Avisar de contenido inadecuado

El surgimiento de la Ley.

{
}

Biblia : Hombre con la Biblia Foto de archivo

Lección No. 2

Tema: Surgimiento de la ley

Desde el inicio de la iglesia cristiana hay una pregunta que ha inquietado a muchos: ¿Está el cristiano bajo la ley? Esto no debería ser así debido a que la Biblia en su inspiración del Espíritu Santo es tan clara, en su respuesta que el creyente  no está bajo la ley sino bajo la gracia.

Deberíamos suponer, que ante tanta claridad de la exposición bíblica el ser humano daría como un hecho que su salvación es obrada por la gracia de Dios; sin embargo, no nos sorprenda ver en la mayoría de los casos como el orgulloso corazón humano muchas veces rechaza esa gracia, y en lugar de ello trata de obtener la salvación a través de sus propios méritos y buenas obras. Es eso precisamente lo que el enemigo de las almas, Satanás, quiere que hagamos: Que seamos "devotos y buenos" religiosos, que seamos moralmente "buenos", que luchemos por "superarnos" por nosotros mismo, que "tratemos y obedezcamos" la ley, que sigamos "obrando y afanándonos", que seamos " consagrados y sinceros" guardar la ley de Dios y los días sábados, en orden de que seamos hechos "acreedores" del favor de Dios en lugar de que aceptemos su gracia. Pablo es claro en declarar que ese es otro evangelio y una muy hábil trampa de Satanás para alejarnos de toda posibilidad de venir a la gracia de Dios, así pobres como somos, así sin ningún mérito como estamos, así incapaces como nos encontramos con nuestros propios pecados.

La ley, dice Pablo, no fue dada para que trajese salvación, sino para que mostrase la maldad del pecado y la necesidad de salvación. Esto nos lleva a la pregunta de la lección anterior: ¿Para que sirve la ley? Y Pablo contesta de inmediato en Gálatas 3:19,20 "Fue añadida a causa de las transgresiones hasta que viniese la simiente". Como lo vimos en nuestra lección pasada, la ley tuvo comienzo y final y fue añadida a algo que ya existía, y el contexto de este verso nos habla de la "gracia por la cual Abraham fue alcanzado". (Gálatas 3:17,18). La ley fue añadida 430 años después de la promesa de la gracia (430 años desde Abraham hasta el Sinaí). Es decir que la descendencia de Abraham vivió 430 años bajo el pacto de gracia de la promesa, y Abraham (el padre de Israel) vivió toda su vida bajo la gracia sin que existiera ninguna ley escrita. Este pacto fue incondicional. Bajo esa gracia vivió Abraham, Isaac, Jacob e Israel, incluyendo su período de esclavitud en Egipto, de modo que por gracia cruzaron el Mar Rojo, y cuando llegaron al Sinaí, les fue añadida la ley. Pero esta ley no anuló la promesa o el pacto de gracia, tampoco lo suplantó sólo fue añadida Gálatas 3:17 "la ley que fue dada no abroga la promesa.

Esa ley fue introducida en la historia de Israel y el pueblo quedó bajo una ley que les condenaba, pero gracias a Dios que también estaban bajo la gracia que hacía provisión por la ley violada. Sin esa gracia Israel hubiese sido destruido.

Si queremos entender porque fue dada la ley y añadida a la gracia, tenemos que observar las circunstancias en que fue dada a Israel. Véase Éxodo capítulos 19 y 20. Léalos varias veces.

 Así hablaba el pueblo rescatado de la esclavitud, salvado de la muerte en el Mar Rojo, salvado por gracia a tan solo tres días después de su liberación. Dios en su gracia en lugar de destruirlos les envió pan del cielo, pan de misericordia y de gracia (note la similaridad con lo que se hace por medio de Jesucristo, el pan de vida). En Éxodo 17:3; Dios en lugar de destruirlos hizo brotar agua de la roca ( Jesucristo, el agua de vida). El pueblo estaba sumergido en pecado y no podían ver su situación, y por ello Dios decide darles una ley perfecta para que esa ley les revelase lo que era el pecado realmente. Es decir, que el inicio de la historia de la ley es uno de murmuración, rebelión e ingratitud hacia Dios. Dios dice: Éxodo 19:3,4 "Yo hice", "Yo os tomé", "os he traído" eso era gracia de Dios, incondicional, pero ahora se agrega algo más: Éxodo 20:5; ahora es, "si dieres" "si guardareis" entonces seréis. Antes la bendición les llegó de manera incondicional, ahora les era ofrecida, es decir en forma condicional. 

Si el pueblo de Israel hubiese entendido la gracia de Dios, hubiese implorado que no se le sometiese bajo el yugo de la ley; pero muy por el contrario lo que hicieron fue desafiar a Dios diciéndole: "todo lo que dijeres, pidieres u ordenares esto haremos" Éxodo 19:8. Que error!!

Pobrecitos, dijeron: "lo haremos".En lugar de pedir misericordia y gracia quisieron "hacer". Israel escogió ley en lugar de gracia solamente. Éxodo 19:9. Dios entonces esconde su rostro y desciende en una nube espesa (vs. 16). Ya no era el mensaje de la gracia y amor, era el mensaje de las prohibiciones, amenazas, castigos de muerte, ceremonias, truenos y relámpagos, el monte en humo, temblor de tierra. Léase detalladamente cómo fue entregada la ley: Éxodo 19:9-24, y verá cuál era el escenario del inicio de la ley: es uno de juicio, amenaza y oscuridad. Ese mismo es el cuadro del ministerio de la ley. La ley solo podía demostrar el enojo de Dios por el pecado, pero no podía salvar de pecado. La escena de la gracia, por el contrario, es una de paz, perdón, amor y misericordia: "acércate pues al trono de la gracia, y encontrarás el oportuno socorro" 

{
}
{
}

Deja tu comentario El surgimiento de la Ley.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre