dios nos ordena, sin darnos otra alternativa u opción,  porque el es Dios Soberano y Perfecto y no un "saraguato con mecate" al que se le puede manipular, a esforzarnos principalmente en  buscar de su Palabra para hacer su Voluntad que es espiritual y adversa a los principios vanos del mundo, para entender sus propósitos más importantes que están centrados en el futuro Gobierno de Cristo en la Tierra y no en la obtención de aquellos  «bienes materiales» que los sistemas del mundo ofrecen y que son una tentadora atracción para el hombre convertido y que pueden destruirlo para siempre. Los Maestros de las Avaricias condicionan y controlan el pensar de los creyentes  para que se inclinen en primer lugar en lo que es  material e intrascendente, pero lo que es eterno y bendito, que es infinitamente mejor,  es arrojado con gran fuerza al "desierto del desinterés y de la apatía", mejor dicho, del  "pleno olvido", muy a menudo visto esto en las  congregaciones  pseudo cristianas en las que se utiliza la "técnica impura" para el "lavado de cerebros" dando como resultado una ganancia desorbitante de dinero.

 

Pablo escribe enfáticamente en contra de los líderes religiosos y abusivos y anima a Timoteo a apartarse de ellos, tal como se debería de hacer en estos tiempos también, pero que resulta muy difícil desprenderse por la  gran veneración («endiosamiento») que se les ha otorgado a  las "cabezas espirituales" que tiranizan las congregaciones, mucho más amados y admirados que al mismo Dios Bendito:

 

«. . . que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales» (1 Tim.6:5b).

 

Nuestra mirada, si somos fieles creyentes al  Dios y  Señor, deberá estar siempre en Cristo que nos ofrece salvación y el Reino Escatológico que está próximo a manifestarse. Éste fue el punto principal de la predicación del Señor Jesucristo en su ministerio y de sus apóstoles; jamás se centraron en las cosas vanas e imperdurables, ni instigaron ni sugirieron nunca  en el  "éxito en vida", el cual  pasará con todas sus cómodas banalidades y con sus lujos que engañan la mente como lo hace un espejismo en el desierto. El "éxito  en la vida", es el platillo principal de "Cash" Luna brindado en sus presentaciones y que "mixturea con textos bíblicos"  con "genial arte renacentista" para atrapar a los ineptos "peces", sin importarle sin son "flacos" o "gordos" que "mientras suelten coras y billetes, todo está bien". "Cash" maneja la Biblia con gran prestidigitación y mentira para atiborrarse  de ganancias deshonestas.  

En los encuentros de Carlos Luna, no se predica otra cosa más que de "bendiciones y prosperidad  terrenas" siendo el  mensaje verdadero del Reino de Dios oculto para la horda de ignorantes y fatídicos creyentes (que también son culpables por hacer más caso al hombre  que el propio Dios) que hacen acto de presencia en cada evento de "infernal  noche de gloria" y que  solo se interesan en  sensacionalismos de los falsos  milagrosos y sanidades y en en las místicas y paganas  prédicas  que los hacen exclamar con emoción elevada: "¡gloria a dios!" (con minúsculas).

 

El momento ha llegado, y las profecías que hablan del Engaño Religioso (Mr. 13:5, 6) y de la Apostasía Última están (1 Tim 4:1; 2 Ts. 2:3), no por empezar, sino para cumplirse ya en su totalidad. Cristo está muy cerca de descender del Cielo en grande Ira (Is.2:10; Ap.6:16-17) y en Poder (Lc.21:27); desafortunadamente, la mayoría de los que profesan la fe cristiana, inadecuadamente, no están preparados para recibir al Rey que los apartará con desprecio a la izquierda si no recapacitan a tiempo de su maldad (Mt. 25:32-34). Cristo salvará en su Segunda Venida lo que es suyo y conocido únicamente y regirá el mundo con Paz y Dicha Sempiterna (Is.9:7; cap 11; Ap. 20:4-6).

 

Carlos Luna se ha olvidado que dentro del cristianismo genuino  hay que pagar un «precio» demasiado alto, si es que un día  anhela ver la radiante Faz de Cristo en el Reino de Dios que se instalará en la Tierra, de la manera que lo pagaron los apóstoles del Señor, los santos mártires que en todas las épocas han existido y que  le han servido con justicia al Dios y Creador Bendito, a pesar de la escasez y las tribulaciones que han tenido que soportar, a pesar de la burla y el vituperio, de la persecución y del rechazo, sin importarles morir, ya que saben que vivirán por el Señor cuando sean levantados de entre los muertos (1 Co. cap. 15).

 

A modo de reflexión les dejo estos versículos para que mediten en ellos y corroboren la certidumbre del escrito de un servidor. En el Amor del Señor, le ruego que lea todos los textos y los analice cómo nunca lo ha hecho mi hermano:

 

« ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez o peligro, o espada?» (Ro.8:35).

 

«. . . no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas» (2 Co. 4:18).

 

«Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que, no es extrañó si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras»  (2 Co. 11: 13-15).

 

«. . . en trabajo y fatiga, en muchos desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frió y en desnudez; y además de otras cosas, lo que sobre mí se agolpa cada día, la preocupación de todas as iglesias» (2 Co. 11:27-28).

«. . . y fui descolgado del muro en un canasto por una ventana, y escape de sus manos» (2 Co. 11:33).

«Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados? Mas espero que conoceréis que nosotros no estamos reprobados» (2 Co. 13:5-6).   

 

«. . . para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles (El Futuro Reino de Dios en la Tierra), a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu» (Ga. 3:14).

 

«Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa (Del Reino de Dios Escatológico y Terrenal: Ga. 3:29)».

 

«Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de sus mentes, teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón. . . » (Ef. 4:17-18).

 

«En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre (que le gusta el "éxito de la vida"), que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente» (Ef. 4:22-23).

«Porque sabéis esto, que ningún fornicario o inmundo, o avaro, que es idólatra, tienen herencia en el reino de Cristo y de Dios» (Ef.5:5).

«Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo (ojo hermanos, ojo), y lo tengo por basura, para ganar a Cristo» (Fil. 3:8).

«No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación (Ef. 4:11).

«Sé vivir humildemente, y se tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad» (Ideal para "Cash" Luna; ojalá que le sirva el presente  texto para sacudirse la "polilla herética". Fil. 4:12).

«Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra» (Col. 3:1-2).

«Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres» (Col.3:23).

 

. . . y que procuréis tener tranquilidad, y ocuparos en vuestro negocio, y trabajar con vuestras manos de la manera que os hemos mandado, a fin de que os conduzcáis honradamente para con los de afuera, y no tengáis necesidad de nada» ("Cash" necesita trabajar con lo que sabe hacer, y no robar con lo que no debe hacer. 1 Ts.4:11-12).

 

«. . . porque raíz de todos los males es amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores» (1 Tim. 4:10).

 

«Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo. Ninguno que milita se enreda con los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado» (2 Tim. 2:3-4).

 

«. . . mas los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados» (2 Tim. 3:13).

 

«Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír (lo que les gusta), se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán a la verdad el oído y se volverán a las fábulas» (2 Tim. 4:3-4).

 

«Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras (la Teología de la Prosperidad), y aun negarán al Señor (con un falso cristianismo) que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. Y muchos seguirán sus disoluciones  (se refiere a los creyentes timados), por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas (Hermanos: ¡cómo los han engañado en verdad!).           Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme» (2 P. 2:1-3). 

Por último:

«El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte» (Ap. 2:11).

 

Amén

{
}
{
}

Deja tu comentario Pueblo de Dios¡Apártense del engaño¡

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre