Avisar de contenido inadecuado

El temor al señor es nuestra fortaleza.

{
}

 

El Temor del SEÑOR

Por pastor Daniel Brito

Hoy es día de los padres, y quiero  dejarles un consejo, sobre el temor al SEÑOR. La crianza de los hijos es una responsabilidad delante de Dios y de la sociedad. Es muy claro que nadie nace sabiendo como criar a los hijos, pero en Las Escrituras encontramos una guía Divina de como debemos hacerlo. Lo primero de todo es entender que el padre que es un creyente, debe temer al SEÑOR; eso es una prioridad, porque nadie puede llamarse un creyente, sino teme al SEÑOR. Notemos algunas observaciones sobre la importancia de Temer a Dios:

 

  • Temiendo a Dios actuaremos diferente.
  • Temiendo a Dios nos cuidaremos de ser obedientes a Dios.

•    Temiendo a Dios seremos buen ejemplo para nuestros hijos que se van a llevar más por lo que nos ven hacer, que lo que decimos.

 

Si nos preguntamos: ¿Qué es el Temor del SEÑOR? La respuesta la encontramos en Proverbios 8:13:

«Quien teme al Señor aborrece lo malo;  yo aborrezco el orgullo y la arrogancia, la mala conducta y el lenguaje perverso.»

Debemos recordar que es con el mal, con quien tenemos una batalla constante en nuestra vida Cristiana. Esa es la batalla entre la carne y el Espíritu.

Y es por eso que debemos recordar siempre el no envidiar al impío. Proverbios 23:17-18 dice:

"No envidies en tu corazón a los pecadores; más bien, muéstrate siempre celoso en el temor del Señor. 18 Cuentas con una esperanza futura, la cual no será destruida."

Lo que el impío tiene, es pasajero. Lo otro es que el impío no tiene la felicidad ni la esperanza que el creyente tiene. Envidiarlo, es envidiar a alguien que no tiene esperanza. De ahí que el Texto Sagrado nos haga recordar sobre nuestro futuro, o sea, nuestra esperanza. Y para concluir, los padres no deben de jactarse de su pasado. Hay algunos padres que tienen un pasado bien obscuro, sea en cuanto a las relaciones sexuales que tuvieron, o en cuanto a los bailes que frecuentaban, y aun en cuanto al alcoholismo o al uso de las drogas. Todo eso ha quedado en el pasado al ser lavados en la Sangre de JESUCRISTO. 1 Corintios 6:11 dice:

"Y eso eran algunos de ustedes. Pero ya han sido lavados, ya han sido santificados, ya han sido justificados en el nombre del Señor Jesucristo y por el Espíritu de nuestro Dios."

El temor al SEÑOR nos hace mejores padres, y nos lleva a vivir una vida en santidad como Dios quiere. El padre que teme al SEÑOR, le está enseñando a sus hijos(as) a temer al SEÑOR también por medio de su ejemplo.

Que Dios les bendiga.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este escrito fue publicado por primera vez en Junio, 2008

{
}
{
}

Deja tu comentario El temor al señor es nuestra fortaleza.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre