Avisar de contenido inadecuado

La sucesión Apostólica.

{
}

 

La Sucesión Apostólica

Muchos católicos dan por un hecho que la Iglesia Romana es la única y verdadera Iglesia de Jesucristo. Los obispos católicos son ordenados por los que han sido obispos antes que ellos, etcétera, tal como se hacía en el pasado en la iglesia apostólica. Esta "sucesión apostólica" les confirma que su religión es verdad.

Por lo tanto no ven la necesidad de verificar que su creencia sea bíblica. Para ellos, "La Iglesia enseña..." es la última autoridad y el fin de toda controversia. De hecho, consideran imposible comprobar la enseñanza de sus obispos puesto que la tarea de la "interpretación auténtica" de la Palabra de Dios se confía solamente a esas autoridades máximas "magisterium" y no a creyentes ordinarios.

¿Pero si no iba a ser posible que los discípulos de Cristo comprueben si sus líderes son ministros fieles de Dios o no, por qué el Señor nos advirtió sobre falsos maestros? "guárdese de los falsos profetas, que vienen a ustedes vestidos de oveja, pero por dentro son lobos rapaces" (Mateo 7:15). La advertencia de Cristo implica que los discípulos ordinarios pueden conocer e identificar falsos maestros. Él incluso nos dice cómo identificarlos: "Por sus frutos los conoceréis " - Un maestro es reconocido por su enseñanza.

Habría sido conveniente si pudiéramos descansar en el simple hecho de comprobar el certificado de la ordenación de nuestro obispo. Pero "cuidado", la Biblia nos advierte que hay muchos falsos maestros dentro de las iglesias de Cristo. El apóstol Pablo advirtió a los ancianos de la iglesia de Efeso: "por que yo sé que después de mi partida, entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablarán cosas perversas para arrastrar tras sí a los discipulos "(Hechos 20:29, 30).

Algunos lobos entran de fuera de la iglesia; otros se presentan entre ministros respetados dentro de la misma iglesia. ¡"también de entre ustedes mismos" - es decir, de entre los ancianos de la iglesia que fueron ordenados apropiadamente y fueron reconocidos verdaderos obispos - algunos de ellos eran impostores! Su "sucesión apostólica" no es ninguna salvaguardia para la iglesia; simplemente hace su engaño aún más difícil de ser expuesto.

Cada maestro y cada sistema debe ser medido por el evangelio - Está dicha enseñanza de acuerdo con el mensaje apostólico? Si decimos que sí, el maestro es genuino; si no, él no es un mensajero fiel de Dios, independientemente de sus credenciales, reputación y renombre. El apóstol Pablo manda a los discípulos en las iglesias en Galacia cómo probar a los maestros que vinieron de adentro, es decir de entre ellos mismos: "... hay algunos que quieren perturbarlos y desean pervertir el evangelio de Cristo. Pero incluso si nosotros, o un ángel del cielo, predicamos cualquier otro evangelio qué el que hemos predicado a ustedes, sea anatema "(Gálatas 1:7-9).

¿Estaban ellos enseñando el mismo evangelio predicado originalmente por el apóstol Pablo? No, habían torcido el mensaje, por lo tanto eran falsos maestros. Incluso si el apóstol mismo hubiera cambiado de parecer y hubiera comenzado a enseñar otro evangelio, él debía ser rechazado también. ¡Los cristianos deben rechazar a cualquiera, quienquiera que él pueda ser, incluso un ángel del cielo, si el mensaje difiere con la fe dada una vez a la iglesia! El evangelio es uno e inmutable; el evangelio es el último estándar. "como antes hemos dicho, también ahora repito, si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema." (Gálatas 1:9)

Es irrelevante si los predecesores de los obispos católicos modernos eran verdaderos y fieles ministros de Dios. Lo que realmente importa es lo que están enseñando hoy. ¿Mantienen los líderes católicos contemporáneos el mensaje apostólico original? ¿Es posible que después de todos estos siglos su mensaje se haya desviado de la verdad original?

No cierre sus ojos asumiendo que no pueden ser engañados. Su destino eterno está en juego. ¿Está usted dispuesto a comparar el catolicismo romano con el evangelio apostólico registrado en las Inspiradas Escrituras? ¿Está usted dispuesto a ir a adonde la Palabra de Dios lo guie?

{
}
{
}

Deja tu comentario La sucesión Apostólica.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre