Avisar de contenido inadecuado

¿Pueden los santos católicos interceder por las almas?

{
}

Capítulo 24
La Oración a los Santos

 

El Catecismo exhorta a los católicos a orar a quienes, debido a sus buenas obras, han sido declarados "santos" por la iglesia:

"Los testigos que nos han precedido en el Reino, especialmente los que la Iglesia reconoce como 'santos', participan en la tradición viva de la oración, por el testimonio de sus vidas... Contemplan a Dios, lo alaban y no dejan de cuidar de aquellos que han quedado en la tierra... Su intercesión es su más alto servicio al plan de Dios. Podemos y debemos rogarles que intercedan por nosotros y por el mundo entero" (p. 732, #2683; véase también pp. 277-278, #956).

 

Debemos comenzar este capítulo definiendo el término "santo". El catolicismo enseña que un santo es una persona que pertenece a un grupo selecto y reducido, a quien, por sus buenas obras durante su vida, se le declara santa después de su muerte:

"Al canonizar a ciertos fieles, es decir, al proclamar solemnemente que esos fieles han practicado heroicamente las virtudes y han vivido en la fidelidad a la gracia de Dios, la Iglesia reconoce el poder del Espíritu de santidad, que está en ella, y sostiene la esperanza de los fieles proponiendo a los santos como modelos e intercesores" (p. 244, #828).

 

De acuerdo con las Escrituras, sin embargo, todo aquel que nace de nuevo por fe en Cristo, es santo. Pablo escribió a los santos (cristianos) de Roma:

"A todos los que estáis en Roma, amados de Dios, llamados a ser santos: Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo".
Romanos 1:7

 

Muchos otros versículos expresan la misma verdad:

"A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, me fue dada esta gracia de anunciar entre los gentiles el evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo".
Efesios 3:8

 

"He aquí, vino el Señor con sus santas decenas de millares".
Judas 14

 

"Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo".
Efesios 4:11-12

 

(Véase también Hechos 9:13, 32, 41; 26:10; Romanos 8:27; 12:13; 15:25-26, 31; 16:2, 15; 1 Corintios 6:1; 2 Corintios 1:1; Efesios 1:1, y muchos otros versículos del Nuevo Testamento).

 

 

En resumen, esto es lo que sucedió. El catolicismo descartó la definición bíblica de "santo" y creó una nueva. Luego, instruyó a sus miembros que dirigieran sus oraciones a estos "santos" no bíblicos.

La pregunta es, ¿por qué tienen que orar a otra persona, cuando el Dios del universo está en el cielo esperando oír oraciones para darles respuesta?

 

 

Supuestamente los llamados "santos" interceden ante el Padre por nosotros. Pero ya hemos visto que Jesucristo es nuestro único intercesor. Por tanto, sugerir lo contrario es sólo una tradición de hombres. Veamos otra cita interesante del Catecismo respecto a los santos:

"En efecto, así como la unión entre los cristianos todavía en camino nos lleva más cerca de Cristo, así la comunión con los santos nos une a Cristo" (p. 278, #957).

 

Según la Iglesia Católica, orar a los santos acerca a las personas a Cristo. Sin embargo, usted tampoco encontrará esta doctrina en la Biblia. Es otra tradición de hombres que ni Jesús ni la Biblia han en-señado jamás.

De hecho, la práctica de tener comunión con los muertos se asemeja peligrosamente a la nigromancia, otra práctica severamente condenada en la Biblia (véase Deuteronomio 18:10-12).

 

 

La pregunta que usted debe responder aquí es: ¿Por qué la Iglesia Católica prefiere que sus miembros oren a personas muertas, en vez de dirigirse al Dios vivo y omnipotente que contesta las oraciones?

Tenga en cuenta que si estas tradiciones de hombres no son verdad, entonces todas las oraciones que usted pueda dirigir a los "santos" son sólo palabras inútiles.

Si usted ora a Dios, sin embargo, puede reclamar muchas promesas bíblicas maravillosas:

"Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro".
Hebreos 4:16

 

Conclusión

 

¿Son intercesores los "santos"?

 

¿Por qué necesitan esta doctrina? 

Capítulo 24


 

 

El Catecismo exhorta a los católicos a orar a quienes, debido a sus buenas obras, han sido declarados "santos" por la iglesia:

"Los testigos que nos han precedido en el Reino, especialmente los que la Iglesia reconoce como 'santos', participan en la tradición viva de la oración, por el testimonio de sus vidas... Contemplan a Dios, lo alaban y no dejan de cuidar de aquellos que han quedado en la tierra... Su intercesión es su más alto servicio al plan de Dios. Podemos y debemos rogarles que intercedan por nosotros y por el mundo entero" (p. 732, #2683; véase también pp. 277-278, #956).

 

Debemos comenzar este capítulo definiendo el término "santo". El catolicismo enseña que un santo es una persona que pertenece a un grupo selecto y reducido, a quien, por sus buenas obras durante su vida, se le declara santa después de su muerte:

"Al canonizar a ciertos fieles, es decir, al proclamar solemnemente que esos fieles han practicado heroicamente las virtudes y han vivido en la fidelidad a la gracia de Dios, la Iglesia reconoce el poder del Espíritu de santidad, que está en ella, y sostiene la esperanza de los fieles proponiendo a los santos como modelos e intercesores" (p. 244, #828).

 

De acuerdo con las Escrituras, sin embargo, todo aquel que nace de nuevo por fe en Cristo, es santo. Pablo escribió a los santos (cristianos) de Roma:

"A todos los que estáis en Roma, amados de Dios, llamados a ser santos: Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo".
Romanos 1:7

 

Muchos otros versículos expresan la misma verdad:

"A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, me fue dada esta gracia de anunciar entre los gentiles el evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo".
Efesios 3:8

 

"He aquí, vino el Señor con sus santas decenas de millares".
Judas 14

 

"Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo".
Efesios 4:11-12

 

(Véase también Hechos 9:13, 32, 41; 26:10; Romanos 8:27; 12:13; 15:25-26, 31; 16:2, 15; 1 Corintios 6:1; 2 Corintios 1:1; Efesios 1:1, y muchos otros versículos del Nuevo Testamento).

 

En resumen, esto es lo que sucedió. El catolicismo descartó la definición bíblica de "santo" y creó una nueva. Luego, instruyó a sus miembros que dirigieran sus oraciones a estos "santos" no bíblicos.

La pregunta es, ¿por qué tienen que orar a otra persona, cuando el Dios del universo está en el cielo esperando oír oraciones para darles respuesta?

 

Supuestamente los llamados "santos" interceden ante el Padre por nosotros. Pero ya hemos visto que Jesucristo es nuestro único intercesor. Por tanto, sugerir lo contrario es sólo una tradición de hombres. Veamos otra cita interesante del Catecismo respecto a los santos:

"En efecto, así como la unión entre los cristianos todavía en camino nos lleva más cerca de Cristo, así la comunión con los santos nos une a Cristo" (p. 278, #957).

 

Según la Iglesia Católica, orar a los santos acerca a las personas a Cristo. Sin embargo, usted tampoco encontrará esta doctrina en la Biblia. Es otra tradición de hombres que ni Jesús ni la Biblia han en-señado jamás.

De hecho, la práctica de tener comunión con los muertos se asemeja peligrosamente a la nigromancia, otra práctica severamente condenada en la Biblia (véase Deuteronomio 18:10-12).

 

La pregunta que usted debe responder aquí es: ¿Por qué la Iglesia Católica prefiere que sus miembros oren a personas muertas, en vez de dirigirse al Dios vivo y omnipotente que contesta las oraciones?

Tenga en cuenta que si estas tradiciones de hombres no son verdad, entonces todas las oraciones que usted pueda dirigir a los "santos" son sólo palabras inútiles.

Si usted ora a Dios, sin embargo, puede reclamar muchas promesas bíblicas maravillosas:

"Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro".
Hebreos 4:16

Conclusión

¿Son intercesores los "santos"?

¿Por qué necesitan esta doctrina?

La Oración a los Santos

{
}
{
}

Comentarios ¿Pueden los santos católicos interceder por las almas?

Excelente artículo!
Josue Josue 01/05/2011 a las 07:18
Dice la Escritura:mas vale perro vivo que leon muerto, porque los vivos sabemos que vamos a morir, pero los muertos nada saben, tambien su amor, su odio, terminaron ya. Y nunca mas tendran nada que ver, con lo que se hace bajo el el sol, o sea aqui en la tierra (Ecl 9.5).

Mientras estemos vivos, podemos orar al Padre Celestial en el nombre de Jesus, los unos por los otros, eso lo dice la Biblia, pero no podemos hacer nada por los muertos, ni los muertos por nosotros, ya que estan  inconcientes, hasta la final trompeta, porque se tocara la trompeta de Dios y los muertos en Cristo resucitaran primero. (1 tes 4.16). Bienaventurado y SANTO, los que tengan parte de la primera resurrreccion (Apoc 20.6), de esta tendran parte: Maria, los apostoles, profetas y todos los que han aceptado a Jesucristo como su señor y salvador, y se han negado asi mismo tomando su cruz y lo han seguido y obedecido su Palabra. Amen.

Entonces, no han engañado todo el tiempo enseñandonos que estan en el cielo intercediendo por nosotros. FALSO DE TODA FALSEDAD. 
Carlos de Colombia Carlos de Colombia 12/07/2012 a las 16:36
creo que eso es falso xq nadie intercede x nosotros mas que Cristo y eso es claro en la biblia eso es invento de los hombres cada persona al morir  ya no tiene mas quien interceda x el  lo que le queda es esperar el juicio de Dios..xq les cuesta creer esto a las gente sera xq no leen bien la biblia?o hacen los tontos..lean , lean xfavor.. no sean ignorantes.si Jesucristo es el unico que salva y intercede x nosotros.
ISAAC ISAAC 12/07/2012 a las 20:26

Deja tu comentario ¿Pueden los santos católicos interceder por las almas?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre